Inmensamente gracias

(VIDEO INCLUIDO) Hace cincuenta años nacía Enzo Francescoli, uno de los más grandes ídolos de la historia riverplatense: éste es nuestro homenaje hacia él.

“Es tan grande que si debo hablar del Enzo / Los laureles, los elogios, quedan chicos / La palabra de alabanzas se hace añicos / Es Francescoli tan grande que ahora pienso… Que su nombre debería ser Inmenzo / Pues de gloria me hizo inmensamente rico”. Ignacio Copani.

Hace medio siglo, nacía un príncipe de sangre azul, pero de armadura blanca y roja. Desde chico se abrazaba a la pelota, que lo buscaba, lo necesitaba, lo llamaba. El uruguayo empezó a jugar al deporte más lindo del mundo a los seis años. Primero probó suerte en su querido Peñarol. Naturalmente fue rechazado, porque su destino ya estaba marcado en el club más grande de la Argentina…

“Y yo sé que se trata de un club elegante, cuya hinchada admite únicamente al que sabe jugar, que tiene un estilo definido, que siempre se destaca por su buen fútbol. Por eso me tengo fe. Creo que mi estilo andaría bien en River Plate”, afirmó tímidamente, cuando se dio cuenta lo que iba a sucederle. Es que iba a debutar en River el 24 de abril de 1983.

Le costó adaptarse a un fútbol en crisis, tanto que quisieron transferirlo. Pero la gloria, impaciente, lo había estado esperando, los hinchas lo necesitaban, lo soñaban, lo imaginaban. Le bastó tan sólo un año en Nuñez para ser el goleador del Metropolitano, con 24 tantos. Después vino su primer campeonato con la banda roja. Y como si fuera poco, fue el máximo goleador de la Primera División de la Argentina en la temporada 1985/86.

Pero todavía hay más… Cuenta la leyenda que, aquel 8 de febrero de 1986 en Mar del Plata, frente a Polonia, el Enzo hizo el gol de chilena más grande de todos los tiempos. Nunca nada lo conformaba, porque todavía le faltaba pasar por su Selección. Después se iba a ir a pasear por un rato a Europa. Pero incansablemente, el Monumental lo esperaba con una bienvenida a lo grande, para vivir una de las mejores etapas de toda la historia futbolística del club. “Llegar a River fue un sueño cumplido. Ahora, volver, es el mejor sueño que pude tener en toda mi vida”, expresó en aquella época.

Volvió en 1994 para ser campeón de todo. Impresionables y melancólicos, abstenerse con lo que se viene: goleador del Apertura 1994, futbolista del año en 1995, campeón invicto, tricampeón del Apertura 1996, Clausura 1997 y Apertura 1997. Luego, la Copa Libertadores de 1996 y la Supercopa 1997. ¡Cuántas veces sus compañeros lo levantaron para que diera la vuelta olímpica en el Antonio Vespucio Liberti! Desde Hernán Crespo, Marcelo Salas y Ariel Ortega hasta su DT, Ramón Díaz.

Finalmente, al Príncipe le llegó su despedida como jugador profesional en 1997 y tuvo su homenaje el 1º de agosto de 1999. Fue al lado de sus hijos y sus amigos, con el país menos algunos, decorando de fiesta las tribunas, y por supuesto su otra parte: la pelota. El Enzo para el hincha, sobre todo en estos tiempos tan difíciles, dolorosos e inimaginables, no es tan sólo un jugador, no es un ídolo. Es El IDOLO, es la magia, es la nostalgia, es la gambeta, es la habilidad, es la elegancia. Es el buen juego, es el “soy del equipo del Enzo”, es el nombre de muchos pequeños que lo homenajean año tras año, a los que le van a contar su historia una y otra vez, los que van a soñar con ser como él.

El Enzo es tan grande porque también es un hincha más, que sufrió como todos nosotros, solo, desde lejos, el peor momento de River. “Yo soñaba con jugar en River, con ser reconocido, firmar autógrafos”, reconoció alguna vez. Por todo eso, y por su humildad, es Inmenzo, es gigante, dentro y fuera de la cancha. Es diferente, es especial, es de River Plate.

“A veces no voy a los partidos para no incomodar, porque me gritan ¡Enzo! ¡Uruguayo! ¡Volvé! Un grito, que aunque no quiera, ya es eterno

…”Quiero verte una vez mas querido Enzo,por la risa que hasta en sueños multiplico, por el canto y la alegría de los chicos con su príncipe surcando el universo. Quiero verte una vez más querido INMENZO. Quiero verte una vez mas, te lo suplico…”, pidió Copani, como todos los hinchas de River. ¡Feliz cumple, Enzo!


link: http://www.youtube.com/watch?v=3qJ_K6Er7i8&feature=player_embedded