epelpad

El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

¿Qué es el Libro de la Vida?

LA BIBLIA NOS HABLA DE UN LIBRO EN EL CIELO QUE MUESTRA LOS NOMBRES DE TODAS LAS PERSONAS QUE VAN A HEREDAR LA VIDA ETERNA.



¿Qué es el Libro de la Vida?


Dios revela a través de Sus siervos los profetas, que Él tiene un libro muy especial. Este es actualmente un libro abierto que contiene un registro de nombres. Dios considera muy valiosas las personas cuyos nombres están siendo plasmados en aquel libro.

Este libro único no fue hecho por manos humanas y existe en el reino celestial. Pertenece a Jesucristo y se llama “El Libro de la Vida del Cordero” (Apocalipsis 21:27). Que tu nombre esté escrito en este libro, significa que eres considerado justo delante de Dios y heredarás la vida eterna siempre que sigas siendo fiel a Él hasta el fin (Apocalipsis 3: 5). Tener tu nombre borrado en este libro significa una suerte de muerte eterna (Apocalipsis 3: 5; 20:15).

La primera mención de este libro de la vida es cuando Moisés se ofreció a que su nombre sea borrado. En declaraciones a Dios, Moisés dijo: “¡Ay!, este pueblo ha cometido un gran pecado: se ha hecho un dios de oro. “Pero ahora, si es Tu voluntad, perdona su pecado, y si no, bórrame del libro que has escrito.“(Éxodo 32: 31-32).

Y el Señor dijo a Moisés: “Al que haya pecado contra Mí, lo borraré de Mi libro. (versículo 33). Que intención tan noble la de Moisés, Pero él no pudo hacer nada para proteger a sus compañeros israelitas de la ira de Dios, Dios no va a negociar con la salvación de la gente de esta manera.



¿QUIÉN ESTÁ ACTUALMENTE EN EL LIBRO DE LA VIDA?

El Libro de la Vida contiene los nombres de los que han sido espiritualmente convertidos y que han dedicado sus vidas al servicio de Dios. Al igual que otros siervos de Dios, Moisés comprendió que su nombre ya estaba escrito en el libro de la vida (Éxodo 32: 31-32).

Jesús dijo que Abraham, Isaac, Jacob y los profetas estarán en el Reino de Dios, por lo que sus nombres están sin duda en el Libro de la Vida (Lucas 13:28). Jesús dijo: …regocíjense de que sus nombres están escritos en los cielos. (Lucas 10:20). El apóstol Pablo escribió una carta citando los nombres de algunos fieles hermanos vivos en el momento”, cuyos nombres están escritos en el Libro de la Vida” (Filipenses 4: 3).

¿Qué tiene de común la verdadera Iglesia de Dios con los patriarcas y profetas de la antigüedad? que todos ellos comparten el mismo don del Espíritu Santo (1 Pedro 1: 10-12; 2 Pedro 1:21). Tener el Espíritu Santo de Dios es la clave para ser concedida la vida eterna en el Reino de Dios (Romanos 8: 9, 11). Los que van a estar en el Reino de Dios tendrán sus nombres en el Libro de la Vida (Malaquías 3: 16-17).

¿PUEDE UN NOMBRE SEA BORRADO DEL LIBRO DE LA VIDA?

Dios fue muy claro que el nombre de una persona puede ser removido del Libro de la Vida: Al que haya pecado contra Mí, lo borraré de Mi libro. (Éxodo 32:33).

Al final del libro del Apocalipsis, Dios nos da una advertencia: “ Yo testifico a todos los que oyen las palabras de la profecía de este libro: si alguien añade a ellas, Dios traerá sobre él las plagas que están escritas en este libro. Y si alguien quita de las palabras del libro de esta profecía, Dios quitará su parte del árbol de la vida y de la ciudad santa descritos en este libro. “(Apocalipsis 22: 18-19).

En los últimos días, habrá un resurgimiento mundial de un sistema religioso falso. Dios dice que este sistema de adoración de un hombre será sinónimo de adoración a satanás el diablo (Apocalipsis 13: 4). El engaño será tan grande que (Apocalipsis 13:8) “Y la adoraron todos los moradores de la tierra cuyos nombres no estaban escritos en el libro de la vida del Cordero que fue inmolado desde el principio del mundo.”

Sólo aquellos que se resisten a participar en este sistema de adoración serán recompensados ​​por su victoria sobre satanás (Apocalipsis 15: 2; 17: 8; 20: 4).



