TIPOS DE EXTRATERRESTRES












Tipo 1: Chupacabras
El chupacabras se dio a conocer en 1995, tras una serie de ataques a cabezas de ganado en Puerto Rico. Después, fue visto en Miami para saltar a centroamérica y dejarse notar especialmente en Méjico, Costa Rica y Guatemala. Entre 1996 y 1997 su actividad se extendió a Brasil e incluso se especuló con su presencia en España e Italia. Los pocos testigos que lo han visto suelen coincidir en que se trata de una especie de "saurio" de grandes ojos rojos, uñas afiladas y una especie de espina dorsal formada por pinchos. Su comportamiento es esencialmente animal.



Tipo 2: Niño de Johannis
El 14 de Agosto de 1947, menos de dos meses después de iniciarse la era moderna de "los platillos volantes" con el avistamiento de Kenneth Arnold, el pintor y escritor R. L. Johannis observó un extraño objeto aterrizando en los Alpes italianos. Cuando se aproximó observó dos niños vestidos con monos negros de material plástico con un cinturón rojo brillante y su gran cráneo estaba cubierto por una especie de gorro de baño marrón, de piel verdosa y ojos amarillos verdosos. Los extraños asustaron al artista que se quedó paralizado, pudiendo contemplar otro detalle, los humanoides tenían ocho dedos en cada mano cuatro de ellos retráctiles.



Tipo 3: Peludos
Un matrimonio cuya identidad se enmascaró bajo los pseudónimos de Elaine y John Avis, es abducido mientras regresa a su casa de las afueras de Londres. Durante dos horas y media fueron sometidos a todo tipo de pruebas médicas por unos seres peludos enfundados en batas blancas que les causaron una gran impresión.



Tipo 4: Duende de Hopkinsville
La familia Sutton, inquilinos en una granja en Kelly-Hopkinsville (Kentucky, EE.UU.), se batieron a tiros durante varias horas con varias criaturas de aspecto extraño que rodearon su casa. Según los datos recogidos por los oficiales militares del "Proyecto Libro Azul", las criaturas eran de pequeño tamaño, piel verdosa, flotaban a escasos centímetros del suelo como envueltos en una burbuja invisible, y tenían grandes orejas puntiagudas, ojos redondos y brazos muy largos.



Tipo 5: Grises
Tras la publicación en 1987 en Estados Unidos de las obras Comunión, de Whitley Strieber, e Intrusos, de Budd Hopkins, se popularizó esta categoría de humanoide: un ser de pequeña estatura (1,20 mts), piel grisácea, vestidos con un mono ajustado, de piernas cortas, brazos desproporcionadamente largos, manos de cuatro dedos muy estilizados y complexión general de aspecto frágil. Lo que los testigos destacan sobremanera son sus grandes ojos almendrados, sin pupilas y de color negro.



Tipo 6: Nórdico
En noviembre de 1952 George Adamski, el primer "contactado" de la era moderna de los OVNIs, afirmó haber mantenido una conversación cara a cara con un ser procedente de Venus. El extraterrestre tenía un aspecto perfectamente humano, de cabellos rubios, complexión fuerte, y vestía un mono ajustado ceñido por un grueso cinturón. En aquel primer encuentro la comunicación se limitó a algunos gestos que Adamski interpretó a su antojo, pero estos encuentros se extenderían a lo largo del tiempo y tendrían otros testigos colaterales.



Tipo 7: Robot de Pascagoula
En octubre de 1973 una pequeña oleada de observaciones OVNI y abducciones conmocionó a la opinión pública norteamericana. De todos los incidentes, el más célebre fue el protagonizado por dos pescadores que fueron secuestrados por un humanoide de gran tamaño que les capturó a las orillas del río Pascagoula (Mississipi). El ser que describieron era de aspecto humanoide, piel rugosa y oscura, y en lugar de nariz y orejas presentaba otras tantas protuberancias puntiagudas que le conferían un aire "de robot", según declararon los testigos.



Tipo 8: Humanoide de Greenshaw
El jefe de policía de Huntsville (Alabama) Jeffrey Greenshaw tuvo un encuentro con un humanoide alto, enfundado en un traje metálico, que cruzó la carretera frente a su vehículo patrulla. Tuvo tiempo de obtener cuatro fotografías del "intruso" que son de gran valor en la historia del fenómeno OVNI y que, tras algunos análisis, se demostró que no se correspondían al traje inífugo de un bombero como propusieron algunos escépticos.



Tipo 9: Gigante de Zanfretta
Un guardia de seguridad genovés llamado Fortunato Zanfretta es abducido en seis ocasiones entre 1978 y 1979 por una extraña criatura de tres metros de alzada, piel rugosa, cabeza de color verde oscuro y rodeada de pinchos. Dispone de dos grandes ojos triangulares amarillos y su cuerpo parece surcado por gruesas venas de color rojo. Los dedos de sus manos terminan en una pequeña protuberancia redonda. La actitud de esta criatura fue siempre marcadamente hostil, y su aspecto recuerda vagamente al humanoide visto en 1973 junto al río Pascagoula, en Mississipi.



Tipo 10: Encapuchados
No todos los humanoides catalogados por los ufólogos están directa y claramente asociados al fenómeno OVNI. Ese es el caso de los seres con túnica negra y gran alzada, descritos en países tan diversos como Italia o España. En la península Ibérica, investigadores como J. J. Benítez o Javier Sierra han encontrado trazas de estos seres en provincias como Santander o Guadalajara. Se desplazan a corta altura del suelo, y nunca se les han visto rasgos faciales o corporales.




TIPOS DE OVNIS





Tipo 1: Huso
De estructura cilíndrica, extremos romos y una longitud que varía de unos pocos metros a más de un kilómetro, las referencias a estas "nodrizas" son frecuentes en la literatura ufológica.


Tipo 2: Panal
Objeto con estructura de panal, casi siempre asociada a una estela luminosa que deja a su paso, en dirección opuesta a su rumbo de vuelo.



Tipo 3: Foo-fighter
OVNI tipo "foo-fighter". Generalmente de un diámetro que oscila entre los pocos centímetros y un metro, y de características fundamentalmente lumínicas, los "foo-fighter" fueron vistos durante la Segunda Guerra Mundial por pilotos aliados y del Eje. Su nombre procede de una degeneración de la palabra francesa "feu" (fuego) y la inglesa "fighter" (caza) y se traduce como "caza de fuego".



Tipo 4: Nodriza
OVNI "nodriza". Pese a que los "timones" superiores sólo han sido descritos en un par de ocasiones, su forma alargada y el hecho de haber sido visto en compañía de otros objetos más pequeños, le han hecho ganarse a pulso el apelativo de "nave nodriza". Una expresión, por cierto, popularizada por el contactado George Adamski.



Tipo 5: Socorro
OVNI tipo "Socorro". Llamado así por haber sido visto el 24 de Abril de 1964 a las afueras de Socorro (Nuevo México) por el policía Lonnie Zamora. Su caso fue investigado por el Proyecto Libro Azul, que se encargó también de analizar las huellas que dejó el objeto (en realidad un trípode) sobre el terreno. Zamora describió también la presencia de dos pequeños humanoides vestidos con sendos monos ajustados al cuerpo.



Tipo 6: Cigarro
Se trata de otra de las variantes de los objetos triangulares observados durante la oleada belga de avistamientos OVNI de 1989-1990, y que motivó una de las más serias investigaciones oficiales sobre No Identificados de los últimos años. Incluso a raiz de las apariciones de estos objetos -capaces de detenerse en el aire durante minutos- se elevó una propuesta formal de crear un comité de investigación OVNI en el Parlamento Europeo.



Tipo 7: Campana
Este objeto campaniforme ha sido rara vez descrito (y más aún fotografiado) en los anales del fenómeno OVNI. Las escasas referencias que se poseen de él nos remiten a avistamientos en Australia y Nueva Guinea.



Tipo 8: Triangular
Nave triangular observada durante la oleada OVNI de 1989-1990 sobre Bélgica. Objetos de similares características fueron también observados sobre Galicia durante el flap se avistamientos de 1996-1997. Algunos expertos creen que aviones espía de la serie "Stealth" F-117 A pudieron haber dado pie a confusiones con esta clase de No Identificados.



Tipo 9: Pleyadiano
OVNI tipo "pleyadiano", observado y fotografiado por Eduard Meier en Suiza a partir de 1975. Esta clase de objetos están asociados a la historia de este contactado, que asegura que son "naves de reconocimiento" o "beamships" de las Pléyades. Muchos expertos creen que se trata de hábiles maquetas fabricadas para obtener imágenes fraudulentas de OVNIs.



Tipo 10: Saturnal
Platillo volante por excelencia. Esta clase de objeto, con sendas cúpulas -generalmente rotatorias- en su parte superior e inferior, fueron los más frecuentemente denunciados por los testigos durante la oleada de observaciones que siguió al avistamiento de Kenneth Arnold, en Junio de 1947. Fue fotografiado algo similar sobre la Isla Trinidad (Brasil) el 16 de Enero de 1958 por el buque oceanográfico "Almirante Saldanha".



Tipo 11: Ruan
Platillo volante que presenta una extremidad puntiaguda sobre su cúpula, similar a la que aparece en las fotografías obtenidas el 11 de Mayo de 1950 por Paul Trent, en su granja de McMinniville (Oregón, EE.UU.). Hasta el propio Comité Condon, que tanto desacreditó el fenómeno OVNI en su época, aceptó este OVNI como verdadero. Otro OVNI similar fue observado en Ruan, en 1954.



Tipo 12: Michigan
Nave discoidal similar a la fotografiada en 1952 en Barra de Tijuca (cerca de Sâo Paulo, Brasil). Según los cálculos de los expertos, el objeto tendría entre quince y veinte metros de diámetro, y presenta una cúpula superior que lo hace inconfundible.



Tipo 13: New Jersey
Esta clase de estructura aérea está asociada a dos importantes incidentes OVNI: Uno ocurrido el 26 de Junio de 1959 sobre la misión de Boianai (Nueva Guinea), en el que los testigos distinguieron incluso varias siluetas "humanas" sobre el objeto; y el otro en Santa Ana (California, EE.UU.) el 3 de Agosto de 1965, cuando un inspector de carreteras fotografió un objeto de ese tipo. Tras la observación, el OVNI se "desintegró" dejando un anillo de humo en el aire.



Tipo 14: Adamskiano
OVNI Adamskiano. Se llama así porque el primero en verlos y fotografiarlos fue el contactado de origen polaco George Adamski. A diferencia de otros OVNIs más "difusos" éste presenta ventanillas en forma de "ojo de buey" y tres bolas en su parte inferior que, según Adamski, formaban parte integrante de su sistema de propulsión. No pocos ufólogos creen que se trata de un modelo en miniatura fabricado por el propio Adamski, aunque nunca se confirmó tal extremo.




TIPOS DE ENCUENTROS:





Primera Fase:
Los "ocupantes" son observados en el interior de un OVNI, bien a través de aperturas en su "casco" como puertas o ventanillas, o bien a través del fuselaje que se torna traslúcido, como sucede en el "Caso Galdar" (1976) desclasificado por el Ejército del Aire español.

Segunda Fase:
Los testigos describen cómo uno o más humanoides entran y salen del OVNI. Es el relato más típico, y encuentra reflejo en incidentes como el vivido por el policía Lonnie Zamora en abril de 1964 en Socorro (Nuevo México, EE.UU.).

Tercera Fase:
Se describen humanoides fuera del OVNI, sin que se les vea entrar o salir del objeto. Se deduce su asociación al OVNI dada la extraña apariencia y proximidad de ambos. Esta categoría recibe el nombre de "asociación deducida".

Cuarta Fase:
A pesar de que no hay objeto alguno en las proximidades del lugar del encuentro con un humanoide, el testigo lo asocia al fenómeno OVNI bien porque en ese momento hay un incremento de la actividad de No Identificados en el área, o bien por razones culturales (el humanoide le recuerda imágenes o descripciones de tripulantes de OVNIs descritos por otros). Esta categoría recibe el nombre de "asociación supuesta".

Quinta Fase:
Son los "no asociados". Esto es, humanoides o entidades descritas sin la proximidad de OVNIs. En esta categoría caerían los encuentros con "chupacabras", "bigfoot" y otras criaturas más o menos mitificadas por los testigos, cuya vinculación al fenómeno OVNI es más que discutible.




El caso Roswell





El incidente OVNI de Roswell consiste en un supuesto choque de una nave extraterrestre en Roswell, Nuevo México, EE. UU. en julio de 1947.
Algunos especialistas en ufología y gran parte del público se han interesado en los acontecimientos de Roswell. Se han escrito muchos libros y rodado películas sobre los presuntos sucesos, tanto novelas de ficción como informes serios y elaborados.
Los partidarios de la hipótesis extraterrestre consideran el caso Roswell como uno de los acontecimientos ufológicos más importantes, ya que a partir de este suceso comenzó la historia de la ufología moderna.
Los escépticos alegan que la hipótesis que sostiene que en Roswell cayó una nave extraterrestre se apoya en pruebas insuficientes o poco fiables y que presenta demasiadas incoherencias. Sostienen además que existen otras explicaciones a los sucesos de Roswell que resultan mucho más admisibles que la hipótesis de naves extraterrestres. Además se debe tomar en consideración el lucro comercial, a través de la venta de libros, entrevistas, etc.; que obtienen varios de los principales involucrados que apoyan la hipótesis extraterrestre.
También las descripciones de testigos, análisis realizados por personas que participaron en el diseño de los globos del proyecto Mogul, y sobre todo los informes desclasificados de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos en los años 90, apuntan a que lo estrellado en Roswell fue el vuelo nº4 del proyecto Mogul y que la necesidad de mantener el secretismo de dicho proyecto provocó el supuesto incidente ufológico.










Historia

El inicio

En junio de 1947, Mack Brazel, un granjero de Nuevo México, descubre unos restos dispersos por su rancho cerca de Corona, Nuevo México.









Se lo comunica al sheriff el 5 de julio. Según lo describió Mack Brazel al Roswell Daily Record en su edición del 9 de julio, era un objeto del tamaño de una mesa, poseía caucho de color gris esparcido, gran cantidad de papel de plata, papel, cintas adhesivas con diseños florales, varillas de madera y no poseía ningún metal que se hubiera usado para motor.
Esta descripción coincide con la dada por Charles B. Moore, profesor emérito de Física de la New York University, que desarrolló los globos con los que los Estados Unidos pretendían espiar a la URSS. El proyecto era alto secreto y por tanto muy compartimentado, por lo que Moore no supo su nombre hasta los años 90.
En los periódicos del día 8 de julio se da el siguiente titular: "Las fuerzas aéreas capturan un platillo volante en un rancho de la región de Roswell". Esta información era de la oficina del sheriff local y no de las fuerzas aéreas, como se ha difundido. El granjero avisó también al mayor Jesse Marcel de la base aérea del Ejército en Roswell, que fue personalmente al lugar.
El día 9 el titular decía: "Ramey desmiente lo del platillo volante". Ramey era general de brigada en la base militar de Fort Worth (Texas) y se desplazó, a petición de Marcel, para ver los restos, que identificó inmediatamente como un globo meteorológico. Después la prensa fotografió los restos.
En otro artículo se relata como W.W. Brazel y su hijo encontraron el material el 14 de junio, y que estaba formado principalmente por tiras de goma, papel de aluminio, cartón y varillas de madera. Al oír las noticias de platillos volantes decidió llamar al sheriff, así que cogió una muestra de los restos el día 4 de julio, con lo que queda descartada la afirmación que los restos le llamaron la atención como se difundió por parte de los ufólogos.
Posteriores informes desclasificados de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos de septiembre de 1994 y junio de 1997 confirmaron que lo estrellado en Roswell eran los restos de un vuelo del proyecto Mogul.
También hubo una investigación sobre el asunto debido a la petición de un congresista de Nuevo México. Fue realizada por el secretario de las Fuerzas Aéreas y el Departamento de Defensa. En ella se identifican los residuos de Roswell como restos de un sistema de detección acústica de baja frecuencia que llevaban los globos, de largo alcance y altamente secretos, llamados "Proyecto Mogul": un intento de captar explosiones nucleares soviéticas a altitudes de la tropopausa. Los investigadores de las Fuerzas Aéreas, tras registrar meticulosamente los archivos secretos de 1947, no encontraron pruebas de un aumento de tráfico de mensajes.

El interés renovado









Hasta 1978, el incidente de Roswell recibió poca atención, hasta que los investigadores Stanton T. Friedman y William L. Moore compararon los resultados de una serie de entrevistas que cada uno había llevado a cabo por separado.
El astronauta del Apolo 14, Dr. Edgar Mitchell, aunque no fue testigo directo, también ha afirmado en numerosas ocasiones que Roswell fue un verdadero incidente relacionado con extraterrestres, basado en sus contactos de alto nivel dentro del gobierno. "Yo he visto los expedientes secretos ovni, y no hay duda de que hubo contacto con extraterrestres."(Clarín Cinco clásicos de la intriga organizada.) Este astronauta opina también que hay una organización gubernamental paralela e independiente al gobierno y al Pentágono que realiza experimentos con tecnología extraterrestre y por eso no se puede sacar a la luz todos estos incidentes.
Un incidente similar que implicó a mucho personal de la Fuerza Aérea en el Reino Unido en 1980, conocido como el incidente Rendlesham, aumentó el interés por Roswell.
Para muchos ufólogos, el caso Roswell es considerado uno de los acontecimientos ufológicos más importantes y el inicio de los encubrimientos, mientras para los escépticos es solamente el caso más popular. La posición oficial del gobierno de los Estados Unidos, desde 2005, es que nada de naturaleza paranormal o extraterrestre había ocurrido. El informe definitivo de la Fuerza Aérea en cuanto al caso Roswell está disponible, así como la respuesta a dicho informe por parte de ufólogos, que insisten en que el informe es falso.

Hipótesis









Algunos ufólogos han argumentado que una nave alienígena se estrelló cerca de Roswell y que se recuperaron varios cadáveres de origen extraterrestre.
Igualmente se ha postulado que si Roswell fuera de verdad un accidente extraterrestre, como muchos insisten, algunos especialistas ovni argumentarían lo que sigue:
• El gobierno de los Estados Unidos sabe que los extraterrestres han visitado nuestro planeta desde al menos 1947, pero todavía no lo admiten, e incluso algunos grupos postulan que habría una conspiración del ocultamiento extraterrestre.
• El gobierno estadounidense está actualmente en posesión de tecnología alienígena.
Por eso los motivos que tenía el gobierno para guardar el secreto inicialmente serían evidentes. Los altos funcionarios del gobierno probablemente temerían una situación de pánico general al dar a conocer que existía una posible amenaza extraterrestre (como ocurrió en 1938 con una emisión de radio de La guerra de los mundos).
Esta hipótesis también barajaba como real, hasta que se descubrió en 2006 que era un fraude, la autopsia realizada supuestamente en 1947 a los extraterrestres capturados defendiendo que el gobierno quería ocultar datos por estar desarrollando nuevas tecnologías. También aseguraban que los extraterrestres estaban vivos antes y durante la autopsia


Extraterrestres - pruebas fehacientes
Como reza el dicho, la historia es como nos la cuentan los vencedores o por defecto los que están en el poder. Desde siempre se nos ha explicado que estamos solos en el universo, en un sistema solar cerca del borde exterior de la Vía Láctea, donde supuestamente solo el tercer planeta que orbita alrededor de la estrella que denominamos Sol, reúne las condiciones para albergar vida.




Los libros de texto nos cuentan que siempre hemos estado solos en el universo, o sea que somos fruto del azar y la casualidad, somos los suertudos “chicos de oro del universo”, todo para nosotros solitos… Pero claro, esta es una historia un poco caduca y a estas alturas parece hasta irrisoria. Véase la Teoría de la Panspermia y los “recientes” descubrimientos de la NASA (la agencia nacional de mentiras espaciales americana) en Marte, Titán y Europa …




Nos han mantenido siempre ignorantes ante los temas que realmente importan. Y que nadie me malinterprete, cuando digo nos han mantenido, me estoy refiriendo a lo largo de la historia. Y es que cuando no existían los “Mass falsiMedia” actuaban otros mecanismos reguladores de la información. Podemos recordar entre otras la meticulosa labor de la “Santa” Inquisición en nuestro país, como la fuente oficial de creación de mitos y de ridiculización de la ciencia en aquellos oscuros tiempos. Aunque hoy en día no tenemos nada que envidiar respecto a aquel entonces, seguro que Torquemada se sentiría como pez en el agua trabajando para el Gobierno Americano o como asesor personal de Ruppert Murdoch



No obstante la incontable lista de pruebas físicas, de nuestra interacción durante TODA la historia, con otras culturas cósmicas es absolutamente irrefutable. Es un hecho que además correlaciona con otro hecho innegable, que han existido otras humanidades, unos más grades, otros más pequeños, otros gigantes y otros diminutos (véanse los recientes documentales de Nacional Geographic y de History Channel sobre el hombre “hobbit”, sobre los seres diminutos de archipiélagos asiáticos, sobre homínidos enormes) que refuerzan que han existido otros fílums de seres humanos distintos al nuestro y que tienen a los antropólogos absolutamente perplejos. Poco a poco la desbordante avalancha de pruebas que apuntan hacia ello y que desmienten la consabida teoría de la evolución, pues nunca se ha encontrado el eslabón perdido ni nunca se encontrará, ya que somos fruto de una manipulación genética extraterrestre



Antes de abordar las diferentes pruebas documentales que existen alrededor del mundo, os propongo un ejercicio de reinterpretación. Quien más quien menos, conoce los textos de la Biblia. A lo que quizás no estéis acostumbrados es a hablar de extraterrestres en vez de ángeles, a hablar de OVNIs en vez de carros de fuego, a hablar de contacto extraterrestre en vez de revelaciones de Dios. Un interesante ejercicio de reflexión que nos propone el documental del Canal Historia “OVNIs en la Biblia”.





Si os parece interesante el tema os invito a realizar una pequeña investigación de los Evangelios Apócrifos, es decir aquellos que el Vaticano no ha reconocido como la “versión oficial”. Estamos acostumbrados solo a los Evangelios Canónicos, es decir los institucionalmente aceptados. Es curioso que estos textos Apócrifos presenten versiones de las sagradas escrituras que describen programas eugenésicos (de manipulación genética), contactos extraterrestres, avistamientos y demás anomalías. Además muchos de estos textos eran bastante más populares en los albores de la cristiandad y los gnósticos que eran una antigua rama mística de la cristiandad (sospechosamente parecidos en cuanto a su filosofía a los budistas) y que preferían estos textos, fueron convenientemente aniquilados una vez se aprobó la versión Canónica (la oficial de los textos). Más adelante dedicaré un artículo exclusivamente a temas relacionados con los textos sagrados




Volviendo a las pruebas de contacto a través de los tiempos, existen una serie de evidencias que vistas por separado y fuera de contexto, se han considerado rarezas, objetos fuera de lo común o incongruencias y cuando el sistema de la “marginación de pruebas” no funcionaba se han inventado historias inverosímiles, ridículas o sencillamente se ha intentado demostrar infructuosamente que eran falsificaciones.
En fin las pruebas hablan por si mismas, pero vamos a dar un repaso por diferentes etapas de la historia de la humanidad y juzgad por vuestra cuenta.

Comencemos con pinturas rupestres y grabados:


Cosmonautas de Veracruz - Imagenes de seres metidos en una especie de escafandras


“Sombreros” voladores en Tanzania - Platillos voladores emitiendo alguna especie de energía


Wadjinas, los Antiguos Maestros de los aborígenes, Kimberley, Autralia - Nótese el detalle de la imágen superior izquierda, el ser está vestido con un traje de cabeja a pies y lleva guantes y un extraño calzado. En la parte exterior de la cobertura de la cabeza hay un escrito en un alfabeto desconocido.


OVNI de Samaipata, Bolivia - Complejo arqueológico de ” El Fuerte”. Según las leyendas de los Incas contadas a los españoles a su llegada, desde este lugar los Dioses ascendian a los cielos. Observar fotografía siguiente, donde se muestra el lugar desde donde despegaban.


Dioses del Tassili, Desierto del Sahara. Observar el detalle del traje y escafandra del dibujo en la esquina superior izquierda. Este dibujo se conoce como “El Gran Dios Marciano”. Abajo una figura con un ovoide (¿Nave?) detrás, que lleva casco y tiene un gran miembro se llev a 3 mujeres jóvenes. Una lleva a un niño en la espalda, símbolo de fertilidad.


Recopilación de pinturas de cuevas del sur de Francia.

Después de este inicio, queda claro que hay algunas “cosillas” que no nos han contado sobre la vida de nuestros ancestros en las cavernas. Pero echemos ahora un vistazo a estatuas i figurillas.


Representación de los “Kappas”, unos seres que llegarón del espacio exterior y estuvieron viviendo en Japón hasta hace unos 1000 años. Esta información no hubiera despertado una reacción escéptica si no fuera por qué fue divulgada por una prestigiosa publicación, famosa por su seriedad y no hubiera sido respaldada por uno de los más prestigiosos hombres de ciencia de Japón, el profesor Komatsu Kitamura, arqueólogo e historiador de gran valía. ¿No recuerdan los humanoides con pinza de los Kappas a las representaciones de Tikal?



¿Podrían haber mezclado su ADN estos visitantes con pinzas con algunos humanos, de forma que quedara algún vestigio de ello? “The Lobster Boy” Una persona que nació con las manos y los pies con forma de pinza. Esta condición fisiológica se mantuvo durante 5 generaciones.



Detalle radiográfico de una persona con manos en forma de pinza.



Dos naves figurillas de metal que recuerdan claramente a naves espaciales. La de arriba es tridimensional, mientras que la de abajo se trata de una vista lateral semi-bidimensional. Es interesante observar que la nave de arriba tiene un gran parecido a una nave antiquísima hallada en la luna, durante el transcurso del programa espacial secreto (ver imagen abajo).



Nave encontrada en la luna fruto del programa espacial secreto. Se ha estimado que puede tener millones de años, nótese los cráteres de impacto de meteoritos en el casco de la misma.


¿Podrían haber conocido tembien la tecnología del vuelo individual, algo parecido a los jetpacks? La respuesta parece ser afirmativa si atendemos a estas estatuillas de oro macizo. Hay que destacar se hayan en una posición que denota muchas similitudes con los vuelos actuales.



Craneos alargados hallados en yacimientos arqueológicos. Según la explicación científica estos cráneos fueron alargados artificialmente, lo que ya no puede explicar la “ciencia oficial” es como esto se hizo, ya que no presentan ningún tipo de marca o indicio de que fuera un alargamiento inducido. Por lo tanto si no fue algo artificial, por fuerza es algo genético, heredado. Lo que nos lleva otra vez al relieve Tihuanaco, a la figura humanoide palmípeda y de cráneo alargado. ¿No sería más lógico pensar que la interacción genética produjo estos cráneos alargados? Hay que pensar que en todos los textos sagrados de la tierra (incluida la Biblia), se habla de interacción entre los Dioses venidos del cielo y de los humanos, así pues esta sería una prueba física de dicho cruce genético.



Más cráneos “anormales”, otros cráneos encontrado en América del Sur , que por su forma demuestran una amplitud cerebral fuera de lo común.

No creáis que esto acaba aquí, hoy por hoy existen demoledoras pruebas físicas, morfológicas y geneticas al respecto





Esqueleto encontrado en Ladonia, Tejas. Un humanoide con una apariencia bastante increible, cuencas oculares enormes reforzadas con estructura ósea, cuatro dedos en manos y pies, mandíbula extremadamente pequeña y estrecha. Fue hallado vestido con una especie de traje metálico, que se puede observar en el detalle de la fotografía inferior izquierda.



Cráneo encontrado en una cueva en Chiuaua, Mejico. Data de unos 900 años de antiguedad y según varias pruebas de ADN encargadas por el Starchild Project (Proyecto Niño de las Estrellas), la madre sería humana y el ADN del padre es desconocido hasta el momento.Evidentemente en este caso desconocido en la Tierra, es sinónimo de extraterrestre. Los lugareños cuentan que llegaban seres del cielo que tenían hijos con sus mujeres y que volvían a buscarlos al cabo de un par de años para llevárselos. Esta sería una prueba fehaciente, física e irrefutable de estos contactos extraterrestres.



Un esqueleto encontrado en el Sureste de Arabia Saudí por la compañía petroliera ARAMCO. El gobierno encubrió el incidente y confiscó todas las evidencias incluido un 99,9% de las fotografías. Fue combatido vía internet a través de la difusión de series de fotos falsas, para desacreditar el hallazgo



Innegablemente una de las más auténticas fotos de gigantes que circulan hoy en día. Este gigante fosilizado fue descubierto en 1895 por Mr. Dyer durante una operación minera en County Antrim, Irlanda. La medida de los gigantes era unos 3,7 metros de altura y unos 1,37 metros de circunferencia torácica. Los propietarios y el gigante desaparecieron (otro más a la lista)

Cada vez que se hayan pruebas consistentes sobre nuestros verdaderos orígenes, los artifices de nuestra feliz ignorancia las hacen desaparecer meticulosa y sistematicamente.



En 1950 durante la construcción de una autopista en Turquía, Valle del Eúfrates, fueron descubiertas muchas tumbas que contenían restos de gigantes. Los huesos de las piernas medían 1,2 metros y gracias a esto se calcula que la altura del gigante era de unos 4,2 a unos 4,8 metros. Actualmente está expuesto en el Mt. Blanco Fossil Musseum, Tejas.





Sus descendientes aún caminan entre nosotros, siempre lo han hecho. No obstante la sangre de los Nephilim se ha ido difuminando con el paso de los tiempos, pero ellos aún están aquí



Sus características se expresan a través de genes recesivos y por lo tanto son dificiles de encontrar, pero cuando este gen recesivo se encuentra en el padre y en la madre, entonces se abre camino.

Pero aún hay más, existe una tribu remota de Ecuador, los Waorani, que lejos del tamaño de sus antecesores tienen una talla normal. Una tribu con seis dedos en manos y pies, una tribu con dos hileras de dientes, una tribu sanguinaria y feroz, una tribu descendiente directa de los Nephilim.



Los Waorani fueron descubiertos en 1940 por un grupo expedicionario en busca de petróleo, que fue asesinado nada más hacer contacto. Doce empleados de la Shell murieron a manos de esta feroz tribu. Fue necesaria una década para poder entablar contacto otra vez con ellos. El siguiente contacto acabó tambien en masacre a manos de los sangrientos Waorani. Despues de muchos muertos se pudo llegar a entablar un contacto pacífico y se descubrieron algunos datos escalofriantes. Los Waorani mantiene el índice de homicidios más alto de la historia de la humanidad, por encima del 50 %. Matan a sus mayores cuando ya no los soportan o acaban con cualquier recien nacido no deseado o que tenga malformaciones, llegando a enterrarlos vivos.



Estatua de un gigante de la antigua Sumeria, que aparte de tener seis dedos, muestra unos extraños “relojes” en las muñecas.

Los hijos de los Nephilim aún están entre nosotros…


cuantos planetas hay como la tierra
Si hay algo destacable en el método científico, es su capacidad para derribar viejas teorías cada vez que aparece algún nuevo dato que las pone en duda. Hace días nomás te contamos que podría haber unos 40.000 planetas con vida en la Vía Láctea, un número lo suficientemente grande como para permitir la existencia de cosas al estilo de “Marte ataca” u “Hombres de Negro”, pero no tan enorme como la vastedad de nuestra Galaxia podría hacer presuponer. Pero no todos los científicos creen que ese sea el número correcto. Según el doctor Alan Boss, de la Institución Carnegie para la Ciencia, podrían existir cientos de miles de millones de planetas como la Tierra y, como si esto fuera poco, la mayoría de ellos podrían albergar, incluso, formas de vida unicelulares. Boss hizo estas declaraciones en el encuentro anual de la Asociación Americana para el Avance de la Ciencia, celebrado en Chicago.



Estamos pasando de un escenario en el que parecía que la vida en la Tierra se debía a un “accidente” extremadamente poco frecuente, a otro en el que se admite que el Universo estaría lleno de organismos vivos. El principal motivo para que se produzca este cambio de paradigma obedece a la velocidad con la que se descubren planetas extrasolares, muchos de ellos con un parecido a la Tierra lo suficientemente grande como para suponer que podrían albergar vida de una clase muy similar a la que vemos por aquí.

Alan Boss es, por ahora, uno de los más optimistas a la hora de hacer predicciones. Ha estimado el número de planetas del tipo terrestre existentes en nuestra galaxia en un número cercano a los cien mil millones. Semejante cantidad de planetas cuasi terrestres otorga una muy buena chance a la existencia de vida basada en las mismas moléculas que componen nuestros cuerpecitos, sobre todo si tenemos en cuenta que han estado allí durante miles de millones de años. La evolución debería haberse encargado de recorrer caminos más o menos parecidos en muchos de estos planetas. "Si tienes un mundo habitable y lo dejas evolucionar durante unos pocos millones de años, es casi inevitable que algún tipo de vida se forma en él," dice Boss. El científico tiene la esperanza que en poco tiempo los nuevos telescopios orbitales confirmen sus predicciones. Sin embargo, hay gente que cree que no hay que mirar tan lejos.



No hace falta mirar tan lejos
Paul Davies, un físico, escritor y locutor británico reconocido a escala internacional que actualmente ocupa la posición de Profesor de Filosofía Natural en el Centro Australiano de Astrobiología en la Universidad de Macquarie (Sydney), sostiene que existe una buena posibilidad de que haya microorganismos extraterrestres viviendo en la Tierra.



Es que nuestro planeta ha sido impactado innumerables veces por meteoritos de todo tipo y tamaño, muchos de los cuales podría tener “a bordo” alguna clase de organismo originario de alguno de los planetas que Boss supone existen en la Galaxia. Si Davies está en lo cierto, algunos tipos de vida todavía desconocidos por la ciencia habrían sobrevivido hasta nuestros días y podrían estar escondidos en algún lugar de la Tierra. Las rocas del subsuelo, a mucha distancia de la superficie terrestre, las profundidades del océano, las zonas más altas de la atmósfera o algunos lagos contaminados podrían contener reservorios de estos organismos. Davies sostiene que podrían estar “escondidos” frente a nuestros ojos, ya que su extraña condición nos impediría reconocerlos como algo vivo. Incluso supone que nosotros mismos podríamos ser, al menos en parte, extraterrestres, porque es posible que algunos intercambios de material genético podrían haberse dado entre nuestros ancestros tempranos y algunas formas de vida alienígena que hubiese llegado a la Tierra hace mil millones de años.



Sean “solo” cuarenta mil o cientos de miles de millones los planetas disponibles en la Galaxia, lo cierto es que la humanidad esta por fin tomando conciencia de que no está sola en el universo (o en su propio planeta…).


¿Cuántos planetas Tierra hay en la Galaxia?










¿Cuántos planetas Tierra hay en la Galaxia?

La respuesta es, obviamente, que nadie lo sabe. Todavía, al menos. Pero eso no impide que podamos estimar el número teniendo en cuenta lo que sabemos sobre los exoplanetas detectados hasta la fecha. Al fin y al cabo, la búsqueda de planetas similares al nuestro es una de las prioridades de la astronomía moderna.

Los planetas similares a la Tierra reciben el nombre de exotierras, es decir, un planeta extrasolar terrestre situado en la zona habitable de su estrella. Normalmente se define un planeta terrestre como cualquier mundo con 1-10 veces la masa de la Tierra, aunque otras definiciones sugieren un límite inferior de 0,3 masas terrestres. La definición de zona habitable es más compleja, pues se define como la zona alrededor de una estrella donde puede existir agua líquida de forma estable en la superficie de un planeta. Esto implica que los principales factores a tener en cuenta son la luminosidad y la temperatura efectiva de la estrella, lo que a su vez depende del tipo espectral y edad de la misma. Sin embargo, la definición de zona habitable también depende de las características del planeta (periodo de rotación, composición atmosférica, inclinación del eje, etc.), algo muy complicado de calcular con precisión.

Si sólo tenemos en cuenta las características de la estrella, el área de la zona habitable varía enormemente según el tipo espectral: por ejemplo, la zona habitable alrededor de una estrella enana roja (tipo M) tiene solamente una quinta parte del tamaño de la zona habitable alrededor de una estrella de tipo solar (tipo G). Teniendo en cuenta estas variables, podemos utilizar métodos numéricos para calcular la probabilidad de encontrar un planeta terrestre en su zona habitable.

Y esto es precisamente lo que ha hecho el equipo de Jianpo Guo (National Astronomical Observatories, en China), que ha empleado Métodos Monte Carlo para calcular la probabilidad de la existencia de exotierras. Suponiendo que nuestra galaxia tiene unos 300 mil millones de estrellas, podemos incluir en la simulación todas aquellas cuyas masas estén comprendidas entre 0,08 y 4 masas solares. El límite inferior es el correspondiente al mínimo de una estrella (para que exista fusión nuclear sostenida) y el superior es el correspondiente a estrellas cuya vida sea de un mínimo de 200 millones de años, tiempo mínimo para que aparezca la vida. El resultado es que el número de planetas terrestres en la Vïa Láctea es de unos 45,5 mil millones: 11 548 millones alrededor de estrellas de tipo M, 12 930 millones en las de tipo K, 7622 millones en las de tipo G y 5556 millones en las de tipo F.

Si tenemos en cuenta que la mayor parte de las estrellas de la Galaxia son de tipo M, los resultados pueden parecer sorprendentes, ya que hay más exotierras alrededor de estrellas tipo K, pero hay que tener en cuenta el pequeño tamaño de la zona habitable alrededor de las enanas rojas, lo que explica la baja probabilidad de encontrar un planeta en esta zona.

Aunque el artículo de Guo tiene bastantes puntos poco rigurosos (ArXiv es así) y polémicos -incluyendo el cálculo de mundos con vida inteligente-, no deja de ser una estimación muy aproximada del posible número de planetas similares al nuestro. ¿Hasta qué punto se corresponderá con la realidad?


La galaxia es rica en planetas similares a la Tierra


La galaxia es rica en planetas similares a la Tierra





La NASA no lo planeó de esta forma, pero a principios de este mes, un co-investigador de la misión Kepler en la búsqueda de otros planetas similares a la Tierra, anunció en una conferencia en Oxford, Inglaterra, que “los planetas como el nuestro están ahí fuera. Nuestra galaxia de la Vía Láctea es rica en este tipo de planetas”. El anuncio – que no se hizo público hasta que los organizadores de la conferencia publicaron un video la semana pasada – fue especialmente destacada debido a que estaba basada en gran parte en datos de Kepler que se había permitido a los miembros mantenerlos en secreto para un mayor análisis hasta el próximo febrero. Por lo que, tradicionalmente, esos datos serían publicados formalmente por todos los científicos implicados a bordo.

La filtración pública llegó del astrónomos y co-investigador de Kepler Dimitar Sasselov de la Universidad de Harvard en la conferencia anual TEDGLobal, una producción de la organización sin ánimo de lucro TED.





En el minuto 8:15 de su charla de 18 minutos, Sasselov mostró un gráfico de barras del tamaño de los planetas. De los aproximadamente 265 planetas de Kepler representados en el gráfico, aproximadamente 140 tenían la etiqueta de similares a la Tierra”, es decir, que tenían un radio menor que el doble del radio de la Tierra. “Puede verse aquí que los planetas pequeños son los que dominan el paisaje”,dice Sasselov. Hasta ahora, los hallazgos de los astrónomos que buscan exoplanetas eran más del tipo de gigantes gaseosos como Júpiter que de pequeños rocosos como la Tierra. Incluso los investigadores de Kepler han evitado debatir sobre cualquier hallazgo sobre planetas del tamaño terrestre.

Sasselov enfatiza que son candidatos, no exoplanetas confirmados. Con mayores observaciones, la mitad de ellos podrían resultar ser falsas alarmas. Muchos podrían ser mundos similares a la Tierra pero que orbitan tan cerca de sus estrellas que no se parecerían a la Tierra más que en el tamaño.Sasselov comentó que los astrónomos serán capaces de identificar al menos 60 mundos similares a la Tierra. Por lo que la presentación no autorizada de los resultados preliminares parecería confirmar que Kepler ha tenido éxito al demostrar que la Tierra no es una rareza estadística.

La NASA aún no ha realizado comentarios al respecto.



Hay Vida En Otros Planetas?


Microbios vivos en el hielo de hace un millón de años lo comprueban. Distintos científicos han probado que en Venus, Marte y Saturno hubo indicios de organismos vivos.


Gracias a la exploración espacial y hallazgos de meteoritos, científicos de distintas partes del mundo han afirmado, en esta última década, que hay vida en otros planetas.

La pregunta del millón tiene ahora una evidencia nueva, ya que investigadores noruegos hallaron microbios vivos en el Artico, producto de un meteorito de Marte.

Un equipo internacional tomó muestras de hielo en el volcán extinguido Sverrefjell de la remota isla Svalbard. Dijeron que es el único lugar del mundo donde se encuentran cristales de magnetita, el mismo mineral hallado en un meteorito desde Marte descubierto en la Antártida en 1996.


“Hemos descubierto un oasis microbiológico en los tubos naturales de hielo azul en Svalbard. Este es un ambiente sumamente hostil en el cual no esperábamos encontrar vida”, dijo el jefe del equipo, Hans E.F. Amindsen, de la Universidad de Oslo.

Sondas especiales enviadas a Marte por la NASA estadounidense y la Agencia Espacial Europea muestran indicios de agua helada en el Planeta Rojo.

El agua es un elemento crucial para los organismos vivos. Muchos científicos creen que Marte es demasiado frío para que haya vida, pero el descubrimiento del equipo noruego pondría en tela de juicio esa hipótesis.

Marte es frío y seco con casquetes de agua helada en los polos. Pero tiene algunas características en común con el archipiélago ártico de las Svalbard, tales como el suelo permanentemente congelado, los volcanes y posiblemente vertientes de agua caliente que se alzan hacia la superficie, según los investigadores.

Yervant Terzian, profesor de astronomía en la Universidad Cornell, dijo que el hallazgo era interesante, pero insuficiente para declarar que había vida en Marte.

“Se necesitan muchas más pruebas y de muchas clases”, dijo Terzian, que no participó del proyecto.

El equipo empezó la investigación en 2003, al tomar muestras de hielo en los tubos volcánicos del Sverrefjell, que hizo erupción a través del hielo hace 1 millón de años.

El archipiélago Svalbard, 500 kilómetros al norte de Noruega continental, está cubierto en su mayor parte por suelo congelado y glaciares.


Si en torno a la mitad de las estrellas de nuestra galaxia semejantes al Sol orbitase un planeta, en el lugar preciso como para tener una temperatura favorable a la aparición de la vida, entonces en la Vía Láctea habría diez mil millones de planetas semejantes a la Tierra.

Ahora bien, para conocer en cuántos de ellos puede haber vida inteligente y con habilidad tecnológica, con la cual pudiésemos comunicarnos por radio, habría que saber cuán probable es que esta surja cuando las condiciones de un planeta son las adecuadas; cuán factible es que evolucione hasta generar seres inteligentes y, por último, cuán posible es que estos formen una sociedad de orientación tecnológica.

La consideración de todos estos factores escapa al dominio de la astronomía y es de competencia de ciencias como la bioquímica, la biología o la sociología. Sin embargo, según estimaciones de varios científicos, es posible que en uno de cada cien planetas surja una civilización técnicamente avanzada. Por lo tanto, en la Vía Láctea habría cien millones de planetas en los que, en algún momento de su desarrollo, surgió una civilización tecnológica.

No todas las civilizaciones evolucionan forzosamente hacia sociedades tecnológicas. En el Universo puede haber muchas integradas por poetas (que posiblemente sobrevivan mejor), muy respetables por cierto. Desgraciadamente, con ellas nunca podremos comunicarnos utilizando las ondas de radio. Por eso, nuestra atención se centra en las civilizaciones tecnológicas no porque las consideremos "las más avanzadas" o las mejores del cosmos, sino porque solo con ellas podemos entrar en contacto.

Más urgente que conocer cuántas civilizaciones esperamos estén ahí, en algún lugar de la Vía Láctea, a la espera de comunicarse con nosotros, es importante resolver un problema crucial: saber cuál es la longevidad de una civilización técnicamente avanzada. ¿Cuánto vive una civilización de esta naturaleza antes de autodestruirse o de sucumbir frente a problemas provocados por ella misma y que es incapaz de resolver?

La única civilización tecnológicamente avanzada que conocemos es la nuestra, y ha vivido como tal (es decir, con capacidad para comunicarse mediante ondas de radio con otros puntos del espacio) unos 60 años. Esto es, un lapso muy pequeño comparado con la vida de la galaxia.

Si las civilizaciones avanzadas carecieran de la sabiduría suficiente como para superar los problemas que trae consigo el avance tecnológico, y solo vivieran (por ejemplo) cien años, los cien millones de civilizaciones de nuestra galaxia ya estarían extinguidos.

Para saber cuántas están vivas hoy, basta con averiguar qué porcentaje representa cien años en relación con la edad de la galaxia, una vida del orden de los diez mil millones de años. La proporción es uno a cien millones. Eso significa que hoy estaría viva solo una de los cien millones que hayan existido en la Vía Láctea: la nuestra.

Pero no seamos tan pesimistas. Supongamos que una civilización técnicamente avanzada viviese mucho tiempo, unos cien millones de años, por ejemplo, y que solucionase todos los problemas que se le presentan. En ese caso habría en toda la galaxia un millón de civilizaciones que estarían vivas hoy y con las cuales podríamos, en principio, establecer contacto mediante ondas de radio.

Este número (un millón de civilizaciones) puede parecer muy grande, pero las posibilidades de comunicación son menores si se recuerda que la distancia típica entre dos estrellas es de unos cuatro años-luz. Aún si lográsemos saber exactamente cuál estrella contiene al planeta donde está la civilización más cercana a la nuestra, la posible conversación con sus miembros no sería fácil. Si en este momento dijésemos ¡Hola!, nuestro llamado demoraría algo más de cuatro años en llegar a ellos; si respondiesen de inmediato pasarían otros 4 años antes de que su respuesta a nuestro saludo llegase de vuelta. Por lo tanto, es una posibilidad bastante poco excitante la de hablar por teléfono de ida y vuelta, en vivo y en directo, con nuestros vecinos más próximos.

Las comunicaciones deberían ser en una sola dirección. Nosotros podríamos mandar una gran cantidad de información en mensajes especialmente codificados para que ellos comprendieran, y tener la esperanza de que algún día, alguien que los escuche, sepa de nuestra existencia en el cosmos y aprenda algo de nosotros.

De igual modo, deberíamos escuchar con antenas adecuadas las bandas de radio, para saber si alguien, desde algún punto de la galaxia, ha radiado ya un mensaje dando a conocer su presencia y contando cómo es la civilización a la que pertenece. Es como practicar la actividad de los radioaficionados, pero a escala cósmica.