El Sacrificio Humano entre los Mexicas

El tema de la practica del sacrifico humano entre el pueblo mexica y la mayoría de los pueblos mesoamericanos y del continente Americano ha sido de amplios debates y diferentes tipos de corrientes y teorías entre estudiosos del tema, por muchos años basándose principalmente en textos españoles, como códices y evidencia arqueológica.
Se tiene por hechos seguros los sacrificios humanos entre los Mexicas y pueblos Indios de Mesoamérica. La falta de crítica a las fuentes históricas es el método básico de la ciencia histórica, ya que en totalidad, todas las fuentes históricas vienen de los españoles conquistadores que debían justificar la invasión y matanzas a la Corona Española en el Nuevo Mundo, los misioneras que se dieron a la tarea de la cristianización de los indios por medio de la Santa Inquisición, y de los Indígenas ya convertidos al cristianismo que, mirando a su propia religión como obra del diablo y bajo la mirada de los sacerdotes españoles: que escribieron las cartas de relaciones, crónicas, documentos, falsos códices y todos los documentos que abarcan el tema de el sacrificio ritual para desprestigiar a la población del continente que ellos según su dicho intentaban “salvarlos de sus costumbres diabólicas e idolatras”.
Esta forma de redactar y conocer la historia es escudada por los antropólogos e historiadores que dicen “la historia la escriben los vencedores”, apoyados por gobiernos para desinformar y mantener a la población hundida en la ignorancia. La historia de México de antes de la invasión europea es vituperada, para desligar a los mexicanos del ahora con los valores que puedan alimentar un espíritu fuerte de lucha y entereza que los vincule con los valioso del pasado y que pueda ser vigente en la actualidad.
Se nos acostumbro a aceptar la información histórica manipulada sin más ni más, son que despertara en nosotros la curiosidad por verificar si eran ciertas o falsas las versiones que se nos han inculcado desde niños.
El fin de este trabajo es dar fuerza a una corriente que no es aceptada por la mayoría siendo que aun así tenga evidencia contundente para respaldarlo.


Terminología


El término técnico en la lengua náhuatl que se ha relacionado con el
sacrificio humano es Tlacamictiliztli. Aunque es bien conocido que en
el náhuatl existen términos muy distintos para todos los sacrificios
y ofrendas, no hay una palabra especial para el sacrificio del
corazón, citado con tanta frecuencia. Por ejemplo, se dice
nenacaztequilistli para el cortar orejas, nenacaxapotlaliztli para el horadar orejas, y netaxapotlaliztli para horadar de labios.


Además, hay que darse cuanta que Tlacamictiliztli evidentemente no es
un término técnico de la lengua ritual porque su sentido es
simplemente “matar hombres”. Este asusto lo demuestra las siguientes
palabras en náhuatl.


Según Alonso de Molina se dice monanmictiani a un matador de madre,
nomamictia para el matar a si mismo y motamictiani se llama a un
matador de padre.


