Esta vez no se trata de los docentes que evalúan a los alumnos, si no de los docentes que son evaluados para garantizar la calidad académica de la Universidad


Tras el cierre de numerosas universidades en Ecuador, la Universidad Nacional de Loja, ha confirmado que entre sus políticas prioritarias está la de asegurar la calidad de la educación, por lo que las autoridades de la UNL aseguran que la evaluación sistemática de sus docentes es vital, no solo para rendir cuentas a la sociedad, sino por la importante vinculación del docente con la calidad de los procesos de formación profesional y los resultados de aprendizaje de los estudiantes.

Este proceso de evaluación se plantea una actividad reflexiva y auto-crítica para los docentes, interesada en la comprensión de los procesos y en el compromiso de todos los actores involucrados en la actividad académica, por lo que dentro de la UNL también existen dentro de la evaluación de desempeño de los docentes: auto-evaluación, co-evaluación y hetero-evaluación.

Del 18 al 24 de febrero sera el periodo, en el cual se llevará a cabo la Evaluación del Desempeño de los Docentes, esta evaluación será vía Internet y contará con el apoyo y monitoreo de la Coordinación de Evaluación del Desempeño Docente y la Sección de Desarrollo de Software de la Unidad de Telecomunicaciones e Información de la UNL. En la modalidad presencial los participantes deberán ofrecer información relacionada con los aspectos de la actividad académica de lo docentes, en total esta evaluación contará con la participación de 600 docentes, 8000 estudiantes, los pares académicos y 35 coordinadores de carreras.

Definitivamente luego del cierre de las 14 universidades en Ecuador, en abril del 2012. Ahora las universidades buscan de mejorar la calidad académica dentro de los institutos universitarios, sin duda comienzan a hacer ejemplos para muchas universidades.