EL SUPERCLASICO: RIVER ESTUVO EN EL ASCENSO DE 1905 A 1908, Y BOCA, DESDE 1909 A 1912 “Cuando los dos fueron de la B"



Identificados eternamente con la rivalidad, River y Boca tuvieron, se sabe, un origen humilde cerca del Riachuelo. Con un fondo despintado de barcos, grúas de carga y fábricas, los marineros que llegaban desde Europa se confundían con los hijos de los inmigrantes en el "football", que consistía en patear una pelota hasta meterla en los espacios dejados entre dos piedras o latas, sobre los descampados.


Aunque era el juego de los ingleses locos despertaba pasión entre los vecinos, en su mayoría italianos. Por eso se multiplicaron las fundaciones de clubes: California, Presidente Roca, Santa Rosa, La Rosales, Mariano Moreno, Instituto Francia, Libertad Junior y Washington fueron algunos de los nombres elegidos. Y también aparecieron, River (en mayo de 1901) y Boca (abril de 1905), los clubes más importantes de la historia del fútbol argentino.



Las leyendas de ambos clubes se conocen. Pero, hay un dato que muchas veces se pasó por alto: tanto Boca como River debieron ganarse el derecho de piso, jugando durante algunos años en el ascenso: los futuros Millonarios lo hicieron entre 1905 y 1908, los Xeneizes estuvieron en las categorías inferiores desde 1909 hasta 1912.

Cerca de la Dársena Sud, River dio sus primeros pasos en las ligas de la zona y recién en marzo de 1905 fue autorizado por la Argentine Football Association para jugar en la Tercera División. El debut fue el 30 de abril y River perdió como local por 3 a 2 contra Facultad de Medicina (cuyo goleador era Bernardo Hussay, el Premio Nobel en 1947). Apenas una semana después, llegó el primer triunfo oficial: 4 a 3 sobre General Belgrano "A".



Pese a su mala actuación en Tercera (fue goleado 10 a 1 por Gimnasia), River participó en 1906 del torneo de Segunda. En 1907, ganó su zona, con triunfos frente a San Isidro (4-0), San Martín (5-1) y Porteño "B" (3-0) y clasificó para la final contra Nacional de Floresta; cayó por 1 a 0 y postergó su sueño de jugar con Alumni, Belgrano y los demás grandes de Primera. En 1908 River se reforzó con la base de Nacional y repitió la actuación del año anterior: goleó en semifinales por 5 a 1 a Ferro, y en la final se encontró con Racing. El 13 de diciembre River venció por 2 a 1, pero los directivos de Racing protestaron por invasión de hinchas al campo, y el encuentro se repitió el 27 de diciembre, en el estadio de GEBA. River formó esa vez con Luraschi; Griffero y Priano; Messina, Morroni y Chagneaud; Anapodisto García, Abaca Gómez, Politano, Chiappe y Fernández.



River demolió a su rival por 7 a 0, con goles de Griffero (2), Chiappe (2), Abaca Gómez, Politano y Virgil (en contra). Y así logró el ascenso a Primera División.

No lejos de ahí, en la Plaza Solís, Boca comenzó a forjar su destino. Inscripto en el campeonato de Segunda después de haber ganado todas las copas barriales, Boca debutó el 3 de mayo de 1908, ganándole por 3 a 1 como visitante a Belgrano "A". Pero el equipo fracasó en sus primeros intentos por ascender: en 1909 perdió 1 a 0 en semifinales con Racing y, al año siguiente la Academia relegó a Boca, al vencerlo por 2 a 1. Y en el tercer intento, Ferro le ganó 2 a 1 en la final de 1912.



Sin embargo, y de manera imprevista, Boca llegó a Primera sin haber sido campeón del ascenso. El 10 de febrero de 1913, en una asamblea extraordinaria de la Asociación Argentina de Football, se resolvió promover a nueve equipos (Boca incluido), por la ruptura que se llevó a la mayoría de los clubes a la disidente Federación Argentina de Football.


Boca en la B

fuente: sentido comun y buen gusto por el futbol (propia)