Arsenal le ganó 1-0 a Lanús con un tremendo cabezazo de Burdisso y dejó al Grana a diez de la punta. Los de Falcioni festejan: mantuvieron la diferencia de ocho puntos y, si suman cinco de los doce que quedan, serán campeones.

¿Dónde quedó aquel Lanús de las primeras fechas? Ese equipo que prometía, desde los nombres y desde el juego, no se parece nada a este que termina el Apertura. El Granate volvió a perder como local (tres en los últimos cinco): fue 0-1 contra un Arsenal aguerrido, que pegó de entrada con Burdisso y supo aguantar. Y le dice adiós por completo al torneo: quedó a diez de Boca.

Arsenal salió a atacar de entrada, a sorprender a Lanús. Lo logró: tras unos avisos de Caffa, los de Alfaro se pusieron en ventaja con un tremendo cabezazo de Burdisso, que ni le dio tiempo de reacción a Marchesín. Hubo doble dedicatoria del defensor: a su hermano, operado de ligamentos, y a Adrián González, compañero de equipo que no pudo estar por el fallecimiento de su padre. El Granate, en el resto del primer tiempo, fue un equipo insípido, inofensivo y sin peso. A Arsenal le alcanzó con una defensa atenta para neutralizar al local, incluso sufriendo dos lesiones en 30' (Caffa y Aguirre).

Los de Schurrer salieron con otra actitud al segundo tiempo y fueron arrinconando al Arse en su campo, a través de una mayor participación de Regueiro y Pavone. Pero Lanús, sin la chispa de Valeri, nunca fue incisivo. Y siguió sufriendo con un Arsenal que ganó siempre de arriba en el área de enfrente. Así, el Granate quedó bien lejos del empate. También de la pelea: diez puntos lo separan de Boca.

Este 1-0 es para Arsenal un volver a empezar: tras su derrota en la Sudamericana, sumó tres puntos importantes para los promedios (quedó arriba de Racing). Para Lanús, fue el final en este Apertura. Un final anunciado, que se veía venir. En la misma tónica de lo que fue todo su campeonato, el equipo de Schurrer se quedó en intenciones, sin ejercer nunca el poderío de sus nombres en la cancha. Los puntos se van para el Viaducto. Pero también se festejan en La Boca.