MELO, VÍCTIMA DE UN SECUESTRO EXPRESS



El uruguayo Pablo Melo, defensa de América de Cali, fue víctima de un secuestro express en Colombia, conocido como "el paseo millonario". En un taxi, dos hombres armados lo tuvieron una hora y le robaron dinero y pertenencias. El ex jugador de Cerro afirmó que "fue un momento complicado".


Jugador Uruguayo secuestrado en Colombia



Pasa en las mejores familias




La inseguridad es un tema recurrente en la actualidad y nadie le es ajeno. Pablo Melo, ex jugador de Cerro, Danubio y Nacional y actual defensa de América de Cali vivió un mal momento en Colombia. Tomó un taxi y fue víctima de un secuestro express, o de como le llaman en tierras cafeteras, "un paseo millonario".

El uruguayo, quien vive en Cali desde hace casi tres meses, contó al diario colombiano El País que "tomé un taxi en Unicentro (centro comercial local) y le di la dirección de mi casa, y llegando a dos cuadras me estaban esperando dos. Eran amigos del taxista y se subieron. Me tuvieron una hora dando vueltas, amenazado con un 'fierro' en la cabeza".

Melo aseguró que fue "un momento complicado", al tiempo que detalló que "el que sube adelante me pone el 'fierro' en la cabeza de inmediato y el que tenía al lado me baja la cabeza hacia el asiento para que no los pudiera ver, ahí estuve una hora dando vueltas". Durante ese tiempo, le preguntaron qué hacía en la ciudad y con quién vivía, por lo que el jugador manifestó que desconoce si sabían que era futbolista, ya que no le preguntaron directamente sobre su profesión.

Al uruguayo le robaron el dinero que llevaba, además de su celular y de ropa que había comprado en el centro comercial. "Si hubiera tenido tarjeta me habrían quitado todo, pero como soy extranjero, todavía no tengo cuenta bancaria", declaró el riverense. Además, contó que "la verdad estuve bastante asustado, pensé que me iba a pasar algo, más porque ya me habían sacado todo lo que tenía y no me dejaban ir, además, como no podía ver nada, no sabía a dónde me estaban llevando".

El defensa de América de Cali opinó de lo que le sucedió y dijo que "fue un momento complicado; no tienen que pasar estas cosas pero son momentos difíciles que gracias a Dios los puedo contar y hoy ya lo superé. Pero la verdad es que en el momento uno piensa en muchísimas cosas, en la familia, y es doloroso que estas cosas tengan que pasar pero la sociedad está muy difícil. No digo que se entiendan esos temas pero hay gente que no tiene la posibilidad de contar con un trabajo, con un ingreso, y tiene que acudir a esas cosas".