Bienvenidos a mi post!

Estudiantes de la Plata [Megapost]

El Club Estudiantes de La Plata es un club deportivo de Argentina, ubicado en la ciudad de La Plata, provincia de Buenos Aires. Fue fundado el 4 de agosto de 1905 y su principal actividad es el fútbol.2 La institución cuenta con 40.000 socios3 y su equipo de fútbol participa en el campeonato de Primera División de Argentina.
Su mayor logro deportivo lo obtuvo en 1968, cuando se consagró Campeón del Mundo al derrotar al Manchester United de Inglaterra en la final de la Copa Intercontinental. Estudiantes es uno de los únicos seis equipos argentinos que han ganado el máximo campeonato de clubes de fútbol a nivel mundial.4 También disputó las finales de esa copa en 1969, 1970 y 2009, en esta última bajo el nuevo formato de Mundial de Clubes de la FIFA.
Comenzó su actividad futbolística en 1906, al incorporarse a los torneos de AFA, y es el único club de la ciudad de La Plata en haber obtenido títulos oficiales nacionales e internacionales, de carácter regular, en la era profesional. Ha ganado cinco campeonatos de Primera División del fútbol argentino, con la reciente obtención del Torneo Apertura 2010, y, a nivel internacional, en cuatro ocasiones la Copa Libertadores de América, por lo que es el tercer conjunto argentino que más veces la ha obtenido.
Además de ser la institución que rompió la hegemonía de títulos nacionales de los denominados cinco grandes en 1967, ganó la Copa Interamericana 1969; 2 copas nacionales no regulares, la Copa Escobar 1944 y la Copa de la República 1945; un torneo nacional durante la era amateur, en 1913; y la Copa Río de La Plata 1914.5 También disputó el partido definitorio de la Copa Sudamericana 2008, totalizando, hasta hoy, doce finales a nivel internacional.
Estudiantes se encuentra entre los cinco equipos del fútbol argentino con más presencias en Primera División (79 temporadas) y en abril y mayo de 2010 se ubicó en el 2.do puesto en la clasificación mundial de clubes de la IFFHS.6 7 8
Con la obtención de la Copa Libertadores 2009, se convirtió en el cuarto equipo más laureado del fútbol sudamericano en esta competición9 y disputó por primera vez en su historia la Copa Mundial de Clubes, en los Emiratos Árabes Unidos, donde fue finalista, siendo el segundo equipo argentino en alcanzar esta instancia internacional

plata

En 1905, un grupo de aficionados al fútbol decidió alejarse del Club de Gimnasia y Esgrima, de origen y tradición en la alta sociedad platense,11 por desacuerdos con las decisiones que su directiva había tomado concernientes a ese deporte (lo prohibió como actividad tras abandonar su cancha de las calles 13 y 71), para crear un nuevo club en La Plata.
Así, el 4 de agosto de 1905, en la zapatería Nueva York de la calle 7 entre 57 y 58 de la ciudad de La Plata, se fundó el entonces llamado Club Atlético Estudiantes. Su primer presidente, Miguel Gutiérrez, fue elegido la noche de la constitución del acta fundacional, redactada por el primer socio de la entidad, Alfredo Lartigue.12 13 Tomó el nombre de Club Atlético Estudiantes debido a que sus socios fundadores eran estudiantes universitarios. Desde su constitución, es una entidad dedicada principalmente al fútbol, aunque con los años extendió el desarrollo deportivo a otras secciones para la práctica del baloncesto, el balonmano, el hockey sobre césped, el tenis, la natación y el golf, entre otros.
Los colores y el diseño de la camiseta del club, a rayas verticales rojas y blancas,14 fueron establecidos en una asamblea realizada el 28 de febrero de 1906, cuando los socios fundadores de la institución se inclinaron por los mismos colores que Alumni, el equipo del fútbol argentino más destacado de la primera década del siglo XX, que logró diez campeonatos amateurs de Primera División entre 1900 y 1911.



Una formación del equipo de 1912, año del debut en la máxima categoría de la era amateur.
Su primer campo de juego estuvo ubicado en el predio donde funcionaban los talleres del ferrocarril La Clementina, en la intersección de las calles 19 y 53 de la ciudad de La Plata (actual Plaza Islas Malvinas), y fue estrenado el 7 de noviembre de 1905 frente a Nacional Juniors de Buenos Aires. Un año después, Estudiantes se inscribió en la Asociación Argentina Amateur.16
El 25 de diciembre de 1907 se inauguró el Estadio Jorge Luis Hirschi en la actual localización de las calles 1 y 57, en terrenos de la provincia de Buenos Aires, donde se encontraba el velódromo platense.17
Su primer título lo ganó en 1908, al consagrarse campeón del torneo de Cuarta División tras vencer a River Plate en el partido final por 3-1, con tres goles del juvenil Miguel Viñuela. Seis años después de su fundación, en 1911, llegó a la división mayor de la extinta Federación Argentina de Football al derrotar a Independiente por 3-0 luego de una campaña de 13 triunfos, 4 empates y una derrota, con 49 goles a favor y 14 en contra.
Dos años más tarde, el 23 de noviembre de 1913, Estudiantes logró su primer y único título amateur de Primera División, convirtiéndose en el primer club platense en consagrarse campeón de la máxima categoría del fútbol argentino.18 19 También obtuvo el derecho a disputar la Copa Río de La Plata, que según el libro Historia del Fútbol Platense, de Miguel Bionda, conquistó luego de vencer al River Plate Football Club de Montevideo, Uruguay, por 4-1.5 20 21 Sin embargo, otros estudios, como los del Centro para la Investigación l fútbol amateurde la Historia del Fútbol (CIHF), aseguran que el partido no llegó a disputarse.22
Ya con Estudiantes en la máxima categoría, en 1916, Gimnasia y Esgrima La Plata ganó el ascenso a Primera y comenzó la historia de uno de los clásicos más populares del fútbol argentino. El primer partido oficial entre ambos se disputó el 27 de agosto de ese año, con derrota de Estudiantes por 1-0.
Hacia finales de la década de 1920, apareció una recordada formación de la historia de Estudiantes con el nombre de «Los Profesores». Su delantera estaba integrada por Miguel Ángel Lauri, Alejandro Scopelli, Alberto Zozaya, Manuel Ferreira y Enrique Guaita,23 y sería la base del equipo que, tras consagrarse subcampeón del último certamen del amateurismo en 1930,24 también pelearía hasta las últimas fechas por el título de Primera División en el torneo inaugural de la era profesional.

