El papá de "Lio" dijo que es la primera vez que silban al crack del Barsa y sostuvo que la prensa argentina debería cuidar más al equipo. Además, habló del cruce que tuvo su hijo con Burdisso.

Jorge Messi: Lionel está muy mal


Jorge Messi, el padre de Lionel, dijo que el crack del Barcelona y el seleccionado argentino "está muy mal" por las críticas que recibe y afirmó que el miércoles, en el partido frente a Colombia en Santa Fe, lo silbaron "por primera vez" en su carrera.
A su vez, relativizó la discusión que tuvieron su hijo y el defensor Nicolás Burdisso tras el empate sin goles ante los colombianos que dejó a la Argentina en una situación complicada para clasificar a los cuartos de final de la Copa América.
"Es una situación demasiado complicada. Se hablan cosas muy feas. Seguramente hubo discusión, pero una discusión de fútbol hay siempre. Pasa entre los partidos con amigos", dijo Jorge Messi.
El padre de quien es considerado el mejor futbolista del mundo contó que "Leo está muy mal" por las críticas y los cuestionamientos del público argentino.
"(Lionel) No entiende por qué surgió todo esto. Pero la gente es libre de opinar lo que quiera. Lo que más molesta es lo que dice la prensa, que crean situaciones que nadie espera. Le echan nafta al fuego. La prensa argentina puede criticar, porque es lógico y Argentina está jugando mal, pero debería cuidar un poco más a su equipo", agregó.
Jorge Messi se mostró molesto porque "hay gente que critica que Lionel no canta el himno a los cuatro vientos" y comentó que "eso pasa por la personalidad de cada uno... mirá lo que critican...", se fastidió.
En cuanto a las muestras de reprobación, señaló que "es la primera vez que lo silban" y resaltó que "él lo vive mal porque cuando llegó al país hace unos días fue algo que no se esperaba, la gente que lo arengaba y todo eso".
A su vez, dio su explicación sobre por qué Lionel brilla tanto en su club y todo le cuesta mucho más en el seleccionado: "En Barcelona hay otro ambiente, un equipo conformado desde hace cuatro años. La Selección no pudo concretar esto. Jugar una Copa América en tu propio país es una presión terrible".