Bases Lunar y Marciana III Reich

Además de Miguel Serrano, han sido otros autores los que sostienen que los alemanes del Reich hace muchos años (unos sesenta años) que poseen una base en la Luna (si no un auténtico país). Disponiendo de semejantes astronaves, no es ningún problema para ellos alcanzar la Luna o Marte. Los OVNIs del Reich no tienen que preocuparse de llevar miles de toneladas en combustible líquido, ni del costo, como los programas espaciales de la NASA o la ESA.

Durante la misión Apolo 11 a la Luna, los tripulantes del Apolo 11 mantuvieron una conversación con el centro de control en Houston, casualmente captada por unos radioaficionados que escuchaban un “canal reservado”, que revela que tuvieron un encuentro con aeronaves “muy superiores en tamaño y tecnología a las nuestras”.

Toda la Luna estaría en manos de los alemanes del Reich, razón por la cual los norteamericanos no han vuelto a ella: tienen “Hausverbot”, es decir, los alemanes del Reich les han prohibido poner un pie en la Luna. Es por ello que ahora la NASA dice con cierto tono de desprecio que “la Luna ya no constituye un objetivo interesante para la Agencia Espacial”. Lo cierto es que después de 1972 (el primer alunizaje fue el 20 de Julio de 1969), no ha habido más misiones a la Luna.

Bases Lunar y Marciana III Reich
La NASA declara que se interesa más por Marte, donde según autores como Jan Udo Holey o Hans Altmann también los alemanes están establecidos en construcciones subterráneas desde hace decenios. Los repetidos fracasos de la NASA en Marte tendrían su explicación en la actuación de los alemanes del Reich.

La base lunar Alpha

La base lunar del Tercer Reich tendría el nombre de “Alpha” y se habría empezado a construir en 1942. Vladimir Terziski, presidente de la “American Academy of Dissident Sciences” escribió en 1992 un artículo (en inglés) titulado “HALF A CENTURY OF THE GERMAN MOON BASE (1942 – 1992)” cuyo link reproducimos aquí: http://www.gypsyqueen.com/ufo_files/UFO03.HTML

En ese artículo se habla también de la estrecha cooperación entre alemanes y japoneses. Y así fue y lo sigue siendo hoy, pues el Reich de Adolf Hitler hizo partícipe en sus ambiciosos planes de futuro al Imperio Japonés, aliado fiel del Tercer Reich. Lo mejor de Occidente y Oriente se habría unido en esta gran empresa de conquista del espacio. No fueron los norteamericanos los primeros en pisar la Luna ni los rusos los primeros en poner un hombre en órbita, sino los alemanes del Reich, junto a sus camaradas japoneses.

El Apolo 11 y su encuentro con “extraterrestres” en la Luna.

El ufólogo Timothy Good, en su libro Beyond Top Secret, informa de que los astronautas vieron “extraterrestres” en la Luna. La evidencia reside en una conversación secreta entre el control de la misión y los astronautas del Apolo 11, Armstrong y Aldrin, que fue registrada por unos radioaficionados que pudieron captar un “canal reservado” para estos mensajes, tal como informó mucho después un ex-empleado de la NASA, Otto Binder. La trascripción de la conversación es la siguiente:

¡Oh, Dios, nadie lo va a creer!

- Houston: ¿Qué es, diablos, qué es? ¡Es lo único que quiero saber!

- Apolo 11: Estas pequeñas cosas son gigantescas, son enormes… No, no, lo de ahora era una desfiguración óptica del terreno. ¡Oh, Dios, nadie lo va a creer!

- Houston: ¿Qué… qué… qué diablos está ocurriendo allí? ¿Qué os pasa, chicos?

- Apolo 11: Están allí, bajo la superficie.

- Houson: ¿Qué hay allí? [Interferencias, ruido] Control llamando a Apolo 11.

- Apolo 11: Roger, estamos aquí los tres, pero vimos unos visitantes. Estuvieron aquí un rato, observando los instrumentos.

- Houson: Orden de control: ¡Repetid el último informe!

- Apolo 11: Digo que había otras astronaves. Están alineadas en el otro borde del cráter.

- Houston: ¡Repetid, repetid!

- Apolo 11: Dejadnos sondear esta órbita y a casa… En 625 al 5… Relé automático conectado… Mis manos tiemblan tan fuerte que no puedo hacer nada. ¿Filmar? Cielos, sí, esas malditas cámaras han filmado.

- Houston: ¿Habéis captado algo?

-Apolo 11: No tenía ninguna película a mano , tres disparos de los platillos o de lo que fuera pueden haber estropeado la película.

- Houston: Control de mando, aquí, control de mando. ¿Estáis ya en camino? ¿Qué hay con ese jaleo de los ovnis? Cambio.

- Apolo 11: Han aterrizado ahí. Están en la Luna y nos observan.

