Los aficionados azulgranas alzaron miles de cartulinas, con las cuales formaron los colores de la senyera catalana y la bandera del club. Y, sobre ésta última, se leía una inscripción de ánimo: "Som-hi, Barça" ("vamos, Barça".

Espectacular moisaico en el Camp Nou. Barça 2 - 0 R.M :D

El tifo se compuso después de que los jugadores salieran al campo, justo mientras sonaba el himno del Barça por megafonía. Al final, como en las grandes ocasiones, el volumen de la música desapareció y el público lo acabó cantando solo, 'a capella'.

Uno de los protagonistas en los instantes previos al choque fue Pepe, que tras librarse de castigo por su pisotón a Leo Messi en la ida, fue alineado por José Mourinho. La afición increpó al defensa luso durante el calentamiento con gritos de "asesino, asesino".