Martín Palermo

Martín Palermo (La Plata, 7 de noviembre de 1973) es un ex futbolista argentino que se desempeñaba como centrodelantero, destacándose como goleador. Su último club fue Boca Juniors, en donde se ha convertido en ídolo de la historia del club, además de ser su máximo goleador, con 237 tantos logrados en competencias oficiales, locales e internacionales. Tras su retiro, se anunció su incorporación al automovilismo de velocidad en la categoría argentina Top Race Series.7 Palermo también ha manifestado su deseo de ser director técnico de algún club a partir desde el 2012. Su récord de 237 goles fue sin embargo una decepción para los hinchas de Boca ya que no pudo superar el récord del jugador de River Ángel Labruna, máximo goleador de la historia del fútbol argentino. A pesar de ser hincha de Estudiantes, los hinchas lo quieren pero no tan excesivamente ya que es conocido por sus habituales peleas con el máximo ídolo Juan Román Riquelme.
Palermo comenzó su carrera deportiva en Estudiantes, donde debutó profesionalmente en 1992 y jugó en España entre 2001 y 2004. En el club Boca Juniors se desempeñó en dos etapas, primero entre 1997 y 2000, y luego entre 2004 y el 2011. En este equipo ha conseguido seis títulos a nivel nacional (dos Torneos Clausura y cuatro Torneos Apertura) y ocho a nivel internacional (dos Copas Libertadores de América, una Copa Intercontinental, dos Copas Sudamericana, tres Recopas Sudamericana). Además posee el récord de ser el futbolista con mayor cantidad de goles en la historia del club, superando el que Roberto Cherro había establecido en 1938.8
Con la Selección Argentina participó de la Copa América 1999, y en las eliminatorias sudamericanas y el Mundial de Sudáfrica 2010, marcando su primer y único gol en una Copa del Mundo el 22 de junio, frente a Grecia, por la última fecha de la fase de grupos.
Es el quinto goleador en la historia de la primera división del fútbol argentino, con 227 goles en 406 partidos (prom. 0,56).9 10 Al concluir 2010 estaba ubicado en el 148º lugar de la tabla de mayores goleadores de la historia de las ligas mundiales de Primera División, y en el 13º lugar entre los argentinos.11
Palermo ha llamado también la atención por haber protagonizado situaciones deportivas de características extraordinarias, y también por haber mostrado una gran voluntad de recuperación ante circunstancias adversas, tanto deportivas como personales.12 13 2 14 15 16 17 18 19 20
A pesar de su retiro futbolístico, Martín Palermo continuó realizando actividades deportivas, aunque en esta oportunidad dentro del mundo del automovilismo de velocidad. El 4 de septiembre del año 2011, el ex-delantero de Boca Juniors entre otros clubes, fue invitado por la categoría argentina Top Race para participar en la denominada "Carrera del Año", en la cual Palermo tomó parte de la misma en la divisional Top Race Series, a bordo de un Chevrolet Vectra II, marca de la cual Palermo se confesaría fanático. La atención en pista, estuvo a cargo del equipo GT Racing y junto a él también debutaría su ex-compañero de equipo en Boca Juniors, el ex-guardavallas Roberto Abbondanzieri. Al igual que en el campo de fútbol, el coche de Palermo estuvo identificado con el número "9".

Biografía

Infancia y adolescencia
Palermo nació en la ciudad de La Plata el 7 de noviembre de 1973 en el seno de una familia integrada por sus padres y un hermano 6 años mayor. Su abuelo, Enrique Palermo, había jugado en la primera división de Club Deportivo Vieytes de Magdalena.22 Su padre trabajaba en la empresa estatal Astillero Río Santiago y participó activamente en las movilizaciones sindicales que en los años 90 lograron resistir el intento de privatización; trabajó allí 51 años hasta que se jubiló en 2006.23 Su padre ha declarado también que el ejemplo y la vivencia familiar de esas luchas sindicales:
Él también fue parte de esas reuniones familiares y de esas conversaciones. El objetivo era nunca dejar de luchar, no bajar los brazos. Nuestra lucha tuvo su premio. Creo que él también la tomó como ejemplo y también lo aplicó para cual era su lucha, para cual era su objetivo.

Cursó sus estudios primarios en el Colegio Sagrado Corazón de La Plata.22 A los 7 años (1980/1981) comenzó a jugar como arquero en las divisiones infantiles del Club Estudiantes de La Plata impulsado por su hermano, quien también jugaba de arquero en las divisiones inferiores del club.22 Invitado por un amigo, a los 11 años ingresó al Club For Ever, donde jugó como delantero durante los años 1984 y 1985. Alfredo García fue el entrenador que lo colocó como delantero, convirtiendo 54 goles en su primer torneo en esa posición, en 1984.22
Allí conoció a los mellizos Guillermo Barros Schelotto y Gustavo Barros Schelotto, quienes luego serían estrellas del Club Gimnasia y Esgrima de La Plata, archirrival de Estudiantes. Desde entonces, Palermo y Guillermo Barros Schelotto mantuvieron una relación de profunda antipatía mútua, hasta que integrararon el equipo del Club Boca Juniors años más adelante y terminaron siendo amigos personales.

El odio que nos teníamos era mutuo. Y venía de la secundaria, en La Plata, ya que jugábamos en clubes distintos y nos enfrentamos en la divisiones inferiores, por lo que la rivalidad venía de ambas familias, pero ahora somos amigos.

Viendo su alto rendimiento, directivos de For Ever lo volvieron a llevar al Club Estudiantes en 1985, pero esta vez como delantero en la pre Novena, aunque debió inicialmente permanecer como suplente. Con ese equipo salió campeón en todas las divisiones infantiles dirigidas por Eduardo “Bocha” Flores, incluyendo la quinta, siendo el "hombre gol" del equipo, junto con Leonardo Serfaty.22 25 En esa época su apodo era «La Gata».22
Entre los partidos jugados en aquel momento se destaca la final de sexta división de 1990 entre Estudiantes y Gimnasia y Esgrima, el clásico platense. Los dos partidos de ida y vuelta despertaron la atención de los aficionados que llenaron la cancha, mientras que el partido era transmitido por la radio. La estrella de Gimnasia era precisamente Guillermo Barros Schelotto. La ida terminó con un triunfo estudiantil, por 2-0, con un gol de cabeza de Martín. En la vuelta, Gimnasia se puso 3-0 y se consagraba campeón, cuando un nuevo gol de cabeza de Palermo sobre el final, llevó la definición a penales, donde se impuso Estudiantes. Los goles de Palermo en esa ocasión pueden verse en el documental "Palermo el optimista del gol" realizado por Terra.26
Cursó con dificultades sus estudios secundarios, hasta tercer año en el Sagrado Corazón y luego en la sección nocturna de la escuela Normal Benito Lynch, obligado por los entrenamientos.27
De la quinta división, fue convocado directamente a la Reserva, donde salió campeón y goleador del equipo junto a Luis Suárez. En 1992 fue designado para integrar la selección argentina juvenil sub 19.22
Fanático de la banda de rock Soda Stereo y amigo de Zeta Bosio, su bajista, Martín tendía a imitar su manera de cortarse el pelo, maquillarse o vestirse.23 En esta primera época de su vida se originó el mote de "El Loco":
...por sus excentricidades, por su forma de ser tan rara, divertida, espontánea y fresca. Claro a veces se le pasaba un poco la mano en sus cargadas o actitudes y se ganaba tontamente la tarjeta roja, o algún insulto, o crítica ya que se tornaba ofensiva su actitud. Más de una vez provocó la ira de los hinchas y de los mismos jugadores rivales.

