Quilmes de Mar del Plata, Campeon del TNA 2011

Quilmes de Mar del Plata, Campeon del TNA 2011

Quilmes de Mar del Plata, Campeon del TNA 2011

Le he pedido tanto a Dios,... que al final oyo mi voz...
Ya lo dijo Pappo,

¡ DALE CAMPEON, DALE CAMPEON !


Desde las 20:00 Hs, cuatro cuadras de cola esperando para entrar al Once Unidos que se abria a las 20:30 !!!. Gestiones de la gente de prensa de Quilmes y dirigentes lograron la apertura para que la gente colmara las instalaciones mucho antes de las 21:00 Hs. Gracias al CoProSeDe NO HUBO PAPELITOS, casi no hay banderas y casi no hay partido. Que negocio que armo el hincha de Peñarol, Comisario Ruben Perez, no?. 70 policias para ir a ver el partido sin hinchada visitante. Me imagino que pedian a los Nave Seals si venian los correntinos

Quilmes volvio a la LNB con otra paliza memorable a San Martin de Corrientes, 90 a 69 en un recital de FELIPE HOPSON, sin ninguna duda MVP de los Play offs.

28 puntos, 4 rebotes, 2 asistencias, 3 robos y 8 foules recibidos con una valoracion de 37 para el argentino que piden a la Seleccion.

quilmes

Nicolas Ferreyra con 21 puntos y 5 asistencias cerro el torneo como el mejor jugador de Quilmes de la temporada, el mas regular.
Pomare se lucio con 11 puntos y 13 rebotes BORRANDO a Glover que jugo solo 20 minutos y termino con 0 de valoracion, igual que Ramirez Barrios.
Pablo Espinoza y Goyo Eseverri le dieron el alma al equipo, se mataron en cada accion, lo pusieron todo y asi se los reconocio la hinchada.
Entre Mario Sepulveda (otro ASCENSO para el talisman), Faca Piñero y Leo Peralta redondearon la lucha en la pintura aportando goleo.

El partido estaba parejo hasta el fin del segundo cuarto. Cuando restaban 1 segundo dos decimas, HOPSON METIO UN TRIPLE DE MITAD DE CANCHA (43-36) que le limo la cabeza a los correntinos, los destruyo animicamente y por el contrario, el cervecero entro al tercero con las pilas cargadas

Ahi en el tercero, con aciertos de Ferreyra, Pomare dominando los dos tableros y un parcial de 16-4, el tricolor quebro definitivamente el juego. A pesar de los intentos de Pau y Cerutti, lo unico que presento la visita como la gente, Quilmes se lo llevo puesto, no le dio chances de nada desatando una fiesta que podras revivir en el video que presenta EBPI Sports a partir de esta noche

Quilmes volvio a la Liga Nacional tras un breve paso por esta categoria. Espero que se decidan de una vez por todas a jugar en el Polideportivo porque el Once Unidos les queda chico. Ni hablar cuando un impresentable OPERATIVO DEL COPROSEDE envia 70 efectivos A MIRAR EL PARTIDO. Un gasto inutil para una dirigencia que se rompio bien el culo buscando sponsors para armar el mejor plantel del TNA.

Sintesis

Quilmes 90
N.Ferreyra 21, M.Hopson 28, G.Eseverri 4, P.Espinoza 10 y L.Pomare 11 (FI); L.Peralta 6, D.Capitanich 0, F.Piñero 3 (x), M.Sepúlveda 5, J.Alessio 2, F.Cabezas 0 y M.Iturrioz 0. DT: Daniel Maffei.

San Martín (C) 69
J.Olmedo 6, Elías Saad 11, S.Castiñeira 4, Ramírez Barrios 4 y A.Glover 7 (FI); A.Pau 16, A.Rodríguez 0, R.Iglesias 1, J.Abbadie 8 y M.Ceruti 12. DT: Ariel Rearte.

Cancha: Once Unidos.
Arbitros: Ariel Rosas, Leonardo Zalazar y Javier Sánchez.
Parciales: 22-14, 43-36 y 70-54.


