Un libro muy interesante (cuando no) del patilludo de Asimov.
Si les cansa leer (o están un poco chicatos), clickeando en la fuente pueden escucharlo (voz humana, española)

Fuente:
Isaac Asimov
EL LIBRO DE LOS SUCESOS
Ediciones Maeva-Lasser - 1979 / 1987

Siempre me han embriagado ligeramente los hechos, y casi todos mis más de 200 libros han tratado, cuando menos de modo incidental, sobre ellos. Ahora he recopilado y editado este libro que se refiere únicamente a sucesos: una compilación especial para quienes aman las realidades casi tanto como yo.






Hoy, el agua:


El río Amazonas es tan ancho, que de su desembocadura procede una quinta parte de toda el agua dulce en movimiento sobre la Tierra. Además de ser el río más ancho, el Amazonas también tiene la distinción de ser probablemente el de mayor longitud (los cálculos varían hasta 5.000 km, abarca una área de 6.759 km 2 ) y de tener el mayor caudal (203.900 m 3 por segundo). El área drenada por él es casi tan grande como la superficie de los Estados Unidos.


El lago Balkhash, en el desierto meridional de la Unión Soviética, próximo a la frontera con China, mide alrededor de 579 kilómetros de longitud; el agua de su extremo occidental es dulce, pero en su extremo oriental es salada. Las dos mitades están separadas por una barrera de arena. La occidental es alimentada por el río Li. La otra mitad está menguando debido a la evaporación y a la concentración de minerales que contribuyen a la salinidad.


Cuando usted succiona agua con una paja, está creando un vacío parcial en su boca y permitiendo que la presión del aire sobre el depósito de agua empuje el líquido hacia arriba, por la paja, para llenar ese vacío. Sin embargo, la presión del aire sólo tiene una determinada magnitud, y únicamente puede servir para levantar agua hasta una altura de 10 metros aproximadamente. Si usted tuviera una paja más larga, ni usted ni ningún aparato de succión podría elevar más el agua. El mercurio, que es mucho más denso que el agua, es levantado a 76 centímetros de altura por la presión normal de la atmósfera al nivel del mar. Al cambiar la presión del aire ligeramente, con el tiempo, la elevación del mercurio cambia en la misma proporción... y éste es el principio del barómetro.


El río Chicago desemboca en el lago Michigan. Mediante habilidad ingenieril, el río está formado ahora por agua que fluye del lago.


El río Amazonas tiene 1.100 corrientes tributarias.


El Salto Alto (Cataratas de Ángel) en Venezuela es la caída de agua más alta conocida. Es más de 20 veces más alta que el Niágara.


Si todo el vapor de agua en la atmósfera de la tierra se condensara al mismo tiempo en agua líquida, habría bastante agua para cubrir los Estados Unidos (incluyendo Alaska y Hawai) con una capa líquida de 7,6 metros de profundidad).


La competencia por los derechos sobre el agua ha provocado violentos conflictos. Es natural que la palabra «rivalidad» provenga del latín rivus , «río».


El fondo del océano Ártico (se han registrado profundidades de 4,5 kilómetros), está casi 14 kilómetros más cercano al centro de la Tierra que el fondo de la fosa más profunda del mundo, Mindanao, que está a 10,9 kilómetros bajo el nivel del mar. El nivel del mar a la altitud de Mindanao está a casi 20,9 kilómetros sobre el nivel del mar polar, haciendo que la profundidad de la fosa se encuentre todavía a alrededor de 9,8 kilómetros sobre el nivel del mar polar.


Únicamente alrededor del 1,6% del agua sobre la Tierra es dulce. La mayoría de ella está estancada, inútil para los seres vivientes, en la nieve y el hielo de los polos y en las cimas de las montañas más altas.


Dependiendo de la forma de la costa, la pleamar y la bajamar pueden crear una diferencia de 20 metros en una bahía en forma de embudo, como la bahía de Fundy, o solamente unos pocos centímetros en un mar rodeado casi completamente por tierra, como el Mediterráneo. Como las masas de tierra se interponen con las mareas e interrumpen la que, en otra forma, sería una progresión ordenada de las colinas de agua, la relación de éstas con la Luna no fue notada hasta los comienzos de los tiempos modernos.


Un roble de dimensiones considerables despide, durante la temporada típica de crecimiento, 105.989 litros de humedad.


Los seres humanos no pueden oler ni paladear sustancias que no sean solubles. En una lengua seca, el azúcar no tiene sabor. En una nariz seca, el olor de una flor no sería notado. Cualquier cosa, para ser olida, debe flotar en el aire.


