Animales En Peligro De Extinción

%title%

%url%

%description%

Click aquí
Hola a todos y todas.

Me pareció interesante, compartir este post en Taringa!.


Animales En Peligro De Extinción

En los últimos quinientos años la actividad humana ha causado la extinción de 816 especies. Sólo desde el siglo XVIII han desaparecido 103 especies, una cifra cincuenta veces superior a su ritmo natural de extinción. Según la Unión Mundial para la Naturaleza (UICN), uno de cada diez pájaros y el 25% de los mamíferos figuran en la Lista Roja de especies amenazadas de desaparición, mientras que dos tercios de otras especies también constan bajo el epígrafe de "en peligro". La extinción de animales se ha acelerado en los últimos 200 años como consecuencia directa o indirecta del crecimiento de la población humana, el despilfarro de los recursos naturales y los cambios asociados al medio ambiente. Se trata, desafortunadamente, de un fenómeno más grave de lo previsto años atrás por los conservacionistas.

¿Qué es una especie en extinción?
Según la UICN, se denominan así las especies en claro peligro de extinción y cuya supervivencia es poco probable de seguir los mismos factores que causaron esa amenaza. Se incluyen también en este grupo las especies menguadas numéricamente hasta un nivel crítico o cuyos hábitat han experimentado una reducción tan drástica que se les considera en inmediato peligro de extinción.

La causa de esta amenaza es la pérdida de hábitat y la degradación que afectan al 89% de todas las aves amenazadas, al 83% de los mamíferos amenazados y al 91% de las plantas amenazadas que han sido evaluados. Los factores que han contribuido a la extinción de las especies (impacto de la industria, asentamientos humanos en regiones salvajes, etc.) continúan operando con una "intensidad creciente", aseguran los expertos. Sin embargo, muchos de los problemas podrían mejorar si los gobiernos adoptaran los tratados y convenciones aprobados en la Convención de Río de 1992.

Criterios de la Lista Roja
Cada dos años la UICN edita la Lista Roja de Especies Amenazadas, una de las herramientas principales para determinar el estado de la diversidad biológica de la Tierra. Los expertos han identificado a más de 12.000 especies animales y vegetales en peligro, incluyendo más de 1.000 mamíferos.

La Lista Roja de la UICN, reconocida como la guía de mayor autoridad sobre el estado de la diversidad biológica, la elaboran cerca de 10.000 expertos de 181 países.

Las categorías principales en la que se agrupan las especies en la Lista Roja de la UICN son: extinto (por ejemplo, el Zarapito boreal), extinto en estado silvestre (el cactus Mammillaria glochidiata), en peligro crítico (el Águila monera filipina), en peligro (Ciprés dorado) y vulnerable (Cactus de alcachofa).

La clasificación dentro de las categorías para especies amenazadas de extinción (vulnerable, en peligro y en peligro crítico) se realiza mediante cinco criterios basados en factores biológicos: tasa de disminución, tamaño de la población, área de distribución geográfica, y grado de fragmentación de la población y la distribución.

Nuevas especies amenazadas
Antílope "saiga"
Se encuentra ahora "en peligro crítico". Este antílope nómada vive en rebaños, por lo general en las estepas abiertas de pastos y en los desiertos semiáridos de Asia Central. En la última década sus poblaciones han ido decreciendo debido a la caza furtiva para obtener su carne y exportar su cornamenta, utilizada en la medicina tradicional.

Camello "bactriano" silvestre
"En peligro crítico". Tiene su bastión principal en China, donde su hábitat natural está siendo invadido por minas de mineral legales e ilegales. La especie es objeto de caza continua y persecución porque compite con los camellos domésticos y el ganado por agua y pastos, pero también por la caza deportiva.

Ratón de agua etíope
Ingresa en la lista dentro del epígrafe "en peligro crítico". Es sólo conocido por un espécimen encontrado cerca de la fuente del Pequeño Abbai, un afluente del Nilo Azul en el noroeste de Etiopía. Su hábitat puede haber sido afectado por el sobrepastoreo de ganado.