Quilmes Campeon TNA 2011 Parte 1



link: http://www.youtube.com/watch?v=Jcxd3HtuE3Y

Quilmes Campeon TNA 2011 Parte 2



link: http://www.youtube.com/watch?v=_NY1us4M3LQ

Basquet

De cabeza a la Liga Nacional

Quilmes le ganó a San Martín y consiguió el ascenso. La victoria ante el equipo correntino por 90 a 69 significó el regreso de Quilmes a la elite del básquetbol argentino. Fiesta completa en Once Unidos.

Lágrimas, emoción, nervios al extremo, pero sobre todo mucho festejo y delirio cuando terminó el partido. Porque Quilmes, luego de una temporada dura, con muchas complicaciones y piedras en el camino, gritó campeón. Y fue desahogo, alegría y fiesta interminable en un Once Unidos colmado como nunca. Así, con mucho carácter y determinación, Quilmes recuperó "su" lugar en el básquetbol argentino, lugar que perdió el año pasado con aquel increíble triple de Frank Williams. Pero eso ya quedó en el olvido y ahora ya puede pensar en la próxima edición de la Liga Nacional.

No fue fácil, por la carga emotiva que conlleva jugar una final, por un rival enfrente de enorme categoría y por la presión de un estadio repleto que solamente pedía la victoria. Pero nada pudo contra este Quilmes que le ganó a San Martín de Corrientes por 90 a 69 y consiguió el gran objetivo que fue creciendo en la etapa de los play offs, donde de local no perdió ningún partido.

Mucha concentración y determinación tuvo Quilmes en el comienzo del juego. Con una defensa firme, que le dejó muy pocas posibilidades de convertir al rival, y una ofensiva con muchas opciones, tanto en el ataque estacionado como de contra, consiguió un primer parcial de 10 a 6. Los cambios en San Martín no modificaron mucho la historia, Ferreyra condujo y sumó puntos y entre todos, Pomare se hizo dueño de su canasto -los internos de la visita no anotaron- y Hopson dio una mano en todos los rubros. Fue un buen primer cuarto, clave para sacarse un poco los nervios, y para tomar una ventaja importante al cierre del primer cuarto, 22 a 14.

Pero San Martín mejoró, endureció su defensa, cortó línea de pase y tuvo un par de aciertos entre Glover y Ceruti que lo acercaron rápidamente, 22 a 20. Fue un momento complicado, con muy poco poder de gol y con arrestos individuales como herramienta principal. Como si fuera poco Espinoza sumó se tercera falta. Pero este Quilmes sacó un as de la manga y con una ráfaga de tres triples sacó la máxima, 31 a 22. Sin embargo no fue un buen cuarto para el equipo de Maffei, dependió mucho del tiro externo, perdió muchas pelotas y hasta fue superado. Claro que nadie contaba con un lanzamiento inverosímil de Hopson, casi de espaldas y sobre la chicharra, para irse al descanso 43 a 36.

Fue una jugada clave porque en el reinicio Quilmes metió un parcial de 16 a 4 y consiguió mucha tranquilidad con una renta de casi 20 puntos, 59 a 40. Hopson fue indetenible, Espinoza demostró que es un jugador de otra categoría, Pomare dominó en los dos tableros a Glover, y Ferreyra fue el complemento perfecto. Allí el sueño del ascenso empezó a tener consistencia. San Martín se vio superado y al límite, con mucho corazón intentó volver al juego con un buen pasaje de Pau y Ceruti. Pero a pesar de que pudo descontar algunos puntos -llegó a ponerse 62 a 52-, Quilmes entró al último cuarto con una buena ventaja, 70 a 54.

Para los diez minutos finales solamente había una incógnita: saber si la ansiedad le podía jugar una mala pasada. Pero nada de eso ocurrió, Quilmes no falló. Le pelota pasó por Hopson, se cansaron de cometerle faltas, y el extranjero respondió como en cada partido que jugó, con una actuación formidable. A falta de 5` la ventaja era de 84 a 60 y el ascenso ya estaba consumado. El resto sirvió para el festejo y el desahogo de los hinchas y para dejarle en claro a todo el ambiente basquetbolístico que Quilmes regresó al lugar que le pertenece: la Liga Nacional.

fuente la capital

campeon

Quilmes Campeón


El conjunto marplatense se consagró como el mejor de la temporada de la segunda categoría del básquet argentino derrotando a San Martín (C) por 90 a 69 en un partido que fue un monólogo del campeón.