- Houston: Los espejos, los espejos. ¿Los habéis colocado?

- Apolo 11: Sí los espejos están en su sitio. Pero quien haya fabricado semejantes astronaves puede seguramente venir y quitarlos mañana mismo del suelo. Cambio y fuera.

También cierto profesor, que desea permanecer en el anonimato, mantuvo una conversación con Neil Armstrong durante un simposio:

- Profesor: ¿Qué ocurrió realmente con Apolo 11?

- Armstrong: Fue increíble; claro, pero el hecho es que nos advirtieron que debíamos irnos. Nunca se nos dijo nada sobre una estación lunar…

- Profesor: ¿Qué quiere decir con eso de que “nos advirtieron que debíamos irnos?”.

- Armstrong: No puedo entrar en detalles, excepto para decir que sus naves eran muy superiores a las nuestras en tamaño y tecnología.

- Profesor: ¡Pero la NASA envió otras misiones después de Apolo 11!

- Armstrong: Naturalmente, la NASA estaba comprometida en esa época y no podía arriesgarse a desatar el pánico en la Tierra, pero sí, fue algo rápido y de ida y vuelta.

El ufólogo Timothy Good, en su libro Beyond Top Secret, informa de que los astronautas vieron “extraterrestres” en la Luna. La evidencia reside en una conversación secreta entre el control de la misión y los astronautas del Apolo 11 Armstrong y Aldrin, que fue registrada por los soviéticos.

El Dr. Vladimir Azhazha, físico y profesor de matemáticas ruso, dijo que el encuentro ocurrió poco después de que alunizara el módulo lunar, pero que el público nunca pudo escuchar el informe de los astronautas porque la NASA lo prohibió. Maurice Chatelain, un especialista en comunicaciones de la NASA, comentó que “el encuentro con OVNIS era perfectamente conocido en la NASA” y que “todas las misiones Apolo habían sido seguidas por OVNIS”.

Esto sugiere que la NASA no está dispuesta a admitir ante el mundo que sus astronautas habían sido vigilados de cerca por OVNIS, y menos todavía por OVNIS del Tercer Reich, y según ciertos autores escenificaron las fotografías en la Tierra para que el público no se asustase con lo que sucedía realmente en el espacio.

En un documental de TV que analizaba la dudas en torno al primer alunizaje, se mencionaba que esta escenificación tuvo lugar en algún estudio de cine de Londres y que se puso al frente de la misma al director Stanley Kubrick, razón por la cual Stanley vivió obsesionado con el temor de ser asesinado por la CIA por todo cuanto sabía…

Según el Dr. Vladimir Azhazha, presidente del Centro de OVNIS de Moscú: “Neil Armstrong transmitió al Centro de Control un mensaje de que dos objetos grandes y misteriosos los observaban cuando alunizaron. Pero este mensaje nunca fue oído por el público, ya que la NASA lo censuró”. El Dr. Aleksandr Kasantsev afirma que Aldrin hizo un grabación en color de los OVNIS desde el interior del módulo.

Una de las más extrañas preguntas sobre la Luna es por qué la NASA no ha enviado más astronautas desde las misiones Apolo y por qué no tiene intención de hacerlo en el futuro. Ellos aducen que es ahora Marte el astro que les interesa, pero si damos crédito a las informaciones sobre bases permanentes de los Reichsdeutschen en la Luna, tendremos de inmediato la respuesta…
Las actuales misiones de la NASA a Marte tienen como objeto tantear las fuerzas alemanas establecidas allí. Y hay que destacar que son muy sospechosos los repetidos fracasos y la inexplicable “mala suerte” de la NASA en estas misiones marcianas…
Nazis


Avistamientos por astronautas.

Los estudiosos del fenómeno OVNI aseguran que los astronautas que “hablaron demasiado” sobre lo que descubrieron en la Luna pronto fueron dados de baja y tuvieron que abandonar el servicio activo, como en el caso de Gordon Cooper, que después de haber integrado el equipo del proyecto Mercury y tripulado éste en 1963 y el Géminis 5 en 1968, no fue enviado con destino a la Luna en el Apolo… Poco después se declaró abierto partidario de la existencia de OVNIS.

La NASA no ha revelado la existencia de los OVNIs del Reich ni siquiera a sus propios astronautas, que nunca fueron prevenidos y tuvieron que enfrentarse súbitamente al shock de encontrarse de golpe con esas astronaves durante sus misiones en el espacio, poniendo sus vidas en peligro, pues un astronauta con pánico comete errores.

Muy posiblemente, la NASA ha hecho creer a sus propios astronautas que esas astronaves pertenecen a “civilizaciones extraterrestres”, ni los propios astronautas conocen la verdad sobre su origen terrestre. Es por ello que a menudo los astronautas hablan de “vida extraterrestre”, porque es lo que la NASA ha querido que crean, o porque colaboran conscientemente con la campaña de desinformación.

