¿Por qué Ocurren los Terremotos?
Cuando los gigantes bloques de roca que forman la corteza de la Tierra se mueven debido a la tectónica de placas, están destinadas a chocar entre sí. Estos bloques de roca entran en contacto en las fallas. Algunas veces resbalan suavemente una contra la otra en una falla. Pero otras, chocan y quedan atoradas, las superficies ásperas de roca previenen el movimiento a lo largo de la falla. Eso podría conllevar a un terremoto.

Si los bloques de roca están enganchados entre sí, podría no haber movimientos a lo largo de una falla. Sin embargo, la fuerza tectónica de la placa continúa empujando las rocas, de manera que la energía se acumula durante décadas, siglos, y a veces incluso durante milenios.

Eventualmente, cuando la fuerza es bastante grande, la energía es liberada en forma de terremoto. La roca se rompe, a menudo subterráneamente, y se traslada a una nueva posición. Las vibraciones, llamadas ondas sísmicas, viajan hacia el exterior en todas direcciones desde el punto donde fue lanzada la energía. Al igual que una piedra que es lanzada a un lago y envía círculos concéntricos hacia fuera, las ondas sísmicas son irradiadas desde el foco de un terremoto. Estas ondas sísmicas es lo que se siente en la superficie de la Tierra cuando están en un terremoto.

Hay diferentes tipos de ondas sísmicas. Algunas retumban en la superficie de la Tierra. Otros tipos de ondas sísmicas viajan a través del planeta.

Tectónica de Placas

La fuerza principal que da forma a nuestro planeta a lo largo de mucho tiempo es el movimiento de la capa externa, a través del proceso de tectónica de placas.

Como se muestra en esta imagen, la rígida capa externa de la Tierra llamada litósfera, está formada por placas que encajan entre sí como un rompecabezas. Estas placas están hechas de rocas pero la roca es, por lo general, muy liviana en comparación con el denso fluído que tiene debajo. Esto permite que las placas "floten" sobre el material más denso.

Los movimientos que ocurren muy dentro de la Tierra llevan calor desde el interior hasta una superficie más fría, y hace que las placas se muevan muy lentamente a lo largo de la superficie, a un ritmo de aproximadamente 2 pulgadas por año. Existen muchas hipótesis diferentes para explicar exactamente cómo es que estos movimientos permiten que las placas se desplacen.

Interesantes cosas ocuuren en los bordes de las placas. Las zonas de subducción se forman cuando las placas chocan entre sí, las cordilleras en expansión se forman cuando las placas se separan, y se forman grandes fallas cuando éstas se deslizan una respecto a otra.

Porque los Terremotos y Los Tsunamis


terremotos




¿Qué es un Terremoto?

La expresión "en tierra firme" se usa frecuentemente cuando se quiere describir algo que es estable. Pero a veces la tierra sólida bajo nuestros pies no es estable.
"La tierra parecía estar torciéndose bajo nuestros pies como un trompo cuando se le mueve de un lado a otro, hacia arriba y hacia abajo y de formas diferentes", escribió una persona al describir la experiencia del gran terremoto de 1906 en San Francisco, California, EE.UU.
Los terremotos ocurren cuando grandes bloques de la corteza de la Tierra se mueven repentinamente debido la fuerza de la tectónica de placas. Estos bloques de la corteza de la Tierra se se encuentran en grietas llamadas fallas. Algunas veces, estas piezas no se desplazan suavemente. Puede haber fricción a lo largo de las fallas -bordes irregulares que obstaculizan el movimiento de bloques de roca. Algunas veces quedan temporalmente pegados entre sí. Cuando los pedazos de roca superan las irregularidades, se libera la energía. La liberación de energía origina una sacudida en la superficie de la Tierra.
El lugar dentro de la Tierra en donde comienza un terremoto se llama foco. El punto en la superficie de Tierra directamente sobre el foco se llama epicentro . Durante un terremoto, la sacudida más fuerte se siente en el epicentro.
Cada año ocurren más de un millón de terremotos. La mayor parte de éstos son tan pequeños que no se siente la sacudida. Pero otras son bastante grandes como para que se sientan, y algunos de ésos son tan grandes que causan daños significativos.
Los terremotos pueden generar daños a edificios, puentes y caminos. Los terremotos también pueden originar deslizamientos y aludes de lodo. Un terremoto grande debajo del océano puede formar un tsunami, una ola o serie de olas oceánicas gigantes.
Los científicos pueden decir si es posible que ocurra un terremoto en un área mediante el estudio de las tectónica de placas, las fallas bajo tierra y la historia de los terremotos en el área. Sin embargo, a diferencia de los eventos extremos de los estados del tiempo, los terremotos no pueden pronosticarse con antelación.

Mundo
Este diagrama muestra un terremoto a lo largo de una falla.
El foco del terremoto es el lugar donde se libera la energía subterráneamente.
El epicentro es el punto en la superficie de la Tierra que se encuentra directamente sobre el foco.




¿Qué es un Tsunami?

Un tsunami (se pronuncia tsuu-NA-mii) es una serie de olas, que se generan en un océano u otros cuerpos de agua, a causa de terremoto deslizamientos de tierra, erupción volcánica o impacto de meteroritos. Los tsunamis generan grandes daños cuando chocan contra las costas. Algunas personas llaman a los tsunamis, "olas de mareas", pero estas olas mostruosamente gigantes realmente tienen muy poco que ver con las mareas, de manera que el término de "olas de marea" en realidad es incorrecto.

Las olas de un Tsunami son diferentes a las que llegan hasta las orillas de los mares o lagos. Este tipo de olas son generadas por los vientos que hay mar adentro, y son olas bastante pequeñas en comparación con las olas de un tsunami. Las olas de un tsunami en el océano abierto pueden tener más de 100 kilómetros de largo. ¡Eso es lo que medirían 1 000 canchas de fútbol americano!. Las olas son inmensas, y viajan muy de prisa, a una velocidad aproximada de 700 km/hr., pero tienen sólo un metro de altura cuando están mar adentro.

A medida que un tsunami viaja en dirección a las aguas menos profundas de la costa, desacelera y aumenta en altura. Aún cuando es muy difícil ver a un tsunami en el mar, cuando llega a la costa puede crecer hasta alcanzar muchos metros de altura y, a medida que se acerca de la costa, desarrollar mucha energía. Cuando finalmente llega a la costa, podría parecer que el tsuniami es una marea que crece o decrece rápidamente, o una serie de olas con una latura máxima de hasta 30 metros.

Pocos minutos antes de que un tsunami choque contra la costa, el agua que se encuentra cerca de la costa se retirará y podrá verse el fondo marino. Por lo general, la primera ola no es la más grande, y cada 10 a 60 minutos llegarán más olas. Estas olas se mueven mucho más rapidamente de lo que puede correr una persona. El peligro de un tsunami puede durar muchas horas después de la primera ola. Diferente a otro tipo de olas, las olas de un tsunami no se giran ni rompen.

Las costas afectadas por un tsunami se erosionarán severamente. Un tsunami puede causar inundaciones hasta cientos de metros tierra adentro. El agua se mueve con tal fuerza que es capaz de destrozar casas y otro tipo de edificaciones.

naturaleza
Esta fotografía muestra cómo la ola de un tsunami cambia
de forma a medida que avanza hacia agua poco profundas.



Cómo se forman los Tsunamis

Un tsunami son una serie de olas que se generan en el océano u otro cuerpo de agua, a causa de perturbaciones como terremotos, deslizamientos de tierra, erupciones volcánicas o impactos de meteoritos. La figura a la izquierda muestra cómo un terremoto puede generar un tsunami en la superficie del agua.

Los terremotos submarinos, que por lo general ocurren a causa de los movimientos de las placas tectónicas de la Tierra, hacen que el agua de la superficie ascienda o descienda. Las olas de un tsunami se forman a medida que el agua desplazada, la cual se mueve a causa de la gravedad, intenta regresar a una posición estable.

Los deslizamientos de tierra submarinos pueden generar grandes terremotos y originar olas tsunamis que se forman cuando el agua intenta regresar a una posición estable.

La erupción de volcanes submarinos también puede generar suficiente fuerza para crear una gran columna de agua y dar orígen a un tsunami.

Los impactos de asteroides perturban el agua de la superficie, a medida que la energía de los pedazos es transferida al agua.

tsunamis
Cuando movimento a lo largo de una falla provoca que el suelo marino ascienda,
el agua es también empujada hacia arriba y se convierte en un tsunami.
Las olas se hacen más grandes a medida que se van acercando a aguas menos profundas.


FUENTE: http://www.windows2universe.org