En un marco de público que desbordaba el Estadio Once Unidos, Quilmes de Mar del Plata volvió a ser parte de la máxima categoría del básquet argentino tras vencer a San Martín (C) en un partido que fue casi un trámite para los marplatenses.
Desde el primer minuto de juego, Quilmes hizo todo para consagrarse como el mejor equipo del TNA: Fuerza, garra, rapidez, eficacia, concentración y sobre todo, ser un equipo.
Con un Hopson (28) intratable en todos los sectores del rectángulo de juego, más el aporte incondicional de Ferreyra (21), la defensa de Espinoza (vital en la serie final), llevaron al equipo dirigido por Maffei a ganar un partido que por el resultado parecería que fue fácil, pero San Martín fue un rival muy complicado en las finales, y a pesar de haber terminado con 21 puntos de diferencia al finalizar el partido, siempre lo complicó y le hizo saber que en frente había otro equipo que buscaba lo mismo que ellos.
El partido se fue tornando muy apasionante con un primer cuarto que fue una de las claves el partido. 22 fueron los puntos del local para sacar 8 de diferencia al finalizar este primer período y poder irse al mini descanso con un poco más de aire, mientras que San Martín tuvo que remar siempre contra la corriente, con muchas imprecisiones, nerviosismo y ansiedad por llevar el partido a un quinto partido.
El segundo cuarto lo ganó el visitante (22-21) porque jugó mejor, porque hizo lo que no pudo hacer en el primer cuarto, mientras que los locales siguieron con una misma “filosofía de juego” y pudieron seguir siendo parejos en el ataque. Ambos equipos se fueron en el entretiempo con la misma obligación: ganar. Sabían que no hay margen de error, que los errores se pagan muy caros y que en esta etapa hay que hacer todo casi perfecto.
El comienzo de la segunda mitad fue otra vez para Quilmes, que convirtió 27 puntos, dejando a San Martín en nada más que 18. La clave fue la defensa, teniendo a Espinoza como una de las figuras es su propio aro. Mientras que los visitantes no pudieron hacer nada, pareciera como si el poderío ofensivo de los locales les dejara sin respuesta, y fue así que al terminar la primera media hora de juego las cosas estaban casi definidas.
El último cuarto fue otro monólogo de la “Cerveza”, que gracias a su público que alentó sin parar durante todo el partido y llenó el Once Unidos pudo llevarse la victoria, y darle la clasificación a la Liga A, convirtiéndose en el mejor equipo del TNA.

telam

mar del plata

Quilmes es de primera

Quilmes de Mar del Plata venció a San Martín de Corrientes por 90 a 69, ganó 3 a 1 la serie (al mejor de cinco juegos) de los playoffs de la final del Torneo de Ascenso (TNA) de la Liga Nacional de Básquetbol y, de esta manera, consiguió el ansiado ascenso a la primera categoría.

Los parciales del encuentro jugado en el estadio Once Unidos ante 3 mil personas, fueron los siguientes: Quilmes 22-14, 43-36, 70-54 y 90-69.

El goleador en el Cervecero fue el escolta Phillip Hopson, quien llegó en la última parte de la temporada y que hoy anotó 21 tantos y capturó 4 rebotes. También lució el base Nicolás Ferreyra, con 17 tantos y 5 asistencias.

Mientras, en los correntinos se destacaron el escolta Ariel Pau, con 16 unidades, y el base Fabián Elías Saad, con 11.

Quilmes, que se había ido al descenso con la última pelota ante Olímpico de La Banda hace un año, regresa así a la categoría elite del básquetbol argentino y, además, volverá a reeditar el clásico de la ciudad contra el eterno rival: Peñarol.