Buitre de pico delgado y Buitre indio
Están clasificados como "en peligro crítico" por el decrecimiento acelerado de sus poblaciones, en especial en todo el subcontinente índico, como consecuencia de enfermedades, envenenamiento, el uso de pesticidas y cambios en el tratamiento del ganado muerto.

Caballito de mar de cola de tigre
Clasificado como "vulnerable", es blanco de pescadores por el beneficio importante que ofrece para uso medicinal y acuarios. También se comercia masivamente para uso ornamental. Además, su hábitat ha entrado en proceso de degradación.

Plantas
En 2002 se evaluaron e incluyeron en la Lista 5.714 especies de plantas, que suponen en torno al 4% de las descritas del mundo. Se calcula que a medida que la evaluación continúe el número de plantas que engrosarán la Lista aumentará considerablemente. La Lista de especies de plantas se compone en gran parte de árboles, al ser éstos más conocidos y estudiados por los científicos que el resto de especies vegetales.

También en la Península Ibérica

El Catalogo Nacional de Especies Amenazadas recoge que en España hay 56 especies en peligro de extinción, como los peces esturión, jarabugo, cavilat y fraile, y plantas como el zueco (una orquídea del Pirineo) y la beba canaria.
El lince ha sido reclasificado como una especie "en peligro crítico" por la UICN. Con una población que ha descendido a menos de la mitad de los 1.200 ejemplares registrados a principios de la década de los noventa, el lince ibérico está a punto de convertirse en la primera especie de gato silvestre en extinguirse en los últimos dos mil años. El lince habita en los bosques del Mediterráneo y matorrales, prefiere las matas densas para protegerse y los pastizales abiertos para la caza de conejos. Como resultado de la fragmentación de su hábitat por la agricultura y el desarrollo industrial, la población ha sido confinada a grupos dispersos en el cuadrante sudoccidental de la Península Ibérica.
Para ayudar al felino, la IUCN afirma que es preciso restablecer la población de conejos que habitan en el territorio donde vive el lince. También es necesario que se implemente un programa acelerado de reproducción en cautiverio con al menos doce ejemplares.
La otra cara de la moneda la representan las aves carroñeras como el buitre negro, el alimoche y el quebrantahuesos. Hace unos años la estabulación del ganado, la escasez de animales muertos silvestres y el veneno amenazaban con extinguir a estas aves. Sin embargo, estos pájaros han remontado el vuelo. El éxito se debe a la disponibilidad de habitat adecuados para la cría y a la abundancia de alimento. La proliferación de comederos (muladares) donde se hacen aportaciones de carroña ha sido una medida decisiva para a recuperación de este tipo de aves en Castilla y León, Aragón y Navarra.


Extinción de animales y vegetales



Generalmente, cuando se habla de la extinción de animales, se piensa únicamente en aquellos animales que pertenecieron a la época prehistórica, olvidando en muchos casos a los animales con los que contamos en la actualidad y que están en peligro de extinción. Por esta razón, las autoras han decidido dar a conecer por medio de este sitio la problemática, importancia y consecuencias de este fenómeno sobre el ecosistema. En la actualidad, existen algunas personas que se han preocupado por la extinción de animales, y han formado criaderos para preservar algunas especies. El tigre que va y viene por su jaula y el oso polar que chapotea en su pequeño charco en el zoológico quizá se conviertan pronto en los últimos representantes vivos de su especie. Junto con otros favoritos del zoológico, como el orangután y el gorila, los tigres y los osos polares están amenazados de estinción -de total desaparición como especies vivas- a menos que el hombre salga en su defensa con medidas protectoras. En todo el mundo, en zonas vírgenes que se reducen constantemente, los animales salvajes están librando una batalla contra los estragos causados por el hombre. Desde los gorilas de África central y las vicuñas de los Andes, hasta los canguros de Australia y las ballenas de los mares abiertos, en todas partes hay animales cuya supervivencia está pendiente de un hilo.
En los últimos años, el índice de extinción se ha acelerado a causa de las actividades desarrolladas por el hombre. A diferencia de otros animales que elaboran en su propio organismo las adaptaciones que necesitan para sobrevivir, los seres humanos pueden transformar acentuadamente el ambiente para adecuarlo a ellos. Aunque algunos animales, como los castores, pueden introducir cambios es relativamente limitados.
Se considera que el hombre prehistórico ha sido causa de la extinción de algunas especies de los mayores mamíferos norteamericanos que existían entonces.