Ningún traductor del Náhuatl se había dado cuenta de porque se
traduce Mictia (matar, asesinar) como SACRIFICAR cuando los indios
mataban a los españoles, pero en el caso contrario se produce esta
palabra como matar.
Evidencia Escrita
La mayoría de los textos españoles resalta y describe como gente supersticiosa y primitiva, sacrificadores y caníbales. Como es sabido, Hernán Cortez no tenia autorización para colonizar el “Nuevo Mundo”; Diego Velázquez, gobernador de Cuba había mandado a arrestar a Cortez por Pánfilo de Narváez por haber robado barcos y municiones, antes de que Velázquez reemplazara a Cortes para la expedición y conquista. Al no tener autorización oficial para conquistar tierras desconocidas debía justificar ante las demás monarquías europeas el privilegio otorgado por el papa Alejando VI en 1493 para justificar la invasión; dándole la obligación de “adoctrinar a los indios y habitantes dichos en la fe católica e imponerles en las buenas costumbres”. Estos documentos alegan de su misión que era la erradicación por la fuerza de dichas costumbres con el propósito de salvar vidas y sus almas.
Obviamente el factor exagerado de la cantidad de sacrificios y frecuencia del canibalismo tenia que estar presente en estos textos, y más en las relaciones y recopilaciones de información echas por los frailes que vinieron a la Nueva España a evangelizar a los nativos. Un claro ejemplo de este pensamiento limitado y el contexto religioso que se le da a los misioneros como “salvadores”.
De la astrología judiciaria o arte de adivinar que estos mexicanos usaban para saber cuales días eran afortunados u cuales mal afortunados y que condiciones tendrían los que nacían en los días atribuidos a los caracteres o signos que aquí se ponen y parece cosa de nigromancia. Este artífico de contar o es arte de nigromántica o pacto y fabrica del demonio, lo cual con toda diligencia se debe desarraigar.
Fray Bernandino de Sahagún. Historia General de las cosas de la Nueva España.
El énfasis era necesario para convencer al rey de España que el trabajo de invasión era necesario entre los pueblos Mesoamericanos, no solo con el pensamiento limitado de católico idolatra de siglo XVI, si no que serbia de pretexto para justificar a la Corona que los aborígenes eran salvajes, casi como animales, para reprimir disturbios y rebeliones. Como es el ejemplo del decreto real legítimo de la reina Isabel La Católica en 1503 cuando los conquistadores llegaron a las islas Caribeñas:
…que si todavía los caníbales resistiesen los pueden cautivar y llevar a otras tierras e islas y a otras partes y lugares…para que los puedan vender y sacar provecho de ellos…

Los historiadores no ponen en duda que tan dudosas son las informaciones de misioneros cristianos, y no hace falta subrayar que los conquistadores no decían toda la verdad. Aun Bernandino de Sahagún no es una excepción, porque el también estaba cautivo de sus prejuicios y de la arrogancia e intolerancia de la Iglesia frente a otras religiones.
Las siguientes descripciones de Bernal Días del Castillo se tienen por la clásica relación de un testigo ocular:

“Pues ya que estábamos retraídos cerca de nuestros aposentos, pasado ya una grande abra donde había mucha agua y no nos podían alcanzar la flechas y vara y piedra, estando Sandoval y Francisco de Lugo y Andrés de Tapia con Pedro de Alvarado, contando a cada uno de los que había acaecido y lo que Cortes mandaba, torno a sonar el tambor muy doloroso del Uichilobos, y otros muchos caracoles y cornetas, y otros como trompetas, y todo el sonido de ellos espantable, y mirábamos al alto cu en donde tañían, vimos que llevaban por fuerza las gradas arriba a nuestros compañeros que había tomado en la derrota que dieron a Cortes, que los llevaban a sacrificar; y desde que ya los tuvieron arriba en una placeta que hacia en el adoratorio donde estaban sus malditos ídolos, vimos que a muchos de ellos les ponían plumajes en las cabezas y con unos como aventadores les hacían bailar delante del Uichilobos, y después que habían bailado , luego les ponían de espaldas encima de unas piedras, algo delgadas, que tenían echas para sacrificar, y con unos navajones de pedernal les aserraban por los pechos y les sacaban los corazones bullendo y se los ofrecían a sus ídolos que allí presentes tenían, y los cuerpos dabanles con los pies por las gradas de abajo; y estaban aguardando abajo otros indios carniceros, que les cortaban brazos y pies, y las caras desollaban, y las adobaron después como cuero de guantes, y con sus barbas las guardaban para hacer fiestas con ellas cuando hacían borracheras, y se comían las carnes con chilmole, y de esta manera sacrificaron a todos los demás, y les comieron las piernas y brazos, y los corazones y sangre ofrecían a sus ídolos, como dicho tengo, y los cuerpos, que eran las barrigas y tripas echaban a los tigres y leones y serpientes y culebras que tenían en la casa de las alimañas, como dicho tengo en el capitulo que atrás de ello he platicado.”
Que no se engañe que Bernal Díaz llama a otros testigos, pues su mentira es evidente: 6 a 8 km. Es la distancia de su posición cerca del real de Tlacopan hasta Tenochtitlán donde hubieran pasado dichos sacrificios. Por este motivo es imposible que Bernal Díaz haya podido verlos.