La campaña en la fase regular no había sido buena, ya que culminó sexto, y con el arribo de Hopson fue sorteando etapas. Primero superó en el cruce de cuartos de final a Ciudad de Bragado, por 3 a 0, y luego en semifinales dio cuenta de Firmat FC, por 3 a 1.

El equipo estuvo dirigido por Daniel Maffei y lo integraron estos jugadores: Nicolás Ferreyra, Dragan Capitanich, Gregorio Eseverri, Mario Sepúlveda, Facundo Piñero, Phillip Hopson, Maximiliano Iturrioz, Pablo Espinoza, Leonardo Pomare, Ignacio Alessio, y Esteban López.

Para Sepúlveda, fue el quinto ascenso consecutivo que consigue, ya que en el 2007 ascendió con Nacional-Monte Hermoso, al año siguiente lo hizo con Olímpico de La Banda; en el 2009 con la camiseta de Unión de Sunchales; en el 2010, otra vez con la de Nacional-Monte Hermoso, y en esta temporada con Quilmes.

San Martín tiene una chance más para llegar a la A, ya que se medirá por el segundo ascenso en serie (al mejor de cinco juegos), con el ganador del repechaje entre Alvear de Villa Angela y Ciclista Juninense, que con el triunfo de hoy del primero por 90 a 85, quedaron igualados 2 a 2 y desempatarán el próximo jueves en Junín.

En el triunfo de Alvear, sobresalió el alero Pablo Fernández, con 20 tantos, mientras que en Ciclista, el mejor fue el base Alejandro Konsztadt, con 27 unidades.

diario La Nación

Ascenso

20 años después, una misma historia: Quilmes ascendió a la Liga Nacional

Las casualidades existen. Si no, que le pregunten a Quilmes de Mar del Plata, que el 17 de mayo de 1991 llegaba por primera vez a la Liga Nacional y, este martes, exactamente 20 años después, le ganó el cuarto punto a San Martín de Corrientes por 90 a 69 y volvió a la máxima categoría del básquetbol nacional. De la mano de Daniel Maffei desde el banco, un Mac Hopson de otro nivel, un grupo de jugadores que encontró su pico rendimiento en la etapa decisiva del TNA y la gente que colmó Once Unidos, el “cervecero” vive su propia fiesta y le avisa al mundo de la naranja que la próxima temporada podrá vivir de nuevo el clásico más importante del país: Quilmes – Peñarol.

Al igual que en el tercer juego, Quilmes tuvo un comienzo sobresaliente. Firme en defensa, certero en ataque, dejó sin ideas al conjunto visitante que sólo anotó 6 puntos en 7 minutos para escaparse rápidamente por (14-6). Con dos jugadas de tres puntos, San Martín intentó equilibrar las acciones pero siempre fue superior el dueño de casa, firme en su aro y efectivo en el ajeno para mantener la distancia, ganar el parcial por 22 a 14, con seis puntos de Hopson y cinco rebotes de Pomare.

De a poco, el juego empezó a tener un desarrollo más acorde a una final, con Quilmes teniendo errores, sin poder prevalecer en ataque y sostenerse por el buen trabajo en defensa (otra tapa de Pomare) y las falencias visitantes. Los tres minutos que estuvo sin anotar el local, fueron aprovechados por San Martín que, incómodo con la rotación defensiva local, se acercó a dos (22-20). El “loco” en el tablero no movió Hopson, con un gran triple en el momento más traumático del conjunto de Maffei que, encima, tenía a Espinoza con tres faltas personales.

Todo lo bueno que el “santo” hacía en ataque, se le iba a la basura con la buena mano marplatense desde el perímetro (uno de Ferreyra, otro de Sepúlveda) y parcial de 6-0 para alejarse por 31 a 22. Las diferencias no eran tan marcadas, Quilmes se apuraba y, corriendo, la visita volvía a descontar. Era un PAR-TI-DA-ZO. Ahora sí se veía una verdadera final, emotiva, con pasajes de ida y vuelta, nerviosismo, alternancia en el dominio. El “tricolor” ya no encontraba buenas acciones ofensivas, San Martín le encontró la vuelta al partido, lo emparejó definitivamente y se iban al descanso por 4 (40-36) pero el “americano” nacido en Marcos Juárez se terminó de recibir de ídolo, clavó un triple de mitad de cancha sobre la chicharra y la marca encima para desatar la locura del Coloso de Parque Luro que se ilusionaba con estar más cerca del gran sueño.

