El estado


Voluntad general y particular en Rousseau

El estado. Rousseau, Marx, Locke y Bobbio.

Rousseau vivió en una etapa de la historia (1712-1778), en la que lo contextualizaban sociedades preindustriales y las llamadas revoluciones burguesas, su pretensión básicamente era la de de justificar un nuevo orden político que se basara por convención y no por orden divino de los reyes, como se venía sosteniendo. En el contrato social muestra una hábil lectura del crecimiento paulatino de la producción mercantil, dando lugar, luego posteriormente, a la producción capitalista. Esta lectura de la sociedad daría lugar a la percepción de dos tipos de voluntades en los hombres: la voluntad general y la voluntad particular. Manifestará que es imposible garantizar la identidad entre lo particular y lo general en el marco de una sociedad basada en la propiedad privada. El egoísmo de los individuos de acuerdo a la división entre propietarios y no propietarios, dá como resultado la fragmentación de los sujetos y tenderán a orientar el interés general, en el bien común (Voluntad particular).
Rousseau dirá que el hombre en sociedad se ha corrompido y deberá buscar los valores que lo lleve al estado de naturaleza en el que es esencialmente bueno y vive en paz. De aquí, que todos los hombres para salir de un estado de guerra y corrupción, entregarán todos sus derechos a lo que sería la voluntad general.
De esta manera es como Rousseau buscará coincidir los dos tipos de voluntades, y esto será mediante “El contrato social”.
El contrato social de Rousseau propone recuperar al hombre natural y perfeccionarlo bajo la forma de cuerpo social, donde los individuos son los que fundan la voluntad general. La libertad individual se funde en la voluntad general, ya que solo es libre quien obedece la voluntad general y así se obedece a sí mismo.
Haciendo coincidir estas dos voluntades a partir del contrato es como se llega a un régimen ideal para Rousseau. Propondrá que es el único medio para volver humano a los hombres, puesto que genera la libertad moral, que en palabras de Rousseau: “…podría añadirse a la adquisición del estado civil la libertad moral, pues es la única que hace al hombre auténticamente dueño de sí; porque el impulso del simple apetito es esclavitud, y la obediencia a la ley que uno se ha prescrito es libertad.”
Básicamente el contrato para Rousseau hará garantizar la autonomía de los seres humanos, ya que crearán las condiciones para decidir por sí mismos (Libertad e igualdad moral y legítima).


Guerra civíl en Francia. Relación en cuanto a Hobbes en el "Leviatán"

marx

A partir de la guerra civíl en Francia, es posible decir que Marx tenía una concepción instrumentalista del estado, es decir, el estado era visto como órgano de dominación a favor de la clase dominante, por lo tanto cuando en la comuna de París los obreros toman el poder (por un período corto) Marx llega a la conclusión que la clase obrera no puede servirse del estado tal y como está, por ende propone que deben deshacerse de la maquina represiva del estado, que hasta entonces era utilizada en contra de la clase proletaria y posteriormente deberán precaverse contra sus propios funcionarios y diputados asegurando la revocabilidad a sus cargos, sin excepción de ninguno.


El estado, según Marx, había sido creado a imágen y semejanza de la burguesía, es decir, una maquina de opresión, que como objetivo primordial era la de reproducir la dominación de la clase dominante.
Para transformar el estado debían comenzar con la desaparición del aparato represivo y reemplazarlo por el armamento general del pueblo. De esta forma, abriría el paso a la dictadura del proletariado, o sea, daría lugar a que la clase trabajadora se establezca como clase dominante, para así llegar al Socialismo.
Podemos ver también que el estado capitalista, requiere para su financiamiento la plusvalía extraída por los empresarios a la clase obrera. En la medida que se mantenga la dominación del capital sobre el trabajo, ninguna liberación puede venir por el lado del Estado.
Se puede encontrar una relación entre la concepción marxista del estado y la concepción Hobbesiana. Para Hobbes el ser humano en estado de naturaleza es egoísta y busca su propia conservación, por ende, mediante el contrato social permite anular la violencia generada en el estado de naturaleza. El estado, según Hobbes asegura el bienestar del hombre sin necesidad de de recurrir a una “guerra de todos contra todos”, debido a que el estado, por medio del contrato social (leyes) regula el accionar de los individuos. Por otro lado, en la concepción marxista podemos ver que una de las medidas más significativas es eliminar el aparato represivo del estado. Entonces es posible advertir una relación en cuanto al papel que juega la violencia, ya sea, en el surgimiento del estado en Hobbes y el forjamiento de un nuevo estado en Marx.



