La reunión de AFA: los promedios siguen, el formato puede c
Las brasas del asado marcaron la reunión de los miembros del Comité Ejecutivo en el predio de Ezeiza, la primera del año en donde no estuvo presente Julio Grondona, donde había agenda abierta para tratar los diferentes temas que mantienen en vilo al fútbol argentino. ¿Las conclusiones? Por los próximos dos años, no habrá cambios en el sistema de descensos y se debatirá durante los próximos meses propuestas de nuevos formatos para el torneo.

El mayor tema de debate fue el factor económico que marca la agenda del fútbol argentino: sin un mercado europeo fuerte que permita ventas espectaculares y con fuentes económicas endebles para mantener el nivel de gastos de los clubes argentinos, la AFA en la voz de Germán Lerche y Carlos Portel informaron que está vigente un registro de gastos en sueldos de jugadores de la temporada actual y las perspectivas hasta 2015.

El objetivo es poder brindar un plan sustentable en el vínculo asociativo con el gobierno para poder exigir al finalizar el actual contrato una suba en la cantidad del dinero a repartir. A largo plazo, la idea es poder generar un proceso por el cual se prohíba cualquier tipo de cláusula en dólares y pesificar todo contrato que realice un club en la Argentina.

Con respecto al punto de la reforma de los torneos, la voz cantante de la reunión, Germán Lerche, volvió a consultar si había algún proyecto sustentable para poner a consideración y fue en ese momento que el presidente de Olimpo, Alfredo Dagna, deslizó la posibilidad de poner en puntos suspensivos los descensos. El tema no entró en consideración y ante la ausencia de una propuesta sustentable se decidió que el tema se retomará durante el transcurso de este semestre.

Por lo tanto, por ahora, no hay perspectivas de oficializar el regreso a los torneos largos, sino que habrá que esperar que algún integrante del Comité Ejecutivo realice una propuesta sustentable y con apoyo general. En la última reunión 2011, Julio Grondona había avisado que luego del proyecto fallido del año pasado escucharía propuestas, pero no impulsaría ninguna a título personal.

Por último, se llevaron a la mesa de discusión dos temas que tienen al gobierno nacional como interlocutor: el impuesto a las ganancias de los futbolistas y el costo total de los operativos de seguridad. Los dirigentes consensuaron que ambos temas deben ser debatidos con los organismos pertinentes para alivianar las economías de los clubes.