La era del profesionalismo: primeros logros e intervención


Los Profesores: Miguel Angel Lauri, Alejandro Scopelli, Zozaya, Manuel Ferreira y Enrique Guaita.
Estudiantes debutó en los campeonatos profesionales el 1 de junio de 1931, con un triunfo frente a Talleres de Remedios de Escalada por 3-0, partido donde Alberto Zozaya marcó el primer gol en la historia profesional de la Primera División;25 con 33 goles, también se convertiría en el máximo goleador del primer campeonato oficial del fútbol argentino.26
En ese torneo el equipo obtuvo el tercer puesto, al sumar 44 puntos, precedido por San Lorenzo, con 45 puntos, y por Boca Juniors, que con 50 unidades se consagró campeón.
En 1935, tras la fusión con el Club Social de La Plata, la institución tomó su nombre definitivo de Club Estudiantes de La Plata.
Entre 1939 y 1941, Estudiantes logró la racha de cinco triunfos consecutivos en el clásico platense, la mejor marca del historial entre ambos clubes en Primera División, que volvería a repetir entre 2006 y 2008.27
Durante la década de 1940, el club obtuvo las posiciones más importantes en los campeonatos de Primera División hasta lo que luego sería su primera consagración, en 1967, con sendos terceros puestos en los años 1944 y 1948. Además de los aceptables desempeños en esos campeonatos, Estudiantes obtuvo en 1944 la Copa Adrián Escobar,28 un torneo no regular que se disputaba al final de la temporada entre los siete primeros equipos del campeonato oficial de Primera División en curso; y sólo dos años después, la Copa de la República 1945,29 ante Boca Juniors, cuyas finales, sin embargo, se disputaron en 1946: como el primer cotejo terminó igualado 4-4, los equipos debieron jugar un partido desempate, el 18 de diciembre, que consagró campeón a Estudiantes luego de derrotar a Boca por 1-0 con gol de Manuel Pelegrina.


Ricardo Infante, segundo goleador histórico del club.
Los logros se interrumpirían abruptamente unos años después. En 1953, luego de que el club fuera intervenido por los gobiernos nacional y provincial, Estudiantes descendería a la segunda categoría30 por primera vez en su historia.
El hecho se originó a partir de una denuncia de la CGT, tras lo cual la institución fue intervenida por problemas extradeportivos originados por disidencias políticas con el Estado nacional que presidía Juan Domingo Perón. El club fue acusado de «boicot» contra la «doctrina justicialista» por mantener ocultos en la sede y no repartir entre sus asociados cerca de dos mil ejemplares de un libro de lectura obligatoria en las escuelas de enseñanza media, «La razón de mi vida», autobiografía de quien en ese momento era la Primera Dama, Eva Duarte de Perón.31
Ante estos episodios, la dirección del club fue tomada por una «Comisión Interventora» oficialista y ajena a la institución, pese a lo cual la Comisión Directiva original continuó funcionando de manera «clandestina» en la sede del Club Atlético Everton.
Para algunos historiadores, relato con el que coinciden muchos exdirectivos que formaban parte de la comisión cuando el club fue intervenido, el caso de los libros archivados fue una maniobra política para castigar a la institución por la identificación de los principales dirigentes de ese período con el Partido Socialista y el radicalismo; ambas, doctrinas de oposición al partido gobernante.32
Igualmente, y a pesar de los inconvenientes con el poder político,33 en sólo un año el club se repuso institucionalmente y Estudiantes volvió a Primera División, al consagrarse campeón del principal torneo de ascenso de 195434 tras sumar 19 victorias, 8 empates y 7 derrotas, nuevamente con Manuel Pelegrina como goleador.

La época dorada: Campeón del Mundo


Juan Ramón Verón, de cabeza, convierte ante el Manchester United en la final intercontinental.
Hacia finales de la década de 1950, a excepción del aceptable desempeño en el campeonato de Primera de 1957, la realidad futbolística de Estudiantes de La Plata estuvo marcada por la irregularidad y su permanencia en la máxima categoría peligró en varias temporadas: en 1955, 1956 y 1960, el equipo terminó entre los últimos del torneo y evitó el descenso en las jornadas finales; en 1961 salvó su permanencia en la última fecha, tras empatar 1-1 ante Lanús, conjunto que finalmente perdió la categoría luego de un accidentado partido entre ambos equipos en el que hubo ocho expulsados; y, en 1963, terminó último en la tabla de promedios, pero la Asociación del Fútbol Argentino suspendió los descensos por un período de tres años antes del comienzo del campeonato de 1964.
En 1967, con el trabajo de Miguel Ignomiriello a cargo de las divisiones inferiores, el director técnico Osvaldo Zubeldía, el preparador físico Jorge Kistenmacher y el presidente del club, Mariano Mangano, se terminó de cohesionar un equipo que el 6 de agosto de ese año, en la final del torneo jugada en el Viejo Gasómetro, derrotó a Racing Club por 3-0 (goles de Raúl Madero, Juan Ramón Verón y Felipe Ribaudo) y conquistó el primer Campeonato Metropolitano de la historia,35 convirtiéndose en el primer club argentino en ganar un torneo oficial en la era profesional y quebrar la hegemonía de títulos que, hasta ese año y desde 1931, poseían los denominados cinco grandes del fútbol nacional: Boca Juniors, River Plate, San Lorenzo, Racing Club e Independiente.


