Los grandes clasicos del Futbol Argentino



Tres De los grandes clasicos del futbol argentino.

Empesemos con el Super clasico Argentino
clasicos
La historia del clasico:

River y Boca nacieron en una cuna en común, el barrio porteño de La Boca, y se fueron haciendo grandes de a poco, entre dificultades y carencias. Sin embargo, la tenacidad de sus jóvenes integrantes pudo más y ambos llegaron a ser los colosos que son hoy en día.
El primer enfrentamiento del que se tienen registros se produjo el 2 de agosto de 1908 en la cancha que los xeneizes tenían en la Dársena Sur. Sólo se sabe que los locales ganaron 2-1, porque las crónicas de la época no le daban mayor importancia a ese juego que los "ingleses locos" habián introducido en el país a través del puerto de Buenos Aires. Igualmente, es conveniente dejar la puerta de la información entornada y no descartar la aparición de algún otro clásico previo a ese de 1908. La historia suele dar este tipo de sorpresas.
mas
Los Mejores Triunfos de Boca:

La siguiente lista repasa los principales triunfos y alegrías boquenses, en los cuales sobresalen las eliminaciones de Copa Libertadores, la primera goleada de la historia, la máxima goleada de la historia, la mayor racha sin derrotas, haber dado la vuelta olímpica en el estadio de su eterno rival y estar invicto como local en partidos internacionales, entre otras.
Visita de River a la cancha de Boca el 23 de diciembre de 1928. En esa jornada se produjo la mayor goleada en la historia del superclásico. Fue paliza 6-0 a favor del Xeneize y, aunque esta vez no fue la hinchada rival la que quiso terminar el partido antes, fue una verdadera lástima que el capitán de River le haya pedido al árbitro dar por finalizado el clásico cuando todavía faltaban siete minutos.
Al cabo de 18 años Boca pudo resarcirse de aquella goleada de 1941. Fue el 19 de mayo de 1959 cuando en la Bombonera, con goles de José Yudica (2), Osvaldo Nardiello, Juan José Rodríguez y Pedro Mansilla acabaron con su contrincante por el mismo resultado, 5-1. Más tarde, en 1982, volvería a repetir pero esta vez en el estadio Monumental.
Uno de los más recordados por el conjunto xeneize fue el del 9 de diciembre de 1962. Transcurría la penúltima jornada del campeonato, ese día Boca llegaba como único líder, y River todavía con chances de arrebatarle el título. Boca se adelantó a través de Paulo Valentim, pero a cinco minutos del final hubo un penal para River. El arquero de Boca Antonio Roma le atajó el penal al brasileño Delem adelantándose claramente. Tras las protestas inútiles de los riverplatenses, el árbitro del partido Carlos Nai Foino les soltó una frase que hoy en día es una máxima del fútbol: "penal bien pateado, es gol".7 Boca ganó el partido y se consagró campeón en la fecha siguiente.
El 14 de diciembre de 1969 volvieron a enfrentarse en el final del torneo, ambos con chances. Boca le llevaba 2 puntos a River, pero el 2-2 final dejó a los últimos con la espina nuevamente. Lo más destacado de este encuentro fue que Boca pudo disfrutar de una vuelta olímpica frente a su eterno rival en su propio estadio.