Tatú Carreta


Se ha presentado el caso de la desaparición de tatús que residían cerca de asentamientos humanos, probablemente perturbado por los disturbios generados por los asentamientos. Es perseguido por los cazadores para consumir la carne. Se lo captura para llevarlo a los zoológicos, museos, coleccionistas, o bien para ocupar el caparazón como caja de resonancia .
El tatú carreta es el más grande de los armadillos que aún viven. Mide alrededor de 1,5 metros de longitud, desde el hocico a la punta de la cola y suele pesar 60 kilos. Tiene un caparazón oscuro, formado por numerosas placas ordenadas en filas transversales, que llegan a cubrir también la cola, las más pequeñas están en la cola y en las patas. La coloración general es parda. siendo amarillento en los flancos. Muestra un cuerpo voluminoso y cortas extremidades, muy musculosas, con uñas potentes y algo desproporcionadas con el resto de su pesado cuerpo, especialmente en sus extremidades anteriores. El hocico es alargado y las orejas no son muy grandes.
Alimentación
Es un animal solitario y para alimentarse tiene hábitos nocturnos. Hace recorridas cotidianas de casi 3.000 metros buscando su alimento favorito: invertebrados como hormigas, termes, arañas, gusanos y larvas, que obtiene destrozando hormigueros y termiteros o desmembrando troncos podridos. Su dieta se completa con carroña, culebras y vegetales.
Se lo encuentra en la mayor parte del este de América del sur, desde el sudeste de Venezuela y las Guayanas, hasta el noreste de la Argentina. En nuestro país habita en Misiones, Formosa, Santiago del Estero, Chaco y tal vez Corrientes. Busca terrenos áridos, con arbustos, montes, bosques en galería, bosques xerófilos, selvas y sobre todo sabanas donde la aparición del hombre se haya retrasado




El Lince


El Lince es uno de los animales protegidos en la caza ya que su extinsión con el transcurso del tiempo se ha ido notando
Vive en los bosques y zonas de montaña.
Su pelaje muestra una coloración variable; del gris al rojizo, con la parte inferior blanca. Tiene todo el cuerpo cubierto de manchas oscuras; en las orejas se disponen unos penachos de pelos negros y tiene unos largos bigotes a ambos lados del hozico, la punta de la cola es de color negro.
Es un animal que vive en solitario, salvo en la época de celo; es principalmente nocturno. Se alimenta de conejos, liebres y aves; su técnica de caza es el acecho con un rápido salto. Tienen de dos a cuatro crias después de un período de gestación de 63 días. Construyen sus madrigueras en los árboles, rocas ó en los matorrale


El Tapir En La Argentina


Los tapires existen hace unos 40 millones de años y están emparentados con los caballos, los burros, las cebras y los rinocerontes. Actualmente existen cuatro especies en el mundo: tres en América Central y Sud América y una en Asia.Está ampliamente distribuida, desde los Andes Orientales de Venezuela y Colombia hasta el norte de Argentina, donde se la encuentra en las provincias de Salta, Jujuy, Formosa, Misiones, Chaco y posiblemente en áreas restringidas de Santiago del Estero, Corrientes, Santa Fé y Entre Ríos, habiendo desaparecido de la provincia de Tucumán hace aproximadamente 60 años.Los tapires son animales grandes y fuertes, pueden llegar a medir dos metros de largo, un metro veinte de alto y pesar hasta 300 kg.Tienen un agudo sentido del olfato, que utilizan para encontrar y elegir su alimento y detectar posibles peligros, son solitarios y tímidos.Son particularmente vulnerables a la presión de cacería, ya que por su tasa reproductiva y densidades bajas, no pueden recuperar su población rápidamente. Otra amenaza es la fragmentación y la reducción de su hábitat natural, como consecuencia del desarrollo de actividades como la explotación forestal, deforestación, forestación con especies no nativas, explotación de hidrocarburos y ganadería, que cuando se realizan sin control ni adecuada planificación, traen como consecuencia una fuerte degradación de los ambientes y los recursos naturales.El tapir es una especie argentina en peligro y su cacería y captura están prohibidas. Figura en el Apéndice I de la Convención Internacional para el Tráfico de Especies de Flora y Fauna Silvestres (CITES), por lo tanto su comercio internacional no está permitido.