UNA PROMESA A LOS FIELES

En el libro del profeta Daniel, dice: “En aquel tiempo se levantará Miguel, el gran príncipe que está de parte de los hijos de tu pueblo; y será tiempo de angustia, cual nunca fue desde que hubo gente hasta entonces; pero en aquel tiempo será libertado tu pueblo, todos los que se hallen escritos en el libro.” (Daniel 12: 1).

El apóstol Juan recibió una visión del futuro de “la gran ciudad, La santa de Jerusalén, que descendía del cielo de Dios” (Apocalipsis 21:10). Se reveló a Juan que “No entrará en ella ninguna cosa inmunda, o que hace abominación y mentira, sino solamente los que están inscritos en el libro de la vida del Cordero.” (versículo 27)

Esta promesa se repite en el libro de Malaquías cuando Dios le habla a su obstinado pueblo, Israel. Si bien el mensaje comienza como una corrección y advertencia para los israelitas por haberse alejado de sus leyes cuando Él pedía honra, fidelidad y obediencia, Dios luego promete dar vida eterna en su Reino (escribir en el “libro de memoria”, o Libro de la Vida) a todo el que le temiera por amor a su pueblo.

“Entonces los que temían al Eterno hablaron cada uno a su compañero; y el Eterno escuchó y oyó, y fue escrito libro de memoria delante de él para los que temen al Eterno, y para los que piensan en su nombre. Y serán para mí especial tesoro, ha dicho el Eterno de los ejércitos, en el día en que yo actúe; y los perdonaré, como el hombre que perdona a su hijo que le sirve” (Malaquías 3:16-17).

Temer a Dios es tener un profundo respeto y amor hacia Él; amar a Dios es guardar sus mandamientos, y guardar sus mandamientos es el único propósito del hombre (1 Juan 2:5; 5:3; Eclesiastés 12:13).

Las Escrituras revelan que Dios conoce las obras de “los que temen al Eterno, y… los que piensan en su nombre”, lo cual implica que siempre está atento a sus conversaciones y sus actos de amor y misericordia (Malaquías 3:16; Mateo 10:42; 25:34-40). Como dice Hebreos 6:10, “Dios no es injusto para olvidar vuestra obra y el trabajo de amor que habéis mostrado hacia su nombre, habiendo servido a los santos y sirviéndoles aún”.

¿QUÉ MÁS REGISTRA DIOS?

Parece que las luchas de tratar de vivir una vida santa contra las dificultades y tentaciones está escrito en el cielo. David, que estaba destinado a ser el próximo rey de Israel, pidió a Dios que recordará su sufrimiento durante un punto bajo en su vida cuando estaba rodeado de enemigos. Él dijo: “Mis huidas tú has contado; Pon mis lágrimas en tu redoma; ¿No están ellas en tu libro? “(Salmo 56: 8).

Nehemías pudo haber estado haciendo referencia a un registro celestial en esta súplica: “Acuérdate de mí, oh Dios, en orden a esto, y no borres mis misericordias que hice en la casa de mi Dios, y en su servicio!” (Nehemías 13:14).

¿HAY TAMBIÉN UN REGISTRO DE LOS PECADOS DE LOS HOMBRES EN EL CIELO?



jesucristo


La simple verdad es que seremos juzgados por lo que hacemos (Isaías 66: 15-16; Romanos 1: 18-32). Salomón dijo: “Porque Dios traerá toda obra a juicio, juntamente con toda cosa encubierta, sea buena o sea mala.” (Eclesiastés 12:14).

Jesucristo, después de su regreso y durante su juicio a la humanidad, “aclarará también lo oculto de las tinieblas, y manifestará las intenciones de los corazones;” (1 Corintios 4: 5). Mientras que aquí en la tierra, Jesús también dijo: “Mas yo os digo que de toda palabra ociosa que hablen los hombres, de ella darán cuenta en el día del juicio. Porque por tus palabras serás justificado, y por tus palabras serás condenado. “(Mateo 12: 36-37).

Los versículos anteriores no muestran necesariamente que hay un registro escrito de los pecados de los hombres, pero la realidad es que Dios sabe todo lo que hacemos. Y por el simple hecho de que Dios tiene una memoria perfecta, significa que hay un registro.

Afortunadamente, hay una manera de que nuestros pecados sean borrados y no recordados más por Dios: arrepentirnos y aceptar el sacrificio que Cristo hizo para pagar la pena de muerte que merecíamos por nuestros pecados (Hebreos 8:12).

