La máquina Mark One puede utilizar este material ultra ligero y de alta resistencia, conocido por ser la base de autos de carreras y naves espaciales, para crear prótesis o huesos artificiales.

Una grupo de desarrolladores estadounidenses han presentado un nuevo tipo de impresora 3D que deja de lado el clásico plástico en sus creaciones para pasar por primera vez a la fibra de carbón.

Hablamos de la máquina Mark One, de Mark Forged, que puede parecer pequeña al no superar el tamaño de un electrodoméstico, pero que es capaz de crear "prótesis, huesos artificiales, herramientas y arreglos" con este material ultra ligero y de alta resistencia.

Si bien una de sus características principales es la creación de prototipos con fibra de carbón, los creadores de este equipo aseguran que también puede crear estructuras en conjunto con fibra de vidrio, nylon y termoplástico PLA (poliácido láctico).

Hasta el momento se espera que esta impresora llegue durante el segundo semestre del año y tenga un precio bastante alto de $5.000 dólares, sin embargo, ya cuenta con bastantes interesados, que podrán reservar este equipo a partir de marzo.

Presentan la primera impresora 3D