El oso panda es uno de los principales animales en extinción.

El oso Panda tiene los hombros, orejas y los parches ovales alrededor de los ojos todo es negro. El resto de chaqueta es blanco. Actos colorantes como camuflaje cuando los movimientos animales por la nieve.
Es un buen trepador del árbol y puede nadar para escapar un rapaz incluso. Bambú de los sostenimientos con un hueso de la muñeca agrandado que se parece un dedo pulgar.
Los vellos en las plantas del pie de los pies le dan tracción y reducen pérdida de calor adelante el hielo y nieve. Algunos científicos discrepan si el panda gigante es un tipo de oso o raccoon. Otros creen que está separado de osos o raccoons.
Come mucho bambú el sistema digestivo del panda no absorbe la fibra, así que debe comer mucho él. Los pandas también comen flores, vides, céspedes del tufted, maíz verde, miel y rodents.
Aunque hace frío en el bosque, los pandas no hibernan. Ellos mueven para bajar elevaciones durante el invierno quedarse caluroso y a las elevaciones más altas por el invierno para quedarse fresco.
Ellos no tienen casas permanentes, pero duerme al fondo de árboles y bajo los tocones y piedra.



LAS ESPECIES CON MAYOR AMENAZA

En los últimos años, el índice de extinción se ha acelerado a causa de las actividades desarrolladas por el hombre.
A diferencia de otros animales que elaboran en su propio organismo las adaptaciones que necesitan para sobrevivir, los seres humanos pueden transformar acentuadamente el ambiente para adecuarlo a ellos. Aunque algunos animales, como los castores, pueden introducir cambios es relativamente limitados. Pero el hombre consigue transformar en modo extremo zonas muy extensas en muy breve tiempo. Confecciona su ropa y construye casa para protegerse. Embalsa ríos, desbroza selvas e irriga desiertos para fines de cultivo y para la cría de ganado.
Estas actividades cambian el ambiente de manera que las plantas y animales autóctonos deben adaptarse, emigrar o morir. En este sentido, el hombre compite con la vida silvestre en lo que respecta a los productos de la tierra y los mares. Más aún, para proteger sus cultivos y sus animales domésticos, matan a otras especies que pueden comerlos o competir con ellos.
Se considera que el hombre prehistórico ha sido causa de la extinción de algunas especies de los mayores mamíferos norteamericanos que existían entonces. Los grandes mamuts de la Edad de Hielo, los enormes perezosos de tierra, y quizás hasta los caballos salvajes de las llanuras se extinguieron cuando el hombre, el cazador, llegó al Nuevo Mundo procedente de Asia hace más de 20.000 años. Esos animales pasaron por todas las adaptaciones necesarias para sobrevivir entre tigres de dientes de sable y lobos gigantescos. Pero no pudieron adaptarse al hombre y a sus técnicas de caza.
Con el desarrollo de la agricultura y la domesticación de los animales, hace aproximadamente 12.000 años, aumentó seriamente la amenaza para la vida silvestre. A medida que la población humana creció y se dispersó por todas partes, se registró una declinación en la totalidad de los animales salvajes y un aumento de la tasa de extinción de las especies.



