El Top Five de Argentina-Chile: una goleada al ritmo de Messi e Higuaín


Higuaín, el de los tres goles como costumbre; Messi brilló ante su gente; indiferencia del público en el primer paso de las eliminatorias; la defensa, un punto para trabajar; la brillante conexión Madrid-Barcelona. Por Javier Saúl

xquisito en la definición. Gonzalo Higuaín mostró todo su repertorio goleador con otro hat-trick con la camiseta de la selección. El anterior fue en el Mundial de Sudáfrica 2010, en el triunfo por 4 a 1 ante Corea del Sur. Y, para demostrar que está encendido, es el segundo triplete al hilo que convierte entre liga de España (goleada de Real Madrid a Espanyol) y eliminatorias. En el Monumental, el ex-River se sintió "como en casa" en otro 4 a 1, aunque esta vez fue ante Chile.

El Top Five de Argentina-Chile: una goleada al ritmo de Mess

Messi, ante su gente. Fueron 1556 minutos en silencio, hasta que su mano a mano con el arquero Bravo se convirtió en un nuevo grito de gol. La Pulga, que no convertía desde 2009, en el estreno de Maradona en eliminatorias ante Venezuela, cortó la racha ante Chile, un rival con el que sólo se perdió una vez por los puntos (el día que se terminó el ciclo de Alfio Basile en el equipo nacional).

Poco apoyo local en el debut oficial de Sabella. El caminio hacia Brasil 2014 empezó con indiferencia para el público argentino, que no agotó las más de 40 mil localidades que la AFA puso a la venta (el Gobierno de la Ciudad bajó la cantidad de gente, que en partidos así ronda los 60 mil). De no ser por los goles de Higuaín y Lionel Messi, todo el color y el calor de una noche brumosa en Buenos Aires era propiedad de los chilenos. Pero la goleada también apagó a los visitantes. Entre los argentinos, no se escucharon gritos ni canciones a favor del DT, ni del equipo. Sólo la dupla goleadora se llevó la gran ovación.

La defensa, un punto para trabajar. Zabaleta-Burdisso-Otamendi-Rojo y los volantes centrales Braña-Banega fueron el punto más bajo de un equipo que mostró varios puntos altos. Sin jugar mal, no pudieron mantener el ritmo de la otra parte del equipo, la zona de los creadores y delanteros que se mostraron en gran nivel. Atrás, sin ser obligados por el ataque chileno, dejaron dudas y mostraron el otro lado de una goleada que no debe ocultar los pequeños detalles que Sabella debe poner en forma. Fue sólo un llamado de atención.

Conexión Madrid-Barcelona. Angel Di María, Gonzalo Higuaín y Leo Messi la rompieron y mostraron las falencias del fondo del equipo visitante. Los futbolistas, quienes en España juegan en veredas opuestas, unieron fuerzas y brillaron por encima de la media, en una goleada en la que fueron los principales protagonistas en base a goles y asistencias.

Fuente: Canchallena.com