Julio Cesar Chavez Jr vs "Cotto" o "Maravilla
La victoria aún late en el pecho de Julio César Chávez Jr., en tanto que ya se le juntan los posibles rivales de su próxima pelea. El Hijo de la Leyenda, como campeón mundial de peso medio del Consejo Mundial de Boxeo, sólo tiene seguro que que sus próximos rivales serán de máxima exigencia.

Algunos nombres que se manejan son el boricua Miguel Cotto, el argentino Sergio Maravilla Martínez o el duranguense Marco Antonio Veneno Rubio. Hay incluso quienes señalan al tijuanense Antonio Margarito.

"Julio demostró que tiene un buen boxeo para enfrentar. Ahora ya nos sentaremos a analizar si el siguiente rival puede ser Cotto o Margarito. Vamos a ver", comentó el promotor Bob Arum, quien gestiona las peleas de Julito.

El Junior no tiene un rival predilecto al que quiera enfrentar. Su única condición es que se arreglen con su promotor y que "lleguen a un acuerdo económico", pues recuerda que el boxeo no deja de ser "un negocio".

Cotto podría ser uno de los rivales más factibles para el sinaloense. En marzo pasado conquistó el cetro mundial en peso superwelter de la Asociación Mundial de Boxeo tras vencer a Ricardo Mayorga.

El boricua había puesto de condición que Chávez Jr. ganara su combate ante el alemán Sebastian Zbik y anticipó que sería en la segunda semana de junio cuando sabría con certeza su futuro.

Quien de inmediato se propuso como rival, unos instantes después de que se fajara como campeón en la función celebrada el pasado sábado en Los Ángeles, fue Maravilla Martínez.

El campeón veterano argentino del título Diamante del Consejo Mundial exige una oportunidad de ser campeón en los pesos medios, un título que el año pasado le pertenecía.

"Voy a pedir al Consejo que me programe esa pelea y, si Julio se siente mexicano y con la habilidad de demostrar que es un campeón, deberíamos sostener ese combate", lanzó el argentino.

Veneno Rubio se presenta como un contendiente con derecho tras sumar una marca de ocho victorias al hilo en los pesos medianos.

Chávez Jr. ahora goza días de reciente gloria pero, dentro de poco, deberá elegir entre una serie de rivales que anhelan propiciarle su primera derrota