La masa de agua interior más grande del mundo es el mar Caspio. Recibe al río Volga (el más largo de Europa) y tiene un área de 398.860 km 2 . No tiene salida, de modo que reúne sal, y es dos quintas partes más salado que los océanos. Su nivel, y por lo tanto su área, han estado fluctuando a través de los siglos. En los años recientes ha estado encogiéndose, pero planes actuales de ingeniería pueden hacerlo elevarse pronto, artificialmente, haciendo fluir agua de los ríos Vychegda y Pechora en el Volga... una hazaña gigantesca.


El agua completamente inmóvil puede ser enfriada a temperaturas varios grados más bajas que el punto de congelación (0º C)... y permanecer líquida.


La esponja filtra bocados de alimentos del agua marina que pasa a través de sus poros. Para obtener alimentos suficientes para subir 28 gramos de peso, una esponja debe filtrar una tonelada de agua.


La parte más profunda de los océanos está mucho más abajo del nivel del mar que la tierra más elevada por encima de él. La Fosa Mariana, una gran fisura en el lecho del océano Pacífico, alcanza una profundidad de 11.033 metros en su punto más bajo, medido frente a las Filipinas. El Monte Everest, considerado la montaña más alta del mundo, que domina la cadena de los Himalayas en la frontera entre Nepal y Tíbet, mide solamente 8.847 metros.


Pasaron cerca de 3 siglos entre el descubrimiento de la parte inferior del río Misisipi por Hernando de Soto, en 1541, y el de las gigantescas fuentes del río por Henry Rowe, guiando un grupo de investigación del gobierno.


Si los 23.000.000 de km 3 de hielo del mundo se fundieran al mismo tiempo, el volumen de los océanos aumentaría únicamente 1,7%, pero esto sería suficiente para que el nivel del mar se elevara alrededor de 55 metros. El edificio del Empire State quedaría bajo el agua hasta cerca del vigésimo piso.


El nivel del mar descendió 122 metros durante la primera Edad Glacial. Gran parte de agua de la Tierra ha sido absorbida por los casquetes polares.


El lago más profundo del mundo (tiene cerca de 1,6 kilómetros de profundidad en algunos sitios) es el lago Baikal, en Siberia. Aunque el lago Superior abarca un área más grande, 82.800 km 2 , en comparación con los 33.670 del Baikal, contiene menos agua. El lago Baikal representa el volumen más grande de agua dulce en una sola masa en el mundo.


El agua es la única sustancia presente sobre la Tierra (en cantidad), en formas sólida, líquida y gaseosa. Hay un océano lleno de agua. Hay casquetes polares de hielo, de kilómetros de profundidad. Hay vapor de agua que constituye una parte mayor, aunque variable, de la atmósfera.


Un científico de la Universidad Estatal de Michigan ha calculado que la producción de un solo huevo de gallina requiere alrededor de 454 litros de agua, una hogaza de pan 1.136 litros y 454 gramos de carne de res 13.249,13.


La limpieza, que costó 200.000.000 de dólares, del «padre Támesis» de Inglaterra ha dado como resultado un cambio ecológico total sorprendente. La revista británica Water hizo notar que marcaba «la primera ocasión en el mundo en que un río industrial, en un tiempo tan contaminado al grado de ser reconocido como sin vida, ha sido devuelto a algo parecido a un estado natural» . En 1978, las aves silvestres y buceadoras regresaron en profusión, y ahora pueden ser encontrados salmones, por primera vez en más de un siglo, en las partes rectas interiores del Támesis.


Una sola gota de agua está compuesta de tantas moléculas, alrededor de 1.700.000.000.000.000.000, que si fuera «diluida» por toda el agua de todos los océanos, medio litro de dicha agua oceánica contendría alrededor de 24 de estas moléculas.


El río Amazonas vierte tanta agua en el Atlántico que, a más de 160 kilómetros en mar abierto, frente a la desembocadura del río, uno puede beber agua dulce, potable, del océano.


El agua que compone una ola no avanza con ella, por fortuna, a través del mar. Si lo hiciera, la navegación sería prácticamente imposible. Cada partícula de agua de la ola describe una órbita circular, volviendo casi a su misma posición original.


El Tonle Sap , un río importante de Camboya, es de lo más excepcional. Fluye hacia el norte, durante aproximadamente la mitad del año, y hacia el sur, durante el resto del año. Esto ocurre porque desvía parte de la creciente de aguas de la temporada de lluvias del río Mekong para llenar el gran lago del centro de Camboya. El flujo se invierte para drenar el lago en la temporada que precede a las lluvias otoñales.