Argentina
Día recordado por el debut de Carlos María García Cambón con 4 goles.
El del 3 de febrero de 1974 fue especial no sólo porque Boca lo goleó 5-2, sino porque además fue el que tuvo mayor cantidad de goles convertido por un mismo jugador. Fue Carlos María García Cambón quien anotó 4 tantos para Boca Juniors en el día de su debut con la camiseta xeneize.
El 22 de diciembre de 1976 se disputó la única final de la historia entre los clásicos rivales. El escenario fue la cancha de Racing y Boca se consagró campeón del Torneo Nacional al vencer 1-0. El gol lo convirtió Rubén Suñé tomando por sorpresa a Ubaldo Fillol mediante la rápida ejecución de un tiro libre directo.8
El 10 de abril de 1981 fue el primer superclásico de Diego Armando Maradona. El famoso argentino anotó un gol durmiendo la pelota con el empeine y luego desparramando al portero Ubaldo Fillol en el área chica. Luego, con dos goles de Miguel Brindisi Boca se llevaría el 3-0 que le dio el envión que más tarde le valió el Metropolitano 81.
El 3 de julio de 1982 Boca volvería a repetir el resultado de la goleada de aquel 1959 que terminó con un impresionante 5-1 con goles de Oscar Ruggeri, Ricardo Gareca, en dos oportunidades, y Carlos Córdoba con 2 goles y para terminar una tarde donde salió prácticamente lo que se buscó el jugador garcía de River desvió un penal.
Durante la década de 1990 Boca llegó a sumar la racha más amplia de la historia: 13 partidos (entre amistosos y oficiales) consecutivos sin perder contra su archirrival, consiguiendo triunfos que parecían imposibles, sobre todo teniendo en cuenta que estos años vinieron llenos de títulos riverplatenses. Una de esas victorias impensadas se produjo en un partido de primera ronda de la Copa Libertadores 1991. Después de arrancar 2-0 abajo y estar 3-1, Boca lo dio vuelta y lo ganó 4-3 con goles de Blas Giunta, Víctor Marchesini y Diego Latorre(2), quién metió el último gol del partido de tijera.
El 14 de julio de 1996 volvió a ser fiesta boquense. A partir de la gran actuación de Claudio Paul Caniggia, quien marcó 3 goles, uno de ellos luego del rebote de un penal malogrado por Diego Maradona derrotó 4-1 a River.
Para ratificar la enorme racha positiva xeneize de la década del 90, uno de los partidos que más lo demostraron fue el del Apertura 96, un emotivo partido en el que River venía de ganar todo tipo de títulos y Boca atravesaba una larga racha negativa con una sequía de campeonatos desde 1992. Comenzaron ganando los boquenses con un gol de Roberto Pompei a los 5 minutos, pero más tarde empató Marcelo Salas con un gran derechazo al ángulo derecho del arquero. En el segundo tiempo una mano de Celso Ayala juzgada intencional por el arbitro del partido le dio el penal que más tarde convertiría Gabriel Cedrés, pero minutos después, Juan Pablo Sorín volvía a igualar las cosas con un cabezazo cruzado. Pero sobre el tiempo de descuento, un muy recordado gol del uruguayo Hugo Romeo Guerra convertido con la nuca mientras buscaba la posición de la pelota, le daba el triunfo a los xeneizes, alargando una vez más una racha que a esta altura y con partidos perdidos de forma tan agónica parecía inquebrantable.
