el cuerpo humano

El ser humano

La sencillez de la complejidad

El ser humano es la criatura más compleja que vive sobre la faz de la Tierra. Pero no hay nada tan fácil como vivir. La vida surge, evoluciona y declina en una incesante sucesión de maravillas.

el cuerpo humano


Independientes y sociales
El ser humano es una suma interminable de funciones biológicas complejas, destinadas a mantener la autonomía de la vida individual. Sin embargo, su fuerte carácter social como especie le empuja a vivir en sociedad. Así, el poderío personal se quintuplica con la fuerza del grupo. Las relaciones sociales de las especies gregarias, como la humana, van mucho más allá de la simple adición de situaciones individuales. El grupo tiene cuerpo y alma propios. Como cada ser humano.

Al igual que la mayoría de las criaturas vivientes, el ser humano es un organismo de necesidades simples y de funciones extremadamente complejas.
Las necesidades básicas para mantener la vida pueden definirse con palabras muy sencillas, pero los procesos que se establecen para cumplir estas necesidades son, aun hoy, en buena parte incomprensibles.


Temas amplios y complejos
No existe la menor duda de que comer, al menos de vez en cuando, es imprescindible para vivir. Pues bien, la complejidad del proceso de la digestión y de la absorción del alimento es tal que se requerirían varios gruesos volúmenes sólo como aproximación al tema. Igual sucede con la necesidad de respirar y la función respiratoria o la necesidad de relación y el funcionamiento del sistema nervioso.
Entonces, cuando se desea ir más allá de la definición de las necesidades y se intenta averiguar el proceso para satisfacerlas, el conocimiento actual se torna una nebulosa de difusos contornos.
Posiblemente, los científicos han revelado más secretos y se han planteado más preguntas en estos últimos quince o veinte años que en los siglos anteriores. No importa que algunas de estas preguntas aún carezcan de respuesta. A menudo, es más trascendental hallar la pregunta precisa que encontrar una posible respuesta.


evolucion


Una zancada milenaria
Entre el habitante de Asiria y la presencia del ser humano en el espacio han pasado bastantes años, 30 siglos. La anatomía y la fisiología del cuerpo humano, las actividades mentales o las grandes preocupaciones de las personas posiblemente no hayan cambiado mucho desde entonces, pero el conocimiento científico y tecnológico ha dado un paso de gigante.

La vida es un milagro
Un milagro simple y complejo. Es un don maravilloso que retumba a cada latido del corazón, a cada aliento inspirado, a cada pensamiento o a cada emoción.


En cuerpo y alma

Magia en ocho aparatos

El cuerpo humano está constituido por un puñado de elementos químicos muy abundantes en la naturaleza. Sin embargo, su organización en ocho sistemas funcionales es realmente sorprendente.

Humano


La familia en acción
Las actividades compartidas son doblemente placenteras.
La vitalidad proporcionada por los alimentos junto con la energía suministrada por el oxígeno inhalado permiten al organismo humano desenvolverse con éxito en ambientes muy distintos realizando las acciones más diversas.


Se toman seis partes de oxígeno, dos partes de carbono, una parte de hidrógeno, media de nitrógeno, una pizca de calcio, cloro, azufre y fósforo, un "pensamiento" de sodio y potasio, así como medio "suspiro" de magnesio, flúor, hierro, silicio, cinc, aluminio, cobre, cromo, estaño, manganeso, yodo y otros elementos químicos, se mezclan convenientemente y se deja reposar. Al cabo de un tiempo, en caso de seguir estas instrucciones al pie de la letra, debería obtenerse un ser humano.
Quizás a esta receta le falte un toque mágico,porque sólo con los elementos descritos, nunca se podrá conseguir un hombre o una mujer. El cuerpo humano debe tener algo más, algo que escapa a todo conocimiento y que bordea el mundo de lo desconocido.
Sin embargo, en el terreno puramente descriptivo, el cuerpo humano sigue siendo aquella criatura dividida en cabeza, tronco y extremidades, que un buen día nace, crece, se multiplica y, fatalmente, muere.