Animales Que Se Han Extinguido


Dodo

informacion


El dodo (de nombre científico Raphus cucullatus), vivió en nuestro planeta hasta hace bien poco, concretamente hasta el siglo XVII. Era un ave no voladora, y únicamente vivía en las Islas Mauricio. Cuando los colonizadores portugueses llegaron a la isla por primera vez, se la encontraron llena de estas maravillosas aves; pero los portugueses no vieron en ellas a un animal muy inteligente (quizás porque no podían volar) y les pusieron como nombre "dodo" (que viene a significar "tonto " ).

El dodo tenía un tamaño considerable para ser un ave: Medía un metro de altura y pesaba entre 13 y 25 kilos. Su pico, de 23 centímetros, terminaba en forma de garfio para romper cocos, y sus pequeñas alas le impiden volar y soportar su peso. Como consecuencia de ello, anidaban en el suelo.

Tradicionalmente, siempre se ha visto al dodo como un animal gordo, tonto, pesado, patoso... Basta con decir que el primer nombre científico que se le dio fue el de "Didus ineptus". Pero, para orgullo del dodo, los científicos actuales ponen en duda esas afirmaciones. Ellos creen que los estudios científicos sobre el ave tomados en esa época se hicieron con dodos domésticos, no salvajes. Y, según parece, un dodo doméstico tiende a coger rápidamente sobrepeso, ya que se combina su gran apetito con comida de sobra. Actualmente no se tiene muy claro qué comían, pero mayoritariamente se piensa que se alimentaban del fruto de un árbol llamado Tambalacoque.

Los científicos creen que el dodo procedía de las palomas que migraban de África y Asia, que, al asentarse en una isla libre de depredadores, se hizo innecesaria la capacidad de vuelo y se atrofiaron sus alas. El animal vivo que más relacionado está con el dodo es la paloma de Nicobar.


El Gliptodonte


extincion


de

El gliptodonte, de nombre científico Glyptodon clavipes, vivió hace millones de años, durante la época del Pleistoceno (para ser más concretos, se cree que apareció hace unos 2'5 millones de años). El hombre llegó a tener contacto con este animal, llegando incluso a cazarlo para diversos fines (aunque, como explicaremos más adelante, no fue la causa principal de su extinción).

El gliptodonte era un animal bastante grande y pesado. De media, un gliptodonte adulto medía 3 metros y pesaba la enorme cifra de 1'4 toneladas. Volviendo al ejemplo anterior, repito que la mejor forma de verlo es imaginarse a un armadillo con el tamaño de un Volkswagen Escarabajo (e incluso de mayor peso). Lógicamente, estas medidas lo dotaban también de una gran lentitud, defecto que era aprovechado por sus depredadores.


Sin duda alguna, esta característica es la más interesante del gliptodonte. Su caparazón estaba formado por 1000 placas óseas de 2'5 centímetros de grosor. Con esta protección de lujo, el gliptodonte estaba protegido como si fuera una tortuga. Pero que no os confunda la comparación con este animal, porque a diferencia de las tortugas, el gliptodonte no podía esconder la cabeza dentro de su caparazón. En lugar de ello, tenían otra capa ósea diferente en lo alto de su cabeza.

Y también la cola estaba protegida. A menudo este animal presentaba una serie de anillo óseos que protegían que rodeaban de forma horizontal toda la cola. Por supuesto, todas estas estructuras óseas externas necesitan un gran soporte. Entre otras cosas, tenían unas sólidas vertebras fuertemente unidas entre sí; unas extremidades cortas pero muy sólidas y gruesas; y unos fuertes hombros que sostenían bien el peso del caparazón.


Los hombres, cazaban este animal para diversos propósitos, tanto para la alimentación como para el objetivo anteriormente comentado de conseguir un buen refugio a base de la concha. Pero ésta no fue la principal causa de su extinción, era una caza moderada.

El verdadero motivo de la extinción, al igual que el animal que vimos en el anterior artículo, fue la inadaptación a la nueva época que estaba entrando. En esa época el Pleistoceno estaba tocando su fin y comenzaba el Holoceno. El clima estaba empezando a cambiar por completo, y muchos animales, como el caso de hoy, no pudieron adaptarse y desaparecieron.




El Mamut


Animales

Su nombre científico, "Mammuthus", es fruto de una curiosa anécdota: La tribu de los mansi creía que los mamuts eran animales subterráneos que morían cuando les daba la luz del Sol. Esta falsa y equivocada creencia se formó porque siempre que veían a un mamut, estaba muerto o era un fósil, por lo que llamaron a estos animales "Mammot", que viene a significar "topo de tierra".

Los mamuts vivieron en el Neógeno, desde hace aproximadamente 4,8 millones de años hasta hace 3.700 años (por lo que convivieron con humanos), y se extendieron por casi todo el globo: Norteamérica, Europa, Asia y África.

El peso de estos gigantes solía rondar las 6 u 8 toneladas, aunque se han llegado a observar en casos excepcionales machos de más de 12 toneladas. La altura varía bastante con la especie, pero normalmente superaban en altura a los elefantes: El más grande ellos (Mamut de río Songhua) tenía 5'3 metros de altura y 9 metros de longitud; mientras que el más pequeño (Mamut lanudo) solía medir de 2 a 3 metros de altura.

Sus características más importantes son, sin duda, los colmillos, la trompa y el pelaje. De los colmillos sabemos que son los dos dientes incisivos superiores y que eran bastante más grandes que los del elefante: Medían 2'5 metros y pesaban 50 kilos. A los seis meses de edad desarrollaban unos mini-colmillos y sólo un año más tarde florecerían los colmillos permanentes, los cuales no dejaban de seguir creciendo hasta la muerte del animal.

La trompa era muy robusta y musculosa, adaptada a hacer todo tipo de movimientos. Principalmente la utilizaba para la alimentación (un punto del que hablaremos más adelante), pero le daba muchos otros usos. Por ejemplo, la utilizaba para bañarse con agua como hacen los elefantes o para restregarse barro (el cual lo protegía contra los mosquitos).

El pelaje era una característica que sólo presentaban los mamuts que habitaban las zonas frías del norte. Estaba enmarañado y llegaba a cubrir todo el cuerpo del animal. Evidentemente, su función era la de retener el calor y protegerse contra el frío, por lo que algunas especies que habitaban en zonas templadas se deshicieron de él. Otra interesante característica que diferenciaba a los mamuts de la zona fría de los de la zona cálida eran las orejas. Mientras que los primero desarrollaron unas orejas muy pequeñas que les ayudaban a mantener el frío en el cuerpo (su tamaño sería comparable al de un quinto de las orejas de los elefantes), los segundos tenían unas orejas enormes.
Otro aspecto característico de los mamuts era su joroba. Según parece, desarrollaron una joroba de músculo, grasa o pelo en la parte superior de la espalda. Este dato lo sabemos gracias a una combinación de los fósiles y las pinturas rupestres: Mientras que los fósiles indican una espalda plana, las pinturas rupestres mostraban una espalda muy curvada. La conclusión a esta paradoja sería la presencia de las anteriores jorobas.

Los mamuts se solían organizar en sociedades matriarcales, en las cuales las hembras dominaban la manada. Cuando los machos alcanzaban la maduración sexual abandonaban el grupo y sólo se apareaban durante una pequeña época del año, de tal forma que las crías naciesen en la época estival, cuando había más alimento. La gestación duraba 22 meses aproximadamente y solía nacer una única cría por cada embarazo.

Respecto a su alimentación, eran unos animales herbívoros. Tomaban cualquier alimento vegetal, pero sobre todo su alimentación se basaba simplemente en hierba. Esta alimentación le obligaba a tomar casi 180 kilos diarios de comida, todo ello acompañado con hojas o cortezas que completaban sus necesidades. La gran cantidad de hierba que tomaba le obligó a desarrollar unos molares especializados que tenían pequeñas crestas de esmalte para masticar y romper su alimento.