Inicios en Estudiantes de La Plata (1992-1997)

Debutó en primera división a los 18 años, el 5 de julio de 1992 en el empate sin goles entre San Lorenzo y Estudiantes por el Torneo Clausura.25 Fue su único partido en dicho torneo. En el Torneo Apertura de ese mismo año jugó 2 partidos y tampoco convirtió goles.
En los primeros años le costó mucho asentarse en el primer equipo, a la vez que los técnicos no le brindaban continuidad de juego y la hinchada lo cuestionaba como un jugador torpe.14 Recién pudo convertir el primer tanto de su carrera el 22 de mayo de 1993 por el Torneo Clausura a los 20 minutos del encuentro que finalizó en victoria (3-0) del club platense frente a San Martín de Tucumán.29 En dicho torneo disputó 7 encuentros. También disputó el Torneo Apertura de ese mismo año donde jugó 10 partidos y no convirtió goles. Al año siguiente, por el Torneo Clausura 1994, disputó 7 encuentros y marcó 1 gol, siendo su segundo tanto como futbolista profesional.
En 1994, Estudiantes perdió la categoría y debió descender a la segunda división para disputar el Torneo Nacional B 1994-1995. Dos referentes históricos del club, Miguel Ángel Russo y Eduardo Luján Manera, se ofrecieron entonces como directores técnicos para dirigir al equipo en el principal torneo de ascenso. Estudiantes realizó una gran campaña ganando el torneo y el ascenso con récord de puntos.30 Palermo, sin embargo permaneció como suplente y solo ingresó en 3 partidos en los que no marcó goles.
En la temporada 1995/1996, Palermo no figuraba en los planes del director técnico Miguel Ángel Russo y aceptó irse cedido a préstamo a San Martín de Tucumán para seguir jugando en la segunda división.31 Fue un momento muy difícil en su carrera en el que sus entrenadores llegaron a decirle que "sólo servía para cortar el pasto".14 28
Pero finalmente la transferencia no se realizó debido a la sorprendente decisión del club tucumano de considerar elevada la suma de 20.000 dólares que el club platense pedía por el año.32 El diario Clarín del sábado 26 de agosto llegó a anunciar que Palermo ingresaría ese día como titular ante Deportivo Morón. “El Loco” integró la delegación tucumana, pero como el contrato aún no se había firmado no jugó.32
Frustrado definitivamente su pase, Palermo volvió a Estudiantes sin expectativas de jugar ante la decisión de la dupla Russo/Manera de postergarlo. Sin embargo el equipo tuvo un pésimo comienzo del Torneo Apertura 1995 (Argentina) que lo ponía nuevamente en riesgo de descender y llevó a la renuncia de los técnicos. En medio de una situación caótica, asumió interinamente la dirección técnica el preparador físico, "el Profe" Daniel Córdoba, quien cambió radicalmente la postura del club ante Palermo y lo incluyó entre los titulares, junto a jugadores como Carlos Bossio, Claudio París, Juan Sebastián Verón y José Luis Calderón. Como preparador físico, Córdoba tenía una relación estrecha con los suplentes, entre ellos Palermo, y una cierta preferencia emocional.14
Contra todos los pronósticos Estudiantes ganó seis de los ocho partidos que restaban y empató los dos restantes, finalizando en el 9º puesto, por encima de las expectativas iniciales. En ese campeonato estalló Palermo, convirtiendo 6 goles en 8 partidos (promedio 0,75).14 El Profe Córdoba, quien confiaba que Martín debía explotar como goleador en cualquier momento, ha dicho sobre él lo siguiente:
¿Vos querés buscarle la explicación a Martín Palermo? No se la busqués. Ni por la estadística, ni por los goles, ni por la técnica, ni por todo lo que evolucionó como jugador. Buscásela en la mente y en el alma, buscásela en el corazón, buscásela en la familia.
Daniel Córdoba.22
Con la titularidad asegurada Palermo tuvo una destacada actuación en el Torneo Clausura 1996, consagrándose como segundo goleador del campeonato al marcar 11 goles en 19 encuentros (promedio 0,58). Se destacan los dos goles que le convirtiera a River Plate, el 5 de mayo, y otros dos más a Boca Juniors, el 28 de julio,33 llamando la atención de los directivos de esos dos equipos, los más poderosos del país.34 El rendimiento de Estudiantes en ese torneo fue muy bueno, llegando a alcanzar la punta y finalizando 4º. Al terminar el torneo Palermo ya era una figura conocida en el mundo del fútbol argentino.14
Al año siguiente, disputó tres torneos con Estudiantes: los dos locales y la Supercopa Sudamericana. Estudiantes no logró mantener el nivel de juego del año anterior, pero Palermo se consolidó como goleador al convertir 17 goles en 38 partidos (promedio 0,45) y fue además designado capitán del equipo.14 Fue en este último año que Martín, a sugerencia del Profe Córdoba, se cortó el pelo largo que usaba hasta entonces y se lo tiñó de color plata, con el fin de llamar la atención y promover su transferencia.14 Al finalizar el torneo Clausura 1997 Estudiantes se encontraba en una crisis profunda en medio de la cual se produjo su venta a Boca Juniors.14 Ya en Estudiantes, Martín escogió como su representante al empresario Gustavo Mascardi, quien permanecería en ese papel hasta poco después de su retorno a Boca en 2004.
En su paso por Estudiantes, Palermo disputó 99 partidos y convirtió 36 goles.