A través del profeta Ezequiel, Dios nos dice: “Y apartándose el impío de su impiedad que hizo, y haciendo según el derecho y la justicia, hará vivir su alma. porque miró y se apartó de todas sus transgresiones que había cometido, de cierto vivirá; no morirá.“(Ezequiel 18: 27-28). Cuando un hombre malvado se arrepiente de sus pecados, “ninguna de las transgresiones que ha cometido será recordada contra él” (versículo 22).

Cuando la gente se arrepiente, Dios también declara por medio del profeta Isaías: “Yo, yo soy el que borro tus rebeliones por amor de mí mismo, y no me acordaré de tus pecados.“(Isaías 43:25)

LA BASE DEL JUICIO DE DIOS

En una visión del trono desde el cual Dios juzgará a la humanidad, Daniel vio que “fueron puestos tronos, y se sentó un Anciano de días… el Juez se sentó, y los libros fueron abiertos” (Daniel 7:9-10).

Juan recibió una visión del futuro juicio de Dios: “Y vi un gran trono blanco y al que estaba sentado en él, de delante del cual huyeron la tierra y el cielo, y ningún lugar se encontró para ellos. Y vi a los muertos, grandes y pequeños, de pie ante Dios; y los libros fueron abiertos, y otro libro fue abierto, el cual es el libro de la vida; y fueron juzgados los muertos por las cosas que estaban escritas en los libros, según sus obras“(Apocalipsis 20: 11-12).

Estos libros representan los libros de la Biblia, que contienen la ley, la norma de Dios por el cual serán juzgados los hechos de todos. “y fueron juzgados los muertos por las cosas que estaban escritas en los libros, según sus obras (versículo 12).

Juan, sigue relatando su visión, explicando que un libro adicional se abrió: “y otro libro fue abierto, el cual es el libro de la vida;” (versículo 12). Cuando finalice el proceso de juicio, el registro de los nombres será examinado, “Y el que no se halló inscrito en el libro de la vida fue lanzado al lago de fuego” (versículo 15).

¿CUANDO SE INGRESA UN NOMBRE EN EL LIBRO DE LA VIDA?

El apóstol Pablo explica que el primer paso a la salvación es creer en el mensaje del evangelio de Jesucristo. “En él también vosotros, habiendo oído la palabra de verdad, el evangelio de vuestra salvación, y habiendo creído en él, fuisteis sellados con el Espíritu Santo de la promesa, que es las arras de nuestra herencia hasta la redención de la posesión adquirida, para alabanza de su gloria“(Efesios 1: 13-14).

En el momento en que alguien recibe el Espíritu Santo, pasa a formar parte de la familia espiritual de Dios(Romanos 8:14, 16). Cuando un creyente recibe el Espíritu Santo, el sello de la promesa, él o ella se une a la “asamblea general e iglesia de los primogénitos que están inscritos en los cielos” (Hebreos 12:23). Por lo tanto, el nombre de una persona se introduce en el Libro de la Vida.

¿QUÉ DEBO HACER PARA QUE MI NOMBRE SEA ESCRITO EN EL LIBRO DE LA VIDA?

Para que Dios grabe nuestros nombres en el libro de la vida, debemos arrepentirnos de nuestros pecados, ser bautizados y ser espiritualmente convertido. El bautismo en agua simboliza uno de compromiso de por vida a seguir el camino de la vida de Dios (Hechos 2:38).

Jesús dijo a sus seguidores: “Trabajad, no por la comida que perece, sino por la comida que a vida eterna permanece, la cual el Hijo del Hombre os dará; porque a éste señaló Dios el Padre” (Juan 6:27).

¿Por qué es tan importante para nosotros hacer esto?

Jesucristo declara: “El que venciere será vestido de vestiduras blancas; y no borraré su nombre del libro de la vida, y confesaré su nombre delante de mi Padre, y delante de sus ángeles ” (Apocalipsis 3: 5).

Sólo aquellos que se resisten a participar en este sistema de adoración serán recompensados ​​por su victoria sobre satanás (Apocalipsis 15: 2; 17: 8; 20: 4).












Gracias por pasar, espero que les haya gustado, punteen del 1 al 10 cuanto les gustó, comenten, compartan, no se olviden de pasar por mis otros posts y saludos!

0 comentarios - ¿Qué es el Libro de la Vida?