Ventaja en el Camp

El Barcelona define la Supercopa ante el Real Madrid (a las 18) y antes de la final se entrenó en el nuevo césped del Camp Nou. Messi y Mascherano van de entrada y Fábregas al banco. Di María es duda en el Merengue. Los números le sonríen al equipo culé.

Cerca de las 11.30 de España (6.30 de Argentina), Messi, Fábregas y compañía salieron a mover las piernas en el nuevo césped del Camp Nou y bajo los 27° que azotan Barcelona. La vuelta de la final de la Supercopa de España (la ida fue 2-2 en el Bernabéu) será a las 23 de allá (18 de acá) y con un duelo de estrellas que mantiene en vilo al fútbol mundial. Y los números le sonríen al equipo culé…

A saber. Guardiola, DT del Barsa, nunca perdió un derby de local (tres victorias y un empate) y Mourinho, DT del Real, aún no pudo irse con una victoria del Camp Nou (tres empates y dos derrotas). El gol de visitante es otro ítem que, a priori, juega a favor del Barcelona: una victoria, un empate 0-0 y 1-1 le daría el título al equipo de Messi. ¿Más? Los últimos cuatro clásicos jugados en el Camp Nou tuvieron resultados que coronarían al local, con tres victorias (un 5-0) y una parda. Para completar, Cesc Fábregas, nueva figura culé, jugó dos partidos ante el Madrid y nunca perdió. Media Copa en casa. La única estadística en contra para el Barcelona tiene que ver con las finales de Supercopa ante el Merengue, con el que jugó cuatro y las perdió todas: 1988, 1990, 1993 y 1997.

Mientras el Barcelona hizo algunos movimientos con pelota en el estadio que definirá el campeón y Guardiola dio indicaciones de pizarrón, el Real Madrid priorizó trabajos de elongación sin Moutinho en Cornellá. El Barsa, que va por su décima Supercopa de España, iría con Valdés; Alves, Mascherano, Piqué, Abidal; Thiago o Xavi, Busquets, Iniesta; Alexis Sánchez o Pedro, Messi y Villa (Fábregas al banco). El Real quiere su novena y pondría a Casillas; Ramos, Pepe, Carvalho, Marcelo; Khedira o Callejón, X. Alonso; Di María o Concentrao, Ozil, Cristiano Ronaldo; y Benzema (Higuaín de suplente). Las apuestas oficiales pagan más por una victoria visitante y el candidato a abrir el partido no es otro que Messi. La ventaja, claro, es del local…