Bueno Amigos de T! les traigo mi ensayo de el quijote de la mancha, un gran libro que debes leer , PD: tiene todas las partes de un ensayo, lo pueden usar como ejemplo

‚ÄúEl quijote, un verdadero caballero andante‚ÄĚ


En la Espa√Īa imperial del siglo XVI, le toco vivir a Miguel de Cervantes, pues naci√≥ a mediados de aquel siglo y muri√≥ el a√Īo 1616, con los reyes Felipe II y Felipe III, uno de los periodos m√°s recordados de este pa√≠s y con una gran importancia en la literatura. Cervantes, desarrolla su actividad literaria en los ‚ÄúSiglos de Oro Espa√Īol‚ÄĚ, entre la √©poca del Renacimiento y el Barroco, cuando estaba en su momento de esplendor m√°ximo, con la creaci√≥n de sus grandes g√©neros: el teatro cl√°sico, la poes√≠a lirica y la novela moderna, Cervantes, siendo en este √ļltimo el mayor exponente de aquella √©poca y el mejor novelista universal. Despu√©s de este periodo de plenitud, el rey Felipe IV deja a su pueblo en la ruina m√°s absoluta, comenzando con la Paz de Westfalia en 1648, junto con las guerras exteriores expansionistas y Religiosas, sobres endeudamientos, emigraciones, peste, entre otras cosas provocaron un gran crisis econ√≥mica en Espa√Īa, a pesar de todo esto aun se puede rescatar la creaci√≥n de la novela moderna, con la diferencia entra la t√≠pica novela caballeresca que giraba en torno a una sola historia, esta otra ten√≠a m√°s de uno, la primera de este tipo fue ‚ÄúDon Quijote de la Mancha‚ÄĚ, siguiendo con el tema de la caballer√≠a, marca un fin de ella.
Un caballero andante debía: estar dentro de una orden de caballeros, santificar sus armas, tener un amor cortes, sufrir y ser fiel a su mujer, fidelidad a su rey total en el nombre de Dios, viajar grandes distancias, con un objetivo definido o no, aceptando o provocando desafíos, resolviendo injusticias y protegiendo a los débiles, con el objetivo de ser reconocido y enaltecer su nombre, siendo esta figura la que se muestra en el libro de Cervantes, que es representada por Juan Quijada, quien finalmente logra ser un verdadero caballero andante dentro de el, defendiendo la justicia en su mundo, decidiendo:
‚ÄúEcharse al camino de la vida para para desfacer entuertos y revivir algunas de las antiguas glorias caballerescas en este mundo actual de p√≠caros, chirles y descre√≠dos.‚ÄĚ
Siendo uno de los primeros requisitos el de santificar sus armas, ya que sin recibir la investidura, no pod√≠a ser validado como caballero, este proceso se realizaba en una ceremonia en la que se velan las armas en una capilla o un lugar alejado, el espaldarazo y ce√Īir la espada, solo luego de este proceso, podr√° ir en busca de aventuras y haza√Īas, ya sea defendiendo la fe cat√≥lica, a su rey o amparando a las injusticias.
‚ÄĚ Don Quijote convencido de que el ventero, o propietario de aquel infame mes√≥n, era el castellano de lo que √©l cree es un castillo, le pide que lo arme caballero‚Ķ‚ÄĚ .
Este hecho da a entender que el Quijote dentro de su imaginaci√≥n, con su modelo a seguir el de ser un caballero √°ndate y su afici√≥n a las novelas de caballer√≠a, hace todo lo que debe o deber√≠a hacer uno real, ya que, viendo a la se√Īora que se encontraba en el ventero como una reina y el ventero como un castillo, el si es declarado un noble caballero.
‚ÄúAl ce√Īirle la espada, dijo la buena se√Īora: -Dios haga a vuestra merced muy venturoso caballero y le d√© ventura en lides.‚ÄĚ .
Otra de las cosas que lo vuelve un verdadero caballero es el tener un amor cortes, sin ello es como ‚Äúun cuerpo sin alma‚ÄĚ, ya que el tener uno enaltece su persona y lo lleva a cometer las m√°s diversas aventuras,
‚Äúconvierte a la mujer en el ideal m√°s puro de sus amores y le profesa un culto idol√°trico‚Ķ‚ÄĚ ,
También todos sus triunfos y homenajes en el nombre de ella, defendiendo su nombre y su belleza divina a cualquiera que se le compare, incluso combatiendo a otro caballero por ello.
