Hallan Tejido Blando de Tiranosaurio Rex

Paleontólogos de EE.UU. hallaron -por primera vez- tejido blando en el hueso de un Tiranosaurio Rex, especie que se extinguió hace 70 millones de años. La noticia reavivó la idea de clonar un ejemplar extrayéndole su ADN, posibilidad que por ahora sólo es posible en la ciencia ficción. La Nación conversó con sus descubridores sobre este hallazgo, que abre la más fascinante ventana para conocer sobre la evolución y biología de estos gigantes extintos.

Hallan Tejido Blando de Tiranosaurio Rex
Michael Crichton lo imaginó hace 15 años, cuando en 1990 lanzó al mercado Jurassic Park, novela que relata las aventuras de un excéntrico millonario que logra clonar dinosaurios -gracias a muestras de ADN encontradas en fósiles- para dar vida al más fascinante parque temático del globo.
Esa fantástica historia, llevada tres años después al cine por Steven Spielberg, resucitó como un espectro la semana pasada, luego que la doctora Mary Higby Schweitzer y un grupo de paleontólogos del Museo de las Ciencias Naturales de Montana, EE.UU. encontraran en el interior del fémur de un Tiranosaurio Rex, tejido blando, restos de vasos sanguíneos y células en muy buen estado, de las que se podría -eventualmente- extraer material genético.
Es la primera vez que se encuentra tejido blando en buenas condiciones y en forma no fosilizada (o sea normal). En general, las partes duras de los animales, sobre todo los huesos, se conservan en forma de fósiles, y en algunas ocasiones se han encontrado fosilizados otro tipo de tejidos, pero nunca en su estado natural. "Hemos encontrado muestras en insectos que han sobrevivido dentro de ámbar, pero nunca de tanta edad", manifestó la doctora tras el descubrimiento.
¿Cómo se explica este hallazgo, entonces? Mary Higby Schweitzer, líder del equipo investigador no tiene una respuesta. "No lo sé... Nada como esto se ha encontrado antes", dice a La Nación desde EE.UU. y agrega que por ahora su tarea es demostrar químicamente que aquellas cosas -que probablemente alguna vez fueron células- aún tengan restos de tejido del dinosaurio. "Posiblemente alguna vez fueron células, pero ¿qué son en este momento? Es lo que aún estoy testeando, pues no sabemos si todavía tienen membranas de célula o proteínas de célula", explica.
La investigación, publicada el jueves pasado por la revista Science, agrega que "tanto los vasos sanguíneos como sus contenidos son similares a los que se encuentran en la avestruz, así como las estructuras fibrosas que también son virtualmente idénticas a las células óseas observadas entre el colágeno de huesos desmineralizados de esa ave". Con ello la publicación hace referencia a la cada vez más documentada teoría de que los pájaros modernos son descendientes de los dinosaurios.
La importancia del hallazgo radica, fundamentalmente, en que ha demostrado que la preservación morfológica en algunos especimenes de dinosaurios puede extenderse a nivel celular o más allá, lo que puede abrir la puerta a estudios filogenéticos (relaciones de parentesco entre los distintos grupos de seres vivos), fisiológicos (estudio de las funciones de los seres orgánicos) y bioquímicos del dinosaurio.

rex
El fémur, que medía 1,07 metros, se quebró en el momento en que fue retirado de su lugar lo que llevó a los investigadores a descubrir la sustancia en el interior de los huesos, la que se aprecia en esta imagen microscópica. Ahora los científicos trabajan en el aislamiento de proteínas que posiblemente se hayan conservado en el fósil. En ese caso cabría analizar la secuencia de aminoácidos de esas moléculas y compararlas con las proteínas de otros seres vivos, un proyecto que contribuiría a esclarecer las relaciones evolutivas de los dinosaurios con todas las demás especies conocidas. Pero otros piensan que -de encontrarse proteínas- también podrían hallarse muestras de ADN, que al menos en teoría permitiría experimentar para clonar un ejemplar.
¿CLONACIÓN?
El problema del ADN es que es mucho más inestable que las proteínas, de manera que usualmente se rompe en numerosos fragmentos, como ha podido verse incluso en animales perfectamente congelados desde hace sólo 20 mil años.
Por eso, los autores del descubrimiento son cautos y explican que, hasta que no se hagan las pruebas pertinentes, no es posible anticipar si ese material biológico de dinosaurio se ha mantenido sin alteraciones sustanciales durante decenas de millones de años.
Pero científicos ajenos a la investigación, como el paleontólogo Lawrence Witmer, de la Universidad de Ohio, fueron más allá y se atrevieron a sugerir que si los tejidos no están fosilizados se podría extraer su ADN para estudiar su genética e incluso hacer experimentos de clonación.
Para lo que podría servir la obtención del ADN del T-Rex, según Santos, "es para conocer su secuencia y poder buscar relaciones filogenéticos (de parentesco) con los animales actuales y de encontrarlos, obtener células de estos animales y progresivamente, con técnicas de ingeniería genética, ir adicionando ADN del dinosaurio de modo de "dinosaurizar" el ADN de ese animal. Esta alternativa teórica perturbadora podría producir una "célula dinosaurizada" con el cual intentar clonar finalmente al dinosaurio. En otras palabras, pura ciencia ficción".
De hecho, en la novela de Crichton, el ADN dañado encontrado en el fósil de dinosaurio se repara con ADN de un anfibio, lo que permite la clonación.
Lo que nadie discute es que el hallazgo abrió inesperadas puertas para conocer sobre estos desconocidos gigantes que desaparecieron de la faz de la Tierra hace 65 millones de años. Uno de los paleontólogos que encontró los fósiles no descarta que se encuentren muestras similares en otros restos que actualmente están en museos de todo el mundo. "No es habitual encontrar huesos de un dinosaurio, menos aún de un T-Rex, y cuando los tenemos los solemos tratar con muchísimo cuidado. Nadie va por ahí haciendo agujeros o rompiendo huesos para analizar su interior... aunque ya sabemos que hay cosas muy interesantes ahí dentro", recalca.
¿CÓMO FUE EL HALLAZGO?
Hace tres años, paleontólogos que trabajaban en el yacimiento de Hell Creek, en Montana (EE.UU.) descubrieron varios huesos de un Tiranosaurio Rex "sumergidos" en mil metros cúbicos de roca de extrema dureza. "Tuvimos que sacarlo con restos de roca pegados y trasladarlo en helicóptero, pero durante esas maniobras se rompió un fémur. Fue por eso por lo que vimos que había tejidos dentro", explicó uno de los paleontólogos.

WALPAPER
de
COMENTEN!!

7 comentarios - Hallan Tejido Blando de Tiranosaurio Rex

@myxoh
Está muy buena la info amigo. Ahora chequeo que no sea repost y no es repost te dejo +10
@myxoh
myxoh dijo:Está muy buena la info amigo. Ahora chequeo que no sea repost y no es repost te dejo +10

No es Repost!, +10!. Aunque la noticia es de hace 6 años