Una formación del equipo que alcanzó la máxima conquista, la Copa Intercontinental 1968.
Pese a coronarse campeón, el club obtuvo el derecho a participar en la Copa Libertadores de América de 1968 tras lograr el segundo puesto en el Campeonato Nacional de 1967, detrás de Independiente. En ese torneo, Estudiantes obtuvo un récord36 que aún no ha sido igualado: clasificarse subcampeón de forma invicta, tras 9 victorias y 6 empates, con 19 goles a favor y 8 en contra; y cosechó su mejor serie de partidos oficiales sin derrotas en Primera División (27), entre junio de 1967 y abril de 1968.
En su primera participación en la Copa Libertadores, el equipo de Zubeldía eliminó en la fase inicial a Millonarios y Deportivo Cali, ambos de Colombia; en la segunda ronda, a Independiente y Universitario, de Perú; y en semifinales, al campeón Racing Club, al que derrotó luego de un partido de desempate jugado en el Estadio Monumental de River Plate. El torneo continental lo conquistó tras disputar tres encuentros de la final con Palmeiras de Brasil: el primer partido se jugó el 2 de mayo en la ciudad de La Plata y lo ganó Estudiantes por 2-1; el segundo, el 7 de mayo en São Paulo, Brasil, terminó con el triunfo de Palmeiras, 3-1; y el tercero y decisivo se jugó el 16 de mayo en el Estadio Centenario de Montevideo, partido en el que el «Pincha» se impuso por 2-0, con tantos de Felipe Ribaudo y Juan Ramón Verón, conquistando su primer trofeo internacional.


Estudiantes, la tarde que derrotó a Racing Club y se consagró campeón del Torneo Metropolitano 1967.
Ese triunfo le permitió disputar la Copa Intercontinental con el campeón europeo, a la sazón, el equipo inglés Manchester United. El primer partido de la final, que terminó 1-0 a favor de Estudiantes con gol de Marcos Conigliaro, se jugó el 25 de septiembre en el estadio de Boca Juniors; y el partido decisivo, en Old Trafford de Mánchester. Allí, con un empate a un tanto, con goles de Juan Ramón Verón; y Morgan para el club inglés, Estudiantes logró el máximo trofeo mundial de clubes de fútbol.39 40 41
La noche de la consagración en Inglaterra, el miércoles 16 de octubre de 1968, el equipo formó con Alberto Poletti; Oscar Malbernat, Ramón Aguirre Suárez, Raúl Madero, Hugo Medina (expulsado junto al jugador norirlandés, George Best, por agresión mutua, a los 42 minutos del segundo tiempo); Carlos Salvador Bilardo, Carlos Pachamé y Néstor Togneri; Felipe Ribaudo, Marcos Conigliaro y Juan Ramón Verón.42 43
A su vez, Estudiantes seguía destacándose en los campeonatos nacionales. Tras la obtención del Metropolitano de 1967 y el subcampeonato en el Nacional de ese mismo año, logró disputar una nueva final, la del Metropolitano de 1968, a la cual accedió tras derrotar en semifinales a Vélez Sarsfield. En el partido decisivo, disputado el 4 de agosto en el estadio de River Plate, cayó ante San Lorenzo, 2-1, en el tiempo suplementario.


Parte del plantel festejando la obtención de la Copa Interamericana de 1969.
En 1969 disputó y ganó la Copa Interamericana contra el Deportivo Toluca, debiendo jugar tres partidos, los dos primeros en el Estadio Azteca de la Ciudad de México y en su cancha de La Plata, que otorgaron sendos triunfos para los visitantes, ambos por 2-1. Ello obligó a disputar un partido de desempate, jugado en el Estadio Centenario de Montevideo, el 21 de febrero, que concluyó con una victoria para el «Pincha» por 3-0 con goles de Marcos Conigliaro, en dos oportunidades, y Eduardo Flores.45
También en 1969 logró nuevamente la Copa Libertadores de América,46 tras disputar cuatro partidos por ingresar directamente en semifinales como campeón vigente, jugando la final contra Nacional de Montevideo: el 15 de mayo se desarrolló el partido en Uruguay, que concluyó con un triunfo de Estudiantes por 1-0, con gol de Eduardo Flores; la vuelta, disputada en el Estadio Jorge Luis Hirschi de La Plata, se jugó el 21 de mayo y finalizó con otro triunfo para Estudiantes, esta vez por 2-0, nuevamente con goles de Conigliaro y Flores.
Ese año, sin embargo, Estudiantes perdió la Copa Intercontinental ante el A. C. Milan de Italia,47 campeón de UEFA, tras caer por 3-0 en el partido de ida jugado el 8 de septiembre y obtener un triunfo insuficiente (2-1) en el segundo partido disputado el 22 de octubre en la Bombonera de Boca Juniors. Fue un partido muy accidentado y polémico en el que los jugadores Alberto Poletti, Eduardo Luján Manera y Ramón Aguirre Suárez terminaron detenidos en la cárcel de Devoto, ciudad de Buenos Aires, debido a las agresiones que se sucedieron en el campo de juego entre los futbolistas de ambos equipos.48 49
Estudiantes también disputaría en 1969 una de las dos únicas ediciones que la Confederación Sudamericana de Fútbol organizó de la Supercopa de Campeones Intercontinentales,50 de la que participaban los equipos sudamericanos que habían logrado al menos una vez en su historia la Copa Intercontinental.

El primer tricampeón de América


Osvaldo Zubeldía, símbolo y entrenador del Estudiantes campeón del mundo.
Pese a la derrota en la final ante el A. C. Milan, al siguiente año el club siguió con su racha de logros y conquistó su tercera Copa Libertadores de América consecutiva,51 tras ganarle la final a Peñarol de Montevideo. En el primer partido, el 21 de mayo de 1970, disputado como local en el Estadio Jorge Luis Hirschi, Estudiantes se impuso por 1-0 con gol de Néstor Togneri; mientras que la vuelta, jugada en el Estadio Centenario de Uruguay, el 27 de mayo, terminó con un empate 0-0. Con este título, Estudiantes se convirtió en el primer equipo en proclamarse campeón de América tres veces consecutivas (Peñarol ya había conquistado tres títulos, pero en forma discontinua, entre 1960 y 1966); y en el primero, luego de acceder a la instancia decisiva también en 1971, en disputar cuatro finales consecutivas de la Copa Libertadores.
Esta conquista le dio la posibilidad de jugar la tercera final consecutiva de la Copa Intercontinental, en esta ocasión ante el Feyenoord Rotterdam neerlandés. El primer encuentro se jugó, otra vez, en el estadio de Boca Juniors, el 26 de agosto de 1970, cotejo en el que los neerlandeses se repusieron luego de estar perdiendo 2-0 y terminaron empatando en dos tantos. En Róterdam, el 9 de septiembre, el Feyenoord se quedaría con el trofeo al ganar por 1-0, en lo que fue la última final de esta Copa (volvería a disputarla en 2009 pero bajo el nuevo formato de Mundial de Clubes) jugada por Estudiantes de La Plata en su historia.52
La etapa de éxitos deportivos concluiría un año después, en 1971, ya con Miguel Ignomiriello como director técnico del plantel profesional luego del alejamiento de Osvaldo Zubeldía, cuando Estudiantes perdió la final de la Copa Libertadores ante Nacional de Montevideo,53 luego de un partido final de desempate jugado en el Estadio Nacional de Lima.
De este proceso, que cambió sustancialmente la rutina de los clubes profesionales de fútbol al incorporarse prácticas desconocidas, como la concentración durante los días previos al partido, la preparación de jugadas especiales, el estudio del adversario, hay detractores y defensores acérrimos. Los primeros calificaron a este Estudiantes como el antifútbol, haciendo referencia a supuestas conductas antideportivas de las que los jugadores de este plantel habrían abusado. Los defensores, en cambio, sostienen que esa calificación forma parte de un ataque contra el equipo que rompió una hegemonía de casi 40 años de los «grandes» en el fútbol argentino; y que el plantel no se componía sólo de rudos jugadores sino también de habilidosos deportistas.35 54 55
Muchos años después, esa misma disputa se repitió en los supuestos estilos contradictorios de los dos entrenadores que lograron el Campeonato Mundial de Fútbol con la Selección Argentina: César Luis Menotti y Carlos Salvador Bilardo, símbolo del equipo de Osvaldo Zubeldía.56
Los años setenta y el bicampeonato 1982/83


Una formación del equipo campeón del Torneo Metropolitano 1982.
La nota trascendente al comienzo de la década de 1970 fue la nueva función de Carlos Salvador Bilardo, que fue nombrado director técnico en 1971 y logró evitar un posible descenso de categoría al asumir la conducción del equipo en las jornadas finales del Metropolitano de ese año. Luego volvió a ocupar el mismo cargo en 1973 y en 1975, cuando alcanzó el subcampeonato en el Torneo Nacional, ubicándose un punto por detrás del campeón, River Plate, en el octogonal final.57
El segundo puesto en ese torneo le permitió disputar un partido clasificatorio para la Copa Libertadores 1976, ante Huracán, subcampeón del Metropolitano 1975. El cotejo se jugó en el Cilindro de Avellaneda de Racing Club, en enero de 1976, y, tras vencer por 3-2, Estudiantes obtuvo la clasificación al máximo torneo continental por quinta vez en su historia.
El desempeño en la Copa Libertadores de 197658 se saldó con cuatro triunfos en seis partidos. Pero como el equipo terminó segundo del Grupo 1 no pudo acceder a la instancia final, a la que se clasificaban sólo los primeros de cada una de las cinco zonas.
Estudiantes mantuvo la base del equipo (sólo se fue Juan Ramón Verón, transferido al Junior de Barranquilla) y volvió a tener participaciones destacadas en los campeonatos de Primera División de 1976 y 1977. En el Metropolitano de 1976 finalizó en la tercera posición, a cinco puntos de Boca Juniors, el campeón; y en el Nacional de ese mismo año, con tres derrotas en 16 partidos jugados, por la Zona B del torneo, estuvo a un punto de acceder a la ronda final del certamen.


Carlos Bilardo, campeón como jugador y entrenador.
En el Nacional de 1977 volvió a luchar por el título luego de ganar su grupo de primera fase con una marca de 10 victorias en 14 partidos; aunque en semifinales fue eliminado por el equipo que luego se consagraría campeón, Independiente, al empatar el primer partido disputado en La Plata (1-1) y perder el segundo, en Avellaneda, por 3-1.
Dos años después, en el Metropolitano de 1979, recién perdió la chance de acceder al cuadrangular final por el título en la penúltima fecha, tras ser derrotado en el partido decisivo, de local y por 3-1, nuevamente ante Independiente. Pese a ello, a lo largo del torneo obtuvo resonantes victorias, como la conseguida en la 4.ª fecha, como local, ante Boca Juniors, al que derrotó por 6-4 con tres goles de Sergio Elio Fortunato (máximo artillero de ese campeonato junto a Diego Armando Maradona), dos de Hugo Gottardi y uno de Patricio Hernández.
En 1981, Patricio Hernández, un buen valor futbolístico surgido de las divisiones juveniles durante la década anterior, fue transferido al Torino de Italia en una cifra récord para el club, lo que permitió armar un valioso plantel para 1982. Ese año, con el retorno de Carlos Bilardo como director técnico, se conformó un equipo muy equilibrado con jugadores como Miguel Ángel Russo, José Luis Brown, Alejandro Sabella, José Daniel Ponce, Marcelo Trobbiani y Hugo Gottardi (algunos de ellos, campeones del mundo en México 1986) que pondrían al club, nuevamente, en el escalón más alto del fútbol argentino.
Con ese plantel, Estudiantes llegó a las semifinales del Nacional de 1982, donde fue eliminado por Quilmes en partidos de ida y vuelta; y al siguiente torneo, con 21 triunfos, 12 empates y 3 derrotas, se consagró campeón del Metropolitano de 1982,59 el 14 de febrero de 1983, tras derrotar en la última jornada por 2-0 a Talleres en Córdoba, hecho que catapultó el arribo de Carlos Bilardo a la Selección nacional que obtendría la Copa del Mundo de 1986.


Estudiantes, con camiseta alternativa, la noche de la consagración en el Nacional 1983.
Al año siguiente, ya con Bilardo a cargo del seleccionado, otro exintegrante del plantel campeón de América y del Mundo, Eduardo Luján Manera, asumió como entrenador de Estudiantes y consiguió el tercer título a nivel local para el club, al consagrarse campeón del Nacional de 1983.60 La final la disputó ante Independiente, en dos partidos: el primero, en el estadio de Estudiantes, el 4 de junio, terminó 2-0 para el local con goles de Hugo Gottardi y Guillermo Trama; el segundo, jugado en La Doble Visera de Avellaneda el 10 de junio, fue victoria de Independiente, 2-1, con goles de Ricardo Giusti y Enzo Trossero, y de Trama para Estudiantes, que obtuvo el título y el bicampeonato 82-83 por diferencia de goles.
Ese mismo año, como ganador de uno de los dos torneos oficiales de 1982, volvió a participar de la Copa Libertadores de América por sexta vez en su historia, llegando hasta la instancia semifinal. Allí enfrentó a Gremio de Porto Alegre (Brasil) en uno de los partidos más recordados de la historia del club. El encuentro se disputó el 8 de julio de 1983, en el Estadio Jorge Luis Hirschi, y Estudiantes logró revertir una desventaja de 1-3 jugando con cuatro futbolistas menos por las expulsiones de Ponce, Trobbiani, Julián Camino y Hugo Tévez, igualando 3-362 con un gol de Miguel Ángel Russo sobre el final del encuentro. El empate no le alcanzó para llegar a la instancia final, que fue ganada por el equipo brasileño,63 ya que después Estudiantes también igualó ante el América de Cali en Colombia, 0-0, finalizando segundo en su grupo de semifinales.

Los noventa


Abel Ernesto Herrera, récord de presencias en Primera División.
Tras realizar otra destacada actuación en el Metropolitano de 1984, torneo que lo tuvo como animador hasta la fecha final y en el cual se ubicó tercero, tres unidades por debajo del campeón Argentinos Juniors, y una poco lucida campaña en la Copa Libertadores64 de ese mismo año, a la que accedió como campeón del Nacional de 1983, llegarían épocas irregulares para el presente futbolístico de Estudiantes.
Los años 1990 no fueron fáciles para el club, a pesar de que el equipo volvió a la competencia internacional en la extinta Supercopa Sudamericana, de la que participaban los clubes que habían obtenido al menos una vez en su historia la Copa Libertadores de América. Estudiantes disputó las únicas diez ediciones que se jugaron del trofeo, entre 1988 y 1997, con una única participación destacada, en 1990,65 cuando fue eliminado en semifinales, en la definición por penales, por Nacional de Montevideo.
Así, luego de varios torneos irregulares a nivel nacional, el 21 de agosto de 1994 descendería por segunda vez en su historia a la Segunda División del fútbol argentino, tras empatar a tres goles ante Lanús en la penúltima fecha del Torneo Clausura de ese año.66
Para volver a Primera, Estudiantes disputó 42 partidos, con 27 triunfos, 11 empates y 4 derrotas, con 86 goles a favor y 34 en contra, logrando el Campeonato Nacional B 94/95 y el ascenso con un récord de puntos que aún no ha sido superado en la categoría.67
En 1996, ya en el torneo de Primera División, con esa misma base más el protagonismo de Martín Palermo, Néstor Craviotto y Alfredo Cascini, entre otros, Estudiantes alcanzaría el cuarto puesto en el Torneo Clausura con la conducción técnica de Daniel Córdoba, campaña que, hasta el logro del Apertura 2006, se ubicaba como la de mejor eficacia en puntos desde la instauración de los «torneos cortos» en 1995.
En ese campeonato se produjeron, además, dos hechos destacados: Carlos Bossio, jugador de Estudiantes, convirtió el primer gol de cabeza de un arquero68 69 en la historia profesional del fútbol argentino, ante Racing Club, el 12 de mayo de 1996, en un partido que terminó igualado 1-1; y se disputó el llamado «clásico del siglo»,70 el 18 de agosto, en la última fecha del torneo. El partido, que se jugó en el estadio de Estudiantes, se recuerda de esa manera debido a que Gimnasia llegaba con posibilidades de consagrarse campeón por primera vez en su historia profesional. Sin embargo, Estudiantes logró igualar 1-1 y le impidió a su tradicional rival lograr el título, ya que con un triunfo hubiera superado en la tabla a Vélez Sarsfield, a la postre el campeón, que esa misma tarde empató como local ante Independiente.

La era Verón y el título de campeón 2006


El equipo que derrotó a Boca Juniors en la final del Torneo Apertura 2006.
Luego de algunas campañas irregulares, que incluso llevaron al club a pelear nuevamente en alguna temporada por mantener la categoría, como en la 1999/2000, cuando evitó disputar la promoción para revalidar su lugar en la máxima categoría en la última fecha del torneo,73 Estudiantes se repuso futbolísticamente tras una fugaz conducción de Carlos Bilardo como entrenador entre 2003 y 2004, que volvió a dirigir al club por cuarta vez en su historia;74 y con dos importantes campañas en el Apertura 2004 y el Clausura 2005 (en ambos torneos ocupó el 4.º puesto), ya con la conducción de «Mostaza» Merlo, que le posibilitaron a Estudiantes volver a las competiciones internacionales, clasificándose para la Copa Sudamericana 2005 y la Copa Libertadores 2006.
El año 2005 fue, además, el del centenario del club, que celebró este aniversario con algunas complicaciones debido a un litigio de años que mantenía con las autoridades de la ciudad de La Plata respecto de la posibilidad de reformar y ampliar su estadio.75
El 17 de abril de ese año, en la victoria por 3-2 (perdía 0-2 en el primer tiempo) ante quien era el último campeón, Newell's Old Boys, alcanzó la marca de 1.000 partidos ganados en la era profesional. Esa cifra sólo la han obtenido, además de Estudiantes, los denominados cinco grandes y Vélez Sarsfield.
Estudiantes gozó de un buen momento futbolístico al comienzo de la temporada 2006, llegando a ser puntero en las primeras fechas del torneo local, y logró uno de los triunfos más importantes en la historia de sus participaciones en la Copa Libertadores de América, al ganar por 4-3 ante el Sporting Cristal de Perú,78 luego de ir perdiendo 0-3 en el primer tiempo, en un partido correspondiente a la primera fase del máximo torneo continental, disputado el 21 de febrero de 2006.

