Entrevista a Sergio Goicochea

Reportaje: Sergio Goycochea


1) ¿Por qué te retiraste? ¿Por qué llegaste a la decisión de retirarte?
Tiene que ver con el año que me tocó vivir en Vélez, el anteúltimo año que jugué, porque perdí la expectativa de jugar, a veces ni siquiera estaba en el banco… Me fui a Vélez, resulta que no lo vendieron a Chilavert y era imposible jugar estando él, y también estaba Caballero… O sea que experimenté ese año cosas que me fueron alejando… Conformismo fue, no le encontraba el sentido a muchas cosas. Estaba cansado después del Mundial ´90, fueron como 6 o 7 años que fui cambiando de clubes todos los años y me traía un desbarajuste. Probé un año más en Newell´s y ahí ya empecé a experimentar que ya me pesaba, no entrenar, sino la presión… ya no lo disfrutaba.

2) ¿Como factor externo podríamos decir que tu familia influyó en tu decisión?
Sí, sobre todo el último año que yo decidí probar cómo me sentía. Yo estuve en Rosario de junio a junio, yo tenía dos hijos en edad escolar, con 6 y 4 años, entonces estaban en el jardín y en Primer grado… Yo no los podía sacar a mitad de año. Entonces yo me instalé sólo en Rosario y realmente fue muy difícil para mí. Y sí, uno de los factores más importantes fue la familia.

3) Y cuando te retiraste… ¿Cómo te sentiste?
Me sentí… perdido, porque uno puede tener claro las ganas de retirarse pero hasta que no lo experimenta como un verdadero “ex” está perdido, sin saber qué hacer. Tratando de acomodarme, fueron unos meses al principio de levantarme, leer el diario y se terminó el día, la falta de expectativa… fue duro, yo siempre digo que no hay un manual para retirarse porque es una cuestión muy de sentimiento. Como personas sentimos las cosas de diferentes maneras.

4) ¿Qué otras cuestiones aparecen en el tema del retiro?
Y depende cuánta pasión tengas por el fútbol, depende de cómo te lo hayas tomado y si tenés asumido que en algún momento se iba a terminar, esa es otra cuestión. En mi caso no te digo que fue fácil pero no fue complicada como esperaba la transición. Tiene que ver que enseguida empecé a estudiar periodismo deportivo, como que enseguida me empezaron a aparecer trabajos y también tiene que ver con que nunca me lo tomé como una comparación del fútbol. Como que cerré una etapa y comencé otra.

5) ¿Cómo convivís con el prefijo “ex”, ser ex deportista o ex futbolista?
Los primeros meses te vienen con las preguntas “che, te retiraste, no jugas más”, tenés que pasar esa etapa que es muy cercana, muy cortita a cuando tomaste la decisión, pero después cuando la gente se empapa que no estás, que no jugás más, a parte superar el “estás bien (físicamente)”, “cómo te retiraste…”, eso también te va carcomiendo un poco, pero para mí ya está muerto el deporte.

6) ¿Seguís haciendo deporte?
Sí, sigo entrenando… Es una cuestión personal puedo jactarme de ser buen deportista… no sé si de ser buen arquero (risas). Es una necesidad, es una forma de vida, figura en mi agenda hoy por lo menos cuatro veces a la semana.

7) Hay jugadores que abandonan el profesionalismo y se dedican a entrenar… ¿Vos por qué no seguiste ese camino?
No, por una cuestión de gusto… Me gusta por ahí la docencia en el puesto de arquero pero en el momento en que dejé de jugar tenía 35, 36 años, tenía todavía mucha energía para la vida y eso tiene un techito muy corto, no hay un abanico de posibilidades como para hacer otras cosas.

8) ¿Te llevaste bien con la prensa siempre?

Sí… Yo era de bajo perfil. Si bien el periodismo no era el mismo que hay ahora, tranquilo, hay algo que aprendí ahora y es que tenés que aprender a convivir. Tenés que incorporar el asedio de la prensa, todo lo que rodea al fútbol en cuanto a las chicas… Los chicos ahora tienen que ver todo eso.

9) Y más siendo cada vez más chicos que llegan a Primera…
Y sí, realmente que sea un maestro para jugar en la Primera de River a los 17 años no significa que deje de ser un purrete de 17 años, con sus dudas, sus limitaciones, su inexperiencia… Que sea un genio con la pelota no significa que sea un genio en la vida.

10) Para terminar… ¿Jugando a la pelota, siendo arquero… sentís que cumpliste un sueño?
Sí, desarrollé mi vocación. No sé si bueno o malo… pero seguramente podría haber hecho doscientas cosas mejores o por ahí me podría haber ido doscientas veces peor. Yo lo que valoro es que desarrollé mi vocación (lo dice orgulloso inflando el pecho), encima me dio de comer, fue una herramienta de trabajo. Muy poca gente puede lograr esto.

Por Yesica Palmetta y Girardi Silvana

Entrevista a Sergio Goicochea

Fuentes de Información - Entrevista a Sergio Goicochea

Dar puntos
0 Puntos
Votos: 0 - T!score: 0/10
  • 0 Seguidores
  • 599 Visitas
  • 1 Favoritos

0 comentarios - Entrevista a Sergio Goicochea