Descripción aparatosa
El organismo humano dispone de ocho aparatos para satisfacer el proceso de vivir. Un aparato es un conjunto de órganos que trabajan coordinadamente para el bien común.
El aparato locomotor
, compuesto por huesos, articulaciones y músculos, protege y sostiene a los órganos internos y permite el desplazamiento. El aparato respiratorio nutre al organismo de oxígeno y lo libra del dióxido de carbono, mientras que el aparato digestivo lo alimenta con los nutrientes necesarios, y el aparato excretor lo aligera de tóxicos y desechos. El aparato circulatorio aporta sangre a cada rincón del organismo, que es regulado por el sistema endocrino y controlado de cerca por el sistema nervioso. En ocasiones, el aparato reproductor permite duplicar estas maravillas en otro ser de iguales características.


La evolución del ser humano

Paso a paso hacia el mañana

El ser humano, como las restantes criaturas que pueblan la Tierra, es el resultado de un accidentado proceso evolutivo. Con todo, la especie Homo sapiens lleva sobre el planeta apenas 100.000 años.

cuerpo


En evolución
En un paseo que ya dura millones de años, el ser humano se ha ido despojando de rasgos y actividades simiescas para adquirir las funciones y la prestancia humanas. La adopción de la bipedestación y el cambio de hábitat fueron determinantes. Ya firme sobre sus dos piernas, con la vista perdida en el amplio horizonte de la sabana, el Homo sapiens descubre que tiene las manos libres. Desde entonces, crea harramientas cada vez más perfectas y decide conquistar el futuro. (¡Y aún estamos en ello!).

Hace unos 15 millones de años, algunas tribus de monos adquirieron rasgos que recuerdan ciertas características físicas humanas.
Unos 10 millones de años más adelante, de estos simios con vaga apariencia humana o monos antropomórficos
, se diferencian los primeros homínidos. Son seres que ya han abandonado los árboles e incluso los bosques. Viven en pequeños grupos, diseminados en espacios relativamente abiertos. Con el tiempo, adoptan una posición cada vez más erguida hasta que, tras algunos siglos, ya andan y corren sobre sus dos piernas. Tales cambios posturales son extraordinariamente importantes, pues exigen adaptaciones profundas que, a la vez, aportan nuevas y trascendentes oportunidades culturales y sociales. La posibilidad de disponer y utilizar las manos libres revoluciona la vida y las costumbres del hombre primitivo. Ahora ya puede asir objetos y fabricar utensilios para los usos más diversos.

Aparece el sapiens
Pero, evolutivamente hablando, el Homo sapiens es un bebé de sólo unos 100.000 años de edad. Procede de una especie anterior, el Homo erectus, que era un homínido que ya andaba erguido.
Los seres humanos más primitivos poseían huesos recios en el cráneo, dientes fuertes y arcos orbitales muy desarrollados. El hombre de Cro-Magnon
respondía a este perfil. Pero era ya un ser evolucionado y con cultura, pues dominaba el fuego y decoraba sus cuevas con pinturas de escenas cotidianas.
El Homo sapiens
actual presenta variantes o razas, aunque con muy escasas diferencias. Las razas humanas son el resultado de las distintas adaptaciones ambientales de un antepasado común. Genéticamente, la semejanza humana es total. Las sutiles diferencias responden básicamente a costumbres o a formas de vida diferentes.

organos


Darwin en las Galápagos
A partir de 1831 y durante los cinco años siguientes, Charles Darwin se embarca en el "Beagle" para realizar estudios científicos de las costas de América del Sur, las islas Galápagos y Australia. Los numerosos datos sobre fauna, flora y geología, reunidos pacientemente durante aquella expedición, los publica en su polémico libro El origen de las especies.


Células y más células

De una en una hasta 50 billones

La célula es la unidad de la vida. No hay nada más pequeño que pueda vivir independientemente. Pero, en el ser humano, la independencia de cada célula se supedita al bienestar de otros 50 billones de ellas.

alma


Célula al corte
Corte de una célula animal típica, en la que se distinguen claramente los tres elementos esenciales: la membrana, que envuelve la célula, el citoplasma con sus orgánulos, y el núcleo central, que gobierna y coordina todas las funciones celulares.

