Como ya nos tiene acostumbrados, la empresa del gran buscador ha remodelado para mejor las características de su famoso buscador de imágenes. A partir de ahora, Google hace más manejable la interfaz de búsqueda y permite utilizarla con mayor eficacia y mínimo esfuerzo. Si merecen la pena o no esta nueva manera de rediseñar la herramienta lo dirán los usuarios que se enfrenten a ella. Vamos a ver cuáles son esas novedades aunque ya os adelantamos que a nosotros nos han convencido pese a no haber sido una creacion original de Google que, en este caso, ha preferido copiar a la competencia.

Las cifras que suele manejar esta compañía son mareantes. Aseguran que sus servidores bucean entre 10.000 millones de imágenes y se abren más de 1.000 millones de páginas al día. Un flujo de bits dedicados a la imagen que muy pocos pueden presumir de tener. Ya nos habían asombrado con las posibilidades de elección del tipo de fotos que queremos. Incluso los colores predominantes se pueden categorizar o filtrar sólo las imágenes que contienen caras o las que son dibujos. Toda una serie de herramientas de búsqueda que hacen de Google una de las mejores empresas del mundo. Todos conocemos la creatividad de los técnicos de la gran G pero esta vez han tenido que plegarse a los aciertos del buscador de la competencia y se han limitado a copiarlos descaradamente. El modelo que han usado para mejorar su buscador de imágenes ha sido Bing, precisamente.

Un nuevo Google Image Search
En el viejo buscador aparecen letras bajo las imágenes
En el nuevo no y además permite 1000 fotos en la página
Google


¿En que consisten esos cambios? El primero ha consistido en eliminar la información escrita que suele aparecer debajo de cada imagen, con la intención de poder apretar más las fotos y mostrar más elementos en el tamaño de la pantalla de búsqueda. Si pasas el ratón por encima, aparece una viñeta con esos mismos datos, así que la curiosidad informativa está asegurada sin tener que realizar ninguna operación extra. El segundo, y quizá el mas importante, ha sido eliminar la pesada maniobra de tener que andar pasando páginas para ir viendo las diferentes fotos que te ofrecen. Ahora se contienen en una página enorme que puede albergar hasta 1.000 imágenes y que puedes ver sólo con utilizar el scroll a base de rueda del ratón o su equivalente, ir bajando la barra vertical para que vayan cargando y apareciendo el resto de las fotos. Además, al hacer clic en cualquier resultado, se muestra una previsualización de buen tamaño de la página en la que se encuentra.
Otro ejemplo simulado del buscador habitual

El nuevo diseño con scroll casi infinito

Y como Google no da puntada sin hilo, ha aprovechado la ocasión para lanzar un nuevo formato de anuncio bautizado como Image Search Ad. Esto permitirá a los anunciantes mostrar su producto de manera muy visual y a Google ganar ingentes cantidades de dinero gracias a la publicidad. Con las colosales cifras de visitas que maneja el buscador de imágenes, el resultado del negocio está garantizado.

Aunque este nuevo Google Image Search ya está en marcha, aún tardará un tiempo en propagarse por todos los servidores del mundo. No preocuparse, pues sólo hay que esperar un poco hasta que vaya llegando a cada uno de los países. En nuestro caso particular aún no disponemos del servicio, ni siquiera entrando desde google.com, pero hemos diseñado una recreación artística de los cambios para que os hagáis una idea aproximada del funcionamiento.

Quizá habría que reprocharle a Google que el rediseño de su nuevo buscador haya sido una copia descarada de Bing. Hasta los resultados por página son idénticos (1.000). A lo mejor deberían haber aprovechado la coyuntura para optimizar el invento de Microsoft y no haberse quedado en una mera copia. A pesar de esa falta de imaginación, nada propia de la empresa de Mountain View, el buscador de imágenes de Google cambia para mejor y se convierte en una herramienta más poderosa de lo que ya es.
Enlaces
Sitio: Google Image Search