El döner kebab es algo así como el equivalente oriental de la comida basura occidental por excelencia, la hamburguesa moderna (en adelante hamburguesa), es decir, la que se hizo popularísima en Estados Unidos y que, gracias al dominio mundial económico, y sobre todo cultural, de esta nación y a su forma de comercialización mediante franquicias de comida rápida, se ha extendido a todos los puntos del planeta, o casi.

Pero mientras mucha gente sabe que la hamburguesa es comida basura, esta misma gente sigue creyendo que el döner kebab es un buen alimento o, al menos, preferible a la primera. Y no es así.
El döner kebab también es comida basura
¿Qué es un döner kebab?

Es una especie de bocadillo servido en un pan característico (pan de pita) y compuesto, en principio, de láminas de carne de cordero asadas en un asador vertical y acompañadas de una pequeña guarnición de vegetales (tomates, lechuga, cebolla) con una salsa.

El shawarma es algo bastante parecido. La carne, en vez de ser de cordero, lo es de ternera o de pollo, y es condimentada con canela y otras especias, adquiriendo un sabor característico. El pan, en lugar de ser de pita, es shraq, pan fino originariamente típico de los beduinos.

Por efecto de su difusión masiva hoy estas distinciones no están tan claras y es frecuente encontrarnos con híbridos.

Difusión del döner kebab

En Alemania existen a día de hoy más de 15.000 establecimientos de despacho de döner kebab, consumiéndose a diario 1,15 millones de unidades, sumando las ventas 2.500 millones de euros anuales. Dado tales volúmenes no extraña que incluso organicen una feria específica en Berlín: la DOGA. El negocio, en buena parte, está en manos de inmigrantes turcos. A día de hoy puede decirse que en muchos lugares de Alemania el döner kebab casi ha desplazado a la autóctona salchicha Bratwurst. En Austria la situación es similar. También es notable la presencia de este alimento en Francia, Bélgica y Reino Unido.

En España este tipo de comida basura es cada vez más frecuente y las tasas de crecimiento del negocio son importantes.

Perjuicios del döner kebab

A pesar de su buena prensa, el döner kebab tiene, según los responsables de la calidad alimentaria británica, el Lacors (Local Authority Coordinators of Regulatory Services), una media de 1000 calorías. La variedad más calórica llega hasta casi las 2000 calorías. Es, por lo tanto, un alimento hipercalórico, que cubre como mínimo el 50% de las calorías que una mujer necesita diariamente.

También es rico el döner kebab en sal y grasas saturadas. Según los mismos analistas citados, un solo döner kebab cubre el 100% de requerimientos diarios de sal y el 150% de grasas saturadas. Según Geoffrey Theobald, miembro del grupo de estudio de Lacors “the level of saturated fat and salt in some is a serious cause for concern”.
comida basura
Otro motivo de preocupación es que, según el estudio británico, en el 35% de los döner kebabs se halla carne distinta a la anunciada. En algunos casos se han encontrado en la carne tendones y pellejos. Por último, la particular forma de preparación del alimento hace probable la presencia de sudor humano en el döner kebab, procedente del empleado que despacha la carne.