‚ÄĚLlam√°base Aldonza Lorenzo, y a este le pareci√≥ ser bien darle t√≠tulo de se√Īora de sus pensamientos; y, busc√°ndole nombre que no desdijese mucho el suyo, y que tirase y encaminase al de princesa y gran se√Īora, vino a llamarla Dulcinea del Toboso‚Ķ‚ÄĚ .
Para Don Quijote su amada Dulcinea era todo para el, como deb√≠a ser un noble caballero, la lucha contra seres maravillosos tambi√©n era parte importante dentro de la vida caballeresca, por lo general gigantes, que deb√≠an ser derrotados heroicamente, ya que eran enemigos del cristianismo y acostumbraban a raptar doncellas, destruir reinos y perturbar la vida de los viajeros que le ve√≠an, para Juan Quijada fue reflejado en un simple molino de viento, pues para el significaba ‚Äúun mal simiente sobre la faz de la tierra‚ÄĚ, que deb√≠an ser erradicado.
‚ÄúEmprendi√≥ la batalla contra los molinos, acometi√©ndolos, como veremos despu√©s, por esp√≠ritu de justicia, para restablecer la ley √©tica, la luz de la belleza moral.‚ÄĚ .
A pesar de los muchos significados que se le puedan dar a la lucha contra los molinos para el Quijote y su mundo ‚Äúimaginario‚ÄĚ en la que el es verdaderamente un caballero andante, solo cumple con la obligaci√≥n de el, defender la justicia en el mundo, asimismo otra virtud de un caballero es tener una lealtad total hacia el rey, lo que se vuelve muy importante ya que todav√≠a la iglesia cat√≥lica ten√≠a una gran influencia en las decisiones del rey.
‚ÄúPero cuando don Quijote abandono el tono de simple tertuliano para anunciar su intenci√≥n de dar consejos al Rey‚Ķ‚ÄĚ .
Como noble caballero siempre debe estar dispuesto a ayudarlo y defender a su rey, la decisión tomada por Alonso Quijano la logra cumplir.
‚ÄúAs√≠ para el aumento de su honra como para el servicio de su rep√ļblica, hacerse caballero andante, y irse por todo el mundo con sus armas y caballo a buscar las aventuras y a ejercitarse en todo aquello que √©l hab√≠a le√≠do que los caballeros andantes se ejercitaban‚Ķ‚ÄĚ . Su obsesi√≥n por la lectura de novelas de caballer√≠a lo llevo a su modelo de vida ideal para el, aunque se enfrente con la realidad misma, siempre se amolda con ella, frente a todas las circunstancias que el pasa, lo realiza como un caballero cumpliendo todos los requisitos reales que implicaba serlo, pruebas no faltan, un caballero es caballero hasta el final, viviendo casi la mitad de su vida, como uno hasta tal punto, que el hecho de no poder seguirlo siendo le provoca la muerte.
‚ÄúEn el fin, llego el ultimo de Don Quijote, despu√©s de recebidos todos los sacramentos, y despu√©s de haber abominado con muchas y eficaces razones de los libros de caballer√≠a. Hall√≥se el escribano presente, y dijo que nunca hab√≠a le√≠do en ning√ļn libro de caballer√≠as que alg√ļn caballero andante hubiese muerto en su lecho tan sosegadamente y tan cristiano como Don Quijote;‚Ķ‚ÄĚ
Concluyendo que a Don Alonso Quijano, se le ve como un caballero, y a la vez el se siente como tal, y representa los valores de uno, demuestra un ejemplo de vida, a pesar de los muchos puntos de vista que se le tenga a la historia, deja una gran ense√Īanza, el esfuerzo de Don Quijote se ve reflejado en la aceptaci√≥n como el se ve a si mismo (como un caballero), en la sociedad misma, ‚Äúlo ven como el quiere que lo vean‚ÄĚ.
‚ÄúEn la opci√≥n volitiva de Don Quijote hay un soporte, una fe, una biblia, unas lecturas‚Ķ Los libros de caballer√≠as: cuando la realidad, por fin, se corresponde a sus lecturas, es decir a su modelo can√≥nico de interpretaci√≥n, Don Quijote asume su nueva condici√≥n, decide ser un caballero fant√°stico (esto es a, contracorriente) para convertirse en uno verdadero,‚Ķ‚ÄĚ