Boca se iba al descenso en 1949 y River lo humillaba




A 62 años de una campaña que tuvo a Boca al borde del descenso, un grupo de socios del club pide una “reparación histórica” por un ofrecimiento que califican de “burla” millonaria.

Boca se iba al descenso en 1949 y River lo humillaba


En 1949, Boca vivió una situación muy similar a la que hoy padece River. A tal punto estuvo comprometida la permanencia del club en Primera ese año que debió vencer a Lanús en la jornada final para ponerse a cubierto del descenso, que sufrieron precisamente los granates tras un muy polémico desempate con Huracán.

Meses antes de ese 5-1 que permitió a los xeneizes salvarse de perder la categoría al cabo de la peor campaña de su historia, el presidente de River, Antonio Liberti, hizo a su colega boquense una insólita oferta.

Más precisamente, fue en agosto de 1949 que, mientras el conjunto de la Ribera no daba pie con bola pese a algunas importantes contrataciones que su dirigencia venía haciendo al seguir abierto el libro de pases, desde Núñez llegó una propuesta que en La Boca entendieron no era realmente eso, sino más bien una cargada por el difícil trance que el club atravesaba.

Hoy, un grupo de socios de Boca quieren que el club vengue esa que, en una carta dirigida al presidente xeneize Jorge Amor Ameal, consideran “una humillante oferta disfrazada de ‘gentil ofrecimiento’” de Liberti, consistente en la cesión de tres jugadores (Santiago Kelly, Roberto Coll y Ramón Moyano) que sobraban en el plantel millonario al no tener la jerarquía de los titulares.

Tras decir que “por lo visto no es de ahora la soberbia con la que se ha manejado históricamente el club de Núñez”, la misiva de los socios boquenses continúa contando que la “directiva de Boca Juniors se juntó en reunión de comisión para evaluar el ofrecimiento”, en momentos en que “la burla ya había tomado estado público a nivel nacional”.

Siempre según la carta, fue entonces que “un grupo de socios” se reunieron en La Boca para fijar una posición, que uno de los más antiguos de ellos se encargó de transmitirle así a los dirigentes xeneizes: “Si Boca fuera al descenso me moriría de pena, pero si Boca tuviera que salvarse del descenso y ello se debiera a los jugadores que nos prestara River Plate, me moriría de vergüenza”.

De más está decir que Boca rechazó por unanimidad el “gentil” ofrecimiento, por el que hoy otro grupo de socios boquenses pide “desde la pasión y el anonimato” como aquellos de 1949 “devolver gentilezas” ya que -dicen en su carta- “como la venganza es un plato que sirve frío, después de 62 años, es hora que River levante este pagaré“.

En definitiva, el pedido para Ameal es que, “si River desciende, la Comisión Directiva del Club Atlético Boca Juniors le ofrezca al Club Atlético River Plate” el préstamo sin opción de tres jugadores que “no estén para jugar en la primera del club”, con el objetivo de sobrellevar mejor “este momento inédito en la historia de nuestro rival amigo, que seguramente será pasajero”.

La carta también hace referencia a que en el campeonato de 1949 “Boca no sólo lideró las recaudaciones sino que también batió récords en muchísimas canchas”, vendiendo “729.844 entradas” a un “promedio de 21.466? por partido, y “según las crónicas de la época el Jugador N° 12 fue el gran jugador del campeonato, otra clara diferencia con la parcialidad de nuestro eterno rival que en este 2011 su aliento sólo pudo sacar 4 de los 21 puntos que definieron su suerte”.

Finalmente, los socios dejan en claro ser “conscientes que estamos viviendo épocas donde la violencia está a la órden del día”, y aclaran: “No está en nosotros el querer generar un episodio que la potencie. Simplemente queremos una reparación histórica. Que le hagamos honor a todos esos miles de socios que se juntaron hace 62 años a masticar una humillación hacia sus colores, los mismos colores que hoy amamos y defendemos”. ¿Lo conseguirán?



Fuente:
http://442.perfil.com/blog/2011/06/24/boca-piden-vengar-afrenta-de-river/