Astronomia y fenomenos atmosfericos

Las capas atmosfericas que envuelven la Tierra tiene una gran importancia sobre las observaciones, ya que al ser atrvesafas por rayos de luz producen diferentes efectos. El aire distribuido en capas a diferentes efectos. El aire distribuido en capas a diferentes temperaturas se desplaza y refracta la luz con diversos angulos.

La aurora boreal es visible de octubre a marzo, aunque en ciertas ocasiones hace su aparición durante el transcurso de otros meses, siempre y cuando la temperatura atmosférica sea lo suficientemente baja. Los mejores meses para verla son enero y febrero, ya que es en estos meses donde las temperaturas son más bajas. Su equivalente en latitud sur, aurora austral posee propiedades similares.

Fenomenos atmosfericos

Auroras en otros planetas

Este fenómeno no está restringido a la Tierra. Otros planetas del Sistema Solar muestran fenómenos análogos, como es el caso de Júpiter y Saturno que poseen campos magnéticos más fuertes que la tierra (Urano, Neptuno y Mercurio también poseen campos magnéticos), y ambos poseen amplios cinturones de radiación. Las auroras han sido observadas en ambos planetas, con el telescopio Hubble.

Estas auroras, al parecer, son causadas por el viento solar; además, las lunas de Júpiter, especialmente Ío, son fuentes importantes de auroras. Se produce debido a corrientes eléctricas a lo largo de unas líneas, generadas por un mecanismo dínamo causado por el movimiento relativo entre el planeta y sus lunas. Ío, que posee volcanes activos e ionosfera, es una fuente particularmente fuerte, y sus corrientes generan, a su vez, emisiones de radio, estudiadas desde 1955.

Las auroras han sido detectadas también en Marte por la nave Mars Express, durante unas observaciones realizadas en 2004 y publicadas un año más tarde. Marte carece de un campo magnético análogo al terrestre, pero sí posee campos locales, asociados a su corteza. Son éstos, al parecer, los responsables de las auroras en este planeta.

Astronomia

Arco iris

El arco iris[1] o arcoíris[2] es un fenómeno óptico y meteorológico que produce la aparición de un espectro de luz continuo en el cielo cuando los rayos del sol atraviesan pequeñas partículas de humedad contenidas en la atmósfera terrestre. La forma es la suma de un arco multicolor con el rojo hacia la parte exterior y el violeta hacia la interior. Menos frecuente es el arco iris doble, el cual incluye un segundo arco más tenue con los colores invertidos, es decir el rojo hacia el interior y el violeta hacia el exterior.

galaxias

A pesar de que el arco iris muestra un espectro continuo de colores, comúnmente se suele aceptar como siete los colores rojo, naranja, amarillo, verde, azul, añil y violeta producto de la descomposición de frecuencias de la luz, y es formado por los 3 colores primarios y los 3 secundarios, aunque tradicionalmente se habla de 7 colores, incluyendo el añil entre el azul y el violeta.

Para recordar fácilmente los colores del Arco iris en orden, se puede utilizar la siguiente regla nemotécnica en inglés:

ROY G BIV

Red Orange Yellow Green Blue Indigo Violet (Rojo Naranja Amarillo Verde Azul Añil Violeta)

Luz zodiacal

La luz zodiacal es una banda débil de luz, de forma casi triangular, que puede apreciarse en el cielo nocturno extendiéndose a lo largo del plano de la eclíptica donde se encuentran las constelaciones del Zodíaco. Cubre el cielo por completo aunque sólo es apreciable sobre el plano de la eclíptica y es responsable del 60% de la luz natural en una noche sin Luna. Está causada por la dispersión de la luz solar en partículas de polvo que se encuentran a lo largo de todo el Sistema Solar.

Fenomenos

Observación

La luz zodiacal es muy débil y es completamente invisible en cielos débilmente iluminados por otros objetos brillantes como la Luna o la contaminación lumínica. En las latitudes medias del hemisferio Norte se observa mejor dirigiendo la vista hacia el Oeste en la primavera, después del crepúsculo, o mirando hacia el este en el Otoño, justo antes del alba.

Decrece en intensidad lumínica con la distancia con respecto al Sol. En ciertas noches muy oscuras se puede observar una banda continua a lo largo de toda la eclíptica. En oposición a la luz zodiacal, es posible observar un brillo ovalado muy débil conocido como Gegenschein.

Origen

La luz solar absorbida por las partículas de polvo es emitida nuevamente como radiación infrarroja en todas direcciones. Esto causa que las pequeñas partículas sean frenadas lentamente por la presión de la radiación solar, describiendo órbitas cada vez más cerradas y migrando hacia el Sol (efecto Poynting-Robertson).

Dado que el tiempo de vida del polvo en el Sistema Solar es muy reducido comparado con su historia, es necesario tener una fuente continua de nuevas partículas que mantengan la luz zodiacal
. El polvo generado en los cometas y en las colisiones entre pequeños asteroides mantiene el plano de la eclíptica poblado con partículas pulvurulentas. En años recientes se ha podido observar cómo la luz zodiacal tiene estructuras importantes, incluyendo bandas de absorción ligadas a la mayor presencia de polvo producida en familias de asteroides y en restos concretos de la cola de los cometas.