Crítica marxista a la propiedad privada expuesta por Locke en el segundo tratado del gobierno civíl

estado


- Locke proponía que la propiedad privada era un derecho natural, ya que expresa que se és propietario del trabajo y de la propiedad privada en la medida que se pueda consumir o satisfacer las necesidades del individuo. Debido a que el trabajo no solo brinda una propiedad al sujeto, Locke dirá que el trabajo generará un valor (dinero). Este capital generado por el trabajo podrá ser acumulado por la burguesía, adecuandose a lo expuesto por Locke en el segundo tratado.
También Loke argumentará el derecho a heredar la propiedad, basándose en que la familia es una "sociedad natural", naciendo ya sus miembros con el derecho a la herencia, razón por la cual Locke propone que la propiedad privada es el principal bien que debe tutelar el estado, argumentando así los bienes y riquezas de la burguesía.
Marx, a su vez, quería convertir la propiedad individual en una realidad, transformando los medios de producción (la tierra y el capital) que básicamente eran los medios de esclavización y explotación del trabajo, en instrumentos de trabajo libre y asociado (comunismo). El marxismo propondrá la noción de plusvalía como instrumento de vital importancia, el cual le permitirá funcionar al estado en función de la clase dominante.
La comuna de París significó un verdadero gobierno de la clase obrera, fruto de la lucha de la clase productora, contra la clase apropiadora. Dejaría a la luz una forma política que permitiría realizar la emancipación económica del trabajo.
Este acontecimiento ha sido de vital importancia en la historia de los trabajadores, y ha sido ejemplificador para llevar a cabo otra de las revoluciones más importantes que ha dado la historia moderna; la revolución rusa en 1917.



Bobbio. Liberalismo y democracia. Comparación sobre la igualdad en Rousseau y "el contrato social"


Contrato Social

Bobbio sostendrá que la democracia moderna es consecuencia natural del liberalismo. Esta lógica se da entendiendo a la democrcaia en su sentido jurídico-institucional.
Bobbio propone que en la problemática de la relación entre democracia y liberalismo se resuelve entre la relación: Libertad e igualdad. Dirá que para los seres humanos, la concepción de igualitarismo y liberalismo son profundamente diferentes. El liberalismo es caracterizado como conflictivo, pluralista e individual. Por su parte, el igualitarismo es concebido como armónico, monista y totalizante.
El fín principal del liberalismo es el desarrollo de la personalidad individual, mientras que para el igualitarismo es el desarrollo de la comunidad en su conjunto, a costa de disminuir la esfera de libertad de los individuos.
Bobbio postulará que la única forma de igualdad (comprendida y exigida por la doctrina libreal) es “la igualdad en la libertad”, es decir, que cada cual puede gozar de tanta libertad cuanto sea compatible con la libertad ajena y siempre y cuando no dañe la libertad de los demás. De esta manera se darán dos principios fundamentales, enunciados en normas constitucionales:
a- La igualdad ante la ley.
b- La igualdad de derechos.
Así Bobbio argumentará que todos los ciudadanos deben ser sometidos a las mismas leyes en cuanto a la igualdad de derechos y su igualdad ante la ley. Por lo tanto, las normas constitucionales de cada contexto histórico y sociedad determinada, brindará los derechos que hará que todos los ciudadanos sean “iguales”.
Con respecto a Rousseau comparando la postura de Bobbio, podemos ver que en el contrato social, Rousseau, propondrá la coincidencia de los dos tipos de voluntades: la voluntad general y la voluntad particular. Dirá que la libertad política se transforma en esclavitud, si no se logra la igualdad de propiedades. De esta forma manifiesta que en la coincidencia de ambas voluntades garantizarán la igualdad legítima y la igualdad moral.


Locke

rousseau

igualdad

Bobbio

segundo tratado sobre el gobiern

Espero que les sea de utilidad este pequeño aporte.
Saludos!!!