Primer paso por Boca Juniors (1997-2000)

La llegada

A mediados de 1997 Diego Armando Maradona impulsó a los dirigentes de Boca Juniors a adquirir, junto al pase de Martín Palermo, el de los mellizos Guillermo y Gustavo Barros Schelotto, sus archienemigos desde la infancia, que así coincidieron en el mismo equipo.31 Martín y Guillermo, incluso, debieron compartir la misma habitación, y ambos cuentan la incomodidad que sentían en esos primeros momentos.26 Paradójicamente, Martín y los mellizos se volverían muy buenos amigos personales, a la vez que la dupla que aquel formó con Guillermo en Boca, ha sido considerada como una de las más efectivas de la historia del fútbol argentino.31
La transferencia se hizo por un valor de 3.570.000 dólares, de los cuales a Boca le correspondió el 51,68% en tanto que el 48,32% restante fue propiedad del Fondo de Inversión Boca Juniors, un mecanismo financiero creado el año anterior por el entonces presidente del club Mauricio Macri. Estudiantes por su parte mantuvo un derecho a percibir, en la siguiente transferencia, el 50% del excedente superior a 4 millones de dólares.36 37 38
Palermo integró como titular un equipo con grandes jugadores, como el propio Maradona, Claudio Caniggia, Walter Samuel, Guillermo y Gustavo Barros Schelotto, Juan Román Riquelme, los colombianos Jorge "El Patrón" Bermúdez y Óscar Córdoba y el peruano Nolberto Solano, pero que tenía serios problemas de disciplina y que no ganaba ninguna copa desde 1993.
El 3 de septiembre de 1997 debutó oficialmente en la victoria por 1-0 ante el Cruzeiro de Brasil por la Supercopa Sudamericana, cumpliendo una buena actuación a pesar de no conseguir marcar un gol.39 40 Sin embargo, sus primeras actuaciones no fueron convincentes, a la vez que la hinchada lo rechazaba y se burlaba de la torpeza de sus movimientos.41
Su primer gol en Boca tardó 452 minutos en llegar, convirtiéndolo finalmente el 30 de septiembre contra Independiente (2-1) por el Torneo Apertura 1997.42 Pero el gol clave fue el que le hizo el 25 de octubre a River Plate, siendo su primer gol en el Superclásico del fútbol argentino, dándole la victoria a su equipo por 2-1, luego de ir perdiendo. Ese día comenzó el romance con el hincha. La revista El Gráfico describió aquel gol de este modo:
No la rompió ni mucho menos, pero hizo enloquecer de alegría al Número Doce, metiendo el cabezazo del minuto 67 que penetró como una puñalada en el corazón de River. Tiene el biotipo del clásico punta Xeneize: va bien de arriba, hace sentir su indudable peso físico, muestra de una voluntad inquebrantable para buscar absolutamente todas las pelotas y luchar contra todos (como en la primera parte, cuando quedó solo contra la multitud de rivales que lo neutralizaron). Por si fuera poco bagaje para invadir la piel del fanático Xeneize, jugó su primer clásico y lo definió en la cancha de arriba, ésa que domina a la perfección. Para toda la alegría de su gente.43
En dicho torneo marcó 8 goles en 17 partidos (promedio 0,47), entre los que se destacan un triplete contra Deportivo Español y el ya mencionado a River Plate.44 45 Palermo también comenzó a llamar la atención por sus excentricidades, como el festejo del gol en el minuto final, que le dio el triunfo a Boca contra Gimnasia y Esgrima de La Plata (07/12/1997), en el que se besó los botines con los colores de Estudiantes. Boca realizó una excelente campaña en el torneo saliendo subcampeón, pero el logro fue opacado por el hecho de que River se consagrara tricampeón, con un solo punto más.
Ese mismo año marcó su primer gol en torneos internacionales ante Colo-Colo de Chile por la Supercopa Sudamericana en el empate 2-2, siendo su único tanto en cuatro partidos disputados.46 45 En el Torneo Clausura 1998 aumentó aún más le eficacia que había mostrado en el anterior, llegando a marcar 12 goles en 15 partidos (promedio de 0,80), y nuevamente le hizo un gol a River Plate en su segundo superclásico (11/04/98), confirmándose como ídolo de la hinchada.47 45 Pero Boca prolongó la racha de frustraciones al salir sexto a 17 puntos del campeón y se desencadenó una crisis interna que llevó al cambio del director técnico y a una reestructuración del plantel.

Bianchi, su "padre en el fútbol"
El nuevo técnico fue Carlos Bianchi. Bajo su dirección, el club xeneize viviría la etapa más exitosa de su historia, hasta convertirse en el equipo más ganador del mundo. Bianchi, que como jugador se caracterizó por ser un goleador oportunista y máximo goleador histórico entre los futbolistas argentinos, tendría una influencia determinante sobre Palermo. Él mismo lo ha definido como "su padre en el fútbol".48 Su confianza en Palermo se manifestó desde un primer momento. Apenas quince días después de asumir como técnico lo definió con una expresión que se convertiría en su mote más famoso, "el optimista del gol":

Con pocos recursos, Bianchi armó un equipo sobre la base de un triángulo integrado por el propio Palermo, Juan Román Riquelme y el mellizo Guillermo Barros Schelotto.50 Contra los pronósticos iniciales,49 el resultado fue que Boca volvió a salir campeón luego de 6 años sin títulos, al obtener el Torneo Apertura invicto y que Palermo fue el goleador del campeonato, marcando 20 goles en 19 partidos disputados (promedio 1,05), récord en torneos cortos de la Primera División de Argentina.31 Además, en ese certamen señaló siete dobletes, tres de ellos consecutivos.51 45 En una carta abierta que Bianchi le escribió a Palermo en 2008, dice lo siguiente sobre aquel momento:
Contar con un goleador como vos, además de otro que desbordaba al nivel de Guillermo y otro que construía y distribuía como Román, significaba que más de la mitad del trabajo que tenía que hacer para armar el equipo ya estaba hecho. Bendito ‘98 que nos juntamos todos en el lugar indicado y en el momento justo, para cumplir nuestros sueños más preciados como componentes de un grupo con apetito de triunfos. Futbolísticamente pienso que esos momentos tuyos fueron irrepetibles, porque te consolidaste como goleador ante todos los que dudaban y cuestionaban tus cualidades de definidor.

También aparece mencionado en la bella canción Dieguitos y Mafaldas de Joaquín Sabina:
...¡y qué delantera!
aquel año Boca salió campeón,
de la Bombonera,
ninguna bostera se puede quejar
aunque le sobre razón, si
pinta remeras con el corazón
y con las caderas,
le toca a Palermo tocar el balón,
“la doce” se altera,
le toca al gallego tocar este son…
para una bostera
el año que Boca salió campeón,
en la Bombonera.

