Tevez aclaró que ya había tenido cruces previos con el DT y que una vez casi terminan a las trompadas. "El año anterior dependía mucho de Tevez. Discutíamos infinidad de veces en el vestuario. Y en ese momento no salió a decir que no me quería...", afirmó.

Carlos Tevez rompió el silencio y aclaró todo lo que no había aclarado en los meses anteriores. Blanqueó que quiere recomponer la relación con la gente del City, reconoció que se fue sin avisar y que está dispuesto a lucharla de atrás. “Es cosa mía volver y ponerme este objetivo: quiero ganarme a la gente otra vez. Se tiraron en contra mío después de lo que sucedió y, para mí, que fueron mal informados. Se les dijo que yo no quería jugar entonces es lógico el enojo. Y me dolió porque yo le di mucho al club como para terminar yéndome por la puerta de atrás. Lo que más amo es jugar al fútbol y decido volver por un tema personal. No le hice nada al City y quiero revertir la situación. Sé que va a ser difícil pero es un desafío”, expresó en una edición especial del programa La última palabra, de Fox Sports.

"Con Mancini casi nos vamos a las piñas"


El delantero también manifestó que la relación con Mancini venía desgastada de antes y que se pelearon muchísimas veces en el último tiempo. “Si es verdad lo que dijo de que puede darme otra oportunidad, me gusta. Claro que me gusta. Pero si lo dice para quedar bien con la prensa, no me gusta nada. Es muy contradictorio. Salió a decir que mientras fuera el DT del club yo no iba a jugar y ahora declara que me quiere. El se afianzó mucho en la llegada del Kun, en que Dzeco comenzó a meterla y que Balotelli, mal que mal, la mete. El año anterior dependía mucho de Tevez. Es más, discutimos muchísimas veces en el vestuario y en ese momento no salió a decir que no me quería... Una vez casi nos vamos a las piñas. El técnico se equivocó en salir a declarar como lo hizo. Se podría haber evitado todo si no me ponía y después decía que era por un problema físico u otra cosa. Peleas hay, pero no hace falta ventilarlas”.

Por último, Tevez contó el episodio que luego derivó en una gran novela: la vez que supuestamente se negó a entrar contra el Bayern. “Yo me negué a entrar en calor. Ya había entrado en calor al final del primer tiempo. Tuvimos la charla en el vestuario y en el arranque del segundo tiempo, Mancini, me mandó a calentar de vuelta. Fui a hacerlo enojado y sorprendido. Estaba fastidioso porque me lo había hecho partidos anteriores eso de mandarme a calentar y después no ponerme en la cancha. Además ya me había sacado la cinta de capitán. Cuando Mancini reemplazó a Dzeko, yo me fui a sentar al banco mientras ellos dos discutían. Al rato, me vio y me mandó de nuevo a hacer ejercicios. Ahí le dije que yo ya estaba para entrar, él estaba alterado por la discusión. Me trato muy mal en ese momento. Me dijo un montón de cosas”, contó Apache. Y concluyó: “Luego de lo sucedido, dieron testimonios todos los que estaban en el banco, hasta el médico. El resultado salió que yo nunca me negué en jugar sino a calentar y por eso el club me multó.