Conflictos con Chile


El motivo de este post es realizar una pequeña reseña de los conflictos en materia de Derecho Internacional que se suscitaron con la Nación fronteriza de Chile. No busca crear conflictos ni ser un disparador para que se genere discordia en los comentarios. Seamos sinceros, en Taringa es muy raro que dos personas de opiniones encontradas se pongan de acuerdo, la mayoría de las discusiones son fútiles a si que mejor abstenerse, el medio no es el idóneo.

Canal de Beagle

Conflictos con Chile - Encuadre jurídico


La Real Cédula de Carlos III (1681) estableció como línea divisoria entre el Reino de Chile y las Provincias Unidas del Río de La Plata a la Cordillera Nevada.
El Tratado Irigoyen – Echeverría (firmado por Francisco de B. Echeverría.y Bernardo de Irigoyen en 1881) estableció que:

Artículo 1º: El límite entre Chile y la República Argentina es, de Norte a Sur, hasta el paralelo cincuenta y dos de latitud, la Cordillera de los Andes. La línea fronteriza correrá en esa extensión por las cumbres más elevadas de dicha Cordillera que dividan las aguas y pasará por entre las vertientes que se desprenden a un lado y otro. Las dificultades que pudieran suscitarse por la existencia de ciertos valles formados por la bifurcación de la Cordillera y en que no sea clara la línea divisoria de las aguas, serán resueltas amistosamente por dos Peritos nombrados uno de cada parte. En caso de no arribar éstos a un acuerdo, será llamado a decidirlas un tercer Perito designado por ambos Gobiernos. De las operaciones que practiquen se levantará una acta en doble ejemplar, firmada por los dos Peritos, en los puntos en que hubieren estado de acuerdo y además por el tercer Perito en los puntos resueltos por éste. Esta acta producirá pleno efecto desde que estuviere suscrita por ellos y se considerará firme y valedera sin necesidad de otras formalidades o trámites. Un ejemplar del acta será elevado a cada uno de los Gobiernos.

Artículo 3º: En la Tierra del Fuego se trazará una línea que, partiendo del punto denominado Cabo del Espíritu Santo en la latitud cincuenta y dos grados cuarenta minutos, se prolongará hacia el Sur, coincidiendo con el meridiano occidental de Greenwich, sesenta y ocho grados treinta y cuatro minutos hasta tocar en el Canal "Beagle". La Tierra del Fuego dividida de esta manera será Chilena en la parte occidental y Argentina en la parte oriental. En cuanto a las islas, pertenecerán a la República Argentina la isla de los Estados los islotes próximamente inmediatos a ésta y las demás islas que haya sobre el Atlántico al Oriente de la Tierra del Fuego y costas orientales de la Patagonia; y pertenecerán a Chile todas las islas al Sur del Canal "Beagle" hasta el Cabo de Hornos y las que haya al Occidente de la Tierra del Fuego.

Con el fin de subsanar la ambigüedad del artículo 1º del tratado de 1881, que señala como coincidentes dos criterios dispares de demarcación -altas cumbres y divisoria de aguas-, el canciller chileno Isidoro Errázuriz y el plenipotenciario argentino Norberto Quirno Costa firmaron el 1º de mayo de 1893 un Protocolo adicional y aclaratorio del Tratado de 1881. Este Protocolo no cumplió con su objetivo, sin embargo, estableció el “principio bioceánico”, el cual puso un cierto límite a las pretensiones tanto de Chile como de Argentina. “Ninguna pretensión de podrá llevar a Chile hacia el Atlántico ni a Argentina hacia el Pacífico.”
Sin embargo, ambos países posteriormente no estuvieron de acuerdo en cuanto al sector de la frontera en que se debe aplicar este principio. La Argentina sostenía que era válido a lo largo de toda la frontera. Chile, en cambio, sostiene la teoría del arco antillano, extendiendo el Pacífico hacia el Atlántico de forma tal que abarcara las islas en disputa (Picton, Lennox y Nueva)
En 1896, se firma el Acuerdo Quimo Acosta – Guerrero estableciendo que “las divergencias en cuanto a los límites serán dirimidas por el arbitraje de Su Majestad Británica”. La disputa es sometida a dicho arbitraje, interviniendo el Rey Enrique VII, quien envía una Comisión para que estudie la zona. Esta Comisión llegó a la conclusión que “el Tratado de 1881 es inaplicable poscuestiones geográficas”.
En 1970 el nuevo ministro de Relaciones Exteriores argentino, Juan Benedicto Martín aceptó la idea de recurrir a un arbitraje, nuevamente ante el Reino Unido (representado por la Reina Isabel II), aunque propuso la idea de que fuera un tribunal compuesto por cinco peritos internacionales quienes plantearan una propuesta a la monarca, la que finalmente aprobaría o rechazaría dicha propuesta de arbitraje, sin modificarla. El gobierno chileno aceptó los términos y el 22 de julio de 1971 los gobernantes Salvador Allende y Alejandro Agustín Lanusse firmaron el protocolo de arbitraje, en Salta.
La sentencia dada a conocer el 18 de abril de 1977 fue unánime. El juez francés André Gros dio un voto disidente, pero no en cuanto al resultado, sino a la argumentación.
El Laudo Arbitral reconoció la soberanía de las islas Picton, Nueva y Lennox con sus islotes y roqueríos a Chile, haciendo pasar la frontera aproximádamente por el medio del canal.
El 25 de enero de 1978 la Argentina declaró "insubsanablemente nulo" el laudo referente a las islas y no se consideró obligado a su cumplimiento, declarando además que la decisión de la Corte "adolece de defectos graves y numerosos" y que la misma fue dictada en "violación de las normas internacionales a que la Corte debía ajustarse". Además se realizan aprestos bélicos, que no terminó en el comienzo de un conflicto armado gracias a la intervención del Vaticano para realizar una mediación a cargo del Cardenal Antonio Samore.
Una vez finalizada la dictadura y habiendo regresado la democracia, el gobierno del Dr. Raúl Alfonsín sometió a referéndum la posibilidad de solucionar el problema del Beagle con la mediación del Papa. Ganó el “SI” con el 82% de los votos.
El 29 de noviembre de 1984, en el Vaticano, se firma el Tratado de Paz y Amistad entre Argentina y Chile el cual consta de cuatro partes:

- Establecimiento de la paz y amistad
- Delimitación marítima
- Cooperación económica e integración física
- Disposiciones finales

El Tratado consta a su vez de dos Anexos. El primero establece un procedimiento de conciliación y, para el caso en que éste falle, uno de arbitraje. El segundo regula la navegación del Estrecho de Magallanes.
Mediante este Tratado se puso fin al conflicto por el Canal de Beagle y la soberanía de las islas Picton, Lennox y Nueva (las cuales quedan para Chile). La Argentina obtuvo como beneficio la proyección marítima, quedando descartada la teoría del arco antillano esgrimida por Chile.


Kirchner


chile




Laguna del Desierto

Laguna Del Desierto

La zona que comprende a la Laguna del Desierto, situada en Santa Cruz, había sido demarcada sin dificultad por la Comisión Demarcadora Británica en 1902, límites que fueron establecidos en el Laudo arbitral de ese mismo año e incorporados a la cartografía de ambos países.
Sin embargo, con el correr del tiempo, Chile tomó una actitud diferente a la debida de acuerdo con el Laudo, e intentó correr los límites. De hecho, en 1957 un grupo de soldados de las Fuerzas Armadas Chilenas, cruzó la frontera y tomó posesión del terreno argentino.
Más allá de las declaraciones diplomáticas llevados a cabo con el fin de ordenar el repliegue de las tropas, el mismo no fue efectivizado.
Para evitar más fricciones y resolver el problema de la traza de límites en el sector de la Laguna del Desierto, ambas Partes acordaron recurrir al arbitraje, designando de común acuerdo un Tribunal Arbitral integrado por cinco juristas latinoamericanos.
Las cuestiones discutidas ante el Tribunal eran: la definición de la expresión “divisoria de aguas” y la interpretación del laudo de Eduardo VII (1902), por un lado, y la conducta posterior a 1902 asumida por ambas partes (incluida la cartografía oficial), por el otro.
En cuanto a la primera cuestión, tanto Chile como Argentina estaban de acuerdo en que la divisoria de aguas continental consta de una vertiente que va hacia el Pacífico y otra hacia el Atlántico. Sin embargo, el desacuerdo se encontraba en el concepto de divisoria de aguas local. Argentina argumentaba que la divisoria de aguas local no es opuesta a la divisoria de aguas continental sino que es un lugar específicamente mencionado en el Laudo (local = localizado).
Chile, por otra parte, argumentaba que la divisoria de aguas local es opuesto a continental, es decir, son aguas que van hacia el mismo océano.
Con respecto a la segunda cuestión, cobraba relevancia para Chile, ya que había hecho actos posesorios. Para Argentina, este tema era irrelevante. Cabe destacar que en un mapa de 1953, confeccionado por el Gobierno de Chile, aparecía la zona de Laguna del Desierto como territorio argentino, y este hecho fue tomado en consideración por el Tribunal al momento de resolver el conflicto.
El Tribunal, por tres votos contra dos, prácticamente acogió la tesis de Argentina, le dio valor de cosa juzgada a los considerandos y al Laudo de 1902 y determino la improcedencia de evaluar la conducta de las partes.
Chile interpuso recurso de revisión, el cual fue rechazado por cuatro votos contra uno (del jurista chileno), y luego interpuso recurso de interpretación en subsidio, el cual fue rechazado por unanimidad.
La Laguna del Desierto es una de las dos zonas en conflicto (junto con los Hielos Continentales) que el acuerdo Aylwin – Menem, que resolvió 22 de las 24 controversias limítrofes con Chile, no pudo resolver.

