ACUERDO PARA QUE LOS FUTBOLISTAS
SE SALUDEN AL FINAL

Los capitanes son los responsables de que se cumpla. Se quiere dar ejemplo de juego limpio.

Que se quede en una mera declaración de intenciones o genere un cambio en el fútbol español depende de muchos factores. Para empezar, este fin de semana se quiere dar ejemplo con un acto que, tras las últimas polémicas, llama la atención: tras el pitido final, el trío arbitral irá al círculo central y todos los jugadores deberán acudir a ese punto para darse la mano. El objetivo es "dar al partido un final apropiado y digno".

El que pierda da la mano


Los capitanes son los responsables de que cada equipo cumpla, además de salir al terreno de juego al inicio con unos niños que llevarán las camisetas de ambos equipos, la del árbitro y la de la campaña. En Primera y Segunda.

Parece sólo un detalle, pero en Aficiones Unidas le dan mucho valor. "Todo lo que hacen los jugadores se transmite a la grada y a los niños. Es muy difícil cuando te juegas tanto en lo deportivo y lo económico pero, ¿por qué lo hacen Nadal y Djokovic y no los futbolistas?", explica José María Suárez, su presidente y uno de los impulsores de la idea.


perdedores