Querida sobrina… Si supieras mi querida sobrina cuánto ha sufrido tu madre por tenerte. Cuántas desilusiones, peleas y caprichos del mal parido destino, tan frustración a la que se ha expuesto con el único afán de traerte a la tierra. Dicen que más vale tarde que nunca, eso si te hiciste de rogar. Si vieras lo nerviosa que ha andado esperando que se cumplieran las catorce semanas. Incluso cuando se tira un peito,(embarazo de riesgo) cree que te va a perder, pero no, no va a pasar. Tú eres fuerte y capaz que salgas media loca como tu abuela carmelilla...espero que no.

Hablando en serio, te aferraste no más a la fragilidad de la vida. Nadie podrá quitarte los años, los juegos, las alegrías y posibilidades de una vida normal. Tu mamá, tu papá y todos los que estamos cerca, nos encargaremos de que seas feliz. Ojo, tampoco te haremos vivir en un mundo de fantasía. La vida, mi niña, no es fácil, pero vale la pena. Ya la conocerás, mi niña.

No te imaginas los helados de chocolate, los dulces, los pasteles que te voy a invitar- si es que tengo una pega decente. Jajaja-. Ni siquiera te imaginas lo divertido que puede llegar a ser tu tío, inventado juegos, creando mundos, personajes, títeres o simplemente recibiéndote cuando bajes del resbalín o cuando te impulse en el columpio. Te voy a regalar libros para que los colorees con colores verdes, amarillos, azules, rosados, rojos y lo que quieras, porque tu mi niña, pintas la vida como quieras.

Incluso estoy dispuesto a mamarme las insoportables películas de Disney, con sus princesas, castillos y finales felices. Incluso, si me lo pides, muy a mi pesar, comprarte una cajita feliz en el mc Donals si ese es tu deseo. Seré un tío chocho, el tío alegre, el medio loco que te malcriará, mientras tus papitos te enseñan. Mi única labor será enseñarte a ser una niña divertida, media contestataria y bastante intelectual para tus añitos. Incluso, si te gusta escribir como a tu tío, no te quepa duda que te enseñaré todo lo que sé o si quieres hacer cualquier otra cosa, yo te voy apoyar, siempre, siempre, siempre.

Créeme, yo me conozco- cuando te veo me deberé comprar un babero, porque por muy milico que soy, me colgará un hilo de baba. Si tú serás una princesa, una señorita linda, cariñosa y nadie se podrá resistir a tu belleza, ni siquiera el viejo gruñón de tío (comparado en edad contigo).

Te aseguro también que tendrás un carácter potente. Te apuesto cuando te caigas del triciclo, de la bicicleta ni siquiera vas a llorar. Sabes por qué… porque tu mamá te enseñará a ser fuerte cono un roble, igual que ella lo es. Nada la detiene y siempre logra lo que desea. Ella sale adelante a pesar de las adversidades y te aseguro, será una madre extraordinaria porque, de cierta manera, ya entrenó con tu otro tío (si el tito jaime). Eso sí, vas a tener que aguantarla un poquito… es media enojona, como tu abuelo Jach, pero hará de ti una gran mujer, como ella lo es. Pensarás Joer que familia me ha tocado.

A tu papá no lo conozco mucho, pero parece que es buen chato. Si no lo llega a ser, te aseguro que a patadas en el culo lo arreglamos- es broma- sera un papa fantastico para tí , pero una cosa tienes que tener clara mi niña… aquí tienes a un tío que te adora y mientras esté vivo, se encargará de que tú seas feliz y si alguna vez sientes penita, va a estar a tu lado… porque te adora.

Un besito.

Tu tío chocho.