El 24 de mayo del 2000 fue uno de los días más felices para Boca en la historia de los superclásicos. Tras caer 2-1 en la ida de los Cuartos de Final de la Copa Libertadores, derrotó a su archirival 3-0 en la Bombonera, con el recordado gol de Martín Palermo que volvía a jugar después de seis meses de recuperación de una rotura de ligamentos en la rodilla, y lo eliminó de la competencia. Luego salió campeón de América y comenzó una época dorada de la mano de Carlos Bianchi.
El 23 de noviembre de 2003, en el Superclásico correspondiente al torneo Apertura de ese mismo año, Boca se impone a los 42´ del primer tiempo con gol de cabeza de Sebastián Battaglia y luego uno de los goles más recordados por la gente xeneize, el gran gol del brasileño Pedro Iarley quien regateó con una bicicleta a los defensas Horacio Ameli y Eduardo Tuzzio para sacar un remate cruzado duro y colocado que el arquero Franco Costanzo no logró rechazar. Boca lo venció por 2 a 0 y dejaba en la cuerda floja al técnico chileno Manuel Pellegrini, quien renunciaría al mes siguiente.
El clásico que podría ser el más recordado por todos, no sólo por el resultado, sino por haber estado cargado de datos que quedarán en la historia, por su significancia y por su emotivo desenlace, se dio en las semifinales de la Copa Libertadores 2004. Además de la gran relevancia a nivel competición, éste pasará a la historia por ser la primera vez que sólo se deja ingresar al público local en cada uno de los encuentros como medida de seguridad preventiva. Boca había derrotado a River por 1-0 en la ida en la Bombonera con gol de Rolando Schiavi de cabeza después de un centro desde la derecha. En el Monumental, River se adelantó con gol de Lucho González al inicio de la segunda parte pero, a 5 minutos del final, Carlos Tévez empató y provocó a la parcialidad local imitando a con sus gestos a una gallina, actitud que le costaría la expulsión. Inesperadamente en el descuento, el defensor Cristian Nasuti volvió a poner a River en ventaja y la situación se resolvería en los penales, donde venció Boca nuevamente tras el remate de Maxi López atajado por El pato Abbondanzieri.
El 26 de marzo de 2006 se produjo un empate a 1 en La Bombonera conseguido por los xeneizes en tiempo de descuento. Guillermo Barros Schelotto, quien no era tenido en cuenta por el técnico Alfio Basile, ingresó faltando muy poco para el cierre del partido y a los 46 minutos de la segunda etapa realizó una gran jugada que culminó en penal tras el cruce del defensor paraguayo Julio César Cáceres. El encargado de ejecutarlo fue Martín Palermo, quien al convertir cortó su racha sin goles en los Superclásicos desde su vuelta a Boca.
El 4 de mayo de 2008 Boca le gano a River en la Bombonera después de 3 años (Boca 2 - River 1, Clausura '05). A los 14' del primer tiempo Sebastián Battaglia anotó de cabeza tras un centro de Juan Román Riquelme, que desarmó la defensa de River cuando llamo a Rodrigo Palacio para un corner corto, cosa que hizo sacar 2 jugadores del área de River culminando en 4 hombres de River contra 3 de Boca. Luego, en un partido superado por Boca, se logró el tan esperado 1-0 y empezaron los festejos.
El 19 de octubre de 2008 Boca Juniors volvió a ganar en el Monumental luego de 5 años. Durante casi todo el segundo tiempo, Boca jugó con uno menos debido a la expulsión de Hugo Ibarra. Sin embargo, River no pudo crear situaciones claras de gol y el juvenil Lucas Viatri de cabeza, tras un centro de Juan Román Riquelme, marcó el tanto que le dio el segundo superclásico consecutivo a Boca.
de

