REGLAS DE ORTOGRAFÍA


Sin duda una de las falencias que más se les presentan a las personas son los errores de ortografía, por eso decidí hacer este post con distintos conceptos que nos pueden ayudar a mejorarla.

Aquí están las reglas de ortografía:

Las reglas ortográficas son enunciados que nos permiten reconocer la regularidad de la
escritura de las palabras, así como también las irregularidades o excepciones que podemos
encontrar. Al memorizar las reglas ortográficas, éstas funcionarán como herramienta para
mejorar la escritura y disipar la duda (si ignoramos cómo se escribe la palabra hiena,
acudimos a la regla ortográfica de la H, y sabremos que todas las palabras que empiezan con
ie llevan h inicial).Sin embargo, conocer las reglas no soluciona todas las dudas
ortográficas, ya que en el idioma español hay muchas palabras que no tienen regla. En ese
caso hay que acudir a la memoria o al diccionario.


Se escriben con B:

Los verbos terminados en –uir se escriben con b. Por ejemplo: distribuir, contribuir.

Los verbos terminados en –bir se escriben con b. Por ejemplo: escribir, recibir.
Excepciones: hervir, servir, vivir, y sus compuestos.

Las palabras que comienzan con las sílabas bur, bus, bu se escriben con b. Por ejemplo:
búsqueda, budín, burbuja.

Las terminaciones del pretérito imperfecto del modo indicativo de los verbo de la primera
conjugación se escriben con b. Por ejemplo: bailaba, comentaban.

Después de m se escribe b. Por ejemplo: cambiar, ambiente.

Antes de una consonante, se escribe B. Por ejemplo: cable-, subte-, abrir.

Las palabras que comienzan con la sílaba bi significan “dos”. Por ejemplo: bicicleta,
bilateral, bicameral.


Se escriben con V:

Después de una n se escribe v. Por ejemplo: invitado, envase.

En los pretéritos indefinidos. De: tener, estar, andar (tuve, estuve, anduve).


Se escriben con C:

Dentro de una misma familia de palabras, las palabras que llevan z, cambian la z por c
delante de e-i. Por ejemplo: cruz – cruces; avanzar – avance.

La terminación –ción se escribe con c cuando la palabra tiene en su familia otra terminada
en –dor, o –tor (o sus variantes –do, -to, -tivo, -torio). Por ejemplo: ejecución –
ejecutivo; canción – cantor.

Los verbos terminados en –cre, -cir y –ciar se escriben con c. Por ejemplo: hacer, conducir,
comerciar. Excepciones: ser, toser, cocer.

La terminación –ancia se escribe con c. Por ejemplo: tolerancia, constancia. Excepción:
ansia.


Se escriben con G:

Los verbos terminados en –ger y –gir se escriben con g. Por ejemplo: escoger, elegir,
dirigir. Atención: antes de la a y de la o cambia la g por la j. Por ejemplo: elijo,
escojan.

El grupo -gen. Por ejemplo: gente.


Se escriben con Z:

Los adjetivos agudos terminados en –az se escriben con z.

Los adjetivos terminados en –anza se escriben con Z. Por ejemplo: esperanza y balanza.


Se escriben con H:

La palabras que empiezan con ie llevan h inicial: hielo, hierro.

Las palabras que empiezan con ue llevan h inicial: huerta, hueso.


Se escriben con S:

La terminación –sión se escribe con s cuando la palabra tiene una de la misma familia
terminada en –so, -sor, -sorio, -sivo y –sible. Por ejemplo: invasión – invasor; división –
divisible.


Se escriben con J:

Las terminaciones –jero, -jería se escriben con j. Por ejemplo: alhajero, relojería.

El grupo –aje. Por ejemplo: pasaje.


REGLAS DE PUNTUACIÓN


Los signos de puntuación son la representación gráfica de las pausas, más o menos prolongadas, cambios de entonación, ascenso y descenso de la voz, que el hablante hace en el uso oral.

Aquí están las reglas de puntuación:

El punto:

Se utiliza para separar las oraciones. Cuando se separan párrafos, se utiliza el punto y aparte, y al comienzo de la oración del siguiente párrafo se deja un pequeño espacio en blanco llamado sangría.

La coma:

Se utiliza para separar elementos de una misma categoría, que forman una serie o enumeración. Ejemplo: para preparar la torta compré manteca, azúcar, pasas de uva, harina leudante y huevos.

