Almeyda profundiza el debate que abrió Simeone. Dice "que al fútbol lo hacemos difícil por ir siempre derecho al resultado", asegura que él va a "arriesgar" e invita a mirar para abajo: "Chacarita nos vino a jugar de igual a igual y en la A no era así".


River:"En la B Nacional se juega mejor que en Primera&q


Diego Simeone trajo a tiempos de Armani una discusión que arranca con la costura del primer balón. En algún sentido, la enriqueció. Globalizó el eterno y cada vez menos consistente debate, evitó reducirlo al absurdo ‘ganar o jugar bien’, preguntó “qué fútbol queremos ver” en la Argentina y así definió estilos de acuerdo a las fronteras. El Cholo es un hombre preparado, de mundo que le dicen. Tuvo una vida como futbolista en Europa, en apenas un lustro como técnico ya dirigió acá y allá, fue campeón y último, peleó arriba y abajo. Pero nunca se sentó en un banco del Ascenso. Entonces, aun desde su corta trayectoria como entrenador, es Matías Almeyda quien elige ampliar todavía más la mirada y brindar al menos una primera impresión del sendero que le toca andar a su River: “En la B Nacional se estudia más y se juega mejor que en Primera”, aseguró en TyC Sports.

Sostener semejante afirmación puede resultar tan engorroso como encontrar dirigentes que banquen un proyecto que no arroja buenos resultados desde el vamos. Para el Pelado, por lo pronto, “con River en la B se empiezan a descubrir equipos, pero el torneo pasado lo ganó el que mejor jugó (Rafaela)”. Y la principal diferencia la encuentra en que “Chacarita vino al Monumental a jugar de igual a igual y en la A no se nos plantaban así”. Ahí, también, planta posición: “Escuché lo que dijo el Cholo pero creo que al fútbol lo hacemos difícil nosotros al ir siempre derecho al resultado, y por eso nadie quiere arriesgar. Yo prefiero arriesgar y no pensar en que si pierdo tres partidos me van a echar. Tengo confianza en lo que hago y en los jugadores que dirijo, quiero inculcarles lo que es la entrega porque después River debe marcar la diferencia con la pelota en los pies”.

Ya se ha dicho mil veces que el descenso de Núñez modificó el mapa de nuestro fútbol, aunque, en todo caso, lo que consiguió fue sacar el parche de unos cuantos ojos. Ardua tarea representa afirmar si la cosa se niveló para arriba o para abajo, lo innegable es que hoy se ven partidos de la B que parecen de la A, y viceversa. Como así también las últimas dos promociones quedaron en manos de los supuestamente más débiles y un tal Rafaela no alcanzó la cima del Apertura por pinchar nubes...

River descendió porque lo condenaron los resultados, pero la categoría la fue dejando en el tiempo. No es un detalle cómo se transitan los caminos y, al parecer, Almeyda tomó nota.