José Luis Calderón y Juan Sebastián Verón, referentes de Estudiantes en la última década, celebrando el campeonato obtenido en 2006.
En la Libertadores, que el club volvía a disputar tras 22 años, Estudiantes alcanzó la instancia de cuartos de final, quedando eliminado frente a São Paulo de Brasil en la definición por penales.
Antes de ese partido, el 5 de junio de 2006, se produjo el retornó al club de Juan Sebastián Verón,81 luego de 10 años jugando en Europa y de destacadas participaciones en la Selección nacional en los Mundiales de Francia 1998 y Corea y Japón 2002. Con él en el plantel, Estudiantes volvería a consagrarse campeón tanto a nivel nacional como internacional, obteniendo en 2009, por cuarta vez en su historia, la Copa Libertadores de América.
En su regreso, «la Brujita» debutó ante Quilmes, en la 1.ª fecha del Torneo Apertura 2006, y jugó su primer clásico platense oficial el 15 de octubre (en su anterior paso por el club no pudo disputar el del Torneo Apertura 1995 por estar suspendido), día en el que Estudiantes, además de hacer las veces de local por primera vez en su historia en el Estadio Ciudad de La Plata, derrotó por 7-0 a Gimnasia, lo que señaló un hito en los enfrentamientos entre los eternos rivales de la ciudad, ya que nunca se había marcado tal diferencia en el resultado.82 El encuentro terminó en el minuto 45 del segundo tiempo, sin marcarse tiempo adicional, a pesar de que el partido había estado suspendido cinco minutos por incidentes entre la policía y algunos simpatizantes visitantes.
Tras ello, Estudiantes ganó diez encuentros consecutivos (igualando el récord de la temporada 1967)84 y 12 de los últimos 13 partidos; y persiguió al puntero Boca Juniors desde atrás. Pero a falta de dos fechas para finalizar el campeonato, el equipo se encontraba a cuatro unidades de diferencia del líder con apenas dos partidos por jugarse. Sin embargo, las derrotas consecutivas de Boca, ante Belgrano de Córdoba y Lanús, y el empate y la victoria de Estudiantes ante Argentinos Juniors y Arsenal, respectivamente, hizo que ambos equipos terminaran el campeonato empatados en 44 puntos.
Este hecho motivó que, a sólo tres días de la última fecha del torneo, el 13 de diciembre, se jugara un partido final de desempate realizado en cancha neutral. El Estadio José Amalfitani, de Vélez Sarsfield, fue el escenario de dicho cotejo: Estudiantes ganó por 2-1, tras ir en desventaja, con goles de José Sosa y Mariano Pavone (el de Boca Juniors lo marcó Martín Palermo), y se consagró campeón del Torneo Apertura 2006,86 87 logrando el título de campeón argentino88 89 y su cuarta estrella futbolística a nivel nacional tras 23 años.

El post campeonato y una nueva final internacional


Estudiantes 2008: 3.º en el Torneo Clausura y finalista de la Copa Sudamericana.
Con la clasificación a la Copa Libertadores 2008 asegurada tras el título obtenido, Estudiantes mantuvo la base del equipo campeón y volvió a ser protagonista en el Torneo Clausura 2007, obteniendo el 3.er lugar en la tabla de posiciones; le ganó al campeón, San Lorenzo, y obtuvo otra victoria en el clásico ante Gimnasia, al que derrotó como visitante después de 12 años,92 tras ganarle por 2-1 luego de ir en desventaja y de jugar con un futbolista menos, por la expulsión de José Luis Calderón, desde los 3 minutos del primer tiempo.
Al año siguiente, en el Torneo Clausura 2008 (simultáneamente participó de la Copa Libertadores, siendo eliminado por el campeón Liga de Quito en octavos de final), Estudiantes derrotó nuevamente como visitante a Gimnasia, con la particularidad de que logró la ventaja definitiva de 2-1 cuando jugaba con dos futbolistas menos por las expulsiones de Marcos Angeleri y Rodrigo Braña.93 Tras esa victoria, el equipo continuó en los puestos de vanguardia hasta la penúltima fecha y compartió la segunda posición del certamen junto a Boca Juniors, quien igualmente se consagró subcampeón por mejor diferencia de gol.
Ya en el Apertura 2008, y tras 67 años, igualó el récord de cinco triunfos consecutivos en el clásico platense al vencer otra vez a Gimnasia,27 esta vez por 3-1, marca que, además de Estudiantes, sólo tres clubes argentinos lograron alcanzar o superar en clásicos de Primera División: San Lorenzo, Huracán e Independiente.
Luego de esa victoria, con Leonardo Astrada95 como entrenador y con la base del equipo campeón en 2006 (Mariano Andújar, Angeleri, Agustín Alayes, Braña, Diego Galván, Juan Sebastián Verón, Leandro Benítez y Calderón), Estudiantes cosechó una serie favorable de victorias en el torneo local y en la Copa Sudamericana, competencia que disputaba por tercera vez en su historia y en la que llegaría hasta la instancia final.
En el torneo internacional eliminó, sucesivamente, a Independiente, Arsenal, Botafogo de Brasil y Argentinos Juniors, a este último ya en semifinales. El partido decisivo lo disputó ante el Internacional de Porto Alegre, quien lo venció en el encuentro de ida disputado en La Plata (1-0) y cayó por el mismo marcador en los 90 minutos reglamentarios de la vuelta. Al igualarse la serie, se jugaron 30 minutos de tiempo suplementario, donde el conjunto brasileño consiguió el definitivo empate que le permitió quedarse con el título.96 97
Un nuevo ciclo histórico: Campeón de América y nacional y finalista del Mundial de Clubes


El plantel Campeón de América, durante la caravana de festejos de Ezeiza a La Plata.
Tras disputar la final de la Copa Sudamericana, el equipo reafirmó al año siguiente la exitosa campaña a nivel internacional en el principal torneo continental de clubes y se consagró campeón de la Copa Libertadores por cuarta vez en su historia, repitiendo tras 39 años la gesta del ciclo de Osvaldo Zubeldía en el club.
Estudiantes obtuvo el tetracampeonato de América tras clasificarse segundo en su grupo inicial, al que accedió luego de eliminar a Sporting Cristal de Perú en los partidos de repesca, y vencer consecutivamente, a partir de octavos de final, a Libertad de Paraguay, Defensor Sporting y Nacional (los partidos se disputaron sin público visitante),99 ambos de Uruguay. En la final se enfrentó al Cruzeiro de Brasil, igualando 0-0 como local y venciendo por 2-1, tras ir en desventaja, con goles de Gastón Fernández y Mauro Boselli, en el desquite disputado en el Estadio Mineirão de Belo Horizonte.
Estudiantes tuvo al máximo goleador del torneo (Mauro Boselli, con ocho conquistas) y logró su primer triunfo en la historia de la Copa Libertadores jugando como visitante ante un equipo brasileño, siendo el segundo club argentino en consagrarse campeón ganando el partido decisivo en Brasil.103 Además, Mariano Andújar superó el récord de Hugo Gatti y se convirtió en el arquero argentino con más minutos sin recibir goles en esta competencia.


Estudiantes, campeón de la Libertadores 2009.

Tras este logro, Estudiantes se convirtió en el segundo equipo argentino en disputar un Mundial de Clubes de la FIFA,10 torneo en el que también alcanzó la instancia final: derrotó en semifinales a Pohang Steelers de Corea del Sur, por 2-1, con goles de Leandro Benítez, y perdió el partido decisivo ante el F. C. Barcelona, en tiempo suplementario, también por 2-1, luego de igualar 1-1 en los 90 minutos reglamentarios.
En el Torneo Clausura 2010 alcanzó la segunda ubicación, con 40 unidades, siendo ésta la tercera mejor campaña de la historia de Estudiantes desde que en 1991 comenzaron a disputarse «campeonatos cortos» en el fútbol argentino. Mauro Boselli, a su vez, se consagró como goleador del certamen, el octavo máximo artillero del club en torneos de Primera División.106 107
Como campeón de la Copa Libertadores del año anterior, el equipo disputó luego el partido decisivo de la Recopa Sudamericana 2010, siendo derrotado por Liga de Quito;108 y, por undécima vez en su historia, la Copa Libertadores, en la que fue eliminado por Internacional de Porto Alegre en cuartos de final.


El capitán de Estudiantes, Juan Sebastián Verón, levantando el trofeo de campeón del Apertura 2010.
El 12 de diciembre de 2010, ratificando el buen desempeño del primer semestre del año, Estudiantes venció a Arsenal por 2-0, con goles de Hernán Rodrigo López,109 110 y se consagró campeón del Torneo Apertura,111 conquistando el quinto título oficial de Primera División en su historia.112 Sumó 45 unidades, superando por dos a Vélez Sarsfield, realizando su mejor campaña desde que en el fútbol argentino comenzaron a disputarse «torneos cortos», siendo, asimismo, la de mayor efectividad entre los planteles de Estudiantes que lograron consagrarse campeones de torneos oficiales de AFA, habiendo obtenido el 79% de los puntos en disputa.
A lo largo del torneo, cosechó 14 victorias (entre ellas, derrotó a los llamados cinco grandes y a Gimnasia en el clásico platense), 3 empates y sólo 2 derrotas:113 ganó todos los partidos que disputó en condición de local (récord para un campeón de torneos de una rueda en Primera División)114 115 y recibió sólo 8 goles en contra en los 19 partidos, la segunda mejor marca del fútbol argentino desde que en 1991 comenzaron a organizarse los denominados «campeonatos cortos».114 116 La consagración, además de inscribirlo en la historia como uno de los Campeones del Bicentenario, le permitió a Estudiantes superar a Racing Club en la tabla acumulada de títulos oficiales nacionales e internacionales alcanzados por los clubes argentinos en el profesionalismo.

Presidentes

Artículo principal: Presidentes del Club Estudiantes de La Plata
Categoría principal: Presidentes de Estudiantes de La Plata


Mariano Mangano, a la derecha, celebrando la obtención de la Copa Intercontinental de 1968.
Desde su fundación en 1905, cuando un grupo de estudiantes universitarios pensaron en crear un nuevo club en La Plata para poder practicar fútbol, y hasta 2010, han sido 32 los presidentes encargados de ejercer el máximo cargo dirigencial de la institución.
El primero fue el coronel Miguel Gutiérrez, quien antes, curiosamente, también había formado parte durante dos periodos de la directiva del club Gimnasia, tradicional rival de Estudiantes en la ciudad de La Plata.
Mariano Mangano fue quien más años consecutivos ocupó el cargo de presidente del club (Ignacio Ercoli lo presidió doce temporadas, pero en dos etapas diferentes), entre 1960 y 1970. Bajo su mandato la institución logró los títulos más importantes de su historia: la Copa Intercontinental; el tricampeonato 1968-69-70 de la Copa Libertadores de América; la Copa Interamericana; y su primer torneo nacional oficial, el Metropolitano 1967. Además fue el artífice de la construcción del Country Club de City Bell, el predio deportivo que el club posee desde la década de 1960 en las afueras de La Plata.
En 1971, tras la presidencia de Mangano y del período futbolístico e institucional más destacado del club, Estudiantes logró la cifra récord de 75.326 socios, la mayor de su historia.
El actual presidente del club es Rubén Filipas, quien se impuso sobre Julio Alegre en las elecciones de septiembre de 2008, con el 57% de los votos.120 Desde su asunción, Estudiantes ha logrado nuevamente destacadas participaciones futbolísticas a nivel internacional, consagrándose por cuarta vez en su historia campeón de la Copa Libertadores de América, tras 39 años de su anterior título, y finalista de la Copa Sudamericana 2008 y la Copa Mundial de Clubes 2009. También obtuvo el Torneo Apertura 2010, el quinto título oficial de la institución en Primera División.

Comisión Directiva 2008/2011


Presidente: Rubén Filipas.
Vicepresidentes: Jorge Marcelo Malaspina, Fernando Nelson Casalla y Gustavo Daniel Feysulaj.
Vocales Titulares: Bernardo Barrue, Alejandro Daniel Silva, Juan Ramón Verón, Eduardo Gabriel Vera, Jorge Campañaro, Hugo Daniel Pantaleo, Carlos Dulau Dumm, Horacio Reppucci, Martín Pablo Rodríguez, Marcelo Nicoletti, Gustavo Waingortín, Julio César Arias Navarro, Omar Souto y Walter Garcerón.
Vocales Suplentes: Carlos Prieto, Jorge Pestarino, Marcelo Badoyan, Luis Prates y Blas Ignacio Castellani.
Revisores de Cuentas Titulares: Alberto Aste, Juan Carlos Violini y Represas Enrique Trigo.
Revisores de Cuentas Suplentes: Eduardo Guerra y Emiliano Errasti.
Estructura Ejecutiva: Fernando Masi (Gerente General), Juan Pablo Real (Gerente de Administración y Finanzas), Gonzalo Toledo (Gerente de Marketing y Nuevos Negocios), Diego Raimundo (Gerente de Prensa), Horacio Espinoza (Gerente de Deportes), Honorio Méndez (Gerente de Concentración) y Fernando Rabasa (Gerente de Golf y Country).

Himno y canción oficial

El himno del club122 fue grabado en la década de 1960 por el popular cantante de tangos, Jorge Sobral, reconocido simpatizante de Estudiantes y uno de los cantores más relevantes de la música ciudadana argentina.
La canción oficial, titulada El cielo nos queda muy chico, fue compuesta en 2008 por el músico de origen platense, Iván Sadovsky.124

Escudo

El escudo oficial de la institución está conformado por un banderín de color rojo y blanco, intercalado en mitades horizontales, en cuyo lado izquierdo se destaca la letra «E» en alusión al nombre del club; por detrás, en tonos verdes, reverberan dos hojas de roble, ícono de fortaleza y conocimiento (en directa asociación con las raíces académicas fundacionales de la institución), y una bellota sobre la parte inferior.
Disímiles entre sí, Estudiantes utilizó cinco escudos a lo largo de su historia: el fundacional y más tradicional, con la indumentaria a rayas verticales como referencia principal, que luego incorporó las siglas «EdeLP» (Estudiantes de La Plata); el diseñado en 1988 al cumplirse 20 años del máximo logro del club, la Copa Intercontinental, que introdujo la imagen de ese trofeo obtenido ante Manchester United de Inglaterra; y el banderín actual, que se utiliza ininterrumpidamente desde 1994, con excepción del confeccionado durante 1999, cuyo esbozo incorporaba, en el centro, el dibujo de la mascota oficial del club, el león, en blanco y negro.
Desde 2000 se le anexaron al escudo estrellas bordadas en color dorado, rodeándolo en forma circular, una por cada título oficial nacional e internacional (11) logrado por la institución en la era profesional del fútbol argentino.

Sobrenombres

Los seguidores de Estudiantes, según la versión más popular y difundida desde comienzos del siglo XX, se apodan «Pincharratas», debido a la existencia de muchos simpatizantes, estudiantes de Medicina, que solían hacer experimentos con ratas en su actividad académica.127 También se autodenominan «Tetracampeones», en referencia a que Estudiantes ganó la Copa Libertadores de América en cuatro ocasiones con la obtención de la edición 2009. El club se identifica con el león como mascota oficial.

Uniforme

El uniforme titular, a rayas verticales rojas y blancas, toma los colores y el diseño de la camiseta oficial de Alumni, como un homenaje de los socios fundadores de Estudiantes al que fuera el equipo del fútbol argentino más destacado de la primera década del siglo XX.14
La única modificación que tuvo la camiseta titular fue durante la era amateur, en el campeonato de ascenso de 1908, cuando utilizó un modelo rojo con una franja blanca sobre el pecho, debido a un pedido de la AFA por su similitud con el del club homenajeado.15
Salvo esta excepción, el uniforme no sufrió cambios trascendentes a lo largo de su historia (indistintamente, algunas temporadas presentó diseños con dos y hasta una franja vertical roja, pero más anchas y con mayor predominio del blanco), aunque ya al desaparecer Alumni, en 1913, los bastones volvieron a ser más angostos, como originalmente habían sido establecidos al fundarse el club.
Una curiosidad fue el modelo que la empresa Olan, encargada por entonces de proveer la indumentaria al club, diseñó entre 1998 y 1999, dividiendo la camiseta en mitades iguales, con bastones verticales rojos y blancos que eran gruesos en el margen derecho y angostos del lado izquierdo.
El uniforme alternativo, aunque históricamente fue blanco con pequeños vivos rojos, sí fue modificado durante algunos períodos. En partidos de la década de 1930, por caso, el club utilizó un modelo rojo y blanco a cuadros. Entre 1993 y 1994, la firma Adidas distribuyó camisetas rojas con pantalones blancos. Y ya en el siglo XXI llegaron los diseños alternativos más innovadores: el de 2000 y 2001, cuando la empresa Mitre estableció un modelo totalmente gris con pequeños detalles en rojo, y los diseñados por la firma Topper: entre 2007 y 2008, a rayas verticales grises y negras; en 2009, tras la obtención de la cuarta Copa Libertadores, de color dorado; y el de 2010, nuevamente gris con vivos rojos y blancos. La alternativa actual conserva el esbozo original blanco, con vivos rojos y sobreimpresos de tono gris, en la zona del torso, con las imágenes de la Copa Intercontinental y la Copa Libertadores logradas por la institución.
Uniforme titular: Camiseta a rayas verticales rojas y blancas, pantalón negro, medias negras.
Uniforme alternativo: Camiseta blanca con vivos rojos, pantalón blanco, medias blancas.
Uniforme suplente: Camiseta gris con vivos rojos y blancos, pantalón blanco, medias grises.

Estudiantes

Un par de imagenes:

pincha

futbol

Estudiantes de la Plata [Megapost]

plata

Estudiantes

pincha

futbol

Estudiantes de la Plata [Megapost]

plata

Estudiantes

pincha