El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

El fantasma del descenso "miedo dividido 3"

El fantasma del descenso "miedo dividido 3"


El fantasma del descenso "miedo dividido 3"

Racing, el primer grande en irse a la B por bajo promedio. Pensar que por puntos se hubiese salvado...


equipos

El Toto Lorenzo consuela a un joven Insua. San Lorenzo, el primer grande en descender. Ojo: por puntos.


El fantasma del descenso profesional comenzó a deambular en 1937 pero, entre 1961 y 1962, se hicieron los primeros experimentos con los promedios. En 1983, cuando la modalidad regresó, River salió beneficiado con la nueva tablita. ¿Qué hay detrás de la nefasta calculadora? ¿Quiénes pagan por pecadores?

El primero que pagó el pato fue Lanús. Ocurrió hace 50 años, allá por 1961, cuando de repente, a la dirigencia de la AFA optó por modificar el sistema de descensos y considerar que la Primera B, la vieja Primera B, debería hacerles un lugar no a los dos peores equipos de la tabla sino aquel par que viniese haciendo las cosas mal durante las últimas tres temporadas. Por aquel entonces, 1959, 1960 y 1961. El procedimiento era sencillo: se dividían la cantidad de puntos totales (dos por cada triunfo, uno por empate) por la cantidad de campeonatos jugados. En ese circo entonces, lo de Los Andes era merecido. Por promedios o por puntos, el descenso le hubiese tocado igual. Sin embargo, la otra caída de categoría le quedó regalada al Grana, a pesar de haber quedado 12° sobre 16 equipos. De haberse jugado un año antes, la B hubiese sido para Ferro. Pero…

La experiencia duró sólo un año más. En 1961, los de Caballito no pudieron zafar y Quilmes fue, sin dudas, el peor de todos. Esta vez, quien cayó bien parado con el nuevo sistema fue Estudiantes, que en condiciones normales se habría despedido de Primera. Sin embargo, zafó en el comienzo de una década que sería gloriosa. ¿Quién sabe lo que hubiera pasado con el Pincha en el caso de decir adiós? Igual, tantas preguntas se postergaron recién hasta 1983, tiempito de receso que se tomó el sistema de promedios y que supo beneficiar a River. ¿Cómo les quedará el sayo a los de abajo en el 2011?

Cuenta la leyenda que el 22 de diciembre de 1981, en la reunión del Comité Ejecutivo, presidida por Julio Grondona –claro-, y donde participaron Rafael Aragón Cabrera (por River), Ricardo Petracca (Vélez), Eduardo Deluca (Defensores de Belgrano, por la B), Santiago Saccol (Racing), Alfredo Ginanni (Platense) y Luis Mestelán (por las Ligas del Interior) –y con la ausencia de Martín Noel, de Boca, gran impulsor del regreso de los promedios-, se aprobó la modificación del Estatuto de la AFA (artículo 76) y la reincorporación de aquel sistema inutilizado desde hacía 20 años). La Asamblea del 15 de abril de 1982 oficializó la innovación y se definió que a partir del Metro 1983 se volviese a ejecutar (tomando como referencia ese año y el anterior). Cosas del fútbol y de las calculadoras, aquella vez pagaron Chicago y Racing, aunque la tabla de posiciones hubiese señalado un par de meses antes que River y Racing de Córdoba hubiesen caído en sentencia. Igual, por una cuestión de fechas, pensar que el sistema se haya recreado para salvar a River no tiene mucha lógica: cuando se le dio el OK a la medida lo peor, la campaña del 83, lejos estaba de haberse concretado… En realidad, pareció más cercano a evitar golpazos como el que sufrió San Lorenzo en 1981 y del que Racing, con promedios y todo, no pudo zafar dos años después.

River la pasó fea. Se salvó recién del descenso directo (no había Promoción por entonces) recién a falta de dos fechas. ¡Y por 50 centésimos! Esa campaña tuvo la particularidad de una huelga de profesionales por falta de pago (que terminó promoviendo a jugadores como Gorosito, Troglio y Dalla Líbera), la contratación de un joven Enzo Francescoli, y la desvinculación previa de figuras como Mario Kempes, el Pato Fillol y Tarantini. Tres años después, cosas del fútbol, River se consagraba campeón de América y el mundo.

Hoy, cuando a unos cuantos le aparece la imagen del fantasma del descenso, deberán hacer memoria y recordar cómo hubiese sido la historia con o sin cuentas. Argentinos y Quilmes, en 1937, fueron los primeros equipos de Primera, en el Profesionalismo, que perdieron la categoría en la cancha por su baja cantidad de puntos. ¿A quiénes le tocará semejante estigma 74 años más tarde?

LA HISTORIA DE LA PROMOCION


descenso

Racing, el primero de los cinco grandes en caer en la Promo. Zafó contra Belgrano en 2008.


promocion

Almagro, el primero en demostrar en Promo que un equipo de la BN puede contra otro de Primera. Lo hizo en Córdoba (2000).


La Promo comenzó en el 2000 y en su primera edición ya metió sorpresa: Almagro, de la B Nacional, bajó a Instituto. Atención: el 32% de las series quedaron para los equipos que partían en desventaja. Y le puede tocar a cualquiera. Racing la jugó en 2008.

No fue la única vez, claro. Aunque fue la primera. Entonces, el impacto fue mayor. Tampoco se trató (ni se trata) de un trámite burocrático, de aprovechar el envión propio y la presión ajena entre tanta historia por defender y tanta vergüenza por espantar. De hecho, desde su nacimiento, sólo el punto estuvo por encima de la banca el 32% de las veces…

Hablamos de esta creación de airecito europeo llamada Promoción que le dio otro sabor a la definición de nuestro campeonato (en todas sus categorías). Y una impronta coronaria que ni te digo… El cuentito, hasta ese momento, en la zona baja de la tabla, era sencillo: los peores (primero por puntos, después por promedio) abajo; los mejores de la categoría inferior, arriba. Sin embargo, desde la temporada 1999/2000, hubo un bonus no apto para cardíacos. El 17° y el 18° de Primera, los que se salvaban con lo justo, debían revalidar su plaza contra el 3° y el 4° de la B Nacional, aquellos que estuvieron cerquita de ascender. Sería en choques de ida y vuelta, con definición en casa de la institución de la categoría más elitista y con el pulgar arriba para ellos también en caso de igualdad en puntos y en goles. Así y todo…

Por último, dentro de las 22 instancias de Promoción existentes hasta el próximo miércoles, donde comenzarán las series 23° y 24°, vale consignar la presencia de Racing, el primero de los Cinco Grandes en caer en este particular playoff. Ocurrió en 2008 y su víctima fue Belgrano, con quien empató 1-1 en Córdoba y quien derrotó 1-0 en Avellaneda.

¿Quiénes caerán esta vez?

¿Como se sacan los promedios?


Los puntos del promedio se consiguen de la siguiente manera:
Puntos obtenidos / Partidos Jugados.
Se tienen en cuenta las últimas 3 temporados (últimos 6 torneos)
En caso de que sea un equipo recien ascendido, se tomaran en cuenta las tempordas jugadas

Ej:

Tigre (Hascendido en 2007)

Equipo: Tigre
Temporada 06/07: 00/00
Temporada 07/08: 56/38
Temporada 08/09 39/22
Total: 95/60

PROMEDIO: 95 dividido 60 = 1.583

En este caso se contaron los partidos jugados en las temporadas 07/08 y 08/09 ya que en la temporada 06/07 estaba en la B. Se sumaron los puntos obtenidos y se dividio por los partidos jugados (95=Puntos Obtenidos -dividido- 60=Partidos Jugados).

De súper tensión


futbol

Todo en la última fecha. ¡Qué definición!


Por primera vez desde que se impusieron los torneos cortos se llega a la fecha 19 sin ningún equipo descendido. Sí, ya hay campeón y todavía nadie condenado. Todo se define este sábado desde las 15.


La retina del mundo futbolístico conservará el recuerdo del Clausura 2010 como aquel torneo en el que Martín Palermo dio un ceremonioso adiós en la Bombonera. También posiblemente se lo inmortalizará con la imagen de un Vélez hegemónico que supo imponerse a un Lanús vistoso que se acordó tarde de subirse al tren. O, quizá, se lo guardará en la memoria como ese en el que River, el más ganador de la historia del fútbol argentino, tuvo que ponerse el overol y pelearle mano a mano a la tablita roja del descenso.

Todos son argumentos válidos para deducir que este torneo fue atrapante por el lado que se lo mire. Sin embargo, hay un dato que no deja de llamar la atención y que lo hace aún más excitante: a esta altura, con el Fortín consagrado en lo más alto, con un equipo que ya ostenta el título, todavía no está decidido cuáles serán los dos equipos que descenderán de categoría y cuáles los que jugarán la Promoción. Insólito, extraño; nuevo, emocionante. Por primera vez, desde que se impusieron los torneos cortos (temporada 91/92), se llegó a la última fecha sin ningún condenado a la B Nacional.

El común denominador solía indicar que, promediando las instancias finales de los Clausura, siempre había un equipo que no jugaba por nada más que por terminar de la mejor manera su participación y soñando volver el año siguiente. Esta vez, el cajón estaba preparado para Quilmes. El Cervecero había terminado el Apertura con unos 19 puntos que medianamente lo dejaban bien parado, pero tuvo un arranque poco lucrativo en el torneo complementario y recién pudo sumar su primer poroto en la fecha 6. Olimpo, su rival a vencer, a esta altura le hacía de colmo: estaba puntero.

Pero para que el milagro se concretara, hubo un factor externo determinante: Ricardo Caruso Lombardi. Fue él, con su estilo poco distinguido por sus rivales y esa mentalización sobre los jugadores que lo caracteriza, quien hizo posible la hazaña. Asumió en la cuarta fecha, cuando Quilmes no tenía ni un puntito (0,826 de promedio) y, mañas varias, lo llevó a la 19 con la posibilidad viva de poder jugar la Promoción si algunos resultados le dan una mano: debe vencer a Olimpo y esperar que Gimnasia y Huracán pierdan.

Hay cuatro lugares para seis equipos (Quilmes, Olimpo, River, Huracán, Gimnasia y Tigre) cuando queda nada más que una jornada en juego. La nueva atracción de un fútbol argentino cada vez más extravagante es la calculadora. Pasen y disfruten. El campeonato, por más que Vélez le haya sacado cuatro a Lanús y no pueda ser alcanzado, sigue latente. Por el descenso o, mejor dicho, por el suspenso.

deporte

Tabla de los promedios hasta la fecha 19 del torneo Clausura 2011



Que esta tarde cuEinstein lo que cuEinstein

El fantasma del descenso "miedo dividido 3"


Llamen a Albert! Esta definición loca requiere un cerebro superior porque las cuentas no cierran. Cinco partidos para definir la Promo y el descenso. Y puede pasar de todo.

equipos


descenso



Gracias por ver mi post! espero que les alla gustado!

2 comentarios - El fantasma del descenso "miedo dividido 3"