En la Copa Mercosur 1998 Boca quedó eliminado en cuartos de final, pero Martín volvió a mostrar su capacidad goleadora convirtiendo 3 goles en 4 partidos.53 45
En el primer semestre de 1999 volvió a salir campeón, esta vez del Torneo Clausura. Nuevamente mostró una alta eficacia, al convertir 12 goles en 16 encuentros (promedio 0,75).54 45 Y una vez más convirtió el gol del triunfo en el Superclásico, sumando tres goles a River en cuatro partidos.55 Durante este torneo también convirtió un penal contra Platense en el que, al resbalarse, le pegó a la pelota con los dos pies. La FIFA llegó a analizar la inusual circunstancia y concluyó que el gol era válido porque el hecho no había sido intencional.

Frustraciones, lesión y retorno
En el receso de invierno entre ambos torneos, vivió uno de los peores momentos deportivos de su vida,57 cuando erró tres penales en un mismo partido, jugando para la Argentina en la Copa América. Martín ha contado que se trató de un momento muy duro y que Bianchi jugó un papel muy importante para recuperar la confianza, apoyándolo de manera incondicional.
Finalizada la Copa América, la Lazio de Roma, inició tratativas para comprar al goleador de Boca, en aproximadamente 15 millones de dólares. Cuando el pase parecía concretado, las gestiones se complicaron debido al cambio de las cláusulas contractuales realizadas por el presidente de Boca, Mauricio Macri:

En el Torneo Apertura 1999, parecía encaminarse a repetir su promedio de uno por partido del Apertura 98 y para la 13ª fecha ya había convertido 13 goles con 12 partidos jugados. Pero en la fecha 14ª (13/11/1999), Boca visitó a Colón de Santa Fe y Palermo se lesionó la rodilla derecha.59 Sin embargo la nota del día no sería solo la seria lesión del goleador de Boca, sino que, a pesar de la misma, Martín siguió en la cancha y convirtió su gol nº 100 en primera división.60 Luego del encuentro se confirmaría que se había roto los ligamentos cruzado anterior y colateral medial, y que debería ser operado con un reposo mínimo de seis meses.59 61 62 Debido a la lesión no pudo continuar en el torneo, cuando ya había convertido 14 tantos en 13 encuentros (promedio 1,08).63
La lesión frustró definitivamente el pase a la Lazio y Boca debió indemnizar a su jugador con 2.250.000 dólares, el 15% de la suma que el club italiano había ofrecido.64
A mediados de mayo de 2000 se cumplieron los seis meses estimados para la recuperación. Boca estaba en ese momento disputando los cuartos de final de la Copa Libertadores de América luego de seis años de ausencia y precisamente ante su archirival: River Plate. River había ganado el partido de ida por 2-1 y la revancha debía jugarse el 24 de mayo. Bianchi comenzó entonces a utilizar psicológicamente la noticia de la vuelta de Palermo, quien ya se había construido fama de verdugo de River. Gallego, el director técnico de River, ridiculizó entonces a las insinuaciones, declarando en una conferencia de prensa que, si Bianchi lo ponía a Palermo, él lo traía a Francescoli, ídolo histórico de River que ya llevaba tres años retirado. Palermo no se encontraba aún en un buen estado físico, pero Bianchi de todos modos lo puso en el banco de suplentes. El partido no se presentó bien para Boca, y si bien habían logrado convertir un gol a los 14 minutos del segundo tiempo, el resultado no alcanzaba y debía definirse por penales. Entonces, faltando trece minutos para el final, Bianchi lo puso a Palermo. Y en esos trece minutos Boca marcó dos goles, el segundo de ellos del goleador.65 66 Así lo relató el periodista Juan José Panno:

Boca terminó ganando la Copa Libertadores, luego de 22 años, al ganarle en la final a Palmeiras en la definición por penales en el mismo Morumbí de Sao Paulo, donde Martín convirtió el anteúltimo penal.

La Copa Intercontinental
En el Torneo Clausura disputó solo 4 encuentros y logró marcar 4 goles.69 En la segunda mitad del año volvió a recuperar su nivel futbolístico en el Torneo Apertura.
El 28 de noviembre disputó la final de la Copa Intercontinental. Como campeón de América, Boca debía enfrentar por la Copa Intercontinental 2000, al campeón de Europa, el Real Madrid, designado el año anterior por la FIFA como el mejor equipo del siglo XX y ampliamente favorito en los pronósticos de la prensa especializada y las apuestas.70
Boca salió al campo de juego sin complejos y sorprendió a los españoles cuando Palermo les convirtió dos goles en los primeros cinco minutos, que a la postre le dieron el título mundial por 2-1. Fue premiado como el jugador más valioso de la final, con una actuación consagratoria de Juan Román Riquelme.71 El ex jugador Roberto Perfumo comentó la actuación de Palermo en aquella final de este modo:
Por el lado de Palermo, Boca tuvo el caso fundamental del goleador. ¿Cuánto vale un goleador en este fútbol tan parejo? No tiene precio. El ejemplo está en este mismo partido. Martín metió los dos goles en las dos chances que tuvo. En cambio, el Real se comió cuatro en el área de enfrente. En este tipo de partidos se malogran muchos goles porque en el momento de convertir, la ansiedad del jugador por ver la pelota dentro del arco contrario es tan grande que mira más la red y saca la vista de la pelota en el instante de golpearla. Y así le da para cualquier lado. Martín fue frío y preciso las dos veces. En el primer gol se metió entre Karanka y Roberto Carlos para que los dos dudaran en ir a marcarlo. Uno se lo dejó al otro y ninguno de los dos lo tomaron. En el segundo, llegó en la corrida apareado por Geremi, aguantó la carga de éste antes de patear y se la jugó bien abajo, donde el arquero tarda más en llegar. Las dos definiciones fueron perfectas, como mandan los manuales.72
El 17 de diciembre jugó su último partido en aquella primera etapa en Boca, paradójicamente enfrentando a Estudiantes de La Plata, el club en que nació. Allí Boca volvió a consagrarse campeón, esta vez del Torneo Apertura 2000, cerrando un año brillante en el que obtuvo la triple corona (títulos nacional, continental y mundial). Palermo convirtió hizo 11 goles en 18 partidos jugados (promedio 0,61).73
La primera etapa de Palermo en Boca se extendió tres años y 4 meses. En ese lapso obtuvo tres campeonatos nacionales y dos copas internacionales, incluyendo la Copa Intercontinental, marcando 91 goles en 121 partidos (promedio 0,75). Fue protagonista además de una racha de predominio de Boca sobre River, en la que jugó siete superclásicos, ganando cuatro, perdiendo sólo uno y convirtiendo goles en cinco de ellos.