La ola aceptada, generalmente, por oceanógrafos como la más alta de todos los tiempos, fue vista desde el USS Ramapo en el océano Pacífico, del 6 al 7 de febrero de 1933, durante un huracán de 68 nudos (109 kilómetros por hora). Se calculó que la ola medía 34 metros del seno a la cresta.


Cada vez que sube la marea, cada uno de nosotros pierde unos gramos de peso; lo siento, pero el peso es recuperado al descender la marea. Somos afectados por estas marejadas, igual que lo es el océano, debido al contenido de agua y sal de nuestros cuerpos. La tierra y el aire son afectados también por las mareas. Cada vez que asciende el agua en una marea de 3 metros, los continentes se elevan alrededor de 15 centímetros, y la atmósfera se dilata muchos kilómetros.


Cada año, el río Amarillo, de China, lleva al mar loess , un sedimento amarillo gredoso, arrastrado de los desiertos, suficiente para construir una pared de 91 centímetros de altura y 91 centímetros de grosor, que se extendería 23 veces en torno al planeta.


Las tibias aguas azules de la corriente del Golfo se hallan tan claramente definidas, incluso tan al norte como Terranova, donde se encuentran con la corriente del Labrador, que la proa de un barco que esté entrando a la corriente, puede estar, por un momento, 20º C más caliente que la popa, la cual todavía esté en la corriente del Labrador. Es verdaderamente «un río en el océano» .


Hasta que fueron halladas, en 1860, formas de vida aferradas a un cable que yació a la profundidad de 1,6 kilómetros en el Mediterráneo, se había supuesto que la vida oceánica se limitaba al nivel de superficie, y que las profundidades, con su frío, su oscuridad y sus presiones inmensas, se encontraban desprovistas de vida. Ahora sabemos que puede ser hallada vida incluso en el último metro del fondo del abismo más profundo.


El río más largo de América del Norte no tiene un solo nombre. Una caída de agua que principia en Montana sur occidental fluye a través de un río llamado Missouri durante 3.968 kilómetros. Cuando pasa la ciudad de San Luis, continúa fluyendo durante 2.082 kilómetros más, pero el río es llamado entonces el Misisipi. La longitud combinada del río de Montana, hasta el Golfo de México, es de 6.051 kilómetros, pero el único nombre que podemos darle es el Missouri - Misisipi. (Los únicos ríos más largos que éste son el Amazonas, en Sudamérica, y el Nilo en África).


Si los océanos fuesen repartidos entre todos los pobladores de la tierra, cada hombre, mujer y niño obtendría el equivalente a 416.386.000.000 de litros, que corresponde a la décima parte de una milla 3 de agua oceánica. Si a cada persona se le diese solamente agua dulce, que constituye únicamente el 1,6% del agua del planeta, cada una recibiría aún 151.413.000 litros.


Aunque el Nilo, de 6.690 kilómetros de longitud, era de vital importancia para Egipto, exploradores europeos y estadounidenses, y no egipcios, fueron los primeros en seguir el Nilo hasta sus fuentes. En 1857, el inglés Juan Hanning Speke llegó a un gran lago ecuatorial que llamó Lago Victoria, en honor de su reina. Muchos ríos fluían al lago, desde las montañas de Kenia, próximos a la costa central de África Oriental, mas el Nilo surgía del Victoria.


El punto de ebullición del agua varía de acuerdo con la presión del aire. Al nivel del mar, el agua hierve a 100º C, mas el agua bajo presión hierve a temperaturas más altas. A una presión equivalente a la ejercida por una columna de agua de 150 metros de altura, el agua tendrá que alcanzar una temperatura de 394º C antes de hervir. El principio de aumentar la presión para elevar el punto de ebullición, y propiciar así un cocimiento más rápido, es la base de la olla a presión.


Sin las aguas antárticas, los océanos de la tierra únicamente sostendrían una cantidad de vida relativamente limitada; la superficie del globo cubierta de tierra también sería más pobre por eso. Son las aguas frías del océano llegadas del continente meridional las que tienden a fertilizar el resto del mundo. Las aguas son ricas en oxígeno, y al pesar más por el frío, se filtran hacia el norte por el fondo del océano, ventilándolo. Cuando estas aguas frías ascienden, por cualquier razón, llevan también minerales; donde se produce este ascenso, el océano pulula de vida.

Bueno, hasta luego