Ahora los Trinfos de River plate:

Principales triunfos de River
A continuación se listan los detalles de los encuentros recordados felizmente por la parcialidad millonaria, entre los que se destacan llevarse el partido con más goles, ser el primero en ganar en enfrentamientos internacionales y haber dado la vuelta olímpica en el estadio de su eterno rival, entre otras. Además, cuenta con el máximo goleador de los superclásicos, Ángel Labruna, con 22 (16 en partidos oficiales y 6 en amistosos).9
Los superclásicos suelen tener un condimento especial por cualquier circunstancia que los rodee. Cuando alguien se encuentra sin chances de luchar por el título, se suele decir que este partido sirve para "salvar el año", lo que significa que salir victorioso le daría cierta "impunidad" a la hora de las discusiones. El primero en conseguir ese preciado objetivo fue River, cuando el 19 de noviembre de 1933 lo derrotó por 3-1, resultado que le impidió al conjunto boquense asegurarse el título, el cual terminaría en manos de San Lorenzo de Almagro.
La máxima goleada de River en el profesionalismo ocurrió el 19 de octubre de 1941, donde le propinó un 5-1 a su eterno rival, con goles de José Manuel Moreno, Ángel Labruna, Adolfo Pedernera y dos de Aristóbulo Deambrossi.
El 8 de noviembre de 1942, los millonarios logran un empate 2-2 en la Bombonera que les significa el campeonato tras ir en desventaja 2-0 al finalizar el primer tiempo. River dio la vuelta olímpica en la cancha de su eterno rival tras empatar con dos goles de Pedernera.
El 8 de diciembre de 1955, River se consagra nuevamente campeón en la Bombonera, tras ir perdiendo 0-1 en el primer tiempo, da vuelta el partido en dos minutos con goles de Labruna y Zárate, cuando faltaban menos de 20 minutos para los 90 reglamentarios.
El 10 de febrero de 1966 se enfrentaron por primera vez por una copa internacional. Fue en la Copa Libertadores de América, donde River consiguió alzarse con la victoria: 2-1 en el Monumental.
Entre todos los clásicos, quizás el que se recuerda con mayor admiración por sus repentinos cambios de rumbo fue el que jugaron en cancha de Vélez Sársfield el 15 de octubre de 1972. River empezó ganando 2-0 y el partido parecía encaminarse a una goleada riverplatense histórica. Sin embargo, una gran remontada de Boca puso el partido 4-2 para el xeneize y el mundo boquense era una fiesta. Faltando poco para el final, River logró poner el partido 4-4, y ya en tiempo de descuento, Carlos Morete puso el 5-4 para los millonarios en el superclásico con más goles de la historia.
El 9 de noviembre de 1977, en la Bombonera se terminaba el Metropolitano de 1977 y River era el único puntero llegada la penúltima fecha. Boca se adelantó por medio de Vicente Pernía apenas empezado el partido, pero River lo empató con un penal de Daniel Passarella y lo terminó ganando en el último minuto con gol de Pedro González después de una corrida de 40 metros. River se consagraría campeón en la fecha siguiente.
El famoso partido recordado como el de la "pelota naranja" es el del 6 de abril de 1986, el gran día de Norberto Alonso, quien tras anotar 2 goles con una pelota de ese color le dio el triunfo a River. El equipo de Núñez había logrado el título en la fecha anterior y antes de comenzar el partido dio una vuelta olímpica reducida, para evitar incidentes, en el estadio de su eterno rival.10 11 12
El 22 de noviembre de 1987 River remontó un partido impensado. Omar Palma falló un penal y más tarde Boca se pondría 2-0, con dos goles de Jorge Rinaldi. Pero en el segundo tiempo lo dio vuelta para ponerse 3-2 a poco de finalizar el encuentro, con gol del mismo Omar Palma. Al final del partido el árbitro cobró un penal en favor de Boca, y dictaminó que luego de ser pateado marcaba el final del partido. El tiro desde los doce pasos lo ejecutó Jorge Comas y lo erró, pasando la pelota por encima del travesaño.
El 11 de diciembre de 1994, River, dirigido por Américo Gallego y que se consagraría como campeón invicto, se dio el gusto de darle a Boca uno de las mayores exhibiciones de la historia en la Bombonera derrotándolo por 3-0 con goles de Ariel Ortega, Marcelo Gallardo y Enzo Francescoli. Con esa victoria, el conjunto millonario casi se aseguró el título al obligar a su único rival en la lucha por el Apertura de 1994, San Lorenzo de Almagro, a ganar un partido pendiente frente a Newell's. Finalmente San Lorenzo perdería el encuentro, consagrándose entonces automáticamente a River como campeón.
El 23 de marzo de 1997 se dio otro clásico de resultados cambiantes. Boca vencía claramente a River en el Monumental por 3-0 en el primer tiempo. Incluso Roberto Bonano le atajó un penal a Roberto Pompei cuando las cosas estaban 2-0 y Diego Latorre perdió varias ocasiones favorables para aumentar la diferencia. Cuando finalizaba el primer tiempo, Sergio Berti conseguía un estimulante descuento para River. La reacción definitiva llegaría en el segundo tiempo a través de un contragolpe de Facundo Villalba y finalizaría con un cabezazo sobre el final de Celso Ayala. El duelo terminó 3-3 e incluso el mediocampista Leonel Gancedo desperdició una clarísima oportunidad de ponerse 4-3. 13
El 10 de marzo del 2002, River volvió a ganar en la Bombonera luego de 8 años sin triunfos como visitante. Con Ramón Ángel Díaz como director técnico, el conjunto de Núñez venció sin problemas 3-0 con una recordada "vaselina" del lateral izquierdo Ricardo Rojas y sacó una ventaja decisiva sobre Boca para el resto del torneo.
El 16 de mayo de 2004 River, que llegaba al partido dos puntos por debajo de Boca, gana en la Bombonera 1-0 con gol de Fernando Cavenaghi. El partido le dio a River una ventaja que lo llevaría a ser campeón.
El antepenúltimo de los superclásicos millonarios se disputó el 8 de octubre de 2006. Boca venía de ganar todo, era el máximo favorito por su gran momento y el mal momento de River. Sin embargo, las grandes actuaciones del juvenil Gonzalo Higuaín, quien convirtió un gol con el taco de su pie derecho y otro eludiendo al arquero Aldo Bobadilla, y del santafesino Fernando Belluschi, que habilitó a Ernesto Farías y marcó el tercer gol, le dieron la victoria por 3-1. Con este triunfo, River logró terminar con el invicto de su rival de siempre. Estos tres puntos perdidos fueron decisivos para evitar que Boca se consagrara tricampeón por primera vez en su historia.
Las maximas goleadas