La experiencia en Europa (2001-2004)
Luego de la obtención de la Copa Intercontinental, algunos clubes europeos como los ingleses Chelsea FC y el West Ham United y el Napoli italiano se interesaron por él, pero fue el Villarreal CF de España quien lo contrató por una cifra cercana a los 8 millones de dólares por el 50 por ciento del pase.74
La transferencia, concretada en negociaciones que duraron menos de un día, sorprendió al mundo del fútbol y a los propios pobladores del pueblo de Villarreal, que no esperaban que su pequeño club contratara a un jugador de fama mundial, aunque al parecer, el pase al Villarreal era parte de una operación mayor en la que Palermo terminaría en el Valencia.75 Maradona, al enterarse de la operación, expresó su desaprobación en los siguientes términos:
¿Palermo al Villarreal? No me joda. No lo digo faltando al respeto al Villarreal, sino porque Martín Palermo, después de los dos goles que hizo al Real Madrid en la final de la Copa Intercontinental, se merece un club con historia o de alto nivel, como el Nápoles, o uno que luche por lo más alto. El Villarreal lo está haciendo muy bien, pero no tiene ningún peso ni tradición. Palermo merece otra cosa muy distinta.76
Su debut oficial en el "Submarino Amarillo" se dio en la victoria por 2-0 contra Deportivo Alavés en el que, a pesar de no marcar goles, asistió a su compañero en el primer gol.77 Tuvo un comienzo prometedor, marcando 6 goles en 17 partidos por la Liga española en su primera temporada.78 En la temporada 2001-02 comienza con 3 goles en sus primeros 5 partidos. Después de algunos partidos sin convertir, volvió a marcar un gol ante Levante Unión Deportiva por la Copa del Rey. Fue a festejarlo con un grupo de hinchas y le cayó un muro en la pierna, fracturándole el tobillo derecho.79 Su nivel futbolístico bajó considerablemente y terminó la temporada con 5 goles en la liga.80 Finalmente, en la temporada 2002-03, al no estar en los planes del entrenador Benito Floro, se desvinculó definitivamente de la institución.81 Marcó 21 goles en 81 partidos disputados en el "Submarino Amarillo".82
El Real Betis lo fichó para la temporada 2003-04.83 Su debut oficial se produjo el 30 de agosto del 2003, en la derrota por 1-2 contra el Real Madrid, donde se fue reemplazado a los 73 minutos del partido.84 Marcó su primer gol el 3 de septiembre, por la liga española, ante Espanyol de Barcelona en el empate 2-2.85 En el club sevillano jugó 11 partidos y marcó solamente 2 goles.82 Finalmente rescindió su contrato que lo ligaba al club.
En la misma temporada, pero en el año 2004, pasó cedido a jugar a Deportivo Alavés, por entonces en la Segunda División A.86 Su primer encuentro lo jugó el 21 de marzo ante el Recreativo de Huelva, en el empate 1-1.87 En esa misma semana, el 24 de marzo, señaló su primer gol en el club ante Getafe CF (3-0), a los 26 minutos.88 En este club participó en 14 partidos,89 donde marcó 3 tantos,90 y luchó por un ascenso a la Primera División de España que finalmente no logró, ya que quedó en el cuarto puesto.

El regreso a Boca

A mediados de 2004 Palermo regresó a la Argentina para jugar en Boca Juniors.82 Su primer partido fue el 15 de agosto por el Torneo Apertura contra Lanús, en un empate 0-0 donde se fue expulsado.96 Pese a eso Martín siguió como titular y logró su primer gol el 29 de agosto contra Racing Club, donde marcó un doblete que sirvió para una victoria por 2-1.97 Su club no logró el torneo local, aunque sí obtuvo la Copa Sudamericana. En dicho torneo le convirtió un tanto a San Lorenzo de Almagro en el partido de vuelta de los cuartos de final con el que su equipo ganó 2-1 y obligó a una definición por penales, donde su club finalmente salió ganador.98 También hizo un gol en el partido de vuelta de la final contra el Club Bolívar, en la victoria por 2-0, que resultó también ser su gol Nº 100 con los "Xeneizes".99
El primer semestre de 2005 no fue positivo para Palermo ni para el club, ya que en el Torneo Clausura quedó décimoquinto, jugó 12 partidos y señaló 6 goles.100 También quedó eliminado en cuartos de final de la Copa Libertadores con Chivas de Guadalajara, torneo en que jugó 9 encuentros e hizo 6 goles.101 Con la llegada de Alfio Basile a la dirección técnica, Boca consiguió los 3 títulos a disputarse en la segunda mitad del año (Recopa Sudamericana, Torneo Apertura y Copa Sudamericana). Palermo hizo un gol en el partido de vuelta de la final de la Copa Sudamericana contra Pumas de la UNAM.102 El encuentro finalizó 1-1 y su club lo ganó en la definición por penales.
En el 2006 obtuvo el Torneo Clausura y la Recopa Sudamericana. En el torneo doméstico le marcó un gol a River Plate de penal en el empate 1-1.103 También le convirtió un gol a Independiente, en la victoria por 2-0, que lo consagró campeón del torneo.104 Terminó anotando 11 goles en 19 partidos.105 Por el torneo internacional jugó los dos partidos contra San Pablo de Brasil, marcando un gol en el partido de vuelta que finalizó 2-2.106 En el Torneo Apertura tuvo una lesión que demandó un mes de inactividad.107 En dicho torneo marcó 11 goles en 16 encuentros disputados.108
En el 2007 Boca ganó la Copa Libertadores de América, donde marcó 4 goles.109 En el torneo local Boca no lograría salir campeón, aunque Martín se convirtió en el goleador del campeonato con 11 goles en 16 encuentros.110 Entre ellos se destaca un gol de mitad de cancha a Independiente, un triplete a Estudiantes de La Plata y los 4 goles logrados ante Gimnasia de La Plata. En la Copa Sudamericana quedó eliminado con São Paulo a pesar de haberle convertido 2 goles en el primer partido, que sirvió para una victoria por 2-1.111 En el Torneo Apertura marcó 13 goles en 19 partidos, en los que se destaca sus cuatro goles a Banfield.112
En el 2008 Boca quedó segundo en el Torneo Clausura. En dicho torneo marcó su gol Nº 180 en el club, alcanzando la marca de Francisco Varallo como máximo goleador del club en la era profesional,113 aunque luego se supo que Varallo marcó 14 goles más en copas locales.114 En la Copa Libertadores le marcó 3 goles al Atlas de Guadalajara en cuartos de final,115 aunque luego fue eliminado en semifinales por el Fluminense de Brasil, donde también marcó un gol.116 El 24 de agosto, en un partido contra el Club Atlético Lanús por el Torneo Apertura 2008, Martín Palermo vuelve a romperse los ligamentos interno y cruzado de la rodilla derecha (la misma que se había lesionado en 1999) en una jugada desafortunada, que lo dejó sin jugar durante 6 meses.117 En ese torneo su club se consagró campeón.
Se recuperó y volvió a jugar el 13 de febrero de 2009 en una derrota contra Newell's Old Boys por el Torneo Clausura 2009. En dicho torneo marcó 7 goles en 15 partidos jugados,118 en el que se destaca el hecho ante CA Huracán que significó su tanto Nº 195 en el club, pasando la marca de Francisco Varallo como máximo goleador del club en el profesionalismo.119 También le marcó un gol a River Plate en el empate 1-1.120 Disputó la Copa Libertadores 2009, donde su club fue eliminado en octavos de final y donde jugó 7 partidos y marcó 5 goles.121 En ese certamen logró alcanzar los 200 goles en el club ante Deportivo Táchira por la fase de grupos.122 En la segunda mitad del año, el club volvió a tener una mala campaña en el Torneo Apertura, quedando en la mitad de la tabla. El 4 de octubre de 2009 convirtió un tanto ante Vélez Sársfield que constituyó un Record Guinness del (actualmente) segundo gol de cabeza de mayor distancia en el mundo123 (38,9 metros de distancia).124 Este gol fue considerado como "El mejor gol de cabeza de la historia" en una encuesta realizada por el diario Marca.125 Le volvió a convertir un tanto a River Plate en el empate 1-1, siendo el jugador "Xeneize" que más goles le marcó a ese club (contando también amistosos),126 y dos goles a Banfield en la última fecha, club que salió campeón en esa competencia.