Todos los seres vivos están formados por células. Desde las diminutas bacterias unicelulares hasta los grandes mamíferos pluricelulares, con millones y millones de células especializadas, todos están constituidos por estas unidades de la vida, a menudo incluso bastante parecidas entre sí.
Hay células de muchas formas y tipos distintos, de acuerdo con la función que deban realizar. Pero, ya se trate de una célula nerviosa, una célula hepática o una célula epitelial, todas las células poseen membrana, citoplasma y núcleo.
La membrana
celular es una fina capa que envuelve y protege la célula. Su estructura se asemeja a un "sandwich", pues está constituida por dos bandas de proteínas que encierran una banda central de lípidos. La membrana controla también el paso de sustancias entre el exterior y el interior celular.
El citoplasma
es el contenido envuelto por la membrana. El principal constituyente es el agua; el resto, la décima parte, está formado por proteínas y otras sustancias.
Dispersos por el citoplasma, se encuentran los orgánulos celulares encargados de la realización del trabajo y de las funciones propias de la célula. Destacan el retículo endoplasmático,
una red que intercomunica toda la célula, el aparato de Golgi, encargado de la secreción de sustancias, las mitocondrias o centros de la respiración celular, los ribosomas, que son las fábricas de las proteínas, y los lisosomas, que ejercen misiones de digestión y de defensa.

aparatos


Tipos de células
El organismo humano posee una sorprendente variedad de células, aunque también ejecuta una amplísima variedad de funciones. En los mamíferos superiores, como es el caso del ser humano, las células realizan en su mayoría funciones muy especializadas. A pesar de ello, todas las células del organismo comparten una estructura común.

El núcleo da las órdenes
El núcleo es la parte más esencial de la célula. Se encuentra en el citoplasma y posee el "libro de instrucciones" que gobierna todas las funciones celulares.
Estas instrucciones están escritas en los cromosomas
, que son unas largas cadenas enroscadas de ácido nucleico. Cada cromosoma es como un capítulo de este libro general de instrucciones. Pero, al igual que los capítulos están formados por páginas, los cromosomas están constituidos por genes. Cada gen es un fragmento concreto de ácido nucleico, con una misión más o menos determinada que cumplir.


Órganos y tejidos

La diversidad bien entendida

La división de las células es un proceso complejo. Pero, muy pronto se diferencian y se agrupan en tejidos, órganos o sistemas para realizar en colaboración una serie de trabajos muy especializados.

tejidos


El cuerpo en tejidos
Aparte del tejido epitelial, con ciertas funciones de protección y otras, los tejidos fundamentales que forman el cuerpo humano son el muscular, que facilita el movimiento; el nervioso, cuya misión esencial es controlar y relacionar el organismo con el exterior, y el conjuntivo, con misiones como la de sostén a la que contribuye el esqueleto.

El organismo humano es el resultado de la división y la diferenciación de una única célula inicial.
En la reproducción celular
o mitosis, la célula madre se divide en dos células hijas que heredan la misma forma y las mismas funciones que su progenitora. La mitosis consta de cinco fases, y suele durar entre veinte minutos y unas dos horas, según sea la célula que se reproduzca.
La diferenciación celular
se presenta ya en el inicio del desarrollo. En un estadio muy primitivo, las células del organismo hijo se ordenan en una serie de capas y siguen unas normas precisas de desarrollo. Estas capas se separan y van especializándose paulatinamente.

