Boca apenas rescató un empate en Venezuela.

Boca apenas rescató un empate en Venezuela.


En su vuelta a la Libertadores, Boca empató 0-0 contra Zamora en un partido aburridísimo. Sin desgastarse y controlando el ritmo se trae un punto, pero no fue profundo para ganarlo. Casi se lo lleva con Silva al final...

¿Cómo se mira este empate de Boca? ¿Desde la falta de recursos ofensivos, la carencia de chances de gol, el aislamiento de Silva y la extraña falta de profundidad de Riquelme? ¿O desde el cabezazo del uruguayo al final que casi da la victoria, el control de un partido en un clima sofocante, el punto de visitante en una Copa que, como el fútbol en general, se anticipa pareja? El equipo de Falcioni se dividió en dos: calmo y tranquilo para controlar la pelota, torpe e ineficiente para acercarla del arco rival. Se quedó a medias: fue 0-0 contra el Zamora en el arranque de la Libertadores.

El primer tiempo tuvo a un Boca dominador, que controló el partido desde la rápida recuperación de la pelota de sus jugadores y la circulación del juego en la zona de volantes. Pero fue demasiado horizontal y le faltó dinámica a sus delanteros para abrirle espacios a la defensa del Zamora, replegada en línea al borde del área. En ataque, nada de los locales y un poquito de los de Falcioni: Silva tuvo un tirito desde afuera del área que controló el arquero Forero. Pocas emociones, muchos bostezos y, en medio del sopor del calor, una noche argentina que invitaba a dormir...

El segundo tiempo tuvo la misma tónica: un Boca cómodo en tres cuartos de cancha, sereno para controlar la pelota y expeditivo para recuperarla, pero sin nada de sorpresa. Repitiéndose en centros frontales, el equipo aburría y Falcioni movió fichas: Mouche, Chávez y Ledesma por Cvitanich, Rivero y Erviti, buscando algo más de velocidad, algo más de inventiva. La jugada casi sale: tras un buen centro de Pochi, Silva metió un cabezazo en el palo. Un oasis del uruguayo en un partido que lo tuvo desconectado. Pero cómo se hubiera festejado, cómo se lamentan los xeneizes todavía...

Los hinchas del Zamora terminaron celebrando el empate en un día histórico para el estado de Barinas, que hasta declaró ciudadano ilustre a Riquelme. Boca, sin hacer un partido desgastante, se trae un punto en un partido que siempre controló, pero también perdió dos por no animarse o no saber cómo quebrar a la defensa local. Más allá del lamento de Silva al final, ¿sirve el 0-0? Habrá que descubrirlo en La Bombonera: la Copa quedó por la mitad y el juicio, con el peligroso Fluminense como futuro rival, depende del optimismo con que se mire.

Comentarios Destacados

@LuckytazSlayer +6
vi medio tiempo del partido, y fue un dolor de huevos, por lo que leí en la nota fue así todo el partido

6 comentarios - Boca apenas rescató un empate en Venezuela.

@LuckytazSlayer +6
vi medio tiempo del partido, y fue un dolor de huevos, por lo que leí en la nota fue así todo el partido
@gagustins -2
Boca jugo a no desgastarse, en otros partidos con esto le alcanzaba, pero aqui no se dio.
@santich3 +2
partido aburridísimo
@cartuchomania +3
igualmente... boca no juega como nos gusta a todos, le cuesta armar juego y creear profundidad al atacar! los laterales son pro pelotazo y riquelme rinde a un 60%
@hugosonic -1
gagustins dijo:Boca jugo a no desgastarse, en otros partidos con esto le alcanzaba, pero aqui no se dio.

A no desgastarse? en LA COPA LIBERTADORES!?
We