En el Torneo Clausura 2010 convirtió 10 goles en 19 encuentros disputados. Entre ellos se destaca el concretado el 2 de marzo ante Vélez Sársfield (empate 4-4) que significó su gol Nº 218 en el club, alcanzando a Roberto Cherro como el máximo goleador de la historia de Boca Juniors.128 El 12 de abril le marcó dos goles a Arsenal de Sarandí (victoria por 4-0) que lo colocó como único máximo goleador de la historia del club, superando al antes mencionado Roberto Cherro.8 También le marcó un gol a San Lorenzo de Almagro, liquidando el partido al marcar el segundo gol,129 y otro a Independiente, marcando la victoria de su equipo por 2-1 que finalmente terminó 3-2.130 Terminó siendo el goleador del equipo en el torneo.131 En julio de 2010 renovó su vínculo contractual con el club Boca Juniors por una temporada más y anunciando que será su último año como futbolista profesional.132 Juega su último superclásico el 15 de mayo ante River Plate, anotando el segundo gol, de cabeza.
En el Torneo de Verano de Boca Juniors le anotó 2 goles a River las 2 veces que se enfrentaron. El primero terminó 2- 0 a favor de el Club de la Rivera, y el segundo 1-1.
El 12 de junio, por la ante última fecha del Torneo Clausura 2011, jugó su último partido en la Bombonera, su segunda casa y desde que el equipo salió a la cancha se escuchaba el solo canto: 'Palermo, Palermo, Palermo'. El partido termino 1-1 y no pudo marcar ningún gol, pero eso a la gente no le importó porque se despedía un ídolo. La despedida fue muy emotiva, con lágrimas, tanto de el propio Martín Palermo como por parte de los hinchas, que emocionados le dijeron 'Hasta siempre'. Ese mismo día, la conocida hinchada de Boca, "La 12" coreo un tema para el: 'Muchas gracias Palermo, vos nos diste los goles, vos nos diste alegrías, lo que hiciste por Boca no se olvida en la vida' y durante los 45 minutos en homenaje a el, la Bombonera no se quedó callada. También se escuchó 'Ole le, ola la, Palermo es de Boca y de Boca no se va'. El Club, le regaló un arco, siendo así el primer jugador del xeneize que le hacían un presente como esos. 'Los voy a llevar siempre en mi corazón' fue lo que dijo Palermo para su gente, los hinchas de Boca.
El 18 de junio de ese mismo año jugó su último partido como profesional, frente a su eterno rival, Gimnasia y Esgrima La Plata. No logro marcar ningún gol, pero en tiempo de descuento bajo una pelota para un compañero, Cristian Cellay y fue gol. El partido terminó 2-2 y mando a GELP a jugar un partido desempate frente a CA Huracan para ver quien jugaba la Promoción y quien descendía al Nacional B. Los hinchas de Boca también llevaron a La Plata la bandera 'Mi único héroe' refiriéndose al eterno goleador. Se fue de la cancha con lagrimas en los ojos, así diciéndole adiós al fútbol profesional.

Selección nacional

Palermo ha sido internacional con la Selección argentina en 15 partidos marcando 9 goles (0,6 de promedio). De los cuales 7 partidos fueron en torneos marcando 5 goles (0,71 de promedio) y 8 partidos fueron amistosos marcando 4 goles (0,5 de promedio).
Debutó el 3 de febrero de 1999 en un partido amistoso contra Venezuela, siendo convocado en el inicio del ciclo de Marcelo Bielsa como entrenador. El partido terminó con victoria argentina por 2-0. Posteriormente jugó ante México, el 10 de febrero, y Lituania, el 26 de junio, en otros dos amistosos.133
Luego fue convocado a jugar la Copa América 1999 disputada en Paraguay donde, a pesar de marcar 3 goles (dos a Ecuador y uno a Uruguay) en 4 partidos (siendo el goleador del equipo en la competición), quedó marcado por el récord Guiness negativo de malograr tres penales en un mismo encuentro ante Colombia, que finalizó con derrota por 3-0.31
En el 2008, el entrenador Alfio Basile tuvo pensado convocarlo para los partidos contra Paraguay y Perú pero una lesión en la rodilla derecha obligó a Basile a no convocarlo.134
El 1 de septiembre de 2009 volvió a ser convocado por el entrenador Diego Armando Maradona para los partidos contra Brasil y Paraguay por la clasificación a la Copa Mundial de Fútbol de 2010.135 Palermo tuvo la posibilidad de jugar contra Paraguay en la derrota por 1-0, entrando a los 59 minutos del partido.136
El 30 de septiembre participó de un partido amistoso contra Ghana, en el cual marcó los dos goles en la victoria por 2-0 de Argentina.137
Volvió a ser convocado para las eliminatorias para los partidos contra Perú y Uruguay.138 Solo jugó contra el primero de ellos, entrando en el inicio del complemento, donde marcó un gol sobre el final del partido y le dio la victoria a la Selección Argentina por 2-1.139
Luego de aquel partido ante Perú, siguió siendo convocado para diferentes amistosos: contra Costa Rica, el 26 de enero, en la victoria por 3-2;140 contra Jamaica, el 10 de febrero, donde marcó un gol en la victoria por 2-1;141 contra Haití, el 5 de mayo, donde volvió a marcar un gol en la victoria por 4-0;142 y contra Canadá, el 24 de mayo, en la victoria por 5-0.143
Fue seleccionado por el entrenador Diego Armando Maradona para disputar el Mundial de Sudáfrica 2010, siendo el primero en su carrera.144 Su debut se produjo ante Grecia, entrando en reemplazo de Diego Milito a los 80 minutos del partido. A los 89 minutos, marcó un gol, sellando la victoria de su selección por 2-0,145 rompiendo, al mismo tiempo, una racha de 80 años sin que ningún jugador perteneciente a Boca Juniors haya podido convertir para Argentina en un Mundial. El primero, y único hasta ese momento, lo había hecho Mario Evaristo, en el de Uruguay de 1930.
Con esa conquista se convirtió en el mundialista argentino más longevo en marcar un gol, superando a Diego Armando Maradona que con 33 años le anotó justamente al mismo rival, en Estados Unidos 1994.

