Mundial 78: la maldición sobre jugadores argentinos
De los integrantes de aquel plantel ganador en medio del terrorismo de Estado, muy pocos pudieron triunfar luego como entrenadores. La visión extranjera sobre aquel campeonato, treinta años después
Una nota publicada en el diario español El País, que lleva la firma del periodista Roberto Chisleanschi, da cuenta del magro destino que tuvieron los jugadores integrantes del equipo argentino en ese Mundial en el ambiente futbolero. Todo realizado en el marco de cumplirse 30 años del inicio del Mundial disputado en nuestro país bajo la dictadura de la Junta militar encabezada por Jorge Rafael Videla.

Bajo el título de Los súbditos 'malditos', el artículo aclara que "la inmensa mayoría de los 22 campeones no triunfaron después como técnicos".

"Como si una maldición pesara sobre ellos, la mayoría de los integrantes de la selección argentina que conquistó la Copa del Mundo de 1978 sumó más fracasos que éxitos en su intento de continuar ligados al fútbol como entrenadores", se lee además.

De Norberto Alonso, dice: "Técnico en paro (desocupado) desde hace 18 años. En 1997 perdió las elecciones para presidir su club, el River Plate. Es panelista de televisión".

En cuanto a Osvaldo Ardiles, menciona los equipos que dirigió (actualmente al Cerro Porteño paraguayo) y de Osvaldo Baley sostiene que es "Director de Deportes de la Municipalidad de Córdoba. Preparador en paro desde 2002. Nunca dirigió en la Primera División argentina".

"Observador de jugadores para clubes de Europa y panelista de televisión. Técnico en paro desde 2004, cuando fue despedido del Independiente", refiere sobre Daniel Bertoni, un símbolo de aquel equipo y del de Avellaneda.

De Ubaldo Fillol, "Entrenador de porteros (arqueros) de la selección argentina. Antes fue director técnico de la selección sub-15 y del Racing Club. Propietario de canchas de fútbol sala".

"Preparador en paro desde febrero pasado, cuando fue despedido del Tigres, de México. Fue campeón como director técnico en el River, el Independiente y el Newell's, de Argentina, y en el Toluca, de México", describe sobre Américo Gallego.

De Luis Galván: "Docente en la Universidad Tecnológica Nacional y propietario de una escuela de fútbol, Unión Eléctrica, en Córdoba". De Rubén Galván, "Técnico en paro desde 2000. Sólo trabajó en clubes de pequeñas ligas regionales. Tiene un comercio de ropa deportiva en Avellaneda".

Lo más duro es que cuando menciona el destino de René Houseman: "Parado. Nunca se le conoció un trabajo desde que dejó de jugar al fútbol, en 1985. Lucha contra el alcohol y la falta de dinero".

De Mario Alberto Kempes destaca que es comentarista de ESPN, que vive en los Estados Unidos y que dirigió en distintos países menos en la Argentina.

"Tiene el título de entrenador desde hace 15 años, pero nunca pudo trabajar en esa profesión. Era dueño de pistas de fútbol sala, pero acaba de perderlas", sobre Darío Killer.

De Omar Larrosa: "Director técnico en paro desde 2006. Su última experiencia fue en Malasia. En Argentina no entrena desde 2002, en la cantera del Boca. Nunca dirigió en la Primera División argentina. Tiene un aparcamiento en Buenos Aires".

El más beneficiado en tanto es Ricardo Lavolpe, de quien se acota: "Entrenador de los Rayados de Monterrey, de México, país en el que dirigió a la selección nacional y al Toluca, el Atlas, el América, el Atlante, el Querétaro, el Guadalajara, el Ángeles de Puebla y el Oaxtepec. En Argentina fue técnico de Boca y Vélez".

"Entrenador de Argentino de Mendoza, de la quinta categoría nacional. Sólo dirigió en Primera División al Unión de Santa Fe, en 1988", describe sobre Leopoldo Jacinto Luque.

De Jorge Olguín: "Técnico en paro desde 2004. Trabajó en Japón y Costa Rica. No dirige en Argentina desde 2000. Atiende una joyería en El Palomar, un suburbio de Buenos Aires".

"Desconectado del fútbol por decisión propia, es dueño de un gimnasio, escuelas y varias tiendas que alquila en Buenos Aires", recuerda sobre Oscar Ortiz.

De Miguel Oviedo, "entrenador en paro. Su último club fue el San Lorenzo de Catamarca, de la sexta categoría. Nunca dirigió en la Primera División argentina".

Del marcador de punta Rubén Pagnanini recuerda que es "preparador en paro. Su último club fue el Argentino de San Nicolás, de la sexta categoría. Nunca dirigió en la Primera División. Posee campos en San Nicolás, provincia de Buenos Aires".

Sobre Daniel Passarella, "entrenador en paro desde noviembre, cuando fue despedido por River. Dirigió a la selección argentina entre 1994 y 1998 y también a la uruguaya, al Corinthians, de Brasil; el Parma, de Italia, y el Monterrey, de México".

"Entrenador en paro, nunca pudo trabajar en esa profesión. Desvinculado del fútbol, tiene un lavadero de coches y trabaja en una empresa privada en Buenos Aires", describe acerca de Alberto Tarantini.

De Daniel Valencia, "técnico en paro, vive en Oruro (Bolivia). Lleva jugadores a la zona y tiene una escuela de fútbol".

Y cierra con Julio Villa, el número 22 de aquel plantel: "Entrenador en paro desde 2004, cuando fue ayudante de campo de Fillol en el Racing. Nunca dirigió en la Primera División argentina".
Mundial 78: la maldición sobre jugadores argentinos

fuente:
http://www.infobae.com/contenidos/383570-100884-0-Mundial-78-la-maldici%F3n-jugadores-argentinos