conflicto


Argentina



Hielos Continentales

canal del beagle


Los hielos de la zona en conflicto cubren un trayecto de 200 kilómetros aproximadamente con una profundidad de 100 metros a 1115 metros. De los 22.500 km2 totales de Hielos Continentales, 19.000 km2 pertenecen a Chile, los restantes, 3.500 km2 pertenecen a Argentina. En esta última porción hay alrededor de 100 glaciares, 130 ríos y arroyos y 46 lagos y lagunas. Constituyen una de las mayores reservas de agua dulce del planeta, pudiendo asistir en caso de necesidad a 170 millones de habitantes. Teniendo en cuenta que el 97 % del agua del planeta es salada, solo el 1 % del restante es agua dulce en estado líquido, el resto está en estado sólido (hielos).
Las negociaciones en cuanto a los límites habían convocado a los peritos Francisco P. Moreno, por la Argentina y Diego B. Arana, por Chile. Para un mejor trabajo, ellos dividieron la Cordillera en tramos, levantando actas e indicando donde había acuerdos y donde no.
Las divergencias eran muchas, desde Neuquen hasta el Estrecho Magallánico. Con una excepción: entre los cerros Fitz Roy y Stokes ambos peritos habían acordado la línea divisoria en común. Allí no había discrepancias porque las altas cumbres situadas dentro del encadenamiento principal de los Andes y la divisoria de aguas coinciden entre sí. Además, en casi toda esa zona los ríos han sido reemplazados por glaciares en permanente movimiento por lo que era, y es muy difícil realizar determinaciones hidrográficas. En su informe el Perito Moreno admitió, incluso, la existencia de ríos subglaciares, pero como "los ventisqueros llegan hasta el nivel de las aguas de los lagos, se hace imposible determinar los orígenes de los arroyos a los que dan nacimiento".
Eduardo VII dictó en 1902 su laudo en el que decía: "...desde el Cerro Fitz Roy hasta el Cerro Stokes la línea fronteriza ya ha sido determinada por las dos Repúblicas..." Hablaba precisamente de la zona de los Hielos Continentales. Allí no cabía arbitraje dado que, decía el soberano, el límite estaba acordado por ambos peritos "en la línea de cumbres más elevadas que dividen las aguas y van separando las vertientes de los ríos que pertenecen a uno y otro país...".
Fijando el límite, lo que restaba era su demarcación: una tarea meramente técnica que no pudo ser solucionada durante décadas.
El 2 de agosto de 1991 se firmó el Acuerdo Menem–Aylwin para precisar el límite de la zona comprendida entre el Monte Fitz Roy y el Cerro Stokes. Para su demarcación se aplicó una fórmula conocida como “la poligonal”. Dicho acuerdo no fue ratificado.
Más adelante, con el Acuerdo Menem–Frei se buscó la realización de esfuerzos la ratificación del acuerdo.
Finalmente se resolvió el trazado de una línea poligonal similar a la establecida en el Acuerdo Menem–Aylwin.


derecho internacional


Primer peritaje

Hielos Continentales


Situación actual

piñed



Límite internacional

Conflictos con Chile - Encuadre jurídico




Se ruega leer y comentar con objetividad. Éxitos!