Palmarés


Campeonatos nacionales
Título Club País Año
Nacional B Estudiantes Argentina 1994-1995
Torneo Apertura Boca Juniors Argentina 1998
Torneo Clausura Boca Juniors Argentina 1999
Torneo Apertura Boca Juniors Argentina 2000
Torneo Apertura Boca Juniors Argentina 2005
Torneo Clausura Boca Juniors Argentina 2006
Torneo Apertura Boca Juniors Argentina 2008



Copas internacionales
Título Club País Año
Copa Libertadores Boca Juniors Argentina 2000
Copa Intercontinental Boca Juniors Argentina 2000
Copa Sudamericana Boca Juniors Argentina 2004
Copa Sudamericana Boca Juniors Argentina 2005
Recopa Sudamericana Boca Juniors Argentina 2004
Recopa Sudamericana Boca Juniors Argentina 2005
Copa Libertadores Boca Juniors Argentina 2007
Recopa Sudamericana Boca Juniors Argentina 2007



Distinciones individuales
Distinción Año
Goleador Torneo Apertura: 20 goles en 19 partidos (Record Absoluto en Argentina)147 1998
Futbolista sudamericano del año - Diario El País (Uruguay) 1998
Parte del Equipo Ideal de América 1998
Mejor jugador de la Copa Intercontinental 2000
Maximo Goleador de la Copa Intercontinental 2000
Parte del Equipo Ideal de América 2000
Goleador Torneo Clausura 2007
Bota de oro de América - 24 goles en una temporada148 2008
Elegido mejor cabeceador del mundo en una consulta por Internet entre aficionados organizada por la FIFA149 2008
Premio Konex - Diploma al Mérito a los 5 mejores futbolistas argentinos de la década (2000-2009) 2010
Declarado ciudadano ilustre de la ciudad de La Plata150 2010
Maximo Goleador en el Profesionalismo y en toda la Historia del Club Atletico Boca Juniors 2010
Quinto Maximo Goleador Historico de toda la Historia de la Primera Division de Argentina 2010
Uno de los Mayores Goleadores de la Historia de Ligas Mundiales de Primera Division(uno de los primeros 100 lugares) 2011


Estilo de juego

Palermo basa su juego en el tamaño de su cuerpo y su altura superior al promedio (1,89 m), en el juego aéreo y su habilidad para moverse en el área rival y cabecear, tanto ofensiva como defensivamente,151 y un amplio repertorio de recursos a la hora de rematar con efectividad desde posiciones incómodas (Palermo tiene en su repertorio muchos goles de cabeza, tijera y chilena152 ).
En 2008, una compulsa entre usuarios del canal español del sitio oficial de la FIFA, estableció que la mayoría consideraba que Palermo era el mejor cabeceador del mundo.149 Con esas virtudes, compensa deficiencias de su juego o derivadas de sus características físicas, como una menor flexibilidad, habilidad y gambeta en el manejo del balón.153 Su costado más deficitario es su pierna derecha. Si bien señaló una buena cantidad de goles con esta pierna, estuvo lejos de los parámetros de justeza y precisión.151 Su pierna izquierda (la cual es su pierna hábil) es más efectiva que ortodoxa.151
A lo largo de su carrera ha sabido aprovechar al máximo las oportunidades que se presentan en un encuentro para convertir goles, con una notable capacidad para desmarcarse de los defensores y anticipar los rebotes.

Récords y goles curiosos

El 24 de abril de 1999 convirtió un gol de penal con ambos pies frente a Platense en la victoria por 2-0 en el Torneo Clausura. En el momento de ejecutar el penal, se resbaló y provocó que la pelota le pegara en ambos pies y entrara en el arco. Posteriormente, la FIFA consideró que el gol era legítimo.16
El 4 de julio de 1999 en el partido entre la Selección Argentina y la de Colombia por la Copa América Palermo falló tres tiros de penal en el tiempo regular de juego, que constituyó un Récord Guinness.31
El 13 de noviembre de 1999, en un partido contra Colón de Santa Fe, se lesionó los ligamentos cruzados de la rodilla derecha.61 En ese mismo partido, ya lesionado, marcó su gol Nº 100 en Primera División. Estuvo 7 meses inactivo volviendo a jugar contra River Plate, en el partido de vuelta por los cuartos de final de la Copa Libertadores 2000, el 24 de Mayo de 2000 en La Bombonera. En dicho encuentro marcó el tercer gol de su equipo en tiempo de descuento que sirvió para que Boca Juniors elimine a su clásico rival y clasifique a semifinales de la Copa.
El 29 de diciembre de 2001 sufrió una doble fractura de tibia y peroné. Fue en el partido entre Villarreal CF y Levante UD, luego de convertir un gol fue a festejarlo con un grupo de aficionados y, por la presión de los mismos, se cayó un muro sobre su pierna derecha.79
En febrero de 2007 le convirtió un gol desde 61 metros a Independiente. El partido terminó 3-1 a favor de Boca.
El 2 de mayo de 2007 le convirtió un gol a Vélez Sársfield en la victoria por 3-0 en el partido de ida de los octavos de final de la Copa Libertadores, superando a Guillermo Barros Schelotto, con 25 goles, como máximo goleador de Boca Juniors en torneos internacionales.154 Actualmente lleva marcado 43 goles.155
El 18 de marzo de 2007 contra Gimnasia y Esgrima de La Plata, Martín Palermo convirtió por primera vez en su carrera 4 goles en un mismo partido. El partido se disputó en La Bombonera terminando 5-1 a favor del local.156 En esa semana ya le había convertido 3 goles a su ex club Estudiantes, totalizando 7 goles en 7 días, récord en el futbol argentino.157
El 26 de enero de 2008, en un partido amistoso frente a River Plate por el Torneo Pentagonal de Verano, marcó el segundo gol de su equipo colgado del travesaño, que no fue sancionado por el árbitro Héctor Baldassi. Ese partido su equipo terminó ganando por 2-0.158
El 17 de febrero de 2008 vs Argentinos Juniors, Palermo recibe una plaqueta como reconocimiento por haber sido el máximo goleador de todas las ligas de América en el año 2007.
El 25 de febrero de 2008 fue elegido por la FIFA como el mejor cabeceador del Mundo en una encuesta.149
El 24 de agosto de 2008 contra Club Atlético Lanús, Palermo sufre otra vez la rotura de ligamentos cruzados de la pierna derecha (la misma que en 1999), lesión que lo dejó inactivo por 6 meses.117
El 1 de marzo de 2009 se convirtió en el máximo goleador de Boca en el profesionalismo con 195 goles, al marcarle un gol a Huracán con el que pasó a Francisco Varallo, que tiene 194 tantos.119
El 4 de octubre de 2009 se convirtió en el décimo futbolista en llegar a marcar 200 goles en la era profesional de la Primera División de Argentina.159 El tanto con el que llegó a dicha cifra se lo hizo a Vélez Sársfield, por el Torneo Apertura, de cabeza desde 38.9 metros, logrando así el récord del gol de cabeza de mayor distancia.124
El 2 de marzo de 2010, se convirtió en uno de los dos máximos goleadores de la historia de Boca tras convertirle un gol a Vélez Sarsfield, que terminó 4 a 4, igualando el récord de Roberto Cherro con 218 goles.128
El 12 de abril de 2010, Martín Palermo se ha consagrado como el máximo goleador de la historia de Boca tras conquistar dos goles frente a Arsenal de Sarandí, superando el récord de Roberto Cherro al totalizar 220 goles, en un partido en el que Boca se impuso por 4-0.8 El primer tanto, el número 219, fue convertido a los diez minutos del primer tiempo tras una asistencia de Juan Román Riquelme.
El 10 de mayo de 2010, fue declarado ciudadano ilustre de la ciudad de La Plata, en un acto que encabezó el intendente Pablo Bruera y que significó el correlato de un proyecto de ordenanza aprobado por el Concejo Deliberante.160
El 10 de octubre de 2009, fue convocado a la Selección Argentina para disputar un partido clave por la clasificación al Mundial 2010 frente a Perú. Si bien empezó en el banco de suplentes, el técnico del seleccionado argentino lo ingresó al terreno de juego en el segundo tiempo. Con el partido empatado en uno, bajo una intensa lluvia y fuertes ráfagas de viento, Martín Palermo marcó el agónico gol de la victoria en la última jugada desatando una gran euforia en los espectadores, jugadores y en el cuerpo técnico, en especial en el técnico Diego Armando Maradona quien festejó el gol de una manera particular. Al final del partido, Maradona dijo: "Fue un milagro más de San Palermo".161 También, el jugador argentino declaró que le había pedido al delantero que "resuelva esta historia".162
Gimnasia y Esgrima de La Plata es el equipo al que más goles le ha convertido en su carrera: 15 goles (todos con Boca Juniors). Seguido por River Plate, equipo al que ha convertido 12 goles en su carrera (todos con Boca Juniors).163 164
Posee el récord de más goles en un torneo corto de la Primera División de Argentina (20 goles en el Torneo Apertura 1998).31
Martín Palermo es el goleador histórico de La Bombonera (124 goles).165
El 19 de mayo de 2010 fue convocado por Diego Maradona, ex-director técnico de la Selección de fútbol de Argentina, para disputar la Copa Mundial de Sudáfrica. Durante la misma, el 22 de junio, Martín convirtió el segundo gol ante Grecia y de esta manera, con 36 años, se transformó en el debutante mundialista más veterano en marcar en Copas del Mundo.
El Lunes 13 de diciembre del 2010 marca frente a Gimnasia y Esgrima de La Plata el gol número 300 de su carrera.
El día Domingo 24 de abril del año 2011, Martín Palermo cortó ante Huracán la peor "sequía" de goles jamás vivida en Boca Juniors, marcando el tercer y último tanto de la goleada del conjunto xeneize ante "el Globo" a los 82:22 minutos del encuentro. La racha negativa en cuestión duró exactamente 951 minutos.
El día Domingo 15 de mayo del año 2011, Palermo disputó en La Bombonera su último superclásico, marcando un gol para darles el triunfo a Boca por 2 a 0. Al igual que en su primer derby, Palermo hizo el gol de cabeza (Luego de un pase al centro) y al mismo palo.
El dia de su retiro se le obsequió la portería del lado de La 12, dicho arco se encuentra actualmente en el museo de Boca Juniors.166
En Agosto de 2011 hicieron una estatua en su honor que quedo junto a la Diego Armando Maradona y Juan Roman Riquelme en el Museo de la Pasión Boquense

Automovilismo

Tras su retiro de la actividad futbolística, Martín Palermo comenzó a transitar el camino del deporte motor. De hecho, era muy común verlo frecuentar los autódromos, cada vez que se sucedia una presentación de la categoría Turismo Carretera, donde Palermo se acercaba a compartir la jornada con su amigo personal, el piloto teceísta Roberto Basilio Del Bó. En varias oportunidades, había imaginado su futuro como piloto tras su retiro del campo de futbol. Este sueño comenzaría a concretarse el 4 de agosto de 2011 al conocerse la noticia de su debut en la disciplina, dentro de la categoría argentina Top Race. La participación, se vería facilitada por una invitación cursada por la categoría al ex-delantero y goleador para participar en la categoría Top Race Series, formando parte de la denominada "Carrera del Año", la cual tendría lugar el 4 de septiembre de ese mismo año. Pero en este emprendimiento, Palermo no se encontraría solo, ya que junto a él también participaría su ex-compañero de equipo en Boca Juniors, el ex-guardavallas Roberto Abbondanzieri, quien también había expresado su deseo de continuar su carrera como automovilista. Ambos ex-futbolistas, competirán en la denominada "carrera del Año", en la cual Top Race comparte su calendario con la Fórmula Truck del Brasil en el Autódromo Juan y Oscar Gálvez, y a su vez, los dos correran a bordo de unidades similares, siendo estas dos Chevrolet Vectra II (marca de la cual Palermo se confesara fanático) atendidas por la escuadra GT Racing.

martin

302

Palermo