Científicos Argentinos desarrollan una loción natural para combatir la calvicie y controlar la caspa

Loción natural para combatir la calvicie y la caspa

Se trata de Eco Hair, es una loción natural para estimular el crecimiento del cabello, disminuir su caída y controlar la caspa

Claudia Anesini y Sergio Garré – Foto: Gentileza Laboratorio Garré Guevara SRL
Este nuevo producto, de venta libre y de uso diario, es de fácil aplicación y permite obtener resultados visibles a las dos semanas alcanzando una alta eficacia.

A partir de investigaciones iniciadas por Claudia Anesini, investigadora independiente del CONICET, junto a su equipo del Instituto de Química y Metabolismo del Fármaco (IQUIMEFA), se logró desarrollar un tópico de uso diario que disminuye la caída del cabello, potencia su crecimiento de raíz y controla la caspa definitivamente.

Desde el laboratorio orientaron la investigación a la búsqueda de actividades farmacológicas en distintas plantas. A partir de la vinculación entre los efectos farmacológicos de ejemplares como el café y la jarilla, y los síntomas de la calvicie, iniciaron los estudios que tuvieron como resultado las innovaciones tituladas “Composición con actividad antifúngica” y “Composición tópica para el crecimiento del cabello”.

Un año después, se produciría el tópico que lleva el nombre comercial de Eco Hair, en clara referencia a las características ecológicas del mismo. Ambas innovaciones han sido licenciadas por diez años al laboratorio Garré Guevara S.R.L.; cuyos titulares son Sergio Garré y Gabriela Guevara quienes actualmente lo comercializan para el mercado nacional.

Nacional, ecológico y eficaz
Respecto de las características distintivas de esta loción, Sergio Garré reconoce que Eco Hair es “hipoalergénico, no contiene alcohol, esencias artificiales ni parabenos”, estos últimos son conservantes que se emplean en la industria cosmética.
“Se trata de una loción natural”, detalla para sumar que está compuesta a base de extractos de jarilla (Larrea divaricada), un arbusto que crece en zonas áridas y cuyos extractos aportan minerales y vitaminas.

Por su parte, la investigadora Claudia Anesini indica que “la diferencia con otros productos del mercado radica en su eficacia debido a la presencia de diferentes compuestos que ejercen efectos sinérgicos, a través de distintas acciones farmacológicas, y por su inocuidad” dada la ausencia de efectos adversos.

Para el Laboratorio Garré Guevara S.R.L. la elección del nombre es el resultado de asociar al producto a una forma de vida y de pensar. “Así como nosotros, en nuestra vida diaria, cuidamos el agua, el gas y la luz, nos propusimos hacer lo mismo en todo el proceso productivo. Usamos energías limpias y no producimos residuos tóxicos”.
Esto se debe a que emplean tecnologías para el compostaje logrando de este modo no ocasionar impacto ambiental en lo que al proceso productivo refiere. A esto hay que sumarle el uso de envases reciclables, entre otras de las tantas fortalezas que detalla Guevara, y por las cuales dicen sentirse orgullosos.

Del laboratorio a la farmacia
Este cosmético, cuya patente pertenece al CONICET, fue licenciado a Garré y Guevara a partir de que tomaran conocimiento y se interesaran por estos desarrollos. Relatan que los primeros contactos con el organismo surgieron a través de la Dirección de Vinculación Tecnológica durante la segunda mitad del 2011.

Participaron de reuniones en las que se encontraron con el asesoramiento profesional necesario para poder hacerse del licenciamiento del producto de forma exclusiva; situación que describen Garré y Guevara y que “seguramente la mayoría de las personas desconocen”, tras referirse a la posibilidad de acercarse al Consejo Nacional y “ser atendidos sin necesidad de ser conocido”.

Otro de los factores principales lo enmarcan en el contexto del país. Les permitió pensar y decidirse que “este proyecto era realizable”. La inversión del Estado en ciencia y tecnología, en el aparato productivo y en la industria, así como la sustitución de las importaciones, fueron indicadores que consideraron al momento de solicitar al CONICET la licencia del producto.

En tanto, los integrantes de esta PyME sostienen “para el CONICET también fue un riesgo apostar a nosotros” por lo cual “estamos muy agradecidos por esta oportunidad”. Y se aventuran en señalar “de existir algún tipo de descubrimiento que tenga que ver con lo que nosotros estamos haciendo, trataríamos de licenciarlo, porque es un gusto trabajar con el CONICET”.

Desde noviembre pasado el producto es distribuido a través de la página Web, www.ecohair.com.ar, donde puede realizarse el pedido, y en farmacias y peluquerías de distintas localidades y provincias del país.

Fuente: CONICET

Leer mas: www.tomamateyavivate.com.ar