En San Francisco, la temperatura aumenta: enterados de que ahora es Canal 10 el que quiere modificar el horario de inicio, el máximo dirigente del "Verde", Rubén Boetto, dijo "basta": es a las 19, o nada.

Sportivo Belgrano no quiere más cambios para el choque con


Si no es una novela, se le parece. Aunque para Sportivo Belgrano es bien negra. Es que desde ayer, el partido que deben jugar ante Talleres, por la tercera fecha del nonagonal, viene sufriendo cambios que parecen no tener en cuenta la voluntad del "Verde". Por eso, dijeron basta.

Ayer, el Consejo Federal decidió que el partido pasara del domingo al sábado y dijo que empezaría a las 16. Más tarde, y por presión de Sportivo Belgrano, se pasó a las 19.

Pero hoy apareció Canal 10, que transmite el encuentro, y pidió que se bajara una hora (a las 18), para que pudiera televisar a River ante Banfield, choque que comenzará a las 20 del mismo día.

Pues bien, el presidente del "verde", Rubén Boetto, dijo "no". Según le confió a Mundo D una fuente cercana al dirigente, ni siquiera atendió el llamado de los responsables de Canal 10. Dicen que está harto de tanto manoseo y que sólo aceptará jugar a las 19.

Aunque, con tantos cambios, nadie puede decir que el tema esté terminado...



Indignación
En el diario La Voz de San Justo, esta mañana apareció publicada una dura columna sobre el tema. La firma el periodista Fernando Movalli.

"Un nuevo atropello a la dignidad"

¿Cuál será el límite de la tolerancia humana cuando te cachetean una, dos, mil veces la enrojecida mejilla de la dignidad?. ¿Cuál será la frontera figurativa que separa la corrección en aceptar cada destino de la rebelión por no admitir ese nuevo insulto que el cuerpo junto a su historia ya no pueden soportar?

¿Cómo debería reaccionar una institución que con respeto, trabajo, inteligencia y coherencia vuelve a sufrir otro atropello público y sin medias tintas por parte de los mismos nefastos personajes de siempre?

¿Cómo y hasta cuando tolerar tanta injusticia en esta rueda que sigue girando con toda saña y maldad desde la capital provincial? Porque de eso, simplemente de eso trata el cambio de día para perjudicar de lleno a este maravilloso y rico presente de Sportivo Belgrano. Presente que molesta, incomoda y atemoriza a un “mundo Talleres” soberbio y altanero que no escatima esfuerzo ni pudor para alcanzar su propio beneplácito.

Activando bajo las sombras todos los resortes posibles en aras de evitar una victoria de su inesperado y temerario rival del interior del interior. Para concretar y saciar su “necesidad” de ascenso a costa de ridiculizar a sus pares, pisoteando cualquier historia e ilusión ajena que se les interponga. Perjudicando el justo derecho de descanso de un plantel verde extenuado y, seguramente, reduciendo otra convocatoria visitante excepcional al no jugarse en el domingo original.

Un atropello tan infantil, claro y evidente como similar a lo vivido y soportado desde siempre. Una mancha más para esa estadística grosera e injusta que registra solo “porotos” ganados en la columna de los clubes de nuestra capital provincial. En desmedro del honor y la dignidad de quienes “laburando” por derecha mastican una vez más ese rancio polvo de aquellos que solo velan las armas del atajo, la ilegalidad y el desprecio por la ilusión y esperanza ajena.