celula


Tejidos en orden
Las células del mismo tipo trabajan en equipo y se agrupan formando un tejido. Existen cuatro tipos básicos de tejidos diferenciados: epitelial, conjuntivo, muscular y nervioso. El tejido epitelial está especializado en funciones de protección, absorción y secreción. El tejido conjuntivo tiene misiones de sostén y se encuentra repartido por todo el organismo, desde la envoltura muscular o el entramado de algunos órganos hasta los tendones, ligamentos y huesos. El tejido muscular basa su más destacada propiedad en la contractilidad. El tejido nervioso destaca por su conductibilidad y excitabilidad.
Varios tejidos que se reúnen constituyen un órgano
. Un órgano ejerce siempre una función concreta. Son órganos, por ejemplo, el corazón, el ojo o el estómago. También, siempre que se dé el caso, cuando un grupo de órganos se coordina para realizar un trabajo forma un sistema. Un sistema puede ser la agrupación de órganos integrados por un mismo tejido, como el sistema linfático, o bien constituidos por tejidos distintos, para formar así un aparato, como sucede con el aparato digestivo.

el cuerpo humano


Unión intestinal
El aparato digestivo está formado por la buena avenencia de tejidos muy distintos entre sí. De hecho, en el intestino delgado, por ejemplo, se observa la colaboración de los cuatro tejidos básicos. El tejido muscular da movilidad, el tejido conjuntivo ofrece el sostén necesario y el tejido epitelial tapiza el conducto. Por su parte,las fibras del tejido nervioso controlan y dirigen el proceso.

Resumen: El Cuerpo Humano

evolucion


El cuerpo humano es un aglomerado de unos cincuenta billones de células, agrupadas en tejidos y organizadas en ocho aparatos (locomotor, respiratorio, digestivo, excretor, circulatorio, endocrino, nervioso y reproductor).
Sus elementos constitutivos básicos podrían adquirirse en cualquier parte por un puñado de monedas. Pero, la vida
que alberga estos átomos reunidos con un propósito concreto, lo convierten en un ser de valor incalculable, imposible de tasar con criterios terrenales.
La célula
, precisamente, es la unidad de la vida. Todas las células comparten unos elementos esenciales, como son la membrana protectora, el citoplasma rico en orgánulos y el núcleo. El núcleo es el cerebro organizador de la célula, pero sigue un plan general coordinado, escrito en 100.000 genes, ordenados en 23 pares de cromosomas.
El organismo humano parece saber que de la unión nace la fuerza, pues las células se organizan en tejidos, órganos, aparatos y sistemas para realizar sus funciones. Existen cuatro tejidos básicos, que son el epitelial, el conjuntivo, el muscular y el nervioso, con los que el organismo se apaña para protegerse y secretar sustancias, mantener su forma y prestancia, desplazarse,y coordinar sus funciones y relaciones con el medio.
A pesar de su aceptable rendimiento, el cuerpo humano sigue en evolución
, pero es un recién llegado al planeta. De hecho, si se considerara que la vida se instauró en la Tierra hace 24 horas, el ser humano apenas ha vivido los últimos tres segundos.





Eso es todo taringueros...
Espero que les guste y les sirva la info, lo escribi todo yo, me llevo mas de 4 horas jajaja
Hasta el próximo post!!!!!

19 comentarios - el cuerpo humano

@Jall1912
Solo vine a ver el titulo y la imagenes
@chete_rmz
te deje 10, por el gran esfuerzo de escribirlo todo
@chingonometric0 +1
esta muy bueno pero necesitas editarlo para que genere mas interes, no se, mas imagenes, resaltar ideas principales y eliminar un poquito de ideas secundarias, organizarlo en parrafos mas pequeños y mas objetivos +10
@toto_MEX
no lo lei pero se ve que te esforsaste +10
@yass_gt
chingonometric0 dijo:esta muy bueno pero necesitas editarlo para que genere mas interes, no se, mas imagenes, resaltar ideas principales y eliminar un poquito de ideas secundarias, organizarlo en parrafos mas pequeños y mas objetivos +10


idem!!
@drago40
me encanto!!! le pusiste mucha garra
@danijara20
Hola, gracias por el post, me gustaría saber si tienes las demás ediciones relacionadas con: "La Enciclopedia de la Vida: Anatomía y Fisiología Humana, se que esta es la Nº1, te agradeseria que subieras las demás.