El impacto de la “bomba” de Hopson se sintió en el arranque del complemento, con un “cervecero” imparable, mostrando superioridad, con un Once Unidos que se movía al ritmo del equipo que volvió a defender y atacar en gran nivel para sacar diferencias y mantener una distancia superior a los 10 puntos a lo largo de todo el parcial, aprovechando el nerviosismo y desconcierto visitante, que veía escaparse el partido, la serie y, por ende, la primera posibilidad de ascender. Con Quilmes arriba por 70 a 54, llegaron al cuarto decisivo con un porcentaje muy alto de la victoria en el bolsillo pero la concentración necesaria para saber que quedaban diez minutos y había que mantener la intensidad para no sufrir sobresaltos en el cierre.

Rearte se la jugó con un equipo rápido, que le permita correr para que no se consuma el tiempo y, además, apostando al tiro exterior que hasta ahí no le había dado resultado (4/19) pero era la única posibilidad de ponerse en carrera. Pero Quilmes no regulaba, no quería sorpresas, festejaba con juego lo que su gente con aliento. Hopson se recibió de ídolo, Pomare le mostró a los que dudaban en algún momento de su continuidad por qué siguió en el “cervecero”, el resto acompañó en gran manera para sacar la máxima (77-56) a 7:28 y ya desatar la fiesta hasta el final. Lo que siguió estuvo demás. San Martín se entregó, Quilmes se lució, la gente ovacionó. Hubo merecido reconocimiento para todos y cada uno de los jugadores, para Daniel Maffei, para el capitán lesionado Esteban López, para el héroe Mac Hopson, que llegó un día para ayudar y terminó siendo la pieza clave para este logro que deposita a Quilmes en el lugar del que nunca debió haberse ido.

Un 17 de mayo de 1991, Quilmes vencía en el quinto juego a Pico Football Club y logra el ansiado ascenso, por primera vez, a la Liga Nacional de Básquetbol. Hoy, 17 de mayo de 2011, el “cervecero” repite la historia, derrotando en el cuarto a San Martín de Corrientes, sellando la serie por 3 a 1 y diciendo “acá estamos”. La temporada 2011/12 volverá a tener a Mar del Plata latiendo al ritmo del gran clásico del básquet nacional: Quilmes-Peñarol, Peñarol-Quilmes, será otra vez el centro de atención en el primer nivel del deporte argentino.

0223.com.ar (Mar del Plata)

nacional

Quilmes volvió a la liga

Una alegría inmensa vive la gente de Quilmes porque su equipo volvió a la Liga Nacional tras vencer en la final a San Martín de Corrientes por 90 a 69. Un año nada más pasó el “cervecero” en el TNA y de la mano de Daniel Maffei hoy se consagró campeón y volvió a la máxima categoría del básquet argentino. El partido fue ampliamente dominado por el local, que si bien pasó por momentos de puro nerviosismo que le hicieron cometer errores, a partir del tercer cuarto salió muy concentrado y con la mentalidad ganadora que lo caracterizó vapuleó a un San Martín que se encontró sin gol y con alguna reacción por parte de Cerutti y Pau. Hopson, Ferreyra y Pomare fueron quienes llevaron adelante el juego sumado al aporte de Eseverri, Espinoza y Sepúlveda.

Los primeros minutos del juego tuvieron a Quilmes efectivo en sus lanzamientos, rompiendo en la pintura con Espinoza y Hopson y dominando el rebote ofensivo, porque San Martín intentó sin suerte desde el perímetro para abrir la defensa luego probó en la pintura con Ramírez Barrios y Glover pero perdió dos balones y el local se escapó a 6 jugando al contraataque (10-4) porque defendió duro, presionó en la primera línea de pases y agotó el tiempo de posesión, pero en ataque con el correr de los minutos se lo vio nervioso, con algunas imprecisiones, aunque logró una máxima de 8 que marcó el cierre del primer capítulo 22-14.

San Martín inició el segundo período con un parcial de 6-0 y se puso a 2 (22-20), Quilmes defendió duro en la pintura pero se cargó de faltas, la visita pasó bien la pelota y se mantuvo al acecho con Glover, Elías Saad y Pau. El local no lo permitió y con tres triples seguidos de Hopson, Ferreyra y Sepúlveda sacó 9 de distancia (31-22), pero se entusiasmó con los tiros desde el perímetro con ofensivas rápidas, al ritmo de su rival y marró en varias oportunidades.

Eso le permitió a los correntinos permanecer cerca en el marcador (38-34). Los minutos pasaron y con un soberbio triple de Hopson sobre la chicharra y con sólo un segundo para hacer la jugada, le dio la victoria parcial al “cervecero” por 43 a 36.

Quilmes salió a la cancha concentrado, defendió muy duro y con Hopson y Pomare, más la aparición de Espinoza en los rebotes sacó 17 de distancia (58-41). Al ritmo de la hinchada, que no dejó nunca de cantar, el “cervecero” hacía todo bien, estaba certero desde donde tiraba y no bajó su intensidad de juego. San Martín se recuperó con tres balones que robó y de la mano de Cerutti y Pau se pusieron a 10 (62-52) con un parcial de 11-3. Sobre el final, el conjunto de Maffei acomodó las cosas y se fue al último round arriba por 16 (70-54).

En los últimos diez minutos de juego, Hopson se dio el gusto de mostrarse aún más en la cancha, recuperó pelotas, tomó rebotes, hizo pases de lujo y metió puntos que hicieron levantar a todo el estadio. San Martín hizo lo que pudo con Ramírez Barrios, Abbadie y Cerutti pero no le alcanzó, no tuvo un líder que llevara al equipo adelante y Quilmes lo terminó de vapulear (86-66).

La victoria ya se palpitaba, el estadio era una fiesta y Maffei empezó a sacar del campo a sus figuras para que la hinchada los aplauda y los ovacione. Con lágrimas en los ojos de Ferreyra y con la sonrisa a flor de piel, los juveniles en cancha y el griterío rodeando cada posesión....los árbitros dieron por finalizado el partido para desatar la verdadera fiesta del ascenso.

Quilmes volvió a la Liga Nacional. Quilmes se consagró nuevamente campeón del TNA y merecidamente dejó en el camino a los rivales más difíciles del torneo. Envalentonado, efectivo, intenso en defensa y con la calidad de jugadores de otra categoría como Hopson, Ferreyra y el último refuerzo, Pablo Espinoza; consiguió el objetivo que el plantel se había planteado a principio de temporada. Hoy Quilmes está de fiesta, volvió a la Liga Nacional con un plantel rico, con química....ahora a festejar y luego a planear el equipo para la máxima categoría del básquet nacional.

Marcadeportiva.com

Torneo

fuente EBPI SPORTS
http://www.ebpi.com.ar/TNA2010-11/Quilmes/quilmes_20110517_quilmes_campeon.html

Fuentes de Información - Quilmes de Mar del Plata, Campeon del TNA 2011

Dar puntos
20 Puntos
Votos: 0 - T!score: 0/10
  • 1 Seguidores
  • 2.842 Visitas
  • 1 Favoritos

10 comentarios - Quilmes de Mar del Plata, Campeon del TNA 2011

@noobs_xvii Hace más de 3 años +2
Vuelve el clasico Marplatense!!!
@Lenz0r Hace más de 3 años -2
campeon de la B?
bueno creo que no causa cuando no se trata de futbol
@oki_dos Hace más de 3 años +1
Felicitaciones campeón! aca un hincha del OTC te saluda.
@Vaqueromdp Hace más de 3 años +1
2011
@ridebmxteam Hace más de 3 años +1
naranja
@TriColor333 Hace más de 3 años -2
@Jul__iaan Hace más de 3 años +1
GRANDE TRICOLORRR QE LOS DE PEÑA PREPAREN LAS ZAPATILLAS PARA CORRER
@TriColor333 Hace más de 3 años +1
10 mas