Boca Juniors 6-0 River Plate 1928 Boca Juniors Kuko(2), Tarasconi(2), Cherro(2).
River Plate 5-1 Boca Juniors 1941 El Monumental Labruna, German Ferreira, Deambrosi (2) (R), Boyé (B)
Boca Juniors 5-1 River Plate 1959 La Bombonera Nordiello, Rodríguez, Yudica, Mansilla (B), Rodríguez (R)
River Plate 1-5 Boca Juniors 1982 El Monumental Tevez (R), Ruggeri, Gareca (2) y Córdoba (2)
River Plate 4-0 Boca Juniors 1942 El Monumental Deambrosi, Labruna (2) y Moreno (R)
River Plate 0-4 Boca Juniors 1955 Cilindro de Avellaneda Pizzutti, Navarro (2) y Cucchiaroni
River Plate 0-4 Boca Juniors 1972 El Monumental Ponce (2) y Curioni (2)
los
Las estadisticas:

Motivo PJ GB E GR GolB GolR
Torneos Locales 187 68 57 62 257 246
Copa Libertadores 22 10 6 6 28 18
Supercopa 2 0 2 0 1 1
Copa Centenario 2 0 1 1 0 1
TOTALES 213 78 66 69 286 266
importantes
PJ: partidos jugados
GR: ganador River
GB: ganador Boca
E: empate
GolR: goles de River
GolB: goles de Boca

link: http://www.youtube.com/watch?v=FAcR3-hXWKc


link: http://www.youtube.com/watch?v=a4f6MstA96U&

link: http://www.youtube.com/watch?v=wStrw19rW6o
Las Cargadas de river a boca:
Tres De los grandes clasicos del futbol argentino.
clasicos
mas
Argentina
Cargadas de Boca a River
de
los

Las Hinchadas:
importantes
Tres De los grandes clasicos del futbol argentino.
Vota en los comentarios eleji
Boca
o
River
Despues Tenemos Otro de los clasicos mas importantes
Clasico de Avellaneda
clasicos
mas
Esta rivalidad comenzó a principios del siglo XX, cuando ambos equipos empezaron a compartir la ciudad de Avellaneda.
El primer encuentro oficial lo disputaron el 9 de junio de 1907 por el torneo de tercera división de la Asociación Argentina. Racing lo ganó por 3 a 2 con un gol sobre la hora marcado por el puntero Alberto Ohaco, uno de los fundadores del club. El 12 de diciembre de 1915 tuvieron el primer choque en la división mayor en la cancha que los rojos tenían en Av. Mitre 1987, en el barrio de Crucesita. Independiente ganó 2 a 1 pero luego perdió los puntos en el Tribunal por haber incluido en su equipo al jugador Victorio Capelletti que estaba inhabilitado.4 El primer clásico disputado en el profesionalismo (1931) lo ganó Racing por 7 a 4 con goles de Fassora, De Vicenzi, Del Giudice(3), Mellone(2) para Racing y de Seoane, Porta, Cherro y Bertinoti para Independiente.
Desde 1931 hasta 1937 el historial entre ambos estuvo parejo, con una pequeña supremacia de Racing. Sin embargo Racing superaría a Independiente en el historial hasta 1973, pero desde 1974 hasta la actualidad "el rojo" dio vuelta significativamente la estadística del Clásico, logrando al día de hoy una abultada diferencia de 21 partidos.
Racing aún conserva el récord de 8 años invicto frente a su rival, entre 1986 y 1995. Cifra discutida por la parcialidad de Racing, ya que suelen contar los años que el clásico no se disputó debido a las dos temporadas de Racing en la Segunda División.
Durante 2005 y 2011, Independiente mantuvo su invicto, por lo que coloca otro récord entre clásicos con 6 años sin victorias de Racing.


