El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

Seres humanos, clonación terapéutica y otros líos…



Seres humanos, clonación terapéutica y otros líos…


A pesar de que hace ya más de diez años que se anunciara la clonación del primer embrión humano en laboratorio, la polémica no ha disminuido en absoluto. Quizás ocupe menos lugar en las portadas de los periódicos, pero la investigación sobre la utilización terapéutica de estas técnicas se ve continuamente criticada cuando no directamente vetada. Entrado 2013, numerosos grupos de presión piden la prohibición absoluta de la clonación humana, sin ningún motivo, finalidad o supuestos que permitan la excepción.

Uno de los argumentos más escuchados es que la ciencia ha demostrado que un embrión humano, por pocas células que posea, tiene toda la información necesaria para formar un nuevo individuo y que interrumpir ese proceso es un asesinato. Pero, ¿este argumento es cierto o solo en parte?

Lógicamente, nos adentramos con este teme en un campo realmente escabroso, donde la ética y la moral tienen mucho más que decir que la propia ciencia. Sin embargo, las inexactitudes, la demagogia o el simple y llano desconocimiento contribuyen al aumento de la confusión, difucultando alcanzar un punto de acuerdo. Como siempre, la ignorancia y la superstición pueden impedir tomar una decisión ética correcta, aunque parezca una paradoja.


Las diferencias entre la obtención de tejidos y la de seres humanos clónicos, entre un embrión formado por doce células y un feto desarrollado a término o la potencialidad de originar un organismo y el organismo en si mismo, son fundamentales para entender las implicaciones biológicas y morales de todos estos asuntos.


seres

Clonar tejidos no es clonar seres humanos

Otros

Uno de los mayores errores se origina al identificar el término “clonar” con la creación de individuos idénticos al donador de la célula original. Así, es fácil entender que para ciertas personas, la clonación terapéutica les parezca el principio de una sociedad como la que retrataba Aldous Huxley en su novela «Un Mundo Feliz».

Sin embargo, la clonación terapéutica no pretende crear dobles de millonarios para extraerles los higadillos y sustituir los del viejo adinerado. De hecho, pensar que la clonación terapéutica tiene por objeto crear seres humanos es una completa barbaridad.

El objetivo de esta técnica es obtener células indiferenciadas de los primeros estadíos embrionarios, las denominadas células madre, que tienen la capacidad de producir mediante su división y posterior especialización cualquier tipo de tejido. El proceso de clonación terapéutica consiste en la obtención de estas células totipotenciales y generar con ellas tejidos que puedan ser trasplantados sin peligro de rechazo y sin la necesidad -a veces letal- de tener que esperar un donante idóneo.

Los grupos que rechazan este tipo de procedimiento se basan en un argumento muy claro: sacrificar embriones, que son seres humanos, para obtener órganos es un atentado contra la vida y un verdadero asesinato. Pero primero tendremos que definir los límites de lo que llamamos ser humano, si podemos.


humanos


Zigotos, embriones y fetos

Como animales pluricelulares, dotados de reproducción sexual, nuestra forma de perpetuarnos consiste ne la creación de un nuevo individuo a partir de dos células sexuales haploides -con la mitad de cromosomas- procedentes de un progenitor masculino y de otro femenino. Ambas células, espermatozoide y óvulo respectivamente, unen su material genético para originar una célula diploide -con dotación cromosómica completa- llamada zigoto.

Esta nueva célula tiene toda la información necesaria para desarrollar un nuevo organismo, al poseer todos los cromosomas (46 en nuestra especie). De igual forma, una célula epitelial, nerviosa o muscular posee también la totalidad de información genética humana. La diferencia consiste en que estas últimas solo pueden formar células del mismo tipo que ellas, por lo que es imposible que den un organismo completo.

¿Y que ocurre con nuestro zigoto? Tras formarse, sufre una primera división, momento en el que pasa a denominarse embrión. En divisiones sucesivas irá duplicando el número de células para formar una estructura esférica compacta, la mórula. Posteriormente pasará por diversas fases en las que sus células, en principio totipotentes, se irán especializando irreversiblemente para dar lugar a los diferentes tejidos y órganos.



y


El desarrollo embrionario como tal alcanza hasta la octava o novena semana de gestación, cuando los esbozos de todos los órganos se encuentran ya formados. El período que tiene lugar entre el tercer mes hasta el nacimiento se denomina desarrollo fetal, y al organismo, feto.

clonación

Los límites de la vida humana

terapéutica


Hasta aquí, todo son meros hechos, sin valoración alguna. Un zigoto es una única célula, una mórula no tiene riñones, y un feto de cuatro meses no es capaz de andar. Sin embargo, si existe un problema para definir fronteras biológicas a lo largo de este desarrollo. La transición entre un estado y otro es gradual, no existiendo puntos de inflexión claramente delimitados, lo cual representa el argumento principal de aquellos que se oponen a cualquier manipulación de estas estructuras.

Ciertamente, no podemos definir el momento exacto en el que un embrión se convierte en feto, al no existir una frontera definida. Sin embargo, si podemos distinguir extremos y diferenciar un embrión de ocho células de un feto de cinco meses con todos sus órganos parcialmente desarrollados. Y si esta distinción resulta biológicamente compleja, la definición del momento en el que el organismo puede ser considerado un ser humano es, simplemente, imposible.

Y me explico: la biología no puede definir qué es un ser humano. Se que a muchos lectores esta afirmación les hará abrir los ojos como platos, pero recapacitemos un poco. El concepto “ser humano” va mucho más allá de una simple definición biológica. Incluye otros factores importantísimos como la consciencia o las connotaciones culturales (recordemos los tiempos afortunadamente ¿superados? en los que otras razas eran consideradas subhumanas a pesar de saber que eran biológicamente como nosotros).

Biológicamente, por lo tanto, podemos afirmar que una persona de 40 años es un adulto de Homo sapiens o, si lo dotamos con una connotación meramente biológica, un ser humano adulto. De la misma forma, podemos decir que un cadáver es un Homo sapiens muerto o, si seguimos con la sinonimia, un ser humano muerto. Ahora bien, ¿podemos afirmar científicamente hablando que un ser humano muerto merece ser respetado o puede ser violado, despedazado e ingerido por sus congéneres? De ninguna manera; nuestra opinión científica solo alcanza a decir que es un Homo sapiens muerto.

De igual forma, para la ciencia un feto de cinco meses es un feto de cinco meses de Homo sapiens, un zigoto es un zigoto de Homo sapiens y un espermatozoide es un espermatozoide de Homo sapiens. Todos ellos tienen la capacidad de formar un Homo sapiens adulto, siempre que se den las condiciones necesarias (alcanzar un óvulo, fecundarlo, formar un zigoto viable, sufrir un desarrollo embrionario y fetal correcto, no morir en el parto o de sarampión a los tres años, etc.).


líos…

Cada partido en su campo

Seres humanos, clonación terapéutica y otros líos…

Enmarquemos pues el debate de una forma correcta: la clonación terapéutica supone la interrupción de un desarrollo embrionario originado artificialmente mediante fecundación in vitro y que de ninguna manera podría llegar a término, ya que precisaría la implantación -también artificial- en un útero humano para que fuera posible su posterior desarrollo. Decidir si eso es un asesinato escapa totalmente de la imparcialidad científica, tratándose de un asunto moral que, como tal, está sujeto a la libre interpretación y subjetividad de cada cual.

Elegir entre dejar morir de cirrosis a un paciente de 30 años o trasplantarle un hígado obtenido en laboratorio a partir de un embrión será, por lo tanto, un asunto ético del que cada uno deberá responder según sus propias convicciones, pero no escudándose en conceptos que se acercan más al concepto mitológico de alma que a realidades científicas.


seres


Otros

humanos

y

clonación

Gracias por pasar!!!

terapéutica

Muchas Gracias por pasar!!!!

Te invito a visitar una comunidad que recien comienza!!!

líos…

Seres humanos, clonación terapéutica y otros líos…

seres

1 comentario - Seres humanos, clonación terapéutica y otros líos…

@katiabb1
Post muy informativo Yoni... y se podria derivar con este principio a muchos mas... desde la manipulacion genetica hasta la fecundacion in vitro... para debatir horas!! +10
@yoni_333


Gracias!! que bueno que te halla gustado!!!

obvio que si!!!