Respecto a su extinción, al igual que ocurrió en otros casos (véase el megaterio o el alce irlandés) fue una mezcla de bastantes factores: Cambio climático, caza y una hipotética enfermedad

- El cambio climático que se produjo hace unos 13.000 años aumentó considerablemente las temperaturas y produjo grandes cambios en sus hábitats. Por ejemplo, los pequeños arbustos con los que complementaban su alimentación empezaron a ser sustituidos por grandes árboles, los cuales redujeron considerablemente la población de mamuts. Además de cambiar su hábitat, el aumento de temperaturas también afectó directamente a los mamuts poseedores de pelaje. Por ejemplo, se cree que gran parte de los mamuts lanudos podrían haber muerto por hipertermia, ya que su gran pelaje no permitiría un buen equilibrio térmico.

- Se sabe que el hombre cazaba a los mamuts. Cabe destacar que no fueron la causa principal, pero sí que pudieron ser un buen complemento para su extinción en la época del cambio climático, cuando la población era cada vez más escasa. Puntas de flechas clavadas en mamuts y pinturas rupestres demuestran que tanto el Homo sapiens como el Homo erectus se alimentaban de la carne de mamut.

- Y por último, existe una hipótesis que culpa de la extinción de los mamuts a una gran epidemia. Según dice, la enfermedad habría sido transmitida por el hombre y los animales domésticos que llevaban consigo en sus migraciones. Un simple brote de alguna enfermedad muy virulenta podría haber causado grandes estragos en una sociedad que tarda tanto en reproducirse y en reponer las pérdidas con nuevas crías (recordamos que sólo había una cría por apareamiento y la gestación duraba 22 meses). Sin embargo, esto es sólo una hipótesis y no hay hechos científicos.




El Smilodon


extinguidos

El Smilodon, incorrectamente conocido como "Tigre dientes de sable" (aspecto que se explicará más adelante), se ha ganado una gran reputación como un gran cazador. Este género, que contiene tres especies muy parecidas entre sí, es altamente conocida gracias a sus largos colmillos. El Smilodon fatalis, Smilodon gracilis y el Smilodon populator suponen un género de poderosos felinos que dominaron toda América del Norte durante siglos.

Como decía en la introducción, el nombre común que se le suele aplicar a este género es incorrecto. En realidad, ese nombre se utiliza para nombrar a cualquier animal que posea unos dientes de sable. Aunque parezca mentira, hay un total de 27 especies que se merecen ese apodo. Muchas de ellas son biológicamente lejanas, pero por causas de evolución convergente han acabado desarrollar ese tipo de colmillos. Aunque es cierto que de todos los animales que portan esos colmillos el más famoso es el Smilodon, llamarlo "Tigre dientes de sable" es una inexactitud que puede acabar llevando al error.

Este animal apareció hace unos 3 millones de años, es decir, a finales del Plioceno. Poblaron toda América del Norte, y, al final de su existencia, intentaron colonizar América del Sur, coincidiendo con el Gran Intercambio Americano. Se extinguieron con el final del Pleistoceno, hace unos 12.000 años aproximadamente.


en peligro

Estos felinos destacan por tener un cuerpo especialmente robusto y potente, más que cualquier felino actual. La evidencia de este hecho lo hallamos en sus huesos, los cuales son muy robustos y, por tanto, deberían estar diseñados para mantener unos músculos potentes y muy desarrollados. Esta potencia muscular se veía reflejada también en su peso: La especie más pequeña solía pesar unos 150 kg, mientras que la más grande alcanzaba los 350 kg. Se ha especulado que un macho excepcionalmente grande podría haber llegado a los 500 kg. Respecto a su altura, aunque también variara con la especie, solía rondar el metro o metro y medio, mientras que la longitud lateral podía llegar a los dos metros y medio. Sin embargo, esta musculatura no le daba mayor velocidad, ya que el Smilodon era más lento que cualquiera de los grandes felinos que vemos hoy.