Pero es muy probable que los OVNIs se hayan acercado tanto a los trasbordadores y a astronautas que éstos hayan visto esvásticas y cruces balcánicas en los OVNIs. Hasta la fecha, ningún astronauta ha declarado esto ni ha hablado de “OVNIs del Reich”. Si lo hiciera, sabe que sería asesinado. Además, los astronautas son adoctrinados en la idea de que la existencia de los OVNIS y todo lo que ellos han visto durante sus misiones debe permanecer bajo secreto por bien de la seguridad nacional y para evitar el pánico en la Tierra.

Los OVNIS del Proyecto Mercury VII.

El 24 de Mayo de 1962, el astronauta Scott Carpenter logra fotografiar a un objeto en forma de disco, mientras se encontraba en el espacio a bordo del Aurora VII. Cuando Carpenter se encontraba a 275.000 metros de altura, vio acercarse “algo” a la cápsula, inmediatamente comunicó a Houston: “¡Es metálico! y refleja intensamente la luz solar”.

El objeto siguió desplazándose en sentido contrario a la marcha de la Aurora 7, hasta perderse de vista. Scout Carpenter, mientras orbitaba la Tierra en Mayo de 1962, a la altura de Australia, comunico a la base: “Estoy observando unas partículas luminosas que vienen a mi encuentro, ¡son muy rápidas! Y parecen tener una luz mas brillante que las estrellas… ¡Entonces ellos existen…! ¡Son ellos…!

Scott Carpenter, a bordo de la cápsula Aurora 7, vio y fotografió a varios objetos de gran tamaño y luminosidad que siguieron al vehículo norteamericano durante su corto periplo espacial. La NASA dio una absurda explicación a las fotografías, diciendo que eran “cristales de hielo adheridos a las ventanillas”.

En su tercera vuelta a la Tierra, Carpenter vio otro objeto y comunicó a Houston: “Está claro que aquello no orbita la Tierra…. Viene de otra parte”. Carpenter reconoció haber sentido miedo, también dijo: “Era cilíndrico, enorme… y se movía a gran velocidad”. [Nota: ¿Cilíndrico y enorme? ¡El Andromeda-Gerät!]. El objeto se inmovilizó junto a la Aurora 7 y siguió su misma trayectoria. Entonces, de aquel cilindro salieron 3 objetos en forma de disco, los cuales se alejaron. Al instante que la nodriza desapareció hacia las estrellas”.

Algunas declaraciones de gente de la NASA.

La NASA siempre ha dicho que lo encontrado en la Luna por las expediciones no tiene ningún secreto, sin embargo, el doctor Farduk Elbaz, uno de los más prominentes científicos de la NASA, admitió: “No todo lo descubierto se ha anunciado”. Añadió también que se utilizó un “código secreto” en las conversaciones entre los astronautas y la base de control de la Tierra. ¿Es que había algo que ocultar?

El científico Maurice Chatelain, que estuvo a cargo del equipo de comunicaciones del Apolo, declaro que: “Todas las naves Apolo y Géminis fueron seguidas por vehículos espaciales que no pertenecen a este planeta. Siempre que esto ocurre los astronautas informan al centro de control y desde allí se les ordena silencio absoluto”. Añadió además que: “Los astronautas del Apolo XI no solo escucharon ruidos extraños en la radio cuando se acercaban a la Luna, sino que se encontraron con un comité de bienvenida: dos ovnis que contemplaban el alunizaje”. Más que “contemplaban” habría que decir “vigilaban”…

Fred Bell, otro científico que trabajó para la NASA dice: “Los astronautas han guardado silencio sobre sus encuentros con ovnis porque están entrenados para creer que es una cuestión de seguridad nacional”. Además el doctor Bell aseguro haber visto fotografías de OVNIS tomadas por los astronautas. Aseguró que el Proyecto Apolo fue interrumpido abruptamente debido a que se habían encontrado “demasiadas cosas allá afuera”, tomando seguramente muy en serio la prohibición del Reich de volver allí.

El ex-astronauta John Glenn, posteriormente senador de los EE.UU., hizo importantes declaraciones para un programa radiofónico, sin saber que estaba siendo grabado: “Sabemos perfectamente lo que vimos allí afuera, pero no podemos contar nada”. Además agregó lo siguiente: “Nunca conoceremos la verdadera respuesta… Aún así, vimos cosas allá afuera, cosas extrañas…”

6 comentarios - Bases Lunar y Marciana III Reich

@aBlitzkrieg +1
no crees todo eso verdad porqe si los alemanes tenian una tecnologia tan avansada por q perdieron la guerra o minimo por q no an vuelto para completar la solucion final o su sueño de "todos sirviendo a los "arios puros" ".

como sea gran post
@ZeroEvangelion +1
:O! wena loko t pasaste ahora tengo pruevas de q estan en el cielo !