Un brasileño consiguió un invento que podría ser un remedio a la carestía de la electricidad para millones de familias pobres del mundo que carecen de ese servicio.
El invento consiste en lámparas construidas sólo con una botella de plástico, agua y un poquito de cloro (lavandina pura).
El sorprendente invento sólo requiere llenar una botella grande con agua limpia, dos tapitas de cloro, y un frasco vacío de rollo de fotografía que se coloca sobre la taparrosca de la botella.
El inventor descubrió que exponiendo la botella al sol, el agua clorada comenzaba a irradiar luz.

Estos económicos focos pueden instalarse fácilmente en casas con techos de lámina o asbesto, de tal forma que los rayos del sol caigan sobre la tapa cubierta con el frasco del rollo de fotografía, de tal manera que en el interior de la habitación habrá luz suficiente.
Con aparatos de medición se descubrió que estos focos no reflejan la luz, sino que realmente producen una corriente eléctrica.


link: http://www.youtube.com/watch?v=1JoqP62qCvE

El único inconveniente es que no funcionan de noche, pero igual, se supone que uno no trabaja de noche normalmente, así que para un taller queda bien como alternativa ecológica.

Espero que este post sirva para que alguine se anime a hacer unos "focos de luz" que realmente sean fosforescentes y puedan funcionar de noche.

Saludos