Pero, sin ninguna duda, el aspecto más interesante de este animal son sus largos colmillos. Estos "dientes de sable", una versión prolongada de sus caninos, podían llegar a medir 20 centímetros y tardaban 18 meses en desarrollarse. Evidentemente, su principal uso era el de la caza. Cuando atacaban a una presa, dirigían su mordedura al cuello. De esta forma, sus grande colmillos partían literalmente sus los huesos de la presa y la mataban instantáneamente. Sin embargo, esto suponía un gran riesgo de ruptura para sus colmillos, así que también existía otra forma más delicada de llevar a cabo su objetivo: Hundían sus colmillos en el cuello de la víctima de forma que bloqueaban la tráquea (y, por tanto, bloqueaban la respiración) y al mismo tiempo destrozaban las arterias que llevaban sangre al cerebro (acto mediante el cual mataban definitivamente a la presa).



Animales En Peligro De Extinción]

Sin embargo, se ha demostrado que la potencia con la que mordían era menor que la que ejercen otros felinos. Por ejemplo, el león puede realizar una mordedura tres veces más potente. ¿Para qué le servían entonces tantos músculos y largos dientes al Smilodon si su mordedura era más débil? La respuesta a esta aparente paradoja está relacionada con el tipo de caza que realizaban. Usando su pesado y poderoso cuerpo para inmovilizar a la víctima, el Smilodon clavaba sus colmillos en el cuello intentando alcanzar una longitud profunda. Gracias a esta forma de cazar, no era necesaria mucha potencia en la boca, sino una gran resistencia en los colmillos (aspecto en el que el Smilodon supera ampliamente a cualquier león) y una buena abertura de la boca (basta con decir que, mientras el león tiene una abertura de 65º, el Smilodon goza de una de 120º). Sencillamente, el Smilodon tiene una forma de caza diferente a la que practican otros felinos actuales. Por último, también hay que destacar que los colmillos estaban presentes tanto en hembras como en machos, por lo que no existía diformismo sexual.

Otro elemento implicado en la caza de este género eran sus patas. Dotadas de potentes músculos, estaban diseñadas no para correr, sino para derribar a su presa e impedir sus movimientos. Gracias a las uñas retráctiles y al peso de todo el cuerpo en general, el Smilodon podía mantener a su presa fijas en el suelo sin ningún tipo de posibilidad para escapar mientras sus colmillos hacían el resto.

Su alimentación era únicamente carnívora, y se especializaban en grandes presas: Bisontes, alces, camellos, ciervos, megaterios, crías de mamuts y mastodontes. Como se puede observar en los anteriores ejemplos, no solían atacar especies pequeñas, ya que su estilo de caza no eran las largas carreras y batallas, sino un ataque directo. Además, sus colmillos se habían especializado en atacar al cuello de la forma anteriormente descrita, por lo cual atacar presas pequeñas y huidizas era bastante incómodo para ellos.

Algunos biólogos también piensan que el ser humano pudo tener cierta influencia sobre ellos, pero más bien se tiene en cuenta el cambio climático que hubo en esa época. Unas temperaturas cada vez más difíciles para ellos, combinadas con el nuevo territorio, la presión de grupos humanos y, sobre todo, la falta de sus presas habituales, convirtieron la vida de esta especie en una odisea. Finalmente, acabó extinguiéndose alrededor del año 12.000 A.C.



Fin Del Post Esto Ha Sido Todo

informacion

extincion

13 comentarios - Animales En Peligro De Extinción

@Padi89
hola loco, te soy sincero no lo lei todo al post XD, pero estoy al tanto del tema y vengo a dejarte 10 xq es el primer post q veo hoy q no es un juego o una burla sin sentido
te pongo seguir x si se te ocurre postear mas cosas interesantes
@pccero
muy buen post habia visto algunos que se parecen pero el tuyo sin duda es el mejor +5
@JaNkI16i
A FAVORITOS, RECOMENDADO MAÑANA +10 I TE SIGO TODO EN UN SOLO PACK XD
@JaNkI16i
LO PROMETIDO ES DEUDA +10