epespad

¿Usarías el semen de un muerto para crear vida?



Chocaste un automóvil, te caíste por accidente de un edificio o sufriste un paro cardiaco haciendo ejercicio. Semanas antes de morir hablaste con tu esposa sobre tener hijos y de cómo te encantaría criarlos con ella. Imaginaron cómo serían: sus ojos, cabello y sonrisa; la mezcla perfecta entre madre y padre en el niño más hermoso que podías inventar en tu mente. Te emocionó la idea y aceptaste. Sin embargo, ahora estás muerto y tu amada sufre, pues no sólo nunca te volverá a ver, sino que los sueños de tener un pequeño con tus ojos o labios ha muerto

¿o no?



Aunque nunca guardaste semen en un banco, tu esposa escuchó sobre un procedimiento en el que podían retirar el semen guardado en ti antes de que murieras para tener un hijo con tu ADN sin ningún problema, así que piensa en convertirse en madre soltera, para recordarte por siempre y cumplir el sueño que ambos tuvieron.

¿Cómo te sentirías al respecto?

Bueno… estás muerto, así que no puedes sentir mucho. Sin embargo, este ejercicio hipotético nos lleva a reflexionar sobre qué tan ético resultaría tomar el semen de una persona muerta para utilizarlo posteriormente para crear vida, especialmente si nunca se dio el permiso para hacerlo.



Recuperación póstuma de semen



Continuando con el escenario hipotético anterior: Quizá querías tener hijos en vida con tu esposa, pero posiblemente no querrías que ella tuviese un niño sin tu apoyo para criarlo o llevarlo por la vida. Sin embargo, tus deseos no significan nada, especialmente porque ya no puedes hablar y la palabra de los vivos siempre superará a la de quien ya no existe. Así que sobre tu cadáver se llevará a cabo un procedimiento conocido como recuperación póstuma de semen, una actividad ilegal en algunos países y que ha despertado un fuerte debate en la comunidad científica.

El semen puede ser recuperado por diferentes procedimientos hasta 36 horas después de que el sujeto ha sido declarado con muerte cerebral. Una vez que se ha tomado, puede almacenarse congelado o comenzar una fertilización in vitro o por inseminación artificial.



En Alemania, Suecia, Australia, Taiwán y Canadá está completamente prohibido realizar ese procedimiento, al igual que Francia, donde en 1984 una mujer exitosamente logró inseminarse con el esperma de su marido. En otros lugares es permitido siempre y cuando el donante o el hombre acceda a que su semen sea extraído y utilizado posteriormente. En Estados Unidos y México no existe una legislación clara, así que la decisión de extraer el semen queda en manos de quien piense en hacerlo, ya sea un familiar o un médico que lo busque enviar a un banco.

En muchos lugares, este tipo de actividades está mal visto, principalmente por los enfoques religiosos que afirman que cualquier concepción que no sea natural está en contra de la tradición. Además de eso, posible que las madres se vean envueltas en problemas legales por no poder comprobar la paternidad de quien se tomó la prueba del semen e incluso podrían quitarle algunos derechos al menor, debido a los posibles problemas de consanguinidad que no se pueden probar.



Otra investigación, realizada por la BBC, señala que muy pocos individuos están conscientes de esa actividad, así que existe una nula probabilidad de que se rehusen a donar su semen después de la muerte, así que, sin sus palabras de prohibición, los doctores o sus familiares pueden solicitar la prueba. Prácticamente, cualquiera puede convertirse en padre póstumo (si se encuentra en un territorio donde sea legal)

Siguiendo la cuestión planteada al principio del texto, si tu esposa decidió hacerlo, no hay nada que puedas hacer para evitar que tenga un hijo con el semen que extraerán de tu cuerpo. Puede que no hayas querido que la situación fuera así, pero ¿qué importa? Estás muerto. De hecho, ni siquiera sabrás que tendrás un hijo. Así de extraña es la medicina contemporánea. En un momento falleces y al otro te conviertes en padre.


3 comentarios - ¿Usarías el semen de un muerto para crear vida?

Anibal9202
si yo lo usaria de un hermano que no dejo hijos