También, señala que se omitió un elemento que ya fue mencionado antes, cuya reiteración es innecesaria.

El punto y coma:

Se utiliza para separar preposiciones o construcciones largas y complejas en las enumeraciones. Ejemplo: (Extraído de EL Aleph, de Jorge Luis Borges):
“Observo que para un hombre así facultado el acto de viajar era inútil; nuestro siglo XX había transformado la fábula de Mahoma y de la montaña; las montañas,
ahora, convergían sobre el moderno Mahoma”.

Los dos puntos:
Se utilizan delante de una trascripción textual. Por ejemplo: en los atados de cigarrillos dice: “El fumar es perjudicial para la salud”.
Otro uso habitual es el encabezamiento de cartas, notas, etc…

Puntos suspensivos:

Se utilizan para indicar una interrupción definitiva o momentánea en lo que se dice; para interrumpir una enumeración que podría continuar. Ejemplo: (Extraído de EL Aleph, de Jorge Luis Borges):
“La palabra lechoso no era bastante fea para él; en la impetuosa
descripción de un lavadero de lanas, prefería lactario, lacticinoso, lactescente, lechal...”

El paréntesis:

Se utilizan para encerrar una frase incidental o aclaratoria, fechas, nacionalidad, obras, autor, capítulos. También pueden encerrar tres puntos suspensivos, como señal de que se presenta una trascripción incompleta del original.

Las comillas:

Se utilizan cuando se transcribe textualmente una cita.


REGLAS DE TILDACIÓN


Todas las palabras tienen una sílaba acentuada, la sílaba tónica (es decir, una sílaba que se pronuncia con mayor fuerza que otras). En algunas palabras esa sílaba se señala con tilde o con acento gráfico y en otras, no. Las palabras se clasifican, según el lugar que ocupe la sílaba tónica, en agudas, graves y esdrújulas. Las reglas de acentuación indican cuándo llevan tilde las palabras de cada una de las clases.

Aquí están las reglas de tildación:

Si la sílaba tónica es:
La última, la palabra es aguda (Ejemplo: escribir)
La anteúltima, la palabra es grave (Ejemplo: acento)
La antepenúltima, la palabra es esdrújula (Ejemplo: sábana)
Acentuación:

Las palabras agudas: llevan tilde cuando terminan en n, s, o vocal. Por ejemplo: canción, quizás, habló.
Las palabras graves: llevan tilde cuando terminan en consonante que no sea n ni s. Por ejemplo: árbol, automóvil.
Las palabras esdrújulas: siempre llevan tilde y la llevan en la antepenúltima sílaba. Por ejemplo: incógnita, indígena.

Las palabras sobresdrújulas: siempre llevan tilde, están ubicadas en la transapenúltima sílaba y están en general compuestas por un verbo + pronombre enclíticos. Por ejemplo: dígaselo, inviérteselo.


USOS DE MAYÚSCULAS Y MINUSCULAS


Uso de mayúscula inicial:

La primera palabra de un escrito y la que sigue a un punto y a puntos suspensivos.

Los nombres propios de. personas (Tomás), animales (Colita), lugares (San Luis).

Los nombres que significan entidad o colectividad, como organismos e instituciones (la Universidad, el Estado, la Justicia).

Los sobrenombres y apodos (el Libertador, Pepe).

Los nombres de periódicos y acontecimientos históricos (la Contrarreforma, la Edad Media).

Los sustantivos y los adjetivos que integran el título de diarios, revistas, etc. (Clarín).

Los tratamientos de cortesía y sus abreviaturas (Su Señoría).

Los nombres de astros, planetas, satélites, cuando se hace referencia a éstos como nombres propios (“El Sol es el centro del sistema solar”, diferente de: “Hoy fuimos a tomar sol”).
Los nombres de los signos del zodíaco (Aries).

Los nombres de marcas comerciales (Coca-Cola).

Los títulos nobiliarios y cargos pueden escribirse con mayúscula cuando no aparece el nombre propio de la persona que corresponden, y están referidos a una persona determinada (“Llegó el Conde acompañado con el Embajador”).


Uso de Minúscula inicial:

Los nombres de los días de la semana (lunes), de los meses (julio), y de las estaciones del año (otoño).

Los adjetivos gentilicios (alemán)

Los nombres de los puntos cardinales (sur), excepto cuando integran un propio nombre (América del Sur). Los adjetivos de denominaciones geográficas (Europa central).