El Fair Play a Lugano es como que le den el premio de Paz a Bin Laden


El Fair Play a Lugano es como.......
Abreu, con la Copa

Las sinceras declaraciones pertenecen a Sebastián Abreu, haciendo referencia al premio que recibió el capitán del seleccionado uruguayo por parte de la organización del certamen.

Decenas de miles de personas salieron a las calles de la capital uruguaya con banderas y fuegos artificiales para festejar el triunfo de la selección celeste, que este domingo se coronó campeona de la Copa América tras golear 3-0 a Paraguay en la final disputada en Buenos Aires.

“Llegamos!!!!!!!!!!”, escribió el jugador Diego ’el ruso’ Pérez en su cuenta de Twitter tras aterrizar el vuelo charter que traía a la celeste de regreso a Uruguay, donde la aeronave fue regada por chorros de agua lanzados desde camiones de bomberos en la pista.

“Un 16 de julio marcamos la historia, ganándole a Argentina y recordando el ’Maracanazo’”, declaró Sebastián Abreu desatando aplausos y gritos de más de 30.000 personas presentes en el estadio Centenario tras cantar el himno.

“Nos dieron el premio Fair Play, y se lo dieron a (Diego) Lugano... Es como que le den el premio de la paz a Bin Laden”, agregó ’el Loco’.

“Creo que era momento de que Uruguay tenga una alegría”, dijo por su parte Luis Suárez antes de saltar y cantar con el plantel frente al público.

Sobre las 03H00 de la mañana (06H00 GMT), los jugadores ingresaron a la cancha despertando el júbilo del público y alzaron la copa mientras daban la vuelta olímpica, repitiendo la celebración con la que sellaron su triunfo en la Copa América 2011 en Argentina.

Horas antes, el presidente de la República, José Mujica, y su esposa la senadora Lucía Topolansky, saludaron a los jugadores en la base aérea.

Este acontecimiento “es una cosa unánime del pueblo uruguayo, hagamos todo lo posible por que dure lo más que podamos", dijo Mujica a periodistas.

Consultado acerca de sus emociones a lo largo de la Copa América 2011, el presidente afirmó que vivió más nerviosismo durante el encuentro entre Uruguay y Argentina, que fue “el partido más duro”.

“No entiendo lo que les pasa a los argentinos, porque jugaron muy bien; nos tuvieron siete u ocho minutos que ni la veíamos (la pelota) y al fin y al cabo porque (el arquero Fernando) Muslera atajó un penal”, expresó Mujica.

A pedido de Diego Forlán, quien vía Twitter dijo al inicio del recorrido que “la banda tiene hambre” y que “se acepta comida”, varias pizzerías de Montevideo llevaron alimentos al plantel mientras avanzaba el vehículo, a lo que el 10 de la celeste respondió: “En nombre de la banda, se agradece la comida!!!”.

A pie, en auto o en moto, pero casi siempre con bandera, una marea de personas salió a celebrar por las calles y la rambla de Montevideo el decimoquinto título de la selección de fútbol de Uruguay como campeona de América.

Con gritos de “¡Dale campeón... dale campeón...!” o “¡Y ya lo ve, y ya lo ve, somos campeones otra vez...!”, la alegría de los uruguayos -con caras pintadas y disfrazados, incluso de vaca- se mezclaba en cánticos con bocinazos y fuegos artificiales, que brotaban desde varias partes de la ciudad.

Desde las 21H00 locales (00H00 GMT), media hora antes de lo previsto, más de 60.000 personas colmaron el estadio Centenario, en medio de alegría y tensión debido a que otros miles no pudieron entrar para recibir y homenajear a la selección uruguaya de fútbol.

Medios locales afirmaron que fuera del estadio fueron arrojadas piedras contra ambulancias y que varias vallas habían sido derribadas.

En las seis horas de espera hasta el arribo de la selección al Centenario, se registraron disturbios en las tribunas, con asistentes que se lanzaban objetos, mientras que la cantidad de espectadores se había reducido a la mitad.

Miles de hinchas acompañaron el autobús en el que viajaban los jugadores a lo largo del recorrido que une el aeropuerto con el Centenario, al tiempo que los campeones contaban “1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9, 10, 11, 12, 13, 14 y 15” de pie sobre el techo del autobús, por el total de copas que ganó Uruguay.

Fuente: http://www.cronica.com.ar/diario/2011/07/25/9691-el-fair-play-a-lugano-es-como-que-le-den-el-premio-de-paz-a-bin-laden.html