Motivo PJ GI E GR GolI GolR
Torneos Locales 177 68 62 47 280 236
Copa Centenario de la AFA 2 0 0 2 3 5
Supercopa Sudamericana 2 0 1 1 1 2
TOTALES 180 68 63 50 284 243

ArgentinaPJ: partidos jugados
GI: ganador Independiente
GR: ganador Racing
E: empate
de
Las dos maximas goleadas:
Tiene en su historial el encuentro con mayor diferencia de goles entre los equipos grandes: Independiente 7 - Racing 0 jugado el 3 de noviembre de 1940.
Tiene en su historial el encuentro con mayor cantidad de goles en un clásico en el Fútbol Argentino profesional: Racing 7 - Independiente 4 jugado el 27 de septiembre de 1931.
los
Por Primera División profesional han jugado 176 veces, con 68 triunfos para Independiente, 62 empates y 47 triunfos de Racing. El Rojo ha convertido 280 goles por sobre 236 de La Academia.
importantes
Tres De los grandes clasicos del futbol argentino.

link: http://www.youtube.com/watch?v=Ww40qv8khcY

link: http://www.youtube.com/watch?v=9FeR9tDSauc

link: http://www.youtube.com/watch?v=BTct2bH6DH4
Raramente nunca existio el clasico de 1984
Ahora el clasico de la Plata
clasicos

Desde que se enfrentaron por primera vez en torneos oficiales de Primera División organizados por la Asociación del Fútbol Argentino, en 1931, jugaron 149 partidos: Estudiantes ganó 53, con 221 goles; Gimnasia, 45, con 196 tantos; y empataron 51 veces.7 8 9 10
Siendo local Estudiantes se enfrentaron en 75 oportunidades: Estudiantes ganó 35 partidos, empató 23 y perdió 17, con 128 goles a favor y 88 en contra.
En tanto que siendo local Gimnasia se disputaron 73 encuentros: Gimnasia obtuvo 28 victorias, 27 empates y 18 derrotas, con 106 tantos a favor y 91 en contra.
También hubo un cotejo que se disputó en cancha neutral, el 23 de diciembre de 1972 en el estadio de Quilmes, correspondiente al Reclasificatorio del Campeonato Metropolitano de ese año. El partido, que fue suspendido por lluvia y se reanudó el 27 de diciembre, terminó 2-2.
En total, entre el amateurismo y el profesionalismo, por torneos oficiales de Primera División y copas nacionales no regulares, se enfrentaron en 167 encuentros, con 59 victorias de Estudiantes (246 goles), 50 de Gimnasia (208 goles) y 58 igualdades.7 8
Asimismo, a partir del Torneo Clausura 2006, y luego de que el Municipio local clausurara las canchas de Estudiantes y Gimnasia, los clásicos se disputan en el Estadio Ciudad de La Plata, escenario donde Estudiantes mantiene un invicto de 9 partidos ante Gimnasia, con 7 victorias y 2 empates.11 El primer cotejo allí, donde fue local Gimnasia, se jugó el 12 de febrero de 2006 y finalizó 1-1.12


Estudiantes de La Plata registra a su favor las máximas goleadas a lo largo de la historia del clásico platense. Hasta el 7-0 logrado el 15 de octubre de 2006, se había impuesto tres veces por 6-1 (en los campeonatos de Primera División de 1932 y 1948 y en el Metropolitano 1968, este último en condición de visitante) y una por 5-1, en el Nacional de 1971. Gimnasia, en tanto, obtuvo su máxima ventaja cuando venció por 5-2 en la temporada 1963.13
A continuación, se detallan las mayores goleadas de ambos equipos en la era profesional del fútbol argentino en las que el vencedor logró al menos cuatro goles1)
Fecha Lugar Partido
15 de octubre de 2006 La Plata Estudiantes 7:0 Gimnasia
7 de junio de 1968 La Plata Gimnasia 1:6 Estudiantes
5 de septiembre de 1948 La Plata Estudiantes 6:1 Gimnasia
13 de marzo de 1932 La Plata Estudiantes 6:1 Gimnasia
27 de noviembre de 1971 La Plata Estudiantes 5:1 Gimnasia
25 de agosto de 1963 La Plata Gimnasia 5:2 Estudiantes
12 de junio de 2005 La Plata Gimnasia 4:1 Estudiantes
10 de diciembre de 1972 La Plata Gimnasia 4:1 Estudiantes
25 de noviembre de 1970 La Plata Gimnasia 4:1 Estudiantes
27 de septiembre de 1970 La Plata Estudiantes 4:1 Gimnasia
17 de noviembre de 1940 La Plata Estudiantes 4:1 Gimnasia

link: http://www.youtube.com/watch?v=fEBkRbXTz1E
VOTEN EN LOS COMPENTARIOS POR SU EQUIPO PREFIERDO Y PUNTEEN