Otro ejemplo seria 2 documentos que hablan del sacrificio y su cantidad de victimas. Hay una distancia desmesurada entre los restos esqueléticos de 126 que se suponen que son “victimas sacrificadas” encontrados en todas las etapas constructivas del Templo Mayor y 13 edificios aledaños, y las 80,400 victimas que mencionan en dos documentos para un solo evento: la inauguración de una ampliación del Templo Mayor en 1487; notándose con gravedad la increíble exageración de los españoles por destruir las culturas prehispánicas con pluma y papel.






Los Códices


Los códices que revelan el acto del sacrifico son difícil de estimar en que años fueron creados; básicamente se estima que fue entre la llegada de los españoles o en la colonia. Estos códices son la evidencia más contundente de los antropólogos e historiadores de que sí existía el sacrificio; sin embargo el tipo de pictografía de todos los códices de este tipo donde muestran sacerdotes mexicas efectuando el rito sacrificador son demasiado diferentes a los códices realmente mexicas, ya que en estos se puede apreciar claramente la influencia española en los trazos.
Se puede notar claramente la diferencia de pictografía entre los códices. Es muy claro el esfuerzo de la tridimensionalidad en los códices españoles y la falta de disciplina en el manejo de la pintura como demuestran los códices prehispánicos hábilmente coloreados con tintas vividas.
El Tonalamatl, Códice Fejérváry-Mayer.
Sacrificio Humano, Códice Tudela.

La diferenciación de las escenas velicas en códices mexicas y mixtecos muestran, en un modo pictográfico simbólico, en el caso de los códices sobre el calendario, por ejemplo el códice Borgia o el códice Vindobonensis, que muestra la decapitación de una cabeza que representa el maguey para la elaboración del pulque; y en códices narrativos como la Tira de la Peregrinación o el códice Nuttal, que muestran asesinatos y enfrentamientos, mostrando personajes enterrando cuchillos de pedernal en el pecho del enemigo, demostrando la muerte, el asesinato o ejecución; pero los historiadores modernos relación con hechos registrados de sacrificios, la mayoría de estos historiadores creen que todas las formas de ejecución son actos rituales sacrificatorios, sin considerar que podrían ser meros castigos o formas velicas de sentencias.
Códices Coloniales

Códices Mexicas-Mixtecos


Se puede notar claramente la diferencia de uno y de otro, con influenza incluso de instrumentos europeos como en el caso los textos de Bernandino de Sahagún; las descripciones en náhuatl de las supuestas profesiones precolombinas como el carpintero, el sastre, el hilandero y el fabricante de velas fueron ilustrados con instrumentos como sierra española, tijeras, torno de hilas y candelas. Otro ejemplo claro sería la Tira de la Peregrinación o códice Boturini; el intento por ser fieles a la pictografía indígena es notorio en este trabajo que al pareces es la copia en un documento original indígena; la ausencia de color y el echo de que está inconcluso determina que es una copia. En el las laminas se observan barios dibujos que corresponden a influencia europea, como seria la bolsa el señor de los Colhuaques, que pide a los mexicas meter 8000 orejas, el cual es un saco tipo español. La presencia de cejas arriba de los ojos de los personajes podría revelar también un realismo ajeno al pensamiento indígena, pues los códices prehispánicos no suelen tener cejas; o sería también, en la lamina III, un ahuehuete que presenta gráficos indudablemente con influencia occidental.



Evidencia Arqueológica

Si se hubieran tomado en cuenta los métodos posibles para extraer el
corazón como se conoce en la cirugía y en la autopsia, y si se
hubiera tratado de verificarlos por las Fuentes, se hubiese debido
percibir que el Diablo no danza en las ceremonias indígenas como
dicen los misioneros, sino que baila en las cabezas de estos que han
creado esta caricatura en la religión indígena.


En la cirugía moderna y en la autopsia se conocen cinco métodos de la
cardiotomia:

1). Aserrar el esternón con una sierra circular.

2). Cincelar el esternón con un martillo y un cincel.

3). Abrir el abdomen abajo de las costillas con un cuchillo.

4). Abrir y extender el espacio intercostal con un cuchillo y unas
pinzas separadoras especiales.

5). Cortar el cartílago entre las costillas y el esternón con un
cuchillo.


Los primeros cuatro fueron descritos excelentemente por Robiezek y
Hales en su conferencia en Dumbarton Oaks. Pero los autores omitieron
verificarlos por las Fuentes. Se contentaron con citar los
testimonios obtenidos bajo tortura de la Santa Inquisición a los indígenas sobrevivientes de la conquista, que como anteriormente he mencionado no vale nada como pruebas. Es el método
numero 1 que Robiezek y Hales tienen por el mas probablemente usado.
Pero parece que ellos han olvidado que para esto se necesita una
sierra.
Además en ninguna Fuentes se habla de una sierra referente al
sacrificio humano y tampoco existen grabados ilustrando este método.
Las Fuentes concuerdan siempre en palabra y grabado en el uso de un
cuchillo (de pedernal). Pero solo con un cuchillo se podría abrir el
abdomen.
Con referencia a esto hay que objetar que las Fuentes tanto
en español como en Náhuatl hablan del abrir el pecho. Aun Bernardino
de Sahagún sabe precisar”de tetilla a tetilla, o un poco mas abajo”,
esto además no corresponde con el texto Náhuatl. Solo unos pocos
grabados dejan abierto si se trata del abrir el pecho o el abdomen.
Porque los grabados son bastante esquemáticos y vagos y no pueden
servir como pruebas para demostrar que lo que se abre es el abdomen.

Además no se puede apoyar este método con una fuente escrita. No hay
ningún indicio en las Fuentes para el método 2. Sobre todo faltan
hallazgos de esqueletos correspondientes, tanto como para los otros. Solamente el método 3 no dejaría huellas en el esqueleto.

Hay que darse cuenta, además, que la mayoría de las declaraciones
sobre el sacrificio humano son muy vagas, solo unas poquitas
contienen detalles, y poner claro que ninguno de estos cuerpos se le ha vinculado con un accidente, muerte natural, de guerra o por medio del castigo de la ley, como podría explicar muchas formas de muerte que los antropólogos vinculan con el “sacrificio a los dioses”, como seria tal vez el caso del “sacrificio” gladiatorio, o del juego de pelota, sugiriendo el profesor Arturo Meza Gutierrez en su libro El Otro Lado de las Sombras, que al ser capturado un guerrero o funcionario de alto rango, le eran dadas oportunidades de liberarse, siendo estas dos ultimas, formas de ganarse su libertad; obviamente si perdian, eran asesinados.

4 comentarios - El Sacrificio Humano entre los Mexicas

@misantropo12
los europeos no fueron unos santos ahi tienes a la inquisicion que se llevo a cabo con todo y que europa fuera un conjunto de pueblo "civilizados "
@gatunis
misantropo12 dijo:los europeos no fueron unos santos ahi tienes a la inquisicion que se llevo a cabo con todo y que europa fuera un conjunto de pueblo "civilizados "
@chriscidio
Pues yo tuve un abuelo que no hace mucho fallecio y era de oaxaca y contaba ls siguiente leyenda:

El rey condoy estaba siempre cuidando su pueblo y cada que podia se sacrificaba por la gente que amaba,
siempre acabando una guerra se metia dentro de una cueva y no se le volvia a saber de el.
Al empezar otra guerra aparecia sin saber de donde venia, tenia un pacto con la naturaleza, le obedecia la lluvia y
la tierra pero jamas dejo de respetarlas como si fueran personas mismas.
Tras la conquista condoy le dijo a su pueblo que no regresaria por que ya cada uno tiene el ejemplo a seguir sacrifiquense
por su gente, por su tierra y jamas dejen de luchar el poder de vencer viene desde dentro jamas ganaran los que
no controlen su alma, su vida y su ser.

Este relato acaba diciendo que el sacrificio en los pueblos mexicas describian siempre a personas pero los relatos despues del sacrificio siempre los vuelven a mencionar es como si el sacrificio no fuera fisico si no astral o cosmico.

-Este es el relato de mi abuelo el cual tambien era conocido como un curandero en su pueblo-