Messi y Cristiano, derribando mitos




Mito 1: Cristiano Ronaldo es más sucio y antideportivo que Messi. Esta creencia podría estar alimentada por el teórico carácter chulesco de Ronaldo y el buenismo de Leo.

Curioso: los números dicen que el argentino ha cometido más faltas (17, por 15 de Ronaldo) y ha recibido el doble de amonestaciones que el portugués (4) en lo que llevamos de Liga BBVA. A esto hay que sumarle que el jugador del Real Madrid recibe más patadas de sus rivales (43, por las 37 de Messi) y, generalmente, más fuertes.

Dejando de lado los números, Cristiano no da balonazos al público (Bernabéu); ni escupe o hace gestos de burla delante del entrenador rival (Mourinho); ni provoca con encontronazos a jugadores del equipo contrario (Coentrao). Sus peores acciones siempre son por revolverse después de recibir una patada. Podrán gustar o no sus gestos y actitudes, pero en deportividad Cristiano presenta un expediente más limpio que Messi.

Mito 2: Leo tiene una puntería infinitamente superior a la de Cristiano. Esta creencia podría estar relacionada con el hecho de que los cañonazos a la grada de Ronaldo, en jugada o a balón parado, llaman más la atención que los sutiles lanzamientos de Messi.

Es cierto que los números dicen que Cristiano remata más (114 veces, por las 89 de su rival) para conseguir los mismos disparos a puerta (49). Pero también lo es que con los mismos remates entre los tres palos ha marcado 21 goles, por los 19 del argentino. Lo que está claro es que las diferencias de tino, si es que las hay, son mínimas, y no escandalosas como nos quieren vender.

Mito 3: Messi participa mucho más en el juego. Esta percepción podría estar determinada por los diferentes estilos del Real Madrid y el Barcelona.

Los números dicen que Messi ha dado muchos más pases (993 por 648) en la presente temporada; algo lógico si vemos el número total de pases del Barcelona y el Real Madrid (12.401 por 9.468). A la hora de la verdad, en los pases más importantes ambos están casi empatados: 7 asistencias para Leo y 6 para Ronaldo. Y ambos forman parte de la inmensa mayoría de acciones de ataque de los dos equipos.