Uno de los viejos proverbios de la vida que se aplican a la perfección en el mundo del fútbol es el que asegura que “lo difícil no es llegar a lo más alto, sino mantenerse”. Y la realidad es que sobran los ejemplos que confirman la teoría. Muchos fueron los equipos que llegaron a tocar el cielo y que terminaron cayendo mucho más rápido de lo que subieron (cualquier coincidencia con lo sucedido con River, es pura coincidencia).


Es por esto que cada partido que disputa Vélez desde hace un tiempo es una evaluación constante. Porque no es fácil ser el mejor, y es mucho más difícil ratificarlo fecha tras fecha, como este equipo de Ricardo Gareca lo sigue haciendo.

En el contundente pero mentiroso 3 a 0 ante Banfield (el Fortín mereció más goles), el equipo de Liniers volvió a ratificar su supremacía y su volumen de juego, aunque esta vez tal vez haya servido para algo más: en las tribunas del Amalfitani, colaboradores de Alejandro Sabella estaban tomando sobre el rendimiento de varios jugadores del equipo que vistió de azul.

La Selección de Liniersseleccion


Así, las gambetas endiabladas y el terrible golazo de zurda de Juan Manuel Martínez tuvo un condimento extra: su convocatoria a la Selección ya tendría que ser un hecho, teniendo en cuenta todo lo que viene demostrando en los últimos años, en los que se convirtió en el delantero más peligroso del fútbol argentino, sin duda alguna.

equipo


Otro que busca recuperar el terreno que perdió con la celeste y blanca es Emiliano Papa, que ya tuvo su paso por el seleccionado y que, a pesar de haber estado a la altura, terminó relegado entre tanta ida y vuelta y polémica entre cuerpo técnico y la cúpula dirigencial de la AFA. En la tarde de Liniers, el mejor lateral del fútbol argentino volvió a dar cátedra de cómo se debe jugar en esa posición.


Argentina


Sin embargo, a estos dos “cantados” para vestir la celeste y blanca, otros dos nombres se sumaron a los que le interesan a Sabella. Uno es Sebastián Domínguez, el patrón de la defensa velezana, campeón con el club en 2009 y en el último Torneo Clausura. El otro, un tapado: Augusto Fernández, aquel volante que arranco siendo resistido pero que poco a poco se fue ganando a la gente en base a esfuerzo y al gran desempeño mostrado en el último semestre, donde se convirtió en indiscutido titular del equipo de Gareca.

velez


Son cuatro los nombres que asoman como posibles convocados a la Selección, aunque seguramente aparezca alguno más. Las atajadas monumentales de Barovero, la solvencia del Chapa Zapata y la frescura de Héctor Canteros también piden pista. Ni hablar de la potencia goleador de Santiago Silva, que no está vistiendo la camiseta de Uruguay simplemente por un capricho de Oscar Tabárez.


La Selección de Liniers


Así, con estas individualidades acompañadas con un verdadero EQUIPO con todas las letras, Vélez se mantiene como la envidia de absolutamente todos los conjuntos del fútbol argentino. Porque el Fortín se ganó el respeto con trabajo serio primero fuera, y luego dentro de la cancha. Gracias a eso, hoy disfrutamos de una verdadera Selección de Liniers, mientras otros de los denominados “grandes” penan por mantener la categoría o directamente sufren con su equipo militando en la B Nacional.


seleccion


FUENTE: