epelpad

El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

José Luis Salinas. La leyenda argentina de la historieta.

El dibujante e ilustrador argentino por excelencia.
De Buenos Aires a Nueva York por su talento.



José Luis Salinas (1908-1985), jamás cursó estudios superiores de dibujo e ilustración. Fue un genio autodidacta que se valió de tan solo los tres años de dibujo que se cursan en el secundario.
Pero claro, hay personas que nacen con un don, una virtud incuestionable, ese es el caso de este maestro del plumín. Hombres como él, le dan al mundo (supongo que en última instancia se trata de amor), amor por lo que uno hace, como el labor del artesano que crea con sus manos. Personas que hacen de este mundo un lugar mejor. Se podría decir que exagero o peco de una visión demasiado romántica, pero es que cuando uno se acerca a conocer la vida y el trabajo de este tipo, qué les puedo decir? Solo me sale un "Qué gran hombre".



Pasó un corto tiempo trabajando para Editorial Columba, luego Patoruzú, y posteriormente trabajó en publicidad y algunas adaptaciones de grandes obras.

Pero todo cambia cuando en 1941 logra enviar sus trabajos a King Features Syndicate, empresa estadounidense que desmpeñó un papel fundamental en la historia del cómic en los Estados Unidos.
Los directivos quedan muy impresionados con el trabajo de Salinas, pero no lo pueden contratar porque dicho país estaba a punto de entrar en guerra, y le prometen contactarlo cuando esta finalice.



Y así fue; el talento no se olvida. En 1949 alcanzaría fama mundial cuando comenzó a trabajar para la gran editorial estadounidense. Junto al gran guionista Rod Reed. Allí Salinas dibujó su obra maestra, Cisco Kid, que fue traducida y publicada en cientos de diarios de todo el mundo, y con un éxito impensado y arrollador.



Cisco Kid es la figura iconográfica de un cowboy, un forajido de 25 años de edad que con sus troperías hace los deleítes de todos. También fue un éxito en radio, cine y televisión. La figura simbólica de un vaquero cabalgando el viejo oeste nos puede, es una imágen portadora de una fuerza y un carisma que nos atraviesa.





Sus dibujos son muy valorados por su enorme detallismo y su adecuada información histórica-cultural. Según comentan los grandes críticos de este arte, sus trazos y el uso de los tonos grises (esenciales en la historieta) se consideran entre los mejores de la historieta y el cómic. Fue premiado en los Estados Unidos por su trayectoria, premio que solo reciben los más grandes del cómic estadounidense.

Disfruten de estos trazos, logrados con la maestría en el manejo del blanco y negro y sus tonos.
Esta es una característica que determina la calidad de un dibujante. En el caso de Salinas, de entre los mejores que se han visto.






Para finalizar, transcribo un párrafo final de una entrevista que le hicieron allá por el año 1953.
Dice el cronista finalizando la nota gráfica:

" Siguiendo su trayectoria, compruébase cuánto vale la perseverancia en el progreso de los hombres. Estudiándolo, se valoran los esfuerzos, y comprendiéndolo, se conciben los triunfos. Triunfos, que desde la mesa de trabajo, ayudan a hacer grande y próspera la Patria.
José Luis Salinas, queda en la puerta de calle de su casa tendiéndonos su amplia y cordial sonrisa. Al salir, un afiche con su firma, que brilla en un tranvía, flota en la luminosidad de la tarde como un estandarte de su popularidad".







Inteligencia colectiva. Gracias por pasar.

“Acompáñate con los buenos y serás uno de ellos”.

0 comentarios